Ficha Pesadilla Final: La Muerte de Freddy

6.07 - Total: 806

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Pesadilla Final: La Muerte de Freddy (206)




Necromaster:

  • 24 Sep 2019

3


La triste decadencia de la saga de Elm street. En la anterior, míster Freddy ya estaba bastante desgastado y sin demasiada gracia; pero es que esta 6ª parte es peor en TODO. Freddy da pena, no hace más que hacer payasadas y tonterías... (no me extraña, pues a esas alturas Freddy ya se había convertido en un ídolo infantil), y el reparto está como perdido y despistado; aunque claro, con ese ritmo tan deficiente de la directora R.Talalay, no me sorprende en absoluto. Para colmo los diálogos son aburridísimos, el incomprensible guión hace aguas por todos lados, y hay 1000 defectos más por todas partes.
Lo único bueno fue la parte final en 3D (en el cine, claro... porque en vídeo nada de nada). Eso fué un buen detalle, y me gustó; pero está claro que eso no arregla todos los demás desastres.
Sin duda, la peor secuela que he visto de esta saga. Puntuación: 3`5.



Me gusta (2) Reportar

mahotsukai

  • 12 Mar 2019

5



Pasable sexta y última entrega cronológica de la legendaria saga “A Nightmare on Elm Street” (1984-1991)

Luego de haber acabado con prácticamente todos los niños y adolescentes de Springwood, Freddy Krueger aprovechará la amnesia del último de ellos para buscar otras dimensiones del tiempo y el espacio para continuar su reinado de horror y muerte.

Iniciada la década de los 90s, y luego de la irregular, pero de culto “A Nightmare on Elm Street 5” (1989), los productores de New Line Cinema Robert Shaye y Rachel Talalay planearon realizar una sexta y última entrega de la desgastada franquicia del asesino chamuscado, que tras la sólida “A Nightmare on Elm Street 3” (1987) de Chuck Russell, había tomado derroteros hacia las profundidades con la cuarta y quinta entrega. Y es que a partir de “A Nightmare on Elm Street 4” (1988) de Renny Harlin, los productores habían caído en la tentación -y error garrafal- de convertir la franquicia en una máquina de “fast-movies”, cuyo único objetivo era sacar películas rápida y pobremente concebidas de un año a otro, despreocupándose de cuidar el aura y misticismo que habían caracterizado al asesino de la Calle Elm, al menos entre la primera y la cuarta entrega, a excepción de la segunda, que es, por lejos, el eslabón más débil de la saga.

Conscientes de que la saga estaba prácticamente agotada y acabada, incluso desde la quinta entrega, Shaye y Talalay idearían la posibilidad de terminar definitivamente con Krueger como personaje, intentando darle un término, a lo menos, digno y recordado. No es difícil imaginar lo complicado que sería para los productores, especialmente para estos dos, asumir el fin y acabar con la exitosa franquicia del asesino enguantado, en especial porque habían participado en las 5 películas que se habían rodado hasta entonces. A esta misión se sumaría el productor y guionista Michael De Luca, que escribiría el guión y también participaría de la producción.

Las ideas narrativas para “Freedy’s dead: The Final Nightmare” (1991) fueron diversas, comenzando por la intención de continuar la historia de la quinta película de 1989, esta vez con el hijo de Alice, quien debía enfrentarse a Krueger después de que éste asesinara a su madre. Se había contemplado resucitar a los personajes de la tercera entrega de 1987, los “Dream Warriors”, quien regresarían para ayudarlo a acabar con Krueger de una vez por todas. Sin embargo, fue descartado en su momento, como también lo fue el guión propuesto por Peter Jackson, en donde el futuro director de “The Lord of the Rings” (2001-2003) y “The Hobbit” (2012-2014) proponía un escenario apocalíptico, con nuevas generaciones de jóvenes ignorando el pasado de Springwood y tomando pastillas no para evitar el sueño, sino para dormir, y con ello haciendo que Freddy cruzará definitivamente la línea que separa los sueños de la realidad para hacer de las suyas. Además, tenía en mente un personaje bisagra, un policía que voluntariamente se sometería a estar en un estado de coma para atrapar a Krueger y acabar con él.

