Ficha La Profecía

8.07 - Total: 1679

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de La Profecía (133)




edcarpenter

  • 24 May 2019

10


Un clasico mas que dejo huella en el genero y de las grandes precursoras con niños diabólicos y anticristos ,ha envejecido pero sigue siendo sobresaliente en todos sus apartados tiene un buen guion ,excelente direccion, música inquietante y unas actuaciones memorables ademas de su atmosfera de tension bien lograda como la escena del padre cuando trata de huir de la fuerza demoniaca o la misma ambientacion de la mansión con esa mala vibra que proyectan el niño, la niñera y el perro rotweiller con todo y que las escenas de muerte son sobresalientes y tiene otras escenas memorables como el ataque de los mandriles en el safari o la de los perros , es difícil hallarle un fallo ya que por donde se le quiera ver es una autentica obra de terror



Me gusta (1) Reportar

Manolo2001

  • 4 Oct 2018

10


Una auentica pesadilla, por aquel año de 1976 se estrenaria una de las mas terrorificas y mejores peliculas de terror de todos los tiempos de la direccion de Richard Donner tenemos a la legendaria La Profecia cuyo exito le dio camino a una saga bastante popular, en esta primera entrega nos centramos en el pequeño Damian el cual traere problemas a una familia y a mucha gente que los llevara a una locura, esta pelicula sin duda me ha impresionado por su increible historia oscura y me dio miedo la mayoria de las veces, las muertes son muy buenas y originales me hizo recordar unpoco al Exorcista solo que esta vez es un niño que causa mucho terror y su buena actuacion causara una mala espina al espectador, una verdadera joyita del cine de los 70



Me gusta (1) Reportar

gonxii

  • 16 Sep 2018

10


Sinceramente me ha encantado esta obra de arte de los 70s. Me mantuvo entretenido de principio a fin, a pesar de que a veces la trama se desarrolla de manera algo lenta, la misma película logra desarrollar un suspenso agónico que te mantiene atrapado.
Las actuaciones espectaculares, sobretodo la de Harvey, quien interpreta al pequeño Damien.
La musicalización ayuda muchísimo a crear ese ambiente de tensión y suspenso, y los efectos bastante buenos, considerando la época en que fue filmada.
Todo esto hace que La Profecía sea una excelente película y digna de verse para todos los cinefilos de terror/suspenso.
Recomendada.
10/10



Me gusta (0) Reportar

xfiles

  • 18 May 2018

10


Nunca había terminado de verla, solo veía escena por escena pues de niño mi miedo era muy grande.
Ayer se re estrenó en Perú en 2 funciones especiales y fui a verlo y woww!! Impecable película gran clásico del cine de terror.
No hay escena que aburra, todas tienen algo de relevante
Buenas actuaciones
Musica perfecta
Gran trama
Recomendable



Me gusta (2) Reportar

franjadimo

  • 10 Oct 2017

9


Un gran clásico que vino a dejar huella dentro del cine de terror pues esta es una película inquietante con un terror tanto psicológico como el suspenso las muertes tan bien hechas que para su época son sorprendentes incluso todavía hoy en día son impactantes, pero lo mejor es la actuación del niño el cual destila maldad, y que decir del gran Gregory Peck en uno de sus mejores papeles, su final estupendo nunca se espera así, de las mejores en su genero no se debe dejar de ver.



Me gusta (0) Reportar

yo,robot

  • 2 Oct 2017

9


Clasico indiscutido del cine de terror,wow la volvi a ver y es increíble lo bien echo que esta esta peli la verdad,esa direccion por parte de Donner es perfecta,las actuaciones excelentes,y tiene música adecuada para cada momento esto si que es buen cine



