Ficha Re-Animator

7.61 - Total: 981

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Re-Animator (144)




edcarpenter

  • 20 May 2019

8


De las mejores adaptaciones de un relato de H.P lovecraft , es diferente a otras peliculas de zombies por su argumento con lo del suero de reanimacion que podia revivir cuerpos inertes inventado por un mad doctor bien interpretado por un actor referente del genero como lo es jeffrey combs ,la historia es buena y bizarra combina humor negro y mucho gore con algunas rarezas de por medio, fue un acierto que esta adaptacion cayera en manos de stuart gordon ya que es un estilo que se le da a la perfeccion a este director y termino por ser otra de las peliculas mas destacadas que tiene dentro de su filmografia



Me gusta (0) Reportar

AdrianMK18

  • 30 Jan 2019

9


Una entretenida película para los amantes del gore y el humor negro.

Re-Animator nos presenta una proposición muy creativa, muy bien desarrollada, con un gran soundtrack y sin duda mucha mucha sangre. Con esta película Herbert West se coloca como un icono del terror ochentero, un científico dispuesto a todo para lograr sus objetivos pero que no resulta ser el principal antagonista, el resto de personajes no están mal y por supuesto el personaje del Dr. Hill es muy bueno.



Me gusta (0) Reportar

fabio2000

  • 19 May 2018

7


Acercándose a Lovecraft.

Extraordinario como pocos, H.P. Lovecraft sigue siendo uno de los autores mas difíciles de adaptar al cine, no solo por la complejidad de su universo, si no también por las propias dificultades que impone la escritura de este maestro literario. Detalles pequeños y elementales, universos arduos de reconstruir, criaturas difíciles de diseñar y escenarios de época costosos de lograr, son solo algunos de los principales obstáculos que podemos encontrarnos leyendo a Lovecraft.
No fueron muchas las veces en las que el cine de terror se animo a trasladarlo a la pantalla grande, y precisamente el dúo Brian Yuzna - Stuart Gordon fue de los pocos que se animo con resultados muy interesantes.
¨Herbert West: Reanimator¨, fue un relato pequeño que escribió Lovecraft en 1922, y que no se encuentra dentro de lo mas popular que realizo el autor a lo largo de su carrera.
Dicho relato fascino a un ignoto Stuart Gordon, que con 38 años emprendió un ambicioso proyecto para llevarlo al cine. Con el fin de abaratar costos, lo traslado a la actualidad de ese momento, y unifico fuerzas en la producción con quién mas tarde forjara una amistad, el director y productor Brian Yuzna.
Aprovechando que la Empire Pictures, -productora independiente de Charles Band-, le debía un favor a Yuzna, Stuart Gordon pudo sacar adelante su segunda película ¨Re-Animator¨ en 1985.
Anteriormente Stuart Gordon había hecho un telefilm en 1979 titulado ¨Bleacher bums¨, pero esta era la primera experiencia como director en ser llevada a la gran pantalla.
La contratación de un desconocido Jeffrey Combs (luego devenido en actor fetiche para el realizador) como protagonista, era todo una sorpresa. Pero mas tarde el tiempo le terminara dando la razón a esta elección, transformándose en un actor de culto por su mítico papel.
¨Re-Animator¨ fue guionada por el propio Gordon, William Norris, y Dennis Paoli, habitual colaborador en la mayoría de los libretos de la filmografía de Gordon y Brian Yuzna.
-Herbert West estudia en Europa métodos regenerativos junto a un conocido científico, pero cuando este último muere, a Herbert no le quedara otra que huir.
Al poco tiempo viaja a EEUU, donde se matricula en una universidad prestigiosa. Allí continúa con sus experimentos que tienen la intención de alcanzar la fórmula que permita reanimar a los muertos. Su compañero de piso Dan, fascinado por el proyecto, se vera envuelto junto a West en este macabro experimento.