Finalmente, se optaría por proponer una trama retrospectiva, que suponiera abordar aspectos hasta el momento desconocidos de la vida de Freddy Krueger, que terminaran por ser claves para acabar con él. Así, mientras el asesino del sueter rojiverde buscaba nuevas opciones para seguir matando impunemente, luego de acabar con casi todos lo niños y jóvenes del barrio, la historia buscará a su vástago, quien al principio ignorará su relación consanguínea con Krueger, para luego asumir su nueva identidad y abrazar la misión final de acabar con él y su reinado de horror. Ahora bien, hay que ser honestos, quien crea que en esta última entrega cronológica el guión apuesta por volver a los orígenes terroríficos de Freddy, pecará de ingenuo, ya que es evidente que Shaye, Talalay y De Luca seguirán apostando por la fórmula de humor negro, que fue la que en definitiva terminó con el asesino de Elm Street.

Como se había convertido en una costumbre, Shaye debería haberse abocado a la tarea de buscar un director joven y con poco carácter para aceptar sin más el guión ya confeccionado, sin embargo, en esta ocasión sería finalmente la propia Rachel Talalay quien asumiría la dirección del film, por razones más que obvias. Primero, por su vasta experiencia como productora; segundo, por haber participado -como ya dije- desde un comienzo en la franquicia; y tercero, porque el guión desarrollado por De Luca había sido un borrador escrito por la propia Talalay.

En “Freddy’s dead: The Final Nightmare” (1991), entonces, se repetirá, para más mal que para bien, la fórmula de las últimas entregas, siendo lo más interesante de todo esto los flashbacks que nos muestran un poco más los orígenes de Krueger, antes de convertirse en un asesino sobrenatural. En el podemos ver, como la esposa de Freedy descubre en el sótano de la casa de ambos evidencia de los abusos y crímenes sexuales que había cometido, para terminar, asesinándola frente a su pequeña hija de no más de 5 años. también, nos enteraremos qué pasó en los últimos momentos de vida de Krueger, antes de ser quemado por los padres del vecindario, en concreto su pacto con los demonios del sueño, un trío de entes diabólicos que, a cambio de alma, aceptan darle la inmortalidad para seguir atormentando y asesinando niños y jóvenes ahora en los sueños.

Sin embargo, la película tiene fallos narrativos y de concepto que dejan una sensación bastante destemplada y poco transcendental. Ambientado 10 años después de la última entrega, el guión de De Luca desaprovecha el, a lo menos, abundante “folcklore” kruegeriano, distribuido en las cinco entregas anteriores, lo que deja el contexto temporal muy desconectado del resto de la saga. Para peor, el guión no intenta ni por si acaso intentar recuperar el aura diabólica de Krueger y reinyectarle su esencia macabra, aquella que había provocado pesadillas a cientos de jóvenes en los 80s. Es cierto que los tiempos cambian y que los miedos generacionales también, pero tampoco se puede decir que Talalay se haya aventurado a ello, prefiriendo seguir con la faceta bufonesca del asesino de la Calle Elm, que como ya dijimos había comenzado en la cuarta entrega de 1988.

De esta forma, y de acorde a los tiempos, Freddy Krueger jugará literalmente con la vida de sus víctimas a través de una consola de videojuego, en una de las secuencias más ridículas y deslavadas de toda la franquicia, le reventará la cabeza a un chico con una suerte de escarabajo que se le impregna del oído, y la muerte de John Doe a quien lanza desde un globo aerostático para que caiga sobre una cama de clavos. Además de escasas y poco originales, la película demuestra ser de las entregas menos interesantes en cuanto a escenas de muertes, escenas que en el caso de la franquicia creada por Wes Craven, resulta absolutamente necesarias y obligatoriamente interesantes. En compensación, Talalay ofrece escenas cómicas, con Freddy vestido de bruja, de chofer de autobús y como gamer incurable, entre otras “personalidades”.

El apartado técnico, vale decir efectos especiales y maquillaje principalmente cumple satisfactoriamente, como lo había hecho hasta la fecha, e incluso Shaye y Talalay planearon realizar el clímax en formato 3D, que en su momento sería una de las estrategias más utilizadas para llevar gente a las salas de cine. El clímax, que viene siendo la muerte de Krueger, permite ver a los demonios del sueño interactuando por última vez con su quemado huésped en frente del espectador, efecto que no viene en la versión DVD, y que ha envejecido muy mal por cierto, dado que los demonios causan cualquier cosa, menos miedo. En la película, Lisa indica al espectador cuando y ponerse los lentes de 3D, ya que los usará para enfrentar a Krueger en el clímax.