Me gusta (1) Reportar

asrock3000

  • 12 Aug 2017

8


La Profecía es un film que con los años se ha ganado el estatus de clásico de culto y se ha convertido en una de las mejores películas de terror de la historia del cine.
Según mi criterio la película esta bien echa, tiene excelentes actores, una historia original y bastante terrorífica, la excelente música de Jerry Goldsmith, las revelaciones apocalípticas que van ganando peso en la trama, la llegada del Anticristo, el número 666 que lo identifica, todo eso hace que sea una película bastante terrorífica que ninguna otra podrá superarla.
Las actuaciones son geniales en especial la del niño Damien que tiene una mirada siniestra y profunda combinada con su rostro blanco y angelical que impone respeto y mucho miedo, Gregory Peck interpreta a un personaje bastante serio como habitualmente sabe hacerlo, Lee Remick y David Warner están bien situados.
Las muertes son buenas y muy siniestras y a eso le añadimos un impactante final que me pareció bestial.

Nota = 7,6



Me gusta (0) Reportar

mahotsukai

  • 3 Jul 2017

10



Una de las películas más impactantes y sugestivas de la historia, que junto con “El Bebé de Rosemary” (1968) y “El Exorcista” (1973) constituye uno de los pilares del cine de terror sobrenatural de temática diabólica.

Robert y Katherine Thorn pierden a su primer hijo en el trabajo de parte, y sin que ella se entere y para no provocarle una grave crisis nerviosa, Robert decide adoptar un niño nacido en el mismo instante que su hijo nacido muerto. Nombrado embajador de los Estados Unidos en Gran Bretaña, Robert y su familia vivirán un espléndido momento, que poco a poco comenzará a opacarse cuando se desaten extraños sucesos y asesinatos sin explicación.

Una de las películas más impactantes y sugestivas de la historia, que junto con “El Bebé de Rosemary” (1968) y “El Exorcista” (1973) constituye uno de los pilares del cine de terror sobrenatural de temática diabólica.

Tras el rotundo éxito e impacto de “The Exorcist” (1973) de William Friedkin, Warner Brothers se preparaba y apostaba por una segunda parte con un presupuesto cinco veces mayor, cuando recibiría un impresionante guión escrito por David Seltzer (a partir de la idea del productor Harvey Bernhard) sobre la encarnación del Anticristo desde su nacimiento hasta consolidación como líder mundial. Sin embargo, los ejecutivos de los estudios de Bugs Bunny estaban tan entusiasmados con producir y filmar ¨The Exorcist II¨ (1977), que se tradujo por cierto en un sonado fracaso comercial y de crítica, que desestimaron rápidamente en ese momento la historia escrita por Seltzer.

Por esas cosas del destino, el guión terminaría cayendo en manos de Richard Donner y 20th Century Fox, quienes finalmente solicitaron a Seltzer que eliminará todas las referencias a aquelarres, invocaciones al diablo y referencias diabólicas tan de moda aún en el cine de terror de aquellos años. Seltzer recrearía, entonces, un guión realmente interesante y altamente sugestivo, creando en la práctica un elegante y contundente thriller psicológico, con la insinuación como norma narrativa.

Sí, porque el gran mérito de “The Omen” (1976) es que el espectador siente que todos los escabrosos hechos que se van sucediendo corresponden más bien a una increíble y tenebrosa cadena de casualidades, haciendo que el protagonista transfiera esa sólida sensación de paranoia hasta el mismísimo clímax. Así es, incluso en esa legendaria y reconocida escena de Robert Thorn en la iglesia con Damien, el espectador se preguntará si en realidad todas las sospechas del protagonista son reales o son producto del delirio de un demente.

Así, en ningún momento, hasta que el guión comienza a dar pistas sobre la procedencia del niño, el espectador sospechará que Damien tiene directa relación con las terribles muertes y asesinatos que se suceden. De la misma forma, los personajes están tan bien construidos que resultan interesantes y reales, haciendo que el espectador vaya construyendo en su psique una asociación con una realidad cotidiana. Luego me referiré a las interpretaciones, pero en principio debo señalar que la estructura y quehacer de cada personaje, protagónico, secundario y terciario, están al servicio de un ambiente profundamente enrarecido, uno que hace que el/la espectador/a se pregunte si esta horripilante historia podría pasarle incluso a él/ella. Y ése es otro de los grandes méritos del film.