Ultraviolenta, delirante, entretenida y con un sentido del humor negro, ¨Re-Animator¨ consigue demasiado con poco. No creo que sea una obra maestra del género, pero si es una excelente propuesta de los ochenta, resuelta con inteligencia y eficacia.
Stuart Gordon maneja la cámara con precisión entre puros interiores que se van tiñendo de violencia y locura, pero sin perder el registro y la coherencia de lo que se narra.
Con una paciencia muy poco habitual en el terror, Gordon se toma al menos 40 minutos de film para construir un contexto, y solidificar el personaje de Herbert West, extraordinariamente delineado.
Herbert West es un icono no solo por lo bien que Stuart Gordon lo diseña y construye, lo es también por la interpretación de Jeffrey Combs, absolutamente corporal, energética y sensacional. El corazón de la película.
En ¨Re-Animator¨, Stuart Gordon adapta libremente a Lovecraft, pero aprovecha la ocasión para hacer un reciclaje de las viejas películas de mad doctors de los años 30 para llevarlas al extremo del gore. Gordon actualiza relatos antiguos de manera genial y los combina con la esencia del cine zombie.
La película establece nuevos conceptos, y expande el universo de los zombies dotándole un enfoque moderno plagado de buenas intenciones.
Ante la precariedad de medios, ¨Re-Animator¨ hace uso de recursos extraordinarios e inteligentísimos encuadres que le dan realismo a los efectos artesanales. Pura creatividad, ingenio y talento para crear grandes efectos.
El film comienza con una introducción de títulos alucinante y colorida que nos muestra la anatomía del cuerpo humano, acompañada de la musicalización de una banda sonora que plagia notoriamente a la composición de ¨Psicosis¨ con algunas leves modificaciones.
¨Re-Animator¨ posee una primera parte interesante y larga que compone personajes, contextos, subtramas y conflictos. Pero lo mejor se vislumbra en la segunda mitad, con una noción de ritmo mas ágil, y un entretenimiento mordaz y fenomenal.
Muy buen trabajo de Stuart Gordon que con su ¨Re-Animator¨ ofrece una carta de presentación plagada de talento. Gordon suple la falta de dinero con buenas intenciones. Un clásico de culto y un festín de gore bien plasmado.
Actuaciones:7.5
Música:6.5
Efectos/Maquillajes:7.5
Historia:7.0
Final:7.0

Calificación: Muy buena (7,5/10).



Lo mejor: Es muy interesante como Gordon utiliza la estructura de los clásicos de terror de los años 30, y los traslada a la actualidad de un cine bizarro y delirante.
Lo peor: Hubiese sido un plus si el film tuviese su propia música original. Le falta una banda sonora inolvidable.



Me gusta (0) Reportar

DE NIRO

  • 9 May 2018

6


No sabia que esta cinta estaba basada en un libro de H.P. LOVECRAFT, y me gustó mucho aunque no es fiel al libro, tiene muy buenas escenas de gore para la epoca, ya que es de mediados de los ochentas, las actuaciones están muy bien, y la trama no aburre en ningun momento, un estudiante de medicina suizo viaja a estados unidos para perfeccionar sus investigaciones sobre reanimacion de cadaveres, ayudado por un joven y su novia, hay escenas verdaderamentes desopilantes y no dan miedo sino risa y están muy bien realizadas, se nota la mano de los tecnicos en maquillajes y vestuario, a estas alturas ya es todo un clásico en el genero, muy recomendable.



Me gusta (0) Reportar

mateoenlinea

  • 4 Nov 2017

9


Finalmente pude verla, y he de decir que me ha encantado, de lo mejor de los 80s, la idea es bastante original, complicada, pero original. Muertes bastante sangrientas, personajes simpáticos e interesantes, el villano de la película fue bastante creativo, la escena de la camilla y la chica... emm... no muy apta para los mas pequeños del publico (xD), el soundtrack fantástico, el Dr. West es simplemente un personaje bastante interesante, los efectos de la película son muy interesantes, y el final, muy poco que decir, simplemente que es bastante genial.



Me gusta (1) Reportar

j.zowell

  • 3 Nov 2017

8


Una película con cierta influencia a Frankenstein y otras películas de terror, no por ello no disfrutable, buenos personajes, trama complicada, pero interesante, buenos efectos especiales y parecida a la de ¨Psicosis, 1960¨ pero iconica banda sonora, disfrutable, sangrienta y entretenida para todo amante del cine de culto.



Me gusta (1) Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 17 Jul 2017

8



Película ochentera de culto que traslada un relato de H.P. Lovercraft a los años ochenta del siglo pasado.

Re-Animator viene a contarnos la historia de un brillante doctor, el doctor Herbert West, el cual ha descubierto la fórmula de resucitar a los muertos mediante un extraño suero, lo que traerá fatales consecuencias para West y todo su entorno, incluido su compañero de piso y la novia de este.

