Ficha El Ejército de las Tinieblas

7.76 - Total: 1599

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de El Ejército de las Tinieblas (198)




edcarpenter

  • 10 Sep 2021

6


Una tercera parte que dejo a un lado el terror para convertirse en una pelicula de aventuras con un ash viajando en un agujero negro que lo transporta al pasado en una epoca medieval dándole un cambio radical a la ambientacion y a la trama aunque por momentos hay escenas que nos hacen recordar a las anteriores peliculas como cuando aparece la bruja poseída o el mismo demonio en primera persona persiguiendo al protagonista en la escena del bosque cuando va en busca del necronomicon , los efectos son aceptables por tratarse de un film noventero y adopto un estilo que la diferencio de las primeras peliculas cerrando dignamente esta trilogia



Me gusta (1) Reportar

The Ripper

  • 8 Aug 2021

7


Aquí hay mas comedia que terror pero aun así es una entrega interesante.
La historia esta bien formada y en si es una ida de olla total, no se puede esperar cerrar los ojos del miedo porque hay mas comedia que otra cosa, aun así esta muy bien hecha y satisface.



Me gusta (0) Reportar

darkmina

  • 6 Jul 2021

8


Gran broche de oro para cerrar la trilogía más loca del cine de terror.

Raimi se sale ya del todo de la narrativa de terror en cabaña en el bosque y decide cambiar de aires trasladando a Ash a la época medieval así por las buenas, dejando evolucionar de manera natural la comedia de terror que fue la segunda parte en una comedia de aventuras fantástica que le sienta de vicio a la historia.

La cinta es ágil y muy divertida, no se detiene en muchas explicaciones (tampoco le hacen falta) y va derecha a la acción que por cierto tiene a raudales. Cuenta además con un Bruce Campbell en plena forma y unos efectos especiales que son pura fantasía y que encima tienen buen tiempo de lucirse con esa batalla final que ocupa casi media película.

Para mi la mejor la trilogía aunque ya no sea terror. El Necronomicon en la época medieval se siente como pez en el agua.



Me gusta (0) Reportar

mahotsukai

  • 30 Mar 2021

10



Notable broche de oro para la Trilogía de Evil Dead (1981-1992) de Sam Raimi.

Ash viaja al siglo XIII tras ser absorvido por el hoyo negro creado al recitarse el conjuro del Necronomicón. Confundido con un héroe por alquimistas y caballeros, Ash no tiene más remedio que aceptar el desafío de recuperar el libro para que lo devuelvan a su época.

A finales de la década de los 80s, varias ideas rondaban en la cabeza de Sam Raimi, entre ellas, la realización de una película de acción con un antihéroe trágico que se tradujo en la destacable “Darkman” (1990) y la postergada tercera entrega de la franquicia “Evil Dead” (1981-2013). “Evil Dead II” (1987) había obtenido un gran éxito comercial, especialmente en el mercado de videoclubes y se había convertido en una película de culto a tan sólo 2 años de su estreno. Bruce Campbell reconocería en una entrevista por aquel tiempo que el film había sido hecho como una reinterpretación de la original “Evil Dead” (1981) en un tono más de comedia, a la espera de poder concretar en algún momento la idea original de Raimi, que era llevar las “desventuradas” aventuras de Ash a la Edad Media. La idea original del director de “Crimewave” (1985) era retomar el concepto del Necronomicón en el Castillo de Kandar según relataban los dos filmes y sacar al protagonista definitivamente de la cabaña, por lo que comenzó a sacar ideas de varias fuentes literarias y fílmicas, como veremos a continuación.

Inicialmente, Raimi invitó a su amigo y colaborador de “Evil Dead II” (1987) Scott Spiegel para coescribir la tercera parte, cuyo proyecto llevaba por nombre en ese momento “Medieval Evil”. Sin embargo, al ver que éste estaba comprometido con la escritura del guión de “The Rookie” (1990) de Clint Eastwood, y después de la buena experiencia al escribir la historia de “Easy Wheels” (1989) de David OMalley junto a su hermano Ivan, decidió hacerlo por cuenta propia. Con el espíritu desenfadado de Iván y la propia desfachatez de Sam, los Raimi desarrollaron un guión tan alucinante y demencial como notable y desenfrenado que llevaría la historia de Ash a límites de entretención y bizarrez, a esta altura, legendarios. Para ello, tomaría algunas ideas de novelas como “Gullivers Travels” de Jonathan Swift (1726) y ¨A Connecticut Yankee in King Arthurs Court” (1889) de Mark Twain y películas como “The 7th Voyage of Simbad” (1958) de Nathan Juran y “Jason and the Argonauts” (1963) de Don Chaffey que contaron con los extraordinarios efectos especiales de Ray Harryhausen y otras películas como “Conan the Barbarian” (1982) de John Milius, “Indiana Jones and the Last Crusade” (1989) de Steven Spielberg y los cortometrajes de “The Three Stooges” (1930-1970).