Hay que decir que Richard Donner, que se había dedicado más bien a la televisión y tenía una o dos películas bastante desechables, demuestra tener una habilidad y un talento narrativo de ¨aquellos¨ que se quisiera cualquier director. El futuro director de “Superman” (1978) y “Arma Mortal” (1987), entre otros reconocidos films, le otorga una elegancia pocas veces vista a una película de terror, y más con un presupuesto bastante escaso. Y es que de nada sirve tener un buen guión, si no se tiene un director lo suficientemente seguro y hábil para representarlo, para volverlo realidad, y Donner demuestra ser el hombre indicado.

Donner, entonces, demuestra cierto virtuosismo tanto para sugerir terror como para hacerlo explícito. En el primer punto, tenemos a un director que trabaja la tensión a pulso con miradas penetrantes de los esbirros del demonio en un primer plano y la construcción de una ambientación psicológica opresiva y malsana in crescendo. De este tipo, son muchas las escenas para la historia que el espectador recordará, desde la escena en la que la Señora Baylock intercambia una espeluznante mirada con el perro negro; cuando abre la puerta para que Damien transite con su triciclo por el pasillo y así provocar el accidente de su madre; o la investigación de Robert Thorn y el fotógrafo Keith Jennings, que los lleva a un abandonado monasterio italiano y posteriormente a un tenebroso cementerio etrusco, en donde descubrirán la horripilante verdad; hasta la mirada penetrante y escalofriante de Damien en el epílogo del film. Todas postales altamente efectivas en cuanto a tensión y opresión, gracias también al gran trabajo del soberbio fotógrafo Gilbert Taylor, el genio detrás de la fotografía de films como ¨Macbeth¨ (1971) de Roman Polanski y ¨Star Wars IV: A new hope¨ (1977) de George Lucas.

En contraparte, en el segundo punto, observamos una serie de escenas de ahorcamiento, ataques de animales, empalamiento, defenestración y decapitación brutales, rodadas con mucho oficio y realismo por Donner, escenas que sin embargo en ningún momento cambian la esencia sugerente del film por una efectista, sino que son utilizadas como un complemento perfecto para alimentar la sensación de horror real y paranoia en un espectador sorprendido y, a esa altura, ya bastante sugestionado.

Otro elemento, a todas luces, interesante es el de la intriga, reflejado en la referencia investigativa sobre el Anticristo y Damien. Al principio, parece una historia digna de un demente fanático religioso, en especial, reflejado en el personaje del Padre Brennan, que tiene un conflicto generacional y de creencias con Robert Thorn. Tras el horrible destino del párroco, la vacante de conducir la investigación recae en el personaje del fotográfo Keith Jennings, cuya anecdótica aparición en la vida de Thorn poco a poco se va convirtiendo en la del cómplice que Robert necesita para descubrir la verdad e intentar equiparar las fuerzas, ya que hasta ese momento, Thorn parece estar sólo ante el Anticristo y sus secuaces. El personaje de Carl Bugenhagen, finalmente, complementa la importancia del tema investigativo en el film, ya que supone un apoyo religioso y científico a través del arqueólogo y un ritual que hay que llevar a cabo para terminar con el mal.

Es difícil dilucidar por qué un actor de la talla de Gregory Peck (“Vacaciones en Roma”, 1953; “Matar a un ruiseñor”, 1962) decidiría aceptar participar en una película de terror. El salario propuesto no era alto y además corría el riesgo de manchar su reputación. Sin embargo, el actor de “Cabo de Miedo” (1962) y “Los Niños de Brasil” (1978) quedaría encantado con el guión de Seltzer y nunca concibiría el film como de terror, sino como un thriller psicológico, con tintes sobrenaturales. Como sea, su interpretación sería impecable y otorgaría una seriedad que ningún otro actor le hubiese podido dar al personaje de Robert Thorn, cuya lucidez poco a poco va mermando pero no con eso su innegable entereza.