La película no tiene desperdicio alguno, resulta muy entretenida, con escenas bastante impactantes, algunas de ellas tan macabras como divertidas, además de algo bizarras. Además, no cae en el error de convertir a Herbert West en el villano de la película, a pesar de que nos dejan claro que es un personaje dispuesto a todo por conseguir sus fines.

Merece mucho la pena darle un visionado.



Me gusta (1) Reportar

Jack el Destripador

  • 21 Apr 2017

8


¨Re-animator¨ se trata de una película basada en un relato de H.P. Lovecraft, aunque por razones obvias solo rescata de este a tres de los personajes (aunque adaptándolos a la trama y a la época en la que esta se desarrolla) y la estructura de este (presentación de los personajes, experimentos y desmadre). Esto, junto con el hecho de que tire más por el humor negro con respecto al material original hace que el comparar ambas obras sea una perdida de tiempo.

Comienza interesante, con un prologo que deja bien claro que es lo que se va a ver a continuación (locura, humor y sangre, sobre todo sangre), y luego se nos presenta la banda sonora, una melodía que se nos quedará grabada en el cerebro y que es repartida a lo largo de la película con sabiduría, ofreciendo así momentos de mucha tensión, y representado perfectamente la locura que en ese momento se está desatando. El resto de la película es magníficamente llevada por los actores, que nos dejarán completamente cautivados por sus personajes que, aunque en un principio aparenten ser cuerdos y con renombre, terminarán sumiéndose poco a poco en la locura lovecraftiana.

Hay también una buena química entre los distintos personajes principales, especialmente entre Hebert West y su asistente, que favorece el dinamismo de la película, y pese a que West en un principio sea el centro de atracción y piedra angular del film, en ningún momento llega a eclipsar al resto de los personajes, actuando todos como un igual.

La cinta contiene un buen puñado de escenas gore que aún hoy en día pueden llegar a resultar ser bastante impactantes por lo bien hechas que llegan a estar, y de las cuales no se llega a abusar, poniéndose en los momentos clave. Además, pese a lo alejado que esté del relato, momentos como el principio y el final llegan a ser tan retorcidos que sería fácil imaginar a Lovecraft describirlos de esa particular forma suya (la de hacer parecer las cosas más complicadas de lo que son).

El humor negro es lo que termina haciendo de esta cinta bastante atemporal (y atractiva para las nuevas generaciones), además de la crítica social hacía la forma de enseñar de algunos profesores, que restringe la creatividad y el libre pensamiento de los estudiantes, algo que aún hoy en día es algo con lo que se puede identificar.

Al final ¨Re-animator¨ se trata de una película bastante única, tan única que es perfecta como está, además de que cumple perfectamente con su propósito de divertir, consiguiendo así su merecido título de clásico.



Me gusta (0) Reportar

Neasu

  • 21 Oct 2016

6


Una peli de zombies muy entretenida y bizarra, que augura gore y humor negro. Está basado levemente en el célebre relato de Lovecraft ¨Herbert West: Re-animador¨.

Con un protagónico de Jeffrey Combs, célebre, encarnando al Re-Animador, Stuart Gordon lleva adelante una adaptación mórbida y sanguinaria que no obstante pierde punto por la escena del gato. El guionista no entendía que el gato es intocable.
La labor de escenografía, vestuario y utilería queda copada y la música se acopla a la perfección al genuino discurrir de la trama.
Huelga decir que hay una escena de sexo desquiciada.

Puntuación personal: 6/10 (Buena).



Me gusta (1) Reportar

mahotsukai

  • 11 Jul 2016

9



Clásica comedia de terror de los 80s y contundente debut de Stuart Gordon (“From Beyond”, 1986; “Dolls”, 1987, “El pozo y el péndulo”; 1991), convertida en película de culto dentro del circuito underground.

Herbert West es un lunático y obsesivo estudiante de medicina recientemente expulsado de Suiza y admitido en la Universidad de Miskatonic, Massachussets. Tras desafiar a su estirado nuevo profesor, el Dr. Hill, West convencerá a su compañero de pensión Dan Cain, para que se le una en una serie de extraños experimentos que le permitan revivir la actividad cerebral y con ello la vida de órganos, animales y personas muertas.