De esta forma, con un borrador del guión más o menos definitivo, Sam Raimi y su productor Robert G. Tapert lograron que De Laurentiis comprometiera un presupuesto inicial de US$ 8 millones que durante la preproducción se hizo evidente no sería suficiente. El éxito comercial de “Darkman” (1990) y el hecho de que el productor italiano tuviera contrato pendiente con la Universal permitieron sumar más dinero, sin embargo esto no evitó que Raimi, Campbell y Tapert tuvieran que poner plata de su bolsillo también para cubrir el ambicioso diseño de producción y arte del film a cargo Anton Tremblay (“Killer Klowns From Outer Space”, 1988) y Aram Allan (“Phantasm II”, 1988) que, a pesar de tener claramente una inspiración de serie B, llegó a requerir un presupuesto para nada despreciable de casi US$13 millones. La mayor parte del presupuesto, claro está, fue destinado para crear toda la ingeniosa y notable imagenería visual de un film que a pesar de sus excesos se vuelve absolutamente disfrutable y dinámica como pocas películas de su estilo.

Hay varias claves narrativas que hacen de “Army of Darkness” (1992) un film tan disparatado como impresionante. En primer lugar, Raimi al expandir y romper acertadamente (con) los límites de su propio universo narrativo fantástico, llevando la trama a otro arco temporal que ofrece una amplia gama de opciones con brujas, demonios, muertos resucitados, alquimistas, caballeros y ejércitos, refresca decididamente su propuesta de fantasía oscura. En segundo lugar, lo hace respetando correctamente el alma de sus antecesoras “Evil Dead” (1981) y “Evil Dead II” (1987), especialmente de esta última en cuanto a continuidad narrativa y espíritu de comedia de horror, transformándose de esta forma en todo un espectáculo narrativo y visual. Y, en tercer lugar, absolutamente consciente de que tiene el talento como para darse el lujo de contar lo que quiera en la forma que se le antoje, Raimi explora satisfactoriamente el “pantano” de la parodia y la comedia del slaptick que suele traducirse, la mayoría de las veces en el género de terror, en una aventura fallida como lo demuestra experiencia.

Esta cuestión de la esencia es definitivamente una clave en la enorme efectividad de “Army of Darkness” (1992), y me refiero a su espíritu cínico. Al igual que su contemporánea “Braindead” (1992) de Peter Jackson, la propuesta de Raimi es un ejemplo atípico de genialidad del género que logra convertirse en una experiencia realmente memorable muy a pesar de su factura y estupidez, aunque parten de una premisa diferente. Concebidas casi simultáneamente, ambas películas de culto se hacen valer de su espíritu desfachatado y genuino para llegar a maravillar a los amantes del género con un verdadero festival de excesos y estupideces maravillosas, pero mientras el film de Jackson lo hace adentrándose sin tapujos en el desenfadado gore y el humor negro más bizarro, la película de Raimi lo logra abrazando más bien la idea de parodiar al supuesto héroe, del cual se burla constante y convenientemente en abierto beneficio de la trama.

Esto nos lleva a otro aspecto que Raimi también desarrolla con gran habilidad, que es la evolución (o involución) del protagónico, Ash Williams. Un icónico Bruce Campbell explora el cinismo en un personaje que muta del desafortunado joven que pierde a su novia en un fin de semana tranquilo que se vuelve infernal a un estúpido arrogante que se ve en una posición de poder tras un malentendido y debe redimirse. Por cierto, que con sus menos virtudes que defectos Ash termina por alzarse en el (anti) héroe que el film necesita, en donde el espectador puede preguntarse si no es válido que el personaje adquiera el matiz que llega a tener por la seguidilla interminable de abominaciones y experiencias tortuosas que se van sucediendo. Sin embargo, a pesar de todo el personaje termina librándose de tanto egoísmo, arrogancia y estupidez y aflorará en él algunos destellos de bondad, solidaridad y valentía para con sus prójimos, aunque queden sujetos a su objetivo primordial, regresar a su época.