Decir que Robert Englund es, como siempre, lo mejor del film, no es una exageración, y es que el intérprete de Freddy Krueger nunca, pero nunca destiñó, muy a pesar de guiones insípidos, ridículos y pocos inteligentes. Aún así, cabe destacar el personaje y la interpretación de Maggie Burroughs, a cargo de Lisa Zane (“Bad Influence”, 1990), quien tiene un digno desempeño como la psicóloga que comienza tratando a jóvenes con trastornos del sueño y acaba enterándose de sus orígenes.

El resto del reparto pasa sin pena ni gloria, comenzando por Shon Greenblatt (“Timelock”, 1996), quien encarna a John Doe, el chico amnésico que cree ser la clave; Breckin Meyer (“Clueless”, 1995), Lezlie Deane (“976-EVIL”, 1989) y Ricky Dean Logan como Spencer, Tracy y Carlos, el trío de chicos internados por problemas de conducta; y el experimentado Yaphet Kotto (“Live and let die”, 1973), como el Doc., psiquiatra jefe del sanatorio. También se incluyeron algunos cameos de famosos, como el de Johnny Deep, quien tiene una entrevista con Krueger que sale mal en TV; el actor y comediante Tom Arnold (“True Lies”, 1994) como un hombre sin hijos, y el rockero Alice Cooper, como Edward Underwood, padre adoptivo de Freddy en su adolescencia.

El soundtrack del film incluyó una colección de canciones de Goo Goo Dolls, como “I’m awake now”, “You know what I mean” y “Two days in February”, “Treat’em right” de Johnny Law y “Why was I born” de Iggy Pop. Aunque no fue incluida en la banda sonora oficial, en la película se escucha el clásico “In-a-gadda-da-vida” (1968) de Iron Butterfly. Bryan May (“Madmax”, 1979), el compositor australiano, que no hay que confundir con el guitarrista de Queen, fue el encargado del score, optando por sonidos clásicos de cuerdas y trompetas, lo que contrasta claramente la propuesta envasada.

Tras “Freddy’s dead: The Final Nightmare” (1991), Wes Craven estrenaría 3 años más tarde una polémica nueva entrega, a partir de una historia meta-discursiva, es decir, una historia dentro de la historia, en donde los actores de “A Nightmare on Elm Street” (1984) son reunidos por Wes Craven para una nueva película, comenzando a sufrir ataques en los sueños de una criatura con la apariencia de Freddy Krueger, incluso el propio Robert Englund. Y digo polémica porque no tiene nada que ver con la franquicia cronológica y porque no tenía la estructura, al menos de la primera.

En resumen, un capítulo final bastante mediocre, aunque no por ello insoportable, que claramente pudo haber sido una gran despedida para uno de los villanos más reconocidos y queridos del cine, pero que termina reincidiendo en la misma fórmula desgastada, que a la postre fue la razón de su fin.



Me gusta (1) Reportar

edcarpenter

  • 12 Mar 2019

5



claro esta que es la peor de la saga no solo por lo tediosa que es en gran parte sino también por esos giros argumentales con algunos personajes y para colmo agregan un poco de humor que la hacen ver bastante ridícula como con la escena del tipo en el videojuego
, ya no hay esas escenas terrorificas y de locura que tenian las anteriores ,en cuanto a robert englund se mantiene como siempre a la altura en el personaje de freddy krueger y vemos algo mas de su historia pero poco o nada convence que se hayan sacado de la manga el caso de que tenia una hija ,salvable solo la interpretación de englund y algo de la banda sonora



Me gusta (0) Reportar

asrock3000

  • 14 Nov 2018

6



Pesadilla Final: La Muerte De Freddy se estreno en el año 1991. Esta dirigida por Rachel Talalay y protagonizada por Robert Englund, Lisa Zane, Lezlie Deane, Shon Greenblatt, Breckin Meyer y Yaphet Kotto.
Han pasado diez años y Freddy Krueger ha acabado con toda la población infantil de Springwood, pero ahora usará al último joven sobreviviente para revitalizar sus poderes y localizar a su propia hija.