Lee Remick (“Anatomía de un asesinato”, 1959; “The running man”, 1963) también estaría notable en su papel de Katherine Thorn. La descomposición progresiva de la cordura de su personaje y su fragilidad son realmente conmovedores y reflejan el carácter de una actriz muy sensible, capaz de transferir además sentimientos de soledad y abandono. Resulta innegable la influencia del personaje interpretado por Mia Farrow en ¨Rosemarys Baby¨ (1968) a la hora de valorar y comprender el personaje de Katherine Thorn.

Donner, además, aciertaría con secundarios altamente eficaces, entendiendo que como nunca los personajes secundarios son decisivos en la construcción narrativa del film. Es muy difícil olvidar la culposa y horrorizada mirada de Patrick Troughton (“Las Cicatrices de Drácula”, 1970; “Simbad y el ojo del tigre”, 1977) como el Padre Brennan y su horroroso fin, uno de los más impactantes para el espectador. Un efectivo David Warner (“Perros de paja”, 1971; “From beyond the grave”, 1973; “Tron”, 1982; “Waxworks”, 1988) es el fotógrafo Keith Jennings, que asume la compañía del protagónico en la investigación, y que tiene uno de los momentos más macabros del film. Leo McKern (“La Hija de Ryan”, 1970) es el enigmático arqueólogo Carl Bugenhagen, que asesorará a Robert Thorn para terminar con el entuerto, apareciendo en la secuela “Damien: La Profecía II” (1978).

Por el lado de los villanos o esbirros del Diablo, tenemos a una impresionante Billie Whitelaw (“Frenesí”, 1972; “Maurice”, 1987) como la espeluznante Sra. Baylock, la niñera y feroz protectora de Damien, cuya entrega y dedicación a “la misión” diabólica es tan perturbadora como su impenetrable mirada. Harvey Stephens es Damien, un niño que puede ser aparentemente adorable pero que en la práctica, es todo un “demonio”. La anécdota cuenta que Stephens fue escogido por Donner porque éste fue el único niño que dio problemas en el casting, dándole una patada en la entrepierna al director cuando éste daban instrucciones. El director consiguió que el niño tuviera una actuación, a todas luces, correcta durante todo el metraje, siendo prueba de ello las tensas escenas frente a la iglesia y la del zoológico, en la que reacciona violentamente contra su madre y los animales, respectivamente. Martin Benson es el Padre Spiletto, el sacerdote que arregla todo para hacer que Thorn críe al Anticristo sin que el político se dé cuenta, siendo castigado posteriormente por intervención divina. Finalmente, destacar los perros rotweiller, primero, el guardián de Damien y luego el grupo de ellos que ataca a Robert y Keith, en esa terrorífica escena en el cementerio etrusco.

Jerry Goldsmith (“El planeta de los simios”, 1968; “Patton”, 1970; “Alien”; 1979; “Poltergeist”, 1982; “Rambo”, 1982; “Gremlins”, 1984, y un largo etc.) creó una de las bandas sonoras más tenebrosas de la historia, que le valió el Óscar en la categoría, y la nominación al Óscar a la Mejor Canción con su impresionante “Ave Satani”. El compositor declaró que deseaba crear una especie de versión satánica de los cantos gregorianos, haciendo un intercambio de frases latinas que exhaltan a Dios, en perfecta combinación con tonos bajos de creciente marcha.

En resumen, una película de culto, con una historia atrapante, vertiginosa y espeluznante, con una elegancia pocas veces vista en un film de terror, que la llevan a ser considerada una de las imprescindibles para cualquier cinéfilo, incluso aquellos que no gustan de cine de terror.



Me gusta (10) Reportar

elalfon

  • 25 May 2017

10


Más allá de macabras coincidencias que conllevara a considerarla una de las películas malditas de Hollywood, La Profecía se ganó por su propio estatus.

Hace más de 40 años desde que se estrenara y el tiempo no ha pasado para ésta, incluso diría que se ha ganado un terrorífico respeto de las que pocas cintas puedan presumir, como El Exorcista o Tiburón por poner unos ejemplos que se me vienen a la cabeza.