Hacía referencia yo del trepidante ritmo que en gran parte de la trama el film ostenta gracias al trabajo de cámara del futuro director de la Trilogía “Spiderman” (2002-2007) con rápidos barridos y planos desviados, enfoques desenfadados e hiperquinéticos que, sin embargo, no saturan al espectador y que se caracterizan por su velocidad, estilización y originalidad. Se trata de un estilo que Raimi comenzaba a perfeccionar a inicios de los 90s y que le acercaría al cómic como veríamos más tarde y que en el caso de “Army of Darkness” (1990) se traduciría en una combinación acertada de fórmulas no convencionales ya probadas exitosamente por el propio Raimi en la irrupción de “Evil Dead” (1981) y otras más tradicionales que se beben directamente de la fantasía oscura, el horror, la épica y la comedia de slaptick. Una mezcla que difícilmente un crítico de cine aprobaría en el cine de género de a principios de los 90s, pero que más de alguno destacó por su eficacia y pertinencia.

La gran concreción de la fantasía medieval de Raimi se debe indudablemente a la fotografía de Bill Pope (“Darkman”, 1990) y el trabajo de efectos especiales de las empresas Alterian, Inc y Berger EFX Group que se encargaron del maquillaje y vestuario. El film está lleno de momentos visuales épicos y entretenidos. Vale la pena mencionar, primero, un prólogo inmejorable que se extiende desde la golpeada llegada de Ash al Medievo, la ingrata experiencia que lo lleva al foso infernal tras ser confundido con un soldado del ejército enemigo y su épico escape al estilo Indiana Jones, con utilización de motosierra y cinturón, en donde Pope privilegia colores rojizos. Las escenas del foso infernal fueron filmadas en los estudios de La Brea, en California en el cual se construyó un escenario para la boca del foso y una trampa de pinchos. Se agregaron dos personajes antagónicos cuyo maquillaje y prótesis se inspira en el espíritu de las películas anteriores de la franquicia en diferentes etapas de posesión diabólica.

Luego, tendremos un delicioso y ridículo intermedio hecho para el lucimiento personal de Campbell y sus notables dotes de comediante, que va desde la persecución del mal en el bosque, pasando por su llegada al molino, su lucha por mantener la cordura y el surrealista surgimiento del Ash Malvado hasta la desafortunada e hilarante incursión en el cementerio y el despertar del Ejército de las Tinieblas, con un imperante y contrastante uso del azul. Se utilizaron varias técnicas de efectos especiales para este segmento como doble exposición y utilización de croma en la escena de los pequeños Ash, maquillaje protésico y stopmotion para interacción de Ash con el Necronomicón, a la par que encontramos la conocida descontrolada y violenta cámara en primera perspectiva, paneos y contrapicados que recicla de las entregas anteriores, como se aprecia en la escena en que Ash escapa del Mal y se refugia en el Molino.

Sin embargo, y como es de esperarse, será la batalla entre ambos ejércitos, el de Castillo de Kandar y el de Muertos el principal interés del film. Filmada principalmente en el Bronson Canyon y el Vasquez Rocks Natural Area Park, se construyó un enorme castillo de Acton, California, en el borde del Desierto de Mojave en el que convergieron aproximadamente entre 70 y 80 extras además del equipo técnico que manipulaba las marionetas de esqueletos y demonios que aparecen en la batalla, que en algunos casos necesitaba de hasta 3 titiriteros por esqueleto. Para recrear al Ejercito de las Tinieblas, Raimi utilizó variadas técnicas que incluyen actores maquillados, fabricación de esqueletos de yeso por piezas individuales -que permitieron crear más de 800 combinaciones posibles- marionetas, maquetas y el uso de un escenario de Introvision en Hollywood, que homenajea el trabajo de animación stopmotion de Ray Harryhausen. Este sistema más moderno permitió usar imágenes de proyección frontal con actores en vivo en lugar de la retroproyección tradicional que empleaba Harryhausen y otros, mezclando componentes con resultados de apariencia más realista a través de pantallas de proyección frontal, miniaturas y placas de fondo de Scotchlite de poco más de 18 metros.

El rodaje de “Amy of Darkness” (1992) se inició a mediados de 1991 y duró más 100 días. No fue una experiencia agradable para los actores que debieron rodar las escenas diurnas durante calurosas jornadas portando vestuario medieval y las agotadoras secuencias nocturnas de más de 6 horas para la batalla, soportando por el contrario bajas temperaturas. Especialmente difícil fue para Campbell, quien tuvo que aprender la coreografía para las escenas de batalla a través de un sistema numérico, ya que sus rivales en realidad no estaban interactuando con él. Constantemente se mostró con un carácter molesto ironizando con que se había planificado para que Ash sufriera una verdadera tortura. Con todo, Campbell se consolida como (anti) héroe de acción y convertirse en un verdadero ícono del género, un actor de culto que pudo haber tenido una carrera más notoria en Hollywood, pero que quizás de haberlo hecho hubiese perdido precisamente su status de referente del fantástico estadounidense de serie B.