A inicios de los 80s, el nobel director estadounidense Stuart Gordon tenía lista una adaptación televisiva del cuento clásico “Herbert West: Reanimator” (1922) del maestro del horror moderno H.P. Lovecraft, que constaba de 13 capítulos (en texto de Lovecraft está dividido en 6 capítulos), sin embargo, nunca lograría que alguna cadena se interesara realmente. Ello hasta que el creador de efectos especiales Bob Greenberg, colaborador de John Carpenter, le presentara al productor Brian Yuzna, uno de sus grandes complices a partir de ese momento. Éste consciente del potencial del guión, lo convencería que filmarán una película en su lugar, que terminaría siendo respaldada por el legendario Charles Band y su productora Empire Pictures, que tantas casposas y maravillosas películas regaló en los 80s a los fanáticos del terror.

El guión firmado por el propio Gordon y Dennis Paoli, está basado libremente en la obra de Lovecraft, teniendo tres básicos pero efectivos pilares narrativos, que lo hacen un relato realmente pragmático en su afán por entretener y, en menor grado, horrorizar.

En primer lugar, tenemos la referencia directa al cuento de Lovecraft, que a su vez bebe directamente del “Frankenstein” (1820) de Mary Shelley, en donde se advierte ese espíritu indomable del científico loco que está dispuesto a traspasar todas las barreras de lo ético, sin importarle si en el camino debe deshacerse de gente que amenace su objetivo. West es el típico joven impetuoso, transgresor, desafiante y petulante que cree saberlo todo, o por lo menos, potencialmente, haber sido escogido para una verdad mayor, a la que, por supuesto, está preparado.

Lo anterior nos lleva al segundo pilar, que es el conflicto generacional e ideológico con el Dr. Carl Hill, un académico sentado en sus laureles que representa todo lo que West odia, entiéndase la ciencia dogmática y auto-condescendiente de sus límites por acción de la ética, la supuesta infabilidad de la ciencia comprobada y asimilada del “viejo orden científico” versus el ímpetu y la liviandad de las teorías de “la ciencia joven”, etc. En el film, a West no le molesta acabar literalmente con Hill porque la destrucción de su profesor es la destrucción de ese “viejo y arcaico orden científico”.

Y en tercer lugar, la relación West-Cain, que resulta primordial para fundamentar los alcances científicos de West, en donde tenemos la búsqueda del cómplice talentoso y con acceso a los recursos que West necesitaba, por una parte, y, por otro lado, la búsqueda del reconocimiento del padre de su novia, que tanto anhela Cain, el decano de la facultad de medicina.

Podríamos mencionar un cuarto pilar, incluso, aquel del triángulo amoroso entre Cain, Megan y el Dr. Hill, en donde la obsesión de Hill por la hija de su amigo el decano, funciona también como vehículo narrativo para las aspiraciones del ambicioso Hill. Se agradece que Gordon no lo convierta en el centro narrativo del film, ya que no hay que olvidar que ante todo, ésta es una comedia de horror.

Cada uno de estos tres o cuatro pilares funciona de forma tal que el film fluye de una forma bastante natural, simple y honesta, para mostrarse como lo que es: una obra desprovista de la total solemnidad terrorífica del relato lovecraftiano, pero que tiene la virtud de reírse de sí misma de una forma bastante sutil, sin llegar al extremo de mostrarse como una parodia de si misma, mostrando, entonces, respeto por el género al que homenajea. De la misma forma, utiliza el humor negro para esbozar ciertos rasgos caricaturescos y el gore como tubo de escape hacia la comedia, lo que no la vuelve menos brutal, en todo caso, sobre todo en las escenas de reanimación de cadáveres y enfrentamiento entre muertos y vivos.

Otro elemento que se podría destacar en términos narrativos es la ambigüedad en ciertos aspectos. Ya sea por dejación u omisión del guión o por propio interés, podemos identificar la ambigua relación entre West y Cain, que el espectador nunca identificará si llegan a ser amigos o simplemente cómplices de acuerdo a sus propios intereses. Al mismo tiempo, y de forma más notoria, encontramos el elemento “zombie”, que aunque inducido esta vez por supuestos objetivos científicos, han sido devueltos a la vida, rompiendo con ello la ley de la vida y la muerte. Finalmente, el líquido reanimador, del cual no sabe ni siquiera cómo se llama, que elementos contiene y de dónde lo sacó West.