No creo que nadie pueda decir que ha observado el terror materializado en una película hasta que haya visto La Profecía. Nadie. Cada fotograma de esta película tiene un aura espeluznante, que consigue la plena inmersión del espectador en un clima frío, húmedo y pesado, en el que en ningún momentos nos sentimos cómodos, y que en los momentos clave se utilizan todos los trucos necesarios para ofrecer algunas de las escenas más impactantes que se ha visto en el cine.

No soy capaz de imaginarme el impacto que debió producir a ojos de 1976, pero de algo estoy seguro, en el siglo XXI existen pocas cosas tan aterradoras como La Profecía.



Me gusta (2) Reportar

Stoker´s

  • 13 Mar 2017

9


A pesar de sus años la película no a perdido con el paso del tiempo. Una historia buenísima que te engancha desde el primer momento. Actuaciones de lujo, sobretodo de la niñera que acojona solo con la mirada de loca que tiene. Una banda sonora sublime y una atmósfera muy oscura. Las muertes son muy buenas y adelantadas a su tiempo, destino final debe mucho a esta película por el estilo de las muertes. Quizás lo único que no me gusto del todo sea el final que me pareció demasiado acelerado y inesperado, aunque no malo.

Mi nota es 9.



Me gusta (1) Reportar

DE NIRO

  • 10 Nov 2016

9


una de las mejores peliculas de terror de todos los tiempos, una banda de sonido excelente y la trama tiene momentos de tensión que para la epoca están muy logrados, las actuaciones están muy bien y sobretodo gregory peck como el padre de damien, si bien ya tiene cuatro decadas, es de visionado obligado para fans del genero.



Me gusta (0) Reportar

SATS0505

  • 16 Jul 2016

10


Esta película es un clásico del terror, y para lo antigua que es, La Profecía es muy buena.
Actuaciones excelentes.
El soundtrack muy bueno y acorde con la película.
La historia es original e interesante.
Las muertes son muy buenas, están bien elaboradas, son impactantes y crueles.
La ambientación es magnifica, se nota la angustia y el misterio.
Es muy entretenida, es muy larga, pero no me aburrió.
El maquillaje es muy bueno.
Tiene momentos muy tensos y lleno de suspenso.
El niño lo hace excelente, trasmite muchas emociones negativas, solo con su mirada.
Un icono del terror.
El final es realmente impactante.
Muy recomendable, de las mejores del cine de terror.
Ahora a ver su 2da parte.



Me gusta (1) Reportar

Miguel Arkangel

  • 13 Jun 2016

10


“Ave Satani…”

Estamos ante uno de esos filmes ineludibles si eres amante del cine de terror.

La llegada de un niño a una familia, una poderosa familia, no es más que el inicio de la conspiración de Satanás para traer a nuestro mundo a su vástago, nacido realmente de un chacal, y cumplir las profecías bíblicas sobre el Anticristo.

Richard Donner convirtió a “The Omen” en un film de terror y suspenso rodado con elegancia, talento, creatividad y alejado de los clichés, una película que no ha perdido su capacidad de estremecer cuarenta años después de su estreno. Estamos frente a una auténtica
obra clásica de terror que no necesita recurrir al sobresalto o la subida del volumen en las escenas, no, aquí el terror es psicológico, con escenas llenas de suspenso y dramatismo.

Gregory Peck impecable como siempre y a Lee Remick le basta abrir sus bellos ojos para resaltar. Hasta el mocoso que hace de Damian lo logra, sobre todo en esa escena mítica final en que mira directo a la cámara y sonríe triunfal y maligno.

Y está la siniestra música de Jerry Goldsmith. La música más aterradoramente satánica con que haya contado una banda sonora.

La historia atrapa, manteniendo la intriga y la tensión hasta ese devastador climax final, que nos muestra que el maligno también puede ganar la batalla.



Me gusta (0) Reportar

Parnaso

  • 17 Mar 2015

7


LA PROFECÍA

Película clásica que sin parecerme una pasada me ha parecido interesante. La historia está bien hilada y es lo que hace que la trama se sostenga. El mítico Damien tampoco es que salga mucho y las veces que sale no me suscita gran cosa. También el descubrimiento del fotógrafo ha estado bien y sin duda lo mejor para mi el final, esas sonrisas pícaras siempre evocan grandes sentimientos.