Por fin decidieron hacer una ultima secuela de Pesadilla En Elm Street y como lo dice el titulo estamos ante la secuela definitiva, aquí tenemos la muerte de Freddy Krueger y el cierre de la saga, claro que mas adelante vendría una nueva secuela pero en ella ya no aparece Freddy sino un demonio que toma su forma y años mas tarde resucitaría una ves mas y se enfrentaría a Jason Voorhees, el asesino de las peliculas de Viernes 13 pero eso ya es harina de otro costal.

Y bien, pues al revisar toda la saga de Pesadilla En Elm Street se nota que con cada entrega la saga fue pegando bajonazos, en la quinta ya las cosas no eran como antes y pues por tal razón decidieron darle un cierre a esta saga porque se dieron cuenta que la habían cagado y tambien se dieron cuenta de que esta saga no daba para mas, esta sexta entrega si bien podría decir la peor entrega de la saga pero al menos me ha parecido mas entretenida y mas divertida que la cuarta y la quinta, obviamente no estamos ante una gran pelicula pero tiene algo que me gusta y no se que carajos pueda ser.

Esta entrega transcurre 10 años después de la quinta, ya Freddy ha logrado matar a todos los jóvenes de Springwood y solo le queda uno por matar, al principio se cree que el unico chico con vida es el hijo de Freddy pero mas adelante nos darán a entender que solo lo estaba usando para que trajera a su hija, el rollo ese de la hoja de Freddy no me parece la gran cosa, lo mismo me pasa con la ultima entrega de Viernes 13 ya que metieron a un familiar de Jason y ya es de saber que el resultado fue muy malo, aquí la presencia de la hija me molesta porque es una tipa que nunca me llego a simpatizar.

Ahora, las actuaciones pues no estan del todo malas, ya dije que la hija de Freddy, la tal Maggie, interpretada por la actriz Liza Sane no me gusto en nada, lo mismo tengo que decir de la rubia y del tal Spencer, son personajes con los cuales nunca llegamos a conectar y nos da lo mismo si los matan o no, ademas cabe decir que en esta peli tenemos a un jovencisimo Breckin Meyer y que contamos con cameos de Johnny Deep y Tom Arnold, claro que tamben se me olvidaba la presencia de Yaphet Kotto, el negro de Alien: El Octavo Pasajero.

Las muertes no me parecieron tan llamativas, puede que sean originales pero no me gustaron en nada, sobretodo la del videojuego porque me pareció muy ridícula y lo peor de todo es que es demasiado larga, la muerte de Freddy fue bastante mala, tambien fue ridícula y eso si que no se puede perdonar, ademas la parte en la que salen gritando esas tres calaveras que se dice que son los tres demonios del sueño y mientras la cara de Freddy Krueger explota da mas risa que la nueva apariencia de Freddy, que es muy diferente a la que vimos en las anteriores peliculas.

En definitiva Pesadilla Final: La Muerte De Freddy me ha parecido un cierre bastante flojo para una de las mejores sagas de terror de la historia del cine, ademas eso el la muerte de Krueger no se lo cree nadie y tanto fue el éxito que tuvo que decidieron hacer una nueva entrega que termino de hundir la saga. Una cosa que se me olvido mencionar es que se profundiza mucho en el pasado de Krueger, eso no se habia visto antes y es uno de los puntos que mas me han gustado.



Me gusta (0) Reportar

reptilenin

  • 19 Oct 2018

5


Ya con una sexta parte poco se puede esperar,la anterior estaba bastante bien pero aquí ya hay poco que rascar.

La historia es mas disparate que nunca pero en este tipo ya de pelis de sagas con tantas partes pues es mas o menos lo de siempre,verlas para salvar alguna muerte,alguna escena suelta y las apariciones de Freddy. Eso si,lo de la hija y todo el desenlace es bastante lamentable.

Solo para completistas de la saga.



Me gusta (0) Reportar

TheCrow

  • 15 Oct 2018

2


La peor de toda la saga, en mi opinión.

Aquí el personaje de Freddy Krueger deja de ser definitivamente ese gran icono del terror que crearon las primeras entregas de la serie, para en su lugar ser un bufón absoluto y risible, que suelta un chiste malo tras otro... ¡Incluso el maquillaje de Robert Englund es peor que en otras ocasiones! Y las muertes son las más ridículas de la saga, sólo se salva la de Carlos, pero tampoco es que sea nada del otro mundo.