El resto del reparto, que funciona directamente como totales secundarios, incluyó a Embeth Davidtz (“Matilde”, 1996) como Sheila, la joven que llega a tener un romance con Ash, Marcus Gilbert (“A Ghost in Monte Carlo”, 1990) como Lord Arthur, señor del Castillo de Kandar, Ian Abercrombie (“Birds of Prey”, 2002) como Sabio, Richard Grove (“Extreme Justice”, 1993) como el Duque Henry el Rojo, rival de Arthur, Timothy Patrick Quill (Saga “Spiderman”, 2002-2007) como el Herrero, Michael Earl Reid (Serie “Matlock”, 1986-1995) como Gold Tooth, Bridget Fonda (“The Godfather III”, 1990) como Linda y Patricia Tallman (“Night of the Living Dead”, 1990) como la Bruja.

El distintivo compositor Danny Elfman (“Nightmare Before Christmas”, 1993), quien compuso la partitura para “Darkman” (1990), escribió el tema ¨March of the Dead¨ para el film. Posteriormen, Joseph LoDuca, quien estuvo a cargo de la música de “Evil Dead” (1981) y “Evil Dead II” (1987), regresó a la banda sonora de la película incorporando sonidos de sintetizadores principalmente antes de grabarlas con la Sinfónica de Seattle.

“Army of Darkness (1992) tiene dos finales y ello se debe principalmente a que cuando la Universal intervino el film en esta de postproducción, los ejecutivos no quedaron satisfechos con el desenlace del director. En el, que viene incluido en la versión bluray, se ve cómo Ash recibe del Sabio una pócima que deberá beber para dormir varios siglos y así regresar a su época. Sin embargo, y como era de esperarse, Ash vuelve a equivocarse. Un mes después de terminado el rodaje, Raimi tuvo que filmar otro final con Ash enfrentando a una poseída en la tienda comercial. En lo personal me parece más interesante el final del director que el impuesto por la Universal, pero bien se puede aprender de la filosofía de Raimi quien ve en los dos finales dos buenos mensajes, uno en el que Ash termina más jodido aún y otro que destaca su faceta de héroe cursi.

Problemas burocráticos y presupuestarios retrasaron aún más el estreno del film, del verano de 1992 al invierno de 1993. Universal tenía diferencias con De Laurentiis sobre los derechos del personaje de Hannibal Lecter para hacer la secuela de “The Silence of the Lambs” (1991), pero el asunto se resolvió finalmente. Otros problemas que “Army of Darkness” (1992) enfrentó fue la censura ya que Raimi debió editar varias escenas muy violentas y aún así Universal la mandó a editar externamente para conseguir la clasificación PG-13.

Con todo, el film recaudó más de US$21 millones recuperando su presupuesto, aunque sin duplicarlo. Los críticos, por su parte, valoraron la originalidad y desfachatez de Raimi nuevamente y el “Army of Darkness” (1992) fue nominado a la Mejor Película del Festival de Sitges de 1992 y al Gran Premio del Festival de Cine Fantástico de Avoriaz. Ganó el Premio de la Crítica del Fantasporto de 1993, el Cuervo de Oro del Festival Internacional de Cine Fantástico de Bruselas también de ese año y el Premio a la Mejor Película de Terror de los Saturns de 1994.

La franquicia de “Evil Dead” (1981-2013) continuaría con un destacable remake producido por el trío Raimi-Campbell-Tapert y dirigida por Federico Álvarez, que no incluyó al personaje de Ash pero que sí se basa en la premisa de los amigos que intentan pasar un fin de semana tranquilo en una cabaña. Le seguiría una aclamada serie de TV a cargo nuevamente del locuaz trío, “Ash vs. The Evil Dead” (2015-2018) que, sin embargo, fue cancelada después de la tercera temporada.

En resumen, un clásico de culto original, intenso, divertido, destornillante, excesivo y absolutamente disfrutable que finaliza de forma espectacular la Trilogía de “Evil Dead” (1981-1992).



Me gusta (6) Reportar

Tabo

  • 21 May 2020

8


Película: ¨Army of Darkness¨ (1992).