Interesantilla.



Me gusta (1) Reportar

dalton gellar

  • 3 Feb 2015

10


Pues una obra maestra de verdad la historia es realmente impresionante me pareció interesante hasta el final
después siguen los actos la de la fiesta de damian esa escena es magnifica al igual que las muertes todas excelentes y bien hechas para esa época
la banda sonora es perfecta así de simple te pone un nerviosismo impresionante
las actuaciones son perfectas todas son geniales desde el padre hasta la niñera el niño lee remick hermosisima
para decir el final cierra con broche de oro esta historia realmente aterradora



Me gusta (8) Reportar

PajaMental

  • 17 Jan 2015

6



Que sobrevalorada esta pelicula, no es mala claro, me encanta la musica, la fotografia y ni que decir de las muertes dignas de un buen film de terror, pero la historia es absurda, un niño nace de la nada y es el anticristo, su poder consiste en tener a una niñera loca, unos perruchos de guardaespaldas y no poder acercarse a una iglesia sin ponerse histerico aunque curiosamente al final le metieron a una y estaba tranquilo y no quemandose.

Lo de los curas a ratos parecia una parodia de la iglesia, recitando la biblia como un menu, quedando con derrames faciales por alejarse de la creencia, recomendando un exorcista que no sabes de donde vino tal si fuese un juego rpg, etc.

Lo peor de todo es que me a recordado sino es que es una total copia de Terror en Dunwich (1970), una cinta con un tema y atmosfera similares 6 años antes que esta, y quien sabe, talvez Terror en Dunwich tambien este basada en otra hasta llegar a una cinta o libro raiz bastante viejo, pero el punto es que me llama poderosamente la atencion que aqui la califican de culto cuando hay cintas B o Z con argumento idéntico.

Calificación 6, no es tan buena como recomiendan, pero lo que si es de reconocer Y Mucho son las escenas de los babuinos y los perros... altamente peligrosas por no decir mortales, aunque no me gustase del todo el argumento estos detalles le suben muchos puntos.



Me gusta (1) Reportar

Luzvael

  • 10 Nov 2014

7


La Profecía es un film que se ha ganado con los años el estatus de clásico de culto.

Es una película bien echa, con excelentes actores, y rodada de forma muy sobria y profesional por Richard Donner.

Pero por encima de todo está su original y terrorífica historia. En un primer instante puede parecer algo tópica, la eterna lucha entre el bien y el mal,pero en este caso el mal viene representado en la figura de un niño, Damien, que resulta ser ni mas ni menos que el anticristo, pero el concepto que se le da aquí es fascinante.

Pues el mal aparece aquí como un elemento invisible, omnipresente y letal, en forma de accidentes que en apariencia pueden resultar fruto de la casualidad y la mala suerte. Estos accidentes sin embargo parecen afectar tan solo ha ciertas víctimas escogidas que puedan suponer un obstáculo para el ascenso del hijo de Satánas. Claro, el crío en si es inofensivo, pero esas fuerzas oscuras que velan por el lo convierten en un ser mortal para quienes le rodean, un ser cuyo único objetivo será hacerse con el máximo poder personal posible para dominar el mundo, en este caso la presidencia de Estados Unidos, trayendo consigo el Apocalipsis.

Las actuaciones rayan a un gran nivel. Especialmente la del crío, cuya mirada siniestra y profunda combinada con su rostro blanco y angelical, impone respeto y miedo, sin apenas pronunciar mas de dos palabras, pues parece y a la vez no parece humano, Gregory Peck, como es habitual, recrea un personaje con su seriedad y firmeza y un punto de deseperación que se acentúa cada vez mas conforme avanza el film, la bella Lee Remick, con la que se sufre viendo las calamidades que le van ocurriendo, y un David Warner, bien situado como fotográfo aliado de Peck, y con un final bestial en todos los sentidos.