Por lo demás, el argumento es un batiburrillo bastante cutre tomando ideas descaradamente de otras entregas de la saga, con un final muy flojo. ¿Realmente pretendían acabar con Freddy de una manera tan chunga, con un petardo? Por favor, qué cosa más cutre... La directora de la cinta, Rachel Talalay, productora de otras entregas, la verdad es que se lució con esto.

Sólo se salvan los buenos efectos especiales, y la decente banda sonora, compuesta por Brian May, y llena de buenas canciones. Por lo demás, es una película absolutamente prescindible... Si te consideras fan de Freddy Krueger, y aún no la has visto... Mejor que no lo hagas, pues esta cinta terminará de acabar con todo el encanto que este personaje pueda tener para ti.

Menos mal que luego llegó Wes Craven para dar un verdadero y digno final a la saga.

Mi nota: *



Me gusta (2) Reportar

FC: Cine con Ganas!

  • 17 Jun 2018

3


Que flojera de película, la anterior pese a ser mas de lo mismo se sentía la atmosfera de pesadilla, aquí se pierde totalmente, esta muy mal dirigida es repetitiva los escenarios son de cartón, Freddy parodiandose no funciona del todo, y resulta lenta en muchos momentos, el supuesto final es una patada en la cara, pudo salir algo mucho mejor y la mandaron a tomar por culo.

Salvo momentos de interes, no resulta digna y ese 3D papá, me imagino en ese entonces disfrutando con sus gafitas semejante rotería.



Me gusta (1) Reportar

daninudo

  • 24 May 2018

2


La peor película de Pesadilla en Elm Street en que las actuaciones son bastantes penosas, sobretodo sin antes hacía de payaso ahora es vómito con diarrea.

Los efectos especiales son anticuados y El 3D que decían es una mierda igual en 2D
Las muertes son bastantes lamentables:
-Carlo: Si no hubiese sido por la bobadas de Freddy, hubiese sido mejor.
-Spencer: Creo que es el mejor, pero debería haber sido una manera más seria.
-John Doe: En serio, tiene que copiar de una escena del Coyote y Correcaminos para hacer esa muerte.

Lo único descatable son los primeros 5 minutos y ver más de la vida de Freddy



Me gusta (2) Reportar

Mad Warrior

  • 3 Feb 2018

2



¨Primero probaron a quemarme...luego probaron a enterrarme...pero esta, esta es mi favorita: ¡probaron incluso con agua bendita! Pero yo sigo en plena forma. En los sueños yo soy...¡inmortal!¨.
Lo sabemos, Freddy, lo sabemos, aunque por desgracia ha llegado tu fin...y no te imaginas lo cutre e increíblemente estúpido que va a ser.

La cosa tiene delito: en el futuro, en la población de Springwood no queda ni un sólo adolescente y todos los adultos están afectados por una gran histeria colectiva; sólo un joven del que, ni él mismo, conoce su identidad. Este chico es enviado a través de su sueño (vete tú a saber cómo sucede eso) por el asesino que un día aterrorizó a Elm Street, Freddy Krueger, deseoso de volver a recolectar almas para mantener vivo su espíritu.
En esta cruzada tan bien planeada el anónimo muchacho aterriza en una casa de rehabilitación para adolescentes, donde tres de los internos pretenden fugarse lo antes posible y donde la psicóloga Burroughs padece unos sueños muy raros en los que también está Krueger. Así que ésta y el recién llegado, para ahondar en la raíz del problema, deciden marchar a Springwood; mal hecho, porque el alma del asesino se esconde allí, al acecho, y aprovechará todas las oportunidades que pueda para acabar con estos entrometidos. De paso Burroughs averiguará la conexión que hay entre ella y Freddy Krueger...algo que ninguno de nosotros se esperaba.

¨El Niño de los Sueños¨ fue la entrega más ridícula de la saga de Elm Street y la que menos recaudó (22 millones en contra de los casi 50 que se llevó la 4.ª parte), y el personaje del asesino de cuerpo quemado ya no podía estar más muerto. No obstante íbamos desencaminados si creíamos haber visto todo, porque aún faltaba la guinda final, la que iba a dar la entrada a los 90, y se lo debemos a la srta. Rachel Talalay, quien siempre estuvo presente colaborando de una forma u otra en la saga, decidiéndose a tomar el puesto de dirección en ella por primera y última vez.
En un principio la historia iba a ser de manera muy distinta a como ya nos sabemos; uno de los primeros borradores recuperaba a Jacob, el hijo de Freddy de la 5.ª, pero los de New Line lo tiraron a la basura, y después Peter Jackson elaboró un guión que al final fue desechado. Quien sabe, es posible que hubiera estado mil veces mejor que la sublime tontería que se inventaron Michael DeLuca y Talalay. Con una apertura igual a la de ¨1.997: Rescate en New York¨, entramos en la gran paranoia que se montan los guionistas, imaginando un Springwood futuro donde no hay jóvenes, salvo un chico sin nombre, una rara premisa de peli de ciencia-ficción.