Un elemento, a todas luces, sólido del film son sus efectos especiales. No estamos ante la mejor muestra de recursos y tecnología de la época, claro está, pero sí ante un equipo profesional encabezado por Bret Culpeper (“The Stuff”, 1985) con la convicción de recrear situaciones inverosímiles de horror latente, entre las que destacan la reanimación del primer cadáver, la decapitación del Dr. Hill y su posterior control mental desde la testa en la bandeja quirúrgica, de su cuerpo decapitado -que por cierto se lleva las imágenes más memorables del film, al masajear las tetas de Megan y el legendario cunnilingus a la chica-, así como la vorágine final de cadáveres resucitando, entre los que destaca un intestino grueso con vida propia que intenta matar a West. Como olvidar también ese legendario líquido que reanima cadáveres.

Richard Band (“Parasite”, 1982; “Ghoulies”, 1985, “Puppet Master”, 1989) aporta con una correcta banda sonora, en donde destaca sin duda el tema que da inicio y término al film, en un claro homenaje al clásico de Bernad Herrman “Psicosis” (1960) de Alfred Hitchcock, melodía que sintetiza de la mejor manera lo que el espectador encontrará al visionar “Re-animator” (1985): diversión, locura y desfachatez.

Hay que reconocer que gran parte del éxito del film se debe a la gran performance de Jeffrey Combs (“From Beyond”, 1986; “El Pozo y el Péndulo”, 1991; “Castle Freak, 1995), convertido en actor fetiche de Gordon con el paso del tiempo, que propone una nueva concepción del mad-doctor, uno en donde la locura parece algo natural y donde su incontenible curiosidad lo lleva a altos niveles de amoralidad. Por lo tanto, queda claro que para él cruzar los límites éticos de la ciencia no es más complicado que cruzar una calle, y en donde ni siquiera tiene contemplado jugar a ser Dios. Sí, porque para Herbert West, el alcance del conocimiento está por sobre cualquier cosa, incluso su propio ego.

Los secundarios están bien escogidos y permiten que Combs se retroalimente de relaciones preferentemente antagonistas (con el Dr. Hill y con Megan), a excepción del personaje de Dan Cain, interpretado por un correcto Bruce Abbott (“Bride of Re-animator”; 1990), con quien establece una extraña y conveniente amistad. Por su parte, David Gale es le prototípico villano de los 80s, un personaje inescrupuloso y siniestro, cuya apariencia refleja que no es digno de confianza. En el film, aparte de planear usar la lobotomía para dominar la mente de la gente, mostrará una sexual obsesión por una guapa Megan, interpretada por Barbara Crampton (“From Beyond”, 1986; “Castle Freak”; 1995), el único personaje femenino, que a la postre funciona como segundo personaje eje -después de la investigación en si misma como primer eje- como hija del decano, interés amoroso de Cain y obsesión sexual del Dr. Hill.

En resumen, un clásico sólido y eterno dentro de la factoría de Brian Yuzna y Charles Band, que sin embargo tiene evidentemente una calidad por sobre la media de aquellas producciones y que mezcla de forma contundente humor y horror.



Me gusta (3) Reportar

Andaluzz

  • 18 Oct 2015

7



Bien. Creo que estamos ante uno de los casos en los que el paso del tiempo es importante. Re-animator era una cosa en los 80, y algo muy diferente ahora.

Ya sabemos lo que fueron los 80 en el cine de terror. Historias muy básicas, películas no tan inspiradas como las de los 60-70, y recurso a elementos ¨de moda¨. Fue, sin ir más lejos, la explosión del gore.

También comienza una tendencia que no me gusta demasiado, y es la mezcla del terror con el humor.

Y entrando en materia, Re-animator vale más por lo que pudo haber sido que por lo que es. Como ya habéis comentado, esto no es más que un Frankenstein modernizado. Me gustó bastante la introducción de la zombificación. Por cierto, que aquí sí que serían verdaderos ¨zombies¨: Inyección o suero de un hechicero -o mad doctor- que devuelve la vida a un cadáver.

Lo que ha hecho que la película envejezca tan mal es la falta de consistencia en el guión. La ¨evolución¨ del joven protagonista es sencillamente imposible de tragar. Un médico loco te asesina a tu gato en tu propia casa, hace que tengas problemas con tu novia, y vas y te conviertes en su más fiel servidor y devoto.

Luego, la figura del segundo doctor -que está casi tan loco como el primero- no se sabe muy bien a qué viene, más allá de servir para andar por ahí con su propia cabeza cortada.