El cierre de la gran trilogía de Ash, está a la altura de la primera, pero no me gusto tanto como la segunda. La historia lleva a Ash a la Edad Media, donde deberá enfrentarse a varios monstruos y muertos para poder volver a su tiempo. Diálogos buenos, que apuntan mucho al humor. Buenas actuaciones. Los personajes están bastante bien. El ambiente es el adecuado para lo que busca conta. De ritmo anda muy bien. El maquillaje es el adecuado. Los efectos visuales están bien. Las muertes y escenas de peleas pudieron ser mejor. Banda sonora adecuada. El final es muy digno.

Mi puntuación para ¨Army of Darkness¨ es 8 de 10 posibles, esperaba que fuera a decaer, sin embargo, nada que envidiarle a las otras, mezcla de muy buena manera un terror típico de la época y un buen humor. Recomendada.

Tabo.



Me gusta (1) Reportar

franjadimo

  • 2 Mar 2020

8


Buena tercera parte que a la vez viene siendo la segunda ya que solo toma los hechos de la anterior parte, esta parte trascurre en el pasado y Ash se enfrenta allí a varios demonios aquí ya es mas valiente y se desempeña como todo un héroe, Bruce Cambell esta mas metido en su personaje y lo representa muy bien, tiene algunas escenas terroríficas pero se va mas por el humor claro esta que no deja mal parada a la película, y el cierre que se le da es bastante acertado es mas queda abierto para una nueva película que nunca se llego a hacer que lastima, una trilogía buena que para los seguidores de Evil Dead no hay pierde.



Me gusta (1) Reportar

shmsuper

  • 25 Aug 2019

1


Le doy un merecido 1, aunque yo creo que se merece un 0 y mucho menos. Es un claro ejemplo de cómo joden una buena película, casi parodiándola o eso mismo se hace ver, una total parodia absurda y mala. A algunos les parecerá una verdadera joya y hasta me criticarán, pero para mi es la película de terror más mala que puede haber, una escoria tremenda, un absurdo a una gran película de terror como lo fue la primera entrega. Un chiste, en fin, la primera y su gran Remake lo mejor, luego la segunda que no me pareció mala, pero con la segunda entrega ya se notaba para donde iba esta saga. Mala, Mala, Malísima. De lo peor en el género de terror, lo único que destaco es sus ¨raros efectos¨, pero el resto nada que decir. Una decepción tremenda mirando la primera y la segunda, para ver esta ¨cosa¨. No se le puede llamar película, mucho menos de terror. Sé que es comedia negra o humor negro, como quieran decirle, pero me refiero a que jodieron toda una gran primera entrega para vender este fiasco tremendo. Una cosa más, para los que dicen que esto no es terror, es subgénero comedia negra pero incluído dentro del género TERROR, por tanto sí es terror y sí está incluído dentro de lo que se llama género de terror, aunque debieran sacar ese subgénero porque parecieran más burlas a las propias películas de TERROR.



Me gusta (2) Reportar

DE NIRO

  • 13 Jul 2019

5


Esta tercera entrega baja el nivel considerablemente en relación a sus antecesoras, me pareció que le dieron mucha importancia a la comedia sobre lo oscuro y terrorifico, que en su argumento exista un viaje en el tiempo a la edad media y que los escenarios, efectos especiales y actuaciones dejan mucho que desar, no hay ninguna duda, eso si el gore y la actuacion de Bruce Campbell elevan el listón pero no mucho, en realidad esperaba mucho más.



Me gusta (0) Reportar

ALEX9030

  • 26 Mar 2019

6



La película desde mi punto de vista es mas de humor negro que de terror, las escenas buscan causar risa en vez de miedo, los ataques de los demonios a veces te dan algunos sustos pero nada mas.
En esta ocasión nuestro héroe Ash llega a la edad media solo para descubrir que un ejercito de las tinieblas esta causando muerte y destrucción sin que nadie pueda hacer mucho, solo el y sus habilidades especiales para matar demonios pueden hacer algo contra el mal.
No puedo negar que la película divierte y entretiene, pues nuestro héroe resulta ser muy bueno para eliminar demonios de todo tipo, ademas que organiza al ejercito de los humanos para defenderse de los ataques de los demonios.
El final me agrada, nuestro héroe acaba con el mal, y logra la paz entre dos nobles, regresando a su tiempo solo para darse cuenta que los demonios o deadites siguen ahí y quieren matarlo...



