Festival de Sitges 2018

Por Marcos Sastre




Inaugaración Día 2 Día 3 Día 4 Día 5 Día 6 Día 7 Día 8 Día 9 Día 10


Jornada inaugural

Para la inauguración de su edición número 51, celebrada del 4 al 14 de octubre de 2018, el Festival de Cine de Sitges decidió que la primera película en ser proyectada en el Auditori Meliá fuera Suspiria, el esperado remake del film homónimo de Dario Argento que esta vez dirige Luca Guadagnino (Cegados por el sol, Call Me by Your Name).

Durante esta primera jornada pudieron verse también Elizabeth Harvest (dirigida por Sebastian Gutierrez) o lo último de autores tan reputados como Gaspar Noé (Clímax) y Takashi Miike (Laplace’s Witch).


SUSPIRIA

En plena oleada de precuelas, secuelas, remakes y reboots de lo más tópicos y carentes de frescura (con excepciones, por supuesto), es un verdadero placer encontrar algo como la obra que Guadagnino y su habitual guionista Dave Kajganich han creado.

No es, de ningún modo, una copia o un remake al uso de la original (la cual me parece una auténtica obra maestra del género). Toma el concepto, la idea, y a partir de ahí se mueve y se expande por terrenos totalmente diferentes, no solo ya refiriéndome a la Suspiria original, sino también a la mayoría del actual cine de terror. Quien espere encontrarse con una película comercial, plagada de convencionalismos del género, similar a lo que nos suele ofrecer la cartelera, estilo Blumhouse o derivadas, es mejor que no se acerque a ella.

Puede gustar o no, de hecho tiene unas opiniones muy polarizadas, pero lo que no se puede negar de Suspiria es su riesgo y personalidad. Guadagnino ha dirigido una película de terror de autor que nos transporta a una atmósfera gris, sombría y tenebrosa, con personajes inquietantes, y nos muestra algunas de las escenas más espeluznantes que he visto en mucho tiempo. Sus actrices protagonistas, además, están brillantes, desde Dakota Johnson a la siempre excelsa Tilda Swinton. Pero, desgraciadamente, peca también de algunos defectos: Aunque sostiene bastante bien el ritmo, le sobran algunos minutos de metraje, le perjudican algunos excesos y problemas de tono en la parte final, y el guion quiere abarcar demasiados temas pero no llega a profundizar demasiado en ninguno de ellos.

No obstante, a pesar de no ser una película para nada perfecta y de quedar lejos del original de Argento, recomiendo su visionado para quienes busquen algo atípico dentro del género y también del mundo de los agotadores remakes.


CLÍMAX

A diferencia de Love, su anterior película, que fue masacrada sin piedad por la crítica profesional, en esta ocasión lo nuevo de Gaspar Noé (Irreversible, Enter the Void) venía precedido de reseñas casi unánimemente positivas y del premio a mejor película en la Quincena de realizadores del pasado Festival de Cannes.

Lo que más se le puede “criticar” a Clímax es que es, con seguridad, la película menos profunda en cuanto a temática y mensaje de Noé. Para mí no es un defecto, no creo que un autor de cine tenga siempre la obligación de realizar algo trascendente, pero curiosamente muchos fans de Noé le achacan eso.

Tras una muy natural y espontánea, aunque para mi gusto un poco larga, presentación de personajes, Clímax nos va conduciendo poco a poco a un agresivo y perturbador descenso a los infiernos, de una violencia no tan explícita como en otros films de su director, pero igualmente impactante.
Como viene siendo habitual, la cámara hace prodigios en unos brillantes y larguísimos planos-secuencia y hace que, junto a un formidable uso del sonido, el espectador quede absorbido sin que tenga la posibilidad de distraerse en una demente y brutal experiencia sensorial. Clímax no incitará tanto a la reflexión como cualquier otra película de Noé, incluida la infravalorada Love, pero nos ofrece una pieza única, pues lo que cuenta y cómo lo cuenta solo puede hacerse mediante cine.


ELIZABETH HARVEST

Tras disfrutar en el Auditori de un notable inicio del festival con Suspiria y Clímax, en la Sala Tramuntana me encontré con una película de lo más fallida: Elizabeth Harvest, dirigida por el irregular cineasta Sebastian Gutierrez (El beso de Judas, Rise: Cazadora de sangre).

Es una pena que esta reinterpretación del Barba Azul de Charles Perrault, estando tan bien cuidada en su apartado visual, con un particular uso de la luz y del color en algunos momentos, sea una película tan carente de interés, cansina, y con unos giros de guion tan sonrojantes como nada llamativos. Ni siquiera la presencia de actores tan competentes como Carla Gugino o Ciarán Hinds (más conocido por su papel de Julio César en la serie de HBO Roma) consiguen levantar Elizabeth Harvest.

Para mi gusto, un bodrio disparatado y poco afortunado.


LAPLACE’S WITCH

No podía faltar en Sitges la nueva película de uno de los cineastas más habituales y aclamados del festival, el prolífico Takashi Miike.

Capaz de darnos auténticas locuras (en el buen o mal sentido de la palabra, depende para quién) como la saga Dead or Alive, Ichi the Killer, Gozu; o films de la madurez de The Bird People in China, 13 asesinos o el remake de Harakiri, Miike es un autor a tener en cuenta y la llegada de un film suyo siempre crea expectación. Sin embargo, Laplace’s Witch lo único que genera en el espectador es aburrimiento e indiferencia.

Tras una escena inicial algo sugerente, sus diálogos y personajes carentes de interés y de alma, y la desgana con la que parece que está dirigida hacen que el espectador desconecte rápido de la historia y que tan solo la atención vuelva medianamente hacia el acto final.

Según me han comentado, Laplace’s Witch es una película de encargo. Viéndola y sabiendo quién es el director no me sorprendería para nada. Muy probablemente, lo más flojo e insulso que he visto de Miike hasta la fecha.

Comentarios (0)



No tenemos comentarios todavía en esta noticia ¿te animas?




Últimos reportajes

Un repaso a la saga [REC] 13 años después...Un repaso a la saga [REC] 13 años después...

Libro vs película: Harry PotterLibro vs película: Harry Potter

7 Hombres Invisibles que hay que ver7 Hombres Invisibles que hay que ver

Entrevista a Michael Peña, por Fantasy IslandEntrevista a Michael Peña, por Fantasy Island

Libro vs película: 1984Libro vs película: 1984

Lo más esperado de 2020Lo más esperado de 2020

Lo mejor y lo peor 2019 para nuestros abandomovierosLo mejor y lo peor 2019 para nuestros abandomovieros

Las 9 series imprescindibles de 2019Las 9 series imprescindibles de 2019