Los efectos especiales, a pesar de tener ya muchos años, siguen resultando estupendos y realistas. Se ven mejor y mas escalofriantes que los generados por ordenador. Escenas como la decapitación del pobre Warner por una lámina de cristal auténtica siguen impresionando. De verdad que no sé porque el cine de hoy se está dejando cada vez mas de lado lo ¨ artesanal¨, cuando está claro, que en muchas ocasiones logra un efecto igual e incluso mejor. Y aquí está la prueba de ello, pues en el Remake la muerte del fotógrafo no impacta ni la mitad. Por algo será

Mención especial merece Jerry Goldsmith, componiendo una música acertada y estremecedora. Mantiene bien la atmósfera desconcertante

La historia también logra algo difícil, que es mantener durante prácticamente todo el metraje la intriga y la tensión, culminando con un clímax que va frontalmente en contra de el concepto ¨Final Feliz¨. Donner demostró gran habilidad para rodar ene este género y es una pena que no hiciera mas trabajos similares.


Esto es sin duda la Profecía, una poderosa película que mezcla de forma hábil, el suspense , intriga y terror sobrenatural, e incluso se pude decir también de aventura, por parte de los dos forzados compañeros, recorriendo varios lugares del mundo, con un concepto y enfoque novedosos sobre el diablo y el mal mismo, y que aunque ya ha envejecido bastante, no ha dejado de ser fuente de inspiración, o mas bien de explotación para cientos de films, como por ejemplo, la idea de un mal invisble y catastrófico adoptado en la muy entretenida y famosa ¨ Destino Final¨.

No hay que perdérsela.



Me gusta (7) Reportar

billy_lum

  • 15 Sep 2014

9



Después de tantos años uno revisiona La profecía convenientemente restaurada y comprueba que sigue manteniendo todo su impacto. Es una gran película de terror que no ha envejecido un ápice por tanto no entiendo el remake que se filmó en 2006 porque no aporta nada al original y de ningún modo era necesario. La película tiene un estupendo guión con una historia clara y unos personajes bien definidos. Gregory Peck protagonizó uno de sus últimos trabajos interesantes encarnando a un senador, que después de que su mujer perdiese el bebé que estaban esperando decide adoptar un niño. Dicho niño es nada menos que el Anticristo. Con la ayuda de un sagaz periodista y después de la terrible muerte de un sacerdote que le previene del peligro que corre, descubre la verdadera identidad de su vástago. A partir de entonces toma la difícil decisión de matarlo. Quedan para el recuerdo las espeluznantes secuencias de muertes, en especial la del fotógrafo o el suicidio de la niñera, realzadas por la alucinante banda sonora de Jerry Goldsmith.



Me gusta (7) Reportar

arioth castañeda

  • 12 Sep 2014

10


Una película espectacular, un suspenso psicológico increíble y original. Si eres de los que les gusta el terror psicológico, esta película es para ti, ya que esta muy bien hecha, y la manera de atrapar tu mente sin mostrar escenas de gore es fabuloso, nacido a la sombra de ¨La semilla del diablo¨, esta película no defrauda, tiene actuaciones excelentes, buen sonido, y las pocas escenas de muerte son grandiosas (sobre todo la de la decapitación), un excelente trabajo.



Me gusta (5) Reportar

Tahito

  • 30 Dec 2013

10


Otra gran película de terror, con otro niño de por medio, todos los aficionados adictos al terror y a lo salvaje no les hace falta que hable de ella pero para los jovenzuelos del averno les diré que en su día causo mucho revuelo. El papel del antagonista es duuulce y ¨sensiblero¨.... una mierda es un cabroncete. Buenas escenas que te cargan de tensión, y de uuu madre mía, dicen que fue la primera película en que aparece una decapitación, perros sarnosos, empujones y mucha, mucha maldad, lo único que puedo deciros que cuidao con el niño que adoptéis ¡jajajajaja!
MI NOTA 10



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 133

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
0%
2
0%
3
0%
4
0%
5
4%
6
7%
7
19%
8
25%
9
19%
10
22%