Me gusta (2) Reportar

Mario Sosa

  • 17 Dec 2018

4


A mí me decepcionó mucho esta película, esperaba que tuviera el terror y gore de las anteriores, pero en esta ocasión Sam Raimi quería hacer una película de aventuras y humor. A ratos entretiene, pero es tan ridícula que no se puede tomar en serio. Los esqueletos no daban miedo, no me gustó casi nada, tal vez lo único rescatable son los escenarios y alguna que otra actuación pero no más.



Me gusta (0) Reportar

rubensevillano

  • 6 Dec 2018

6


Tercera entrega de la saga Evil Dead, dirigida por Sami Reimi, y en la que tiene como principal argumento el Necronomicon (el libro de los muertos), podemos decir que es una película sin apenas terror, y con grandes dosis de humor negro, y buenas actuaciones en general.
Esta película se puede decir que no llega a ser ninguna maravilla, como algunos lo califican o incluso hablan de una película de culto, la verdad es que entretiene, pero se queda en eso, una película para pasar el rato, como he dicho antes con toques de humor negro.
Si esperáis ver una película de terror, la verdad es que no lo vais a encontrar apenas en todo el metraje de la peli.
Mi puntuación para esta película es de un 6.



Me gusta (1) Reportar

Manolo2001

  • 13 Sep 2018

8


La tercera y ultima parte de la trilogia de Sam Raimi titulada como Army of Darkness, lo primero es que algo no me cuadra es que esta pelicula es considerada una obra maestra y tenga tan altas puntuaciones en todas partes porque primero en principal esta entrega es demasiado diferente a las anteriores mantiene su comedia y su toque terrorifico y es muy entretenida no lo dudo que la disfrute de principio a fin pero esta demasiado sobrevalorada para mi gusto pero desde luego no decepciona del todo es muy buena pero no una obra maestra como las anteriores



Me gusta (0) Reportar

SATS0505

  • 27 Jul 2018

5


Esto ya es demasiado para mi, no quito que sea una película de culto pero si ninguna de las anteriores era de mi devoción esta muchísimo menos, a mi parecer es la peor de la trilogía, no entiendo por que tiene una puntuación tan alta.
Las actuaciones son buenas.
La historia es original e interesante, pero no me atrapo y se aleja mucho de las anteriores.
La ambientación esta muy bien lograda.
De suspenso no tiene nada, perdió todo el terror y gano comedia en exceso, chistes muy ridículos en su mayoría y que se hacen pesados.
Efectos especiales y maquillajes regulares.
El soundtrack es bueno.
Es muy entretenida eso si, no se hace larga.
Demasiado fantasiosa, supera incluso a la segunda película.
Muy poca sangre y brutalidad.
El final me dejo agridulce.
Recomendable solo para fans de la saga y si no tienes algo mejor que hacer.
Mi ranking de la saga es:
1-Evil Dead (2013)
2-Evil Dead
3-Evil Dead 2
4-Evil Dead 3



Me gusta (0) Reportar

Stoker´s

  • 9 Feb 2018

7


Esta tercera parte ya la calificaría totalmente de comedia con algún toque de terror, a pesar de ello no deja de ser muy entretenida. Los efectos igual de cutres que las anteriores. Continua mas o menos los hechos de la anterior ahora con Ash en el pasado. Quizás sea la mas floja de las tres, pero es muy disfrutable, en concluso una gran trilogía.

Mi nota es 6,5.



Me gusta (0) Reportar

Dante2001

  • 29 Jun 2017

7


Tercera entrega y ultima de esta gran trilogia de Posesion Infernal, bueno en lo personal yo opino que esta algo sobrevalorada la pelicula en si es muy buena tiene tambien comedia y algo de terror pero se aleja un poco de la esencia de las anteriores a pesar de todo esta se salva de lejos, la recomiendo los que son fans de esta saga



Me gusta (1) Reportar

Necromaster:

  • 25 Mar 2017

6


Secuela directa de ¨Terroríficamente muertos¨, completamente alejada ya de la mítica 1ª parte. Aquí Sam Raimi prosiguió con la saga después del éxito de ¨Darkman¨, y de hecho sigue con un estilo comercial similar a esta última. Ahora Bruce Campbell parece un imitador de Jim Carrey, poco ya que ver con el ¨Ash¨ de antes: Campbell está engreído, prepotente, y encima va en plan de héroe-estrella de la película, para beneplácito de los productores Hollywoodenses. El sentido del humor es mas simplón, y la ausencia de sangre es casi total. . . Y eso dice mucho de un Raimi que intenta buscar como sea un público mas amplio. De todos modos, tampoco está mal: es entretenida de principio a fin, con buenos FX, escenas bastante espectaculares, y no gran cosa más. Los momentos mas humorísticos no me acaban de convencer, son muy exagerados e histriónicos. . . Y la esperada batalla final, pues no está mal, aunque me esperaba algo mejor. Esto de terror ya no tiene nada, es mas bien una versión moderna de ¨un Yanki en la corte del rey Arturo¨, con diversos guiños a clásicos como ¨Jasón y los argonautas¨, o ¨Ultimátum a la tierra¨. La doy por buena, aunque donde esté ¨Posesión infernal¨ que se quite ésta, Raimi aquí sacrificó el terror y el gore por un estilo mas blandengue y moderado. Siempre habrán quienes lo aprueben, aunque yo no sea de esos. Resumiendo: Para pasar el rato en una tarde de domingo, comiendo palomitas. Puntuación: 6.



Me gusta (2) Reportar

fabio2000

  • 15 Jan 2017

6


Batallando entre el cine industrial y el desparpajo.

La estabilidad económica y laboral de Sam Raimi había llegado en 1990 justo después de dirigir ¨Darkman¨, un film distribuido por la Universal Pictures. Con una serie televisiva de ¨Xena¨ y ¨Hércules¨ en proceso, Sam Raimi estaba interesado también en rodar una tercera entrega de ¨Evil dead¨, pero los conflictos volvieron a aparecer en escena.
El fallecimiento de Irvin Shapiro (amigo personal de Sam Raimi y uno de los productores de la saga) dejo desbastado al realizador nacido en Michigan que intento honrarlo con una tercera película, pero las cosas no serían tan sencillas.
Universal Pictures ya tenia un contrato pactado con Sam Raimi en el que distribuiría sus films, pero el productor Dino De Laurentiis no satisfecho con los resultados económicos de las dos anteriores películas le pidió a Raimi que se modificara el título de una presunta tercera parte para poder comercializarla como una película independiente de la saga.
En 1992, Sam Raimi de 33 años de edad se puso en marcha con la pre-producción de ¨El ejército de las tinieblas¨ (título de esta tercera parte). La productora de Raimi-Campbell-Tapert, Renaissance Pictures, mas la financiación de Laurentiis y otros productores, fueron suficiente para llegar a un presupuesto de 13 millones (la cifra mas alta de toda la saga), con una recaudación final de 21M.
¨El ejército de las tinieblas¨ fue guionada por el propio Sam y su hermano Ivan Raimi, este último debutando con su primer libreto (posteriormente ayudara a Sam en los guiones de ¨Spiderman 3¨ y ¨Drag me to hell¨).
Por el lado actoral el escencial Bruce Campbell repite por tercera vez consecutiva. Su papel en la anterior ¨Evil dead¨ lo llevo a un fugaz estrellato dentro del género de terror en los noventa donde participo en films como ¨Maniac cop¨, ¨Moontrap¨ u ¨2013: rescate en L.A¨.
En ¨El ejército de las tinieblas¨ Ash accidentalmente abre un vórtice temporal que lo lleva hasta la edad media. Atrapado por las tropas de Lord Arthur, Ash pronto revela sus habilidades para combatir los demonios que asolan la región, y comienza a ser venerado como un héroe.
Deseoso de regresar a su tiempo, termina por pedirle consejo al mago quien le indica que el único medio para volver al siglo XX es recuperar el Necronomicon, pero para ello debe recitar unas palabras antes de tomarlo. Ash sin embargo pronuncia mal la frase y termina por liberar al ejército de los muertos vivos, quienes rápidamente se lanzan a recuperar el Necronomicon.