Tras una secuencia surrealista y llena de impresionantes efectos visuales de ocho minutos de duración, donde vemos que Freddy sigue todavía con ganas de armar jaleo (yo no sé como no se cansa ya), vamos al meollo del asunto, al cacao que se forma. Se presentan las mismas temáticas de la 2.ª y la 3.ª parte, esto es, un chico manejado por Krueger para traerle nuevas almas y que llega a una institución de jóvenes incomprendidos que sabemos que van a ser acosados por el asesino, quien podrá salir de nuevo a la realidad.
De primeras la historia nos confunde, porque se supone que a partir de que la psicóloga viaje a Springwood tendremos de nuevo a Freddy matando a chicos como de costumbre (bueno, que ya no los mata directamente, sino a base de bonitos ¨trucos¨), pero en lugar de eso empezaremos de nuevo a indagar en el pasado del protagonista, y de paso se aprovechará la oportunidad de rememorar algunos sucesos de los anteriores films. Ahora resulta que Freddy no sólo fue fruto de cien maníacos...¡sino que hasta estuvo casado y fue padre! (energúmenos, cuanto menos se sepa de un asesino, y más de uno como Krueger, mejor que mejor) Pero esperad, que el personaje de Jacob de la 5.ª se pasa por alto y lo que en realidad tiene...¡es una hija! De un plumazo el dúo DeLuca/Talalay nos da un pasado para Krueger que ni interesa, ni es necesario, ni sirve para nada, y si creíamos que David Chaskin y Leslie Bohem habían arruinado al personaje esta es la confirmación de que no.

Aparte de ese desprecio hacia Freddy, convertido en una caricatura borrosa de sí mismo, se meten de nuevo los temas del abuso, el incesto, la incomprensión de los adultos hacia los jóvenes y se reafirma el tono feminista (obsérvese que los únicos que Krueger mata son chicos, a ellas ni las toca). Bueno, como esta vez hay una mujer tras la cámara...
El tono cómico absurdo y la fantasía envuelven totalmente al film, aunque se le quieran meter con calzador dosis de drama familiar. Los protas están muy lejos de los de la tercera parte y no digamos de la primera: Lisa Zane, Shon Greenblatt y Ricky D. Logan resultan detestables, Breckin Meyer siempre me parecerá un gilipollas, aunque se lleva la mejor frase (¨estamos en ¨Twin Peaks¨ ¨), y Lezlie Deane es de lo más jodidamente odiosa. Tenemos apariciones chocantes, como las de Johnny Depp, Alice Cooper, Tom Arnold y una de las estrellas del ¨blaxploitation¨, Yaphet Kotto. Robert Englund aguanta el tipo como puede; lo más interesante es que aparece sin maquillaje y acojona de igual manera.

¿Qué más se puede decir? Esta última entrega, rodada la mitad en 3-D, es una gilipollez como una casa; los fans de la de Wes Craven no deberían acercarse a ella...de hecho no deberían pasar de la primera.
Lo mejor: que por fin han dejado a Freddy tranquilo y que puede servir de comedia involuntaria, a merced de impagables escenas como esa en la que vemos a Spencer metiéndose en el televisor o en la que Krueger juega con él a lo ¨Mario Bros.¨. Pero no hay duda de que se merecía un final mejor.

Hasta siempre, Freddy. Espero no verte en mis sueños.



Me gusta (1) Reportar

Parnaso

  • 3 Jan 2018

4


Bueno,esto ya se encamina hacia unos derroteros sin sentido pretendiendo liar la manta mas de la cuenta.Aquí se cuenta el pasado familiar de Freddy y poco mas.Sigue el mismo desarrollo que sus antecesoras pero sin chispa alguna,se hace tediosa,repetitiva y nada atractiva,ni tan siquiera Krueger da la talla con esa máscara gordilla que le ponen...miedo me da como será la siguiente que dura casi dos horacas...Lo mejor sin duda la banda sonora que lleva temas de Goo Goo Dolls y otra de Fates Warning.



