Festival de Sitges 2018

Por Marcos Sastre y Eloy Arencibia



Día 1 Día 2 Día 3 Día 4 Día 5 Día 6 Día 7

Día 8 Día 9 Día 10 Entrevistas


Os recopilamos todas las críticas que nuestro colaborador Marcos sastre ha elaborado de lo que pudo ver en el Festival, así como las entrevistas que realizó tanto él como Eloy Arencibia.


Día 1 (3-10-2019)

BLOODLINE

Una de las primeras películas exhibidas en la edición 52 del festival fue esta mezcla de terror y thriller psicológico con algunos puntos de humor negro. Su primer punto llamativo es que su protagonista es Seann William Scott, más conocido por el papel de Stifler en la saga American Pie, interpretando a un asesino en serie.

A los diez minutos, prácticamente, de comenzar Bloodline nos olvidamos del encasillamiento de Scott en las comedias juveniles de finales de los 90 y principios de los 2000. Es un film que sirve como perfecta demostración de que Scott es un muy buen actor que, sin duda, sostiene con frialdad y contención todo el metraje tanto en las partes dialogadas como en los silencios, que no son pocos.
Visualmente encontramos códigos que remiten a Brian de Palma por sus colores saturados y algún momento de pantalla partida, e incluso al giallo italiano hasta cierto punto. Su trama, eso sí, no es demasiado original, pero al ser una película sencilla y sin muchas pretensiones esto no es un gran inconveniente. Y hay un giro final que, si bien es inesperado y destacable a nivel teórico, le falta una mejor ejecución para que sea totalmente creíble y redondo.

Aceptable película que agradará, sobre todo, a los fans del género y a quien tenga curiosidad por ver a Scott en una actuación que se desmarca de todo lo que ha hecho antes.


3 FROM HELL

Rob Zombie regresa a sus orígenes con esta tercera e innecesaria continuación de la saga que comenzó con su debut cinematográfico, La casa de los 1000 cadáveres (2003), y que siguió con Los renegados del diablo (2005). Detesté su primera entrega pero me sorprendió gratamente la segunda, algo que me ocurre en general con el cine de Zombie. Y, desgraciadamente, 3 From Hell la sitúo entre las películas suyas que no aguanto.

Catorce años son muchos años, en mi opinión, para traer repentinamente una continuación de Los renegados del diablo, además de que aquella terminaba con un desenlace magnífico y, lo más importante, cerrado. Era casi improbable, salvo por alguna solución descabellada, que la historia pudiera seguir con los mismos protagonistas. Y esto es, precisamente, lo que pasa en los primeros minutos de 3 From Hell, donde se da pie de forma forzada y absurda a que el show continúe.

Más allá de eso, es un film repetitivo, cargante, gratuito, de una falta de interés total y que ni siquiera cumple la función de entretener. Lo único que la mantiene a flote puntualmente es la, una vez más, excelente y desquiciada interpretación de Sheri Moon Zombie; y la textura de las imágenes, con ese grano que nos lleva al cine de los años 70 y 80. Y, a pesar de que sus minutos en pantalla sean escasos, es un aliciente ver al gran Sid Haig en su última aparición cinematográfica antes de fallecer.

El resto, solo para muy incondicionales de Zombie.


FRACTURA

En el festival de Sitges, la presencia de cada nueva película de Brad Anderson está casi asegurada: Session 9 (2001), El maquinista (2004), Transsiberian (2008), o la infravalorada Vanishing on 7th Street (2010) pasaron con éxito por el certamen, especialmente las dos primeras. Ahora llega Fractura de la mano de Netflix, y la acogida ha sido más bien tibia.

Entra dentro del canon de película actual de bajo presupuesto, escaso reparto y pocos escenarios que le da un cierto aire de un telefilm, pero esto no tiene porqué ser negativo. Anderson realizó con El estrépito del vacío uno de los mejores episodios de la serie Masters of Horror y resolvió muy aceptablemente Aterrorizado, de la mediocre Fear Itself.

Sin embargo, a Fractura le falta ingenio, alma y destreza. El guion de Alan B. McElroy (Halloween 4) sobreexplica ciertas cuestiones importantes del desarrollo de la trama, cae en algunas exageraciones, y aunque hay momentos que no son del todo previsibles (otros sí), da la sensación de que todo se retuerce para parecer más complejo de lo que realmente es, y que más que una película es un capítulo de serie de televisión alargado.

No es ningún horror y tampoco es aburrida, pero aparte de los fallos comentados no deja poso alguno, cosa que las anteriores obras de Anderson (incluso los episodios televisivos) sí hacían.

Comentarios (6)



      225

Marm0ta
#1

Tiene que ser un lujo ver todas esas pelis en 10 dias

Reportar Citar


      17635

Carlos Teorético
#2

Muy bien.

Reportar Citar


      2133

Batsu Pardo
#3

caray bien flojito el Festival
propuestas 2 de 10 salvan
pésimo
que el cine está dañado :(

Reportar Citar


      22123

DE NIRO
#4

👌

Reportar Citar


      524

Tabo
#5

Marm0ta dijo:
Tiene que ser un lujo ver todas esas pelis en 10 dias


Lo mismo digo!

Reportar Citar


      2492

Lauritaa
#6

Nada mal. Vi Ready or Not y no esta nada mal. Me gusta como actua Samara. Fractura es muy buena tambien. De las pocas buenas de Netflix. The Lodge es una buena pelicula. Hay muchas que no he visto. Quiero ver el Legado en los Huesos.

De que va esa nueva de Luis Tosar . y esa otra THE GANGSTER, THE COP, THE DEVIL ? Parece interesante, mirare algun trailer.

Reportar Citar




Últimos reportajes

Entrevista a Michael Peña, por Fantasy IslandEntrevista a Michael Peña, por Fantasy Island

Libro vs película: 1984Libro vs película: 1984

Lo más esperado de 2020Lo más esperado de 2020

Lo mejor y lo peor 2019 para nuestros abandomovierosLo mejor y lo peor 2019 para nuestros abandomovieros

Las 9 series imprescindibles de 2019Las 9 series imprescindibles de 2019

Entrevista al equipo de Orígenes SecretosEntrevista al equipo de Orígenes Secretos

Entrevista a Severin Fiala y Veronika Franz, directores de The LodgeEntrevista a Severin Fiala y Veronika Franz, directores de The Lodge

Entrevista a Lorcan Finnegan, director de VivariumEntrevista a Lorcan Finnegan, director de Vivarium