La tercera parte de ¨Evil dead¨ vuelve a cambiar la fórmula, como las dos anteriores, y es que si hay algo que no se le puede reprochar a esta trilogía es la diversidad de género que cada entrega tiene.
¨El ejército de las tinieblas¨ es un film que abandona por completo el terror, y que se sostiene bajo la estructura de una película de aventuras, fantasía y comedia.
Sam Raimi esta vez se aleja de la raíz del bajo presupuesto y monta una cinta con un tono mas industrial, con muchos decorados, una ambientación de época, y unos maquilladores de primer nivel.
Bruce Campbell se vuelve a lucir afianzando un rol de héroe bizarro con una actuación que vitaliza la narración constantemente. Su personaje es el que introduce el elemento cutre dentro de una historia de aventuras a gran escala.
Donde quizás mas insiste Raimi es en los gags físicos, todavía con mayor persistencia que en su antesora. Ash es víctima de caídas, golpes, y un estilo CARTOON aun mas marcado.
El guión de ¨El ejército de las tinieblas¨ es correcto, con una original línea narrativa que cruza la aventura con tintes de violencia y desparpajo argumental.
Es interesante ¨El ejército de las tinieblas¨ en el sentido de que es un film con una factura ya costosa pero que no deja de recordar a la serie B con una historia disparatada, y con algunos ratos de casquería leves.
Se nota que Sam Raimi ha sido diluido por los productores en cuanto a creatividad y cantidad de sangre, se lo ve dominado por la industria, pero así y todo ha logrado una tercera parte entretenida que alterna buenos momentos.
La propuesta es ambiciosa por parte de Raimi y exige la disponibilidad de unos efectos especiales grandes que por momentos cantan notoriamente a pantalla verde y decorados. Lo que quiero decir es que la idea requería aun mas dinero en efectos de lo que realmente tuvo, no digo que sean malos pero si prefiero los de las dos primeras películas.
No estan divertida ni tiene la genialidad o la gracia de ¨Evil dead 2¨, y el ritmo se hace algo mas denso, pero es una película eficazmente dirigida por Raimi.
La puesta en escena esta muy bien exprimida en cada encuadre, hay originalidad a la hora de plantear los planos, y una interesante imaginación visual.
Ahora esta última ¨Evil dead tiene temas musicales compuestos por Danny Elfman, una fotografía de tremenda calidad hecha por Bill Pope, y todo una maquinaria comercial que un poco choca con el universo original de Raimi.
La peor de la trilogía e incomparable con el colosal nivel de las dos primeras. Sam Raimi ha quebrantado nuevamente de registro, y el resultado es una entretenida producción Hollywoodense con mas ambiciones que dinero. Buen cierre a una saga de brillante nivel.
Actuaciones:7.0
Música:6.0
Efectos:7.5
Historia:6.5
Final:6.0

Mi nota para ¨El ejército de las tinieblas¨ es un 6.5/10. Buena.



Lo mejor: Bruce Campbell interpreta endiabladamente bien su papel.
Lo peor: Sam Raimi esta amordazado y le quita casi toda la importancia a la violencia, aspecto característico de la saga.



Me gusta (0) Reportar

ZaLO1996

  • 9 Jan 2017

8


No sé por qué todos odian esta película
Yo creo que es genial !... sii,... ya se que esta vez es mas como pelicula de accion, comedia y aventura y ya no hay mucho de terror, pero ami no me molesto eso, creo que eso le da mas fuerza.
Ademas no hay mucho con que comparla con sus antecesoras, ya que la verdad siempre se me hizo rara esta franquicia con la segunda peli que repite casi la misma historia que la primera parte, sintiendose mas como un Remake que una sequela.
De las 3 de la saga esta es la que mas se me quedo grabada en la memoria, por que honestamente casi no recuerdo nada de la primera peli, es solo para ver y olvidar. la segunda creo que fue una mejor interpretacion.. pero esta fue la que mas recuerdo, con una historia bastante epica, buenos momentos, buenas frases y sobre a todo a un Ash yá con mucho mas personalidad y carisma.



Me gusta (0) Reportar

ragman

  • 13 Oct 2016

7


y con esta se cierra la trilogia de evil dead de sam raimi, este filme se embarca mas a la comedia y la fantasia, nos cambia el escenario habitual (la cabaña) y nos lleva a un mundo medieval donde tenemos buenos homenajes a harryhausen, todo un mundo nuevo para ash y su motosierra.
esto cierra perfectamente la historia y aunque a mi gusto es la mas flojita, no puedo desmerecer lo entretenido y dinamico de este filme. recomendable las tres partes.... y luego la serie televisiva.



Me gusta (0) Reportar

PipeC-14

  • 10 Jun 2016

6


Esta al borde de la anterior aunque mas bizarra y fantasiosa, muy corta de duración y ni si quiera se siente ya que es muy entretenida y se pasa de volando, hay momentos en los que te preguntas que diablos estas viendo y porque es asi para ser secuela de una mitica pelicula.

Muy entretenida, si bien no es la gran obra se destaca la labor de raimi al ofrecernos diferentes cosas a lo largo de los tres filmes, un merito ejemplar no creen?



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 198

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
0%
2
0%
3
1%
4
1%
5
4%
6
10%
7
19%
8
23%
9
16%
10
20%