Es una pena la película de verdadero terror que se podría haber hecho con las mismas bases. Pero ya no tiene remedio.

Pese a todo, hay que reconocerle el valor de ser un arquetipo del cine de terror de aquella década. Pocas hay que nos devuelvan tanto la sensación a cine de verano, videoclub y cinta que elijes porque la carátula y el título te han llamado la atención. En resumen, un clásico del género, aunque en absoluto una gran película.



Me gusta (2) Reportar

PajaMental

  • 11 Sep 2015

8


Para el que le gusta gore a lo loco esta cinta es imprescindible, su único pecado es el ritmo lento, cansino, sin contar que en si es absurdamente gore, es muy probable que de cintas como esta se inspiraran para crear Braindead, es calco viendola con atención. Pero una vez que arranca no para hasta dar con un final descente, Calificacion 8, recomendable.

Lo mejor los puppets sin duda sin hablar del decapitado, que aunque se le vieran los pies me gusto, lo que comenzo como cinta cientifica acabo con un infierno prefabricado.



Me gusta (1) Reportar

satyr filth

  • 6 Sep 2015

5


Seré Yo?

Mucha expectación por esta cinta tenia.
Las criticas en Abandomoviez y por ser basado libremente en el relato de Lovecraft, le tenia muchas ganas.
Y la verdad, me decepciono.

La cinta me la esperaba mucho mejor.
Es bastante lenta, pocas escenas llamativas.
Las actuaciones están bien.
La historia también.
Y el Gore bueno.

Stuart Gordon como director nunca me gusto.
Su visión es un poco rara al igual que su compañero Brian Yuzna y su Mortal Zombie.

La verdad no le encuentro lo clásico.
Una cinta normal.
La verdad, es una cinta normal, tirando a regular..........



Me gusta (0) Reportar

LluísS.

  • 3 Apr 2015

8


En ocasiones y en según qué películas recuerdas más las escenas que la historia en sí, siempre conservaré en la memoria el plano de la cabeza cortada o la inyección fluorescente, sin duda un icono del cine de terror que pasó a la historia por su creatividad e imaginación.

En cuanto a los efectos tratándose de una película de serie b compagina buenos momentos pero siempre me fui con la sensación que en este aspecto se pudo hacer un poco más.

La labor de Stuart Gordon, otra vez, sublime aportando su buena manera de entender este tipo de cine, mezclando su característico toque de humor.

Creo que es una película, que sin rozar la perfección ni obtener una nota excelsa, hay que revisar de tanto en tanto para deleitar la memoria y sobretodo pasar un buen rato.



Me gusta (1) Reportar

Carlos Teorético

  • 3 Nov 2014

9


Nada mejor para disfrutar en estas noche de Halloween y Fieles Difuntos, que los grandes clásicos de terror ochentero.

RE-ANIMATOR me ha sorprendido, sobre todo, por esa peculiar y propia manera de presentar ¨muertos vivientes¨.

Se trata de una excelente película de terror, con una historia muy entretenida y divertida, que no decae en ningún momento; con sus respectivos, obligados y deleitables momentos de susto, de humor negro e involuntario, de tensión y hasta de erotismo ¨soft¨, que son típicos y clásicos dentro de estas películas pero que se disfrutan mucho.

Lo mejor de la película es el despliegue de esa ya clásica dupla o ¨pareja dispareja¨, encarnada por el desquiciado ¨Herbert West¨ (interpretado excelentemente por Jeffrey Combs) y el juicioso Dan Cain (interpretado igualmente excelente por Bruce Abbott), que es la que se lleva todas las palmas de la película. Aunque incluso el antagonista, el ¨Dr. Hill¨ (interpretado por David Gale), logra ser bastante convincente y acertado en muchas de sus escenas, sobre todo en las que es un ¨re-animado¨ (por mencionar alguna, esa escena clásica del ¨cunnilingus¨, jejeje). Los demás, también actúan de modo correcto, aunque nada relevante.

Los efectos visuales y caracterizaciones de los ¨re-animados¨ también son dignos de mención, pues están muy bien logrados y son bastante creíbles, aceptables y aterradores.

Incluso la banda sonora de la película, pese a no sonar tan original, es bastante excelsa y se disfruta en demasía (la canción de inicio y tema principal de la película, es tan pegajosa que una vez que se escucha nunca se olvida).