Me gusta (0) Reportar

Agu5tín Trotta

  • 23 Oct 2017

2



Cuando no se tiene nada no hay porque creer...
Pesadilla en la calle Elm 6: la ¨muerte¨ de Freddy se convirtió rápidamente en la peor película de está golpeada saga (no tanto como la de Jason) y una de las bazofias más aberrantes que pude ver visto o veré.
• Una trama sin sentido: Freddy es padre y tiene una hija. Él era conocido por ser un psicopata mata niños, y tiene una hija. Completamente absurdo e innecesario debido a que él mató a su esposa, encima estaba cansado, por lo que pudo matar a Maggie en cualquier momento.
• Con las actuaciones más lamentables que se podrían imaginar, por ejemplo, al morir Spencer la reacción de Maggie es como la de un ser al que no le importa, y solamente es un ejemplo de las tantas.
• El maquillaje de Freddy parece hecho
por alguien que desconoce la palabra realismo.
• Por último, pero aca viene lo peor, NUESTRO Freddy Krueger dejo de existir, murió la dignidad que quedaba de él con está cinta (en especial la escena del videojuego), es imposible tomarse en serio y eso llevó a que de pena en vez de miedo. Nos queda el recuerdo de lo que fue. Y no lo volverá a ser. Lamentablemente.
... que se puede tener algo si no conoces la ambición.



Me gusta (1) Reportar

Dante2001

  • 20 Jun 2017

5


¨Lo mejor para el final¨, aun no he visto ni la 5 ni la 7, pero esta me parecio algo estupida y menos terrorifica en si tiene buenas actuaciones pero no me gustaron las muertes fueron poco originales, la musica sigue siendo buena, la historia esta un poco sin sentido, creo que de las que he visto esta es la peor de la saga



Me gusta (1) Reportar

Haters

  • 17 Mar 2017

3


la peor de la saga, es aburrida hasta al punto de que no pude terminar de verla, pero quise terminarla ya que creí que si no, no entendería la 7 (perdí mi tiempo), las actuaciones son pésimas, no he podido tomármelas en serio, sus muertes llegan a ser buenas pero absurdas, trama y guión absurdos, los escenarios se ven falsos y la película tiene una mala calidad, pésima.



Me gusta (0) Reportar

dalton gellar

  • 28 Feb 2017

2


igual de mala incluso peor que la 5 en si mas o menos el comienzo esta logrado con esa escena del avión pero cuando sale freddy en la escoba volando tipo bruja ya queda bastante mal pero lo que viene es peor..

para mi freddy ha perdido todo el respeto que daba en la primeras partes de la saga en este caso vemos a un freddy que no da temor incluso le pegan a lo kun fu en una escena de vergüenza ajena aparte el ritmo también le cobra factura al igual que los efectos que siguen estando malos a mi gusto y el maquillaje de freddy que no da temor

las actuaciones tampoco ayudan siendo muy malas de todo el reparto nadie sobresale ni genera empatia y la parte final muy mal lograda y en especial esta saga a perdido el miedo que daba en si otro bodrio mas para nuestro freddy
poco recomendable



Me gusta (1) Reportar

Ivan Saldivia

  • 16 Feb 2017

4


La peor película de Freddy de la saga original de 7, osea sin contar la de contra Jason, y la remake (que esa supera en asco a esta por mucho).

La película esta todo mal, desde el guion, hasta los actores que ya ni son de cuarta como otras pelis, son de octava o novena, no tiene ninguna clase de giro, los efectos muy pobres; y lo que mas me sorprendió, hasta el maquillaje de Freddy es malo!!!
Les tiraron dos bolas de lomo en la cara a Robert england y nada mas!! Muy malo.

Quizás de lo mejorcito de la película es la muerte del chico medio sordo, quedo bastante buena.
Y después lo que muestran la relación con la hija, la del pasado, sus recuerdos, hubiera estado bueno que ahondaran mas sobre eso, pero bueno.
La muertes muy pero muy patéticas, aun mas que en Pesadilla 5, con eso ya digo todo.



Me gusta (3) Reportar

mateoenlinea

  • 7 Feb 2017

1


La pesadilla que flojea...