Sin embargo, peca por tener alguno que otro errorcillo en cuestión de efectos o tomas (perdonables, claro, y que se pueden consultar en la sección de errores dentro de esta misma ficha de la película).

Como dije al principio, no hay nada mejor para estos días que un buen clásico del terror ochentero.



Me gusta (5) Reportar

billy_lum

  • 17 Oct 2014

7



Un científico obsesionado con resucitar cadáveres crea un misterioso fluido que inyectado en los cuerpos muertos los devuelve a la vida. Su obstinación le hará probar su suero en un instituto médico, lo que provocará el caos.

Alucinante obra de de culto en la que se combinan hábilmente el humor, el gore y el terror. Con unos artesanales pero eficientes efectos especiales, Stuart Gordon dirige su mejor película hasta la fecha. Destaca la deslumbrante actuación de Jeffrey Combs como el científico loco que no se detendrá ante nada con tal de proseguir con sus peligrosos experimentos. Lo que menos me gustó es el score que suena durante los títulos de crédito, ya que se trata de un plagio indisimulado de la legendaria música de Psicosis.

Hay tres escenas impactantes: La primera cuando prueban el suero con un joven fallecido recientemente. La del final en la que todos los cadáveres resucitan y la situación se descontrola por completo. Y la tercera en la que un cadáver resucitado utiliza su propia cabeza decapitada para practicarle sexo oral a la novia de uno de los protagonistas.



Me gusta (5) Reportar

Parnaso

  • 15 Oct 2014

7


RE-ANIMATOR

Año 1985,primera producción de Stuart Gordon,y de las que he visto esta es la que más me ha molado.Ya sabemos de donde está sacada la magnífica idea,con lo cual,no lo voy a repetir.Le avala un ambiente bien oscuro y asfixiante,el ritmo es adecuado y mantiene bastante tensión.Jeffrey Combs hace muy bien el papel de químico locuelo,junto con el maquillaje y los efectos,lo mejorcito.Gore hay para parar un tren,así que los adictos al líquido rojo serán complacidos en ese aspecto.Se deja ver sin problemas y se pasa un muy buen rato,ahora,eso de ser catalogada como obra de culto lo veo algo exageradito eh?Jeje

Dixi



Me gusta (4) Reportar

Warlok

  • 19 Feb 2014

8


Estupenda cinta de culto a manos de Stuart Gordon.
Inspirada en el libro de Lovecraft, nos trae un buen film lleno de sangre, zombies, gore, momentos divertidos y humor negro.

Actuaciones aceptables, pero destaco la del loco cientifico obsesionado con su sustancia reanimadora y la del doctor que anda con su cabeza por ahi.

Entretiene bastante y no cae en el aburrimiento.



Me gusta (6) Reportar

Johnny Rotten

  • 13 Dec 2013

8


Realmente muy buena película sobre reanimaciones, zombis y gore.
Esta película entra dentro del círculo de cine de culto de producciones como Evil dead (la primera sobre todo) y Hellraiser.

La sorpresa me la he llevado por la idea que tenia de ella, de humor delirante y descarrachado como un Terrorificamente muertos, pero no es así; el tono es serio prácticamente todo el film y el gore (salvo por la exageradísma ultima escena del doctor West) sorprendentemente realista.

Buen guión y buenas interpretaciones, sobre todo el protagonista y el villano. No es del todo original, me recordó en muchas escenas a producciones del la Hammer como El cerebro de Frankenstein y Frankenstein y el monstruo del infierno.

La única pega es que no me ha resultado tan memorable como para un 10, esa sensacion que me ha producido unas pocas como Saw, Pesadilla, Alien, Scream..(todas primeras partes, claro) y que haces que la quieras ver diez veces mas sin cansarte. En 8 alto se queda, imprescindible para los amantes del género.



Me gusta (6) Reportar

bob76

  • 6 Nov 2013

8


Delirante película que gira entorno a un chiflado doctor que experimenta con una especie de suero que ¨resucita¨ a personas ya fallecidas.
Buenísimos efectos,buen gore y grandes actuaciones para una película que si bien no trata en si misma el género zombie,parece casi rozarlo según el desarrollo del film.
Estamos ante una de esas películas hacen honor a la ciencia ficción pero de forma diviertida y entretenida.



Me gusta (6) Reportar

Críticas: 144

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
1%
1
0%
2
0%
3
0%
4
1%
5
4%
6
13%
7
18%
8
24%
9
16%
10
17%