Desde que pesadilla en elm street fue un gran éxito, se sacaron un montón de secuelas, entre ellas esta, una película que decía ser ¨La Pesadilla Final¨, y es esta supuesta ¨Muerte de Freddy¨, en donde nos explican mas los orígenes del villano, Freddy Krueger.

Iban a matar a este personaje en esta película, pero no se como logro generar la pasta suficiente para que se siguiera la saga.

Puesto que como película es un desastre, efectos malisimos, escenas ridículas, idioteces variadas, malas actuaciones y narrándose ¡Es terrible!.

Solo que, como película, no es la gran cosa.

Pudo ser peor.



Me gusta (0) Reportar

Stoker´s

  • 1 Feb 2017

5


Supuesta-mente ultima película de la saga. si bien es mucho mejor que la quinta parte, pero continua estando muy por debajo de las cuatro primeras. Quizás sea porque la idea del argumento me parece muy rebuscada, donde Freddy ya ha matado a todo los del pueblo y solo quedan unos cuantos adultos que están locos. y tiene que salir del pueblo pero no puede y solo puede salir introduciéndose en los sueños de su hija. El tema muertes regular tiene una que me gusta mucho que es la del chico sordo y otra un poco tonta que es la del vídeo juego, aunque creo que siendo la ultima freddy tenia que haber matado a mas, ademas había personajes para ello. Lo que mas me ha gustado que es donde mas se cuenta los orígenes de Freddy y me encantaría que algún día hicieran una película de ello, cuando aun era un ser humano asesino de niños. Una cosa que no me ha gustado es que la forma de matarlo es la misma que se le ocurrió a Nancy en la primera película, lo que me hace pesar que Nancy realmente no consiguió sacar a Freddy al mundo real o que nos toman el pelo desde el principio. En conclusión es entretenida pero me pareció floja y mas para ser un supuesto final.

Mi nota es de 5,5.



Me gusta (1) Reportar

SATS0505

  • 28 Jun 2016

6


Han guardado lo mejor para el final? No lo creo
Buenas actuaciones.
Un soundtrack normalito.
La trama es medianamente original.
Tiene muy pocas muertes, que son raras, creativas y una es muy infantil.
La escena del comienzo me gusto mucho.
La ambientación es buena.
Cuando muestran a Freddy de niño y de joven me gusto mucho.
Me entretuvo.
No es mala, pero para ser la ¨ultima¨, pudo ser mejor.
Recomendable, si quieres saber cual es el ¨final de Freddy¨
Ahora voy por la séptima parte.



Me gusta (1) Reportar

The Ripper

  • 24 Jun 2016

7


Para ser la ultima de la saga debieron haberse trabajado mas el guión. En esta Freddy parece mas un cómico que un asesino. Las muertes son mas cómicas que trágicas y ademas el argumento principal parece sacado de un culebrón venezolano. La peli en si esta bien, pero podrían haberla mejorado.



Me gusta (2) Reportar

PipeC-14

  • 28 Feb 2016

5


Esta película simplemente es una tomadura de pelo absoluta, igual o peor que La semilla de Chucky, después de leer el maravilloso primer guion en el cual volvia Kristen, Kincaid, varios de la 3 revivian a Taryn de Pesadilla en elm street 3! ella, Alice y su hijo Jaboc volverian en esta sexta entrega para acabar con Freddy, finalmente esa idea apoteósica jamas se llevo a cabo por problemas de $$, y nos dan un lastre que nos dejo boquiabierto a muchos, las actuaciones son un chiste, me gustó algo la de Maguie, poco mas, si lo acepto, varios protagonistas tienen carisma, pero simplemente no se puede tomar enserio, lo podría decir mil veces, durante TODA la película merodea un aura de ridiculo tan alta que es increible, lo cual es bastante abucheante.

La valoro con 4 puntos, simplemente por que es entretenida y el humor negro de Freddy me encanta, me rei bastante en esta secuela, pero no se puede evitar sufrir por tal desproposito.

Chicos, no se pierden de nada, gracias a Dios llego una séptima parte que alzo el liston y logro hacer justicia a la saga.



Me gusta (1) Reportar

Críticas: 206

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
2%
1
1%
2
4%
3
4%
4
8%
5
16%
6
19%
7
16%
8
8%
9
4%
10
12%