Ficha Pesadilla en Elm Street

8.31 - Total: 3731

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Pesadilla en Elm Street (538)




Sr. Irreverente

  • 2 May 2019

9



Si ¨Halloween¨ del 78 había presentado la idea de terror en lo cotidiano (un asesino en los suburbios) ¨Pesadilla en Elm Street¨ lo llevaba al siguiente nivel con una fuerza maligna presente en lo necesario (sueños). Un concepto tan original que puede ser explotado de muchas formas, y la manera en la que esta cinta maneja eso; es simplemente perfecto.

Desde los primeros 20 minutos en los que nos presentan una falsa final girl para despues matarla, damos por hecho que sera una experiencia llena de sorpresas y que no respeta nuestra idea de la realidad. Dotando así a la cinta de una atmósfera surreal en donde el terror esta presente siempre, pues nunca sabemos cuando nuestros protagonistas están soñando, y cuando no. Freddy Krueger se aprovecha de esto y atormenta a nuestros personales a lo largo de todo el film.

Todo en esta película es tan solido que no me sorprende ver el por que esta cinta a envejecido tan bien. Es fácil para las nuevas generaciones disfrutarla sin que les parezca que cae en lo ¨cheesy/ridículo/chafa¨(como muchos clásicos que no supieron envejecer). Las escenas de las muertes siguen siendo impactantes aun para estos tiempos en los que parece que ya hemos visto todo, el hecho de que se desarrollen en los sueños dispara las posibilidades al infinito.

No cabe duda que Wes Craven supo como indagar apropiadamente en el terreno del subconsciente humano y sus mas profundos miedos. Clásico obligado para los fanáticos del horror.



Me gusta (0) Reportar

Damuga

  • 14 Apr 2019

7


Esta pelicula que dirigió Wes Craven es sin duda una de sus tantas propuestas ambiciosas en el género de terror, tiene buena ambientación y muertes muy originales, el maquillaje de Freddy está peor hecho en algunas partes pero aún así genera el miedo que necesita la película. Sin embargo el mítico fallo que comete Wes Craven es hacer tropezar o caer a sus asesinos por cualquier motivo y eso le resta temor y poder. Se hace pesada en varias escenas debido a que la duración de algunas escenas es excesiva y no le meten elementos interesantes como para que estés totalmente pendiente, aún así es una película para pasar el rato y en varias ocasiones es entretenida.
Mi nota: 6,9



Me gusta (0) Reportar

asrock3000

  • 12 Nov 2018

9



Pesadilla En Elm Street es una pelicula de terror que se estreno en el año 1984. Esta dirigida por Wes Craven y protagonizada por Heather Langenkamp, John Saxon, Ronee Blakley, Amanda Wyss, Johnny Depp y Robert Englund como Freddy Krueger.
En Elm Street, Nancy Thompson y su grupo de amigos están siendo atormentados por un extraño ser mientras duermen. Durante varios días todos comparten el mismo sueño que finalmente se convierte siempre en una verdadera y terrorífica pesadilla. En ésta son observados por un asesino con garras metálicas y afiladas llamado Freddy Krueger, que tiene su rostro siempre semioculto bajo un sombrero de paja ya que su cara está desfigurada. Antes de que ocurre una verdadera masacre los jóvenes deberán descubrir cómo acabar con él.

Pesadilla En Elm Street o Pesadilla En La Calle Del Infierno, vaya titulo para una de las mejores peliculas de terror de la historia del cine, y es que aquí estamos ante uno de los slashers mas originales que se han filmado hasta la fecha, ya que tenemos a un asesino en serie que no entra a las casas de las personas a acuchillarlas ni se la pasa en un lago esperando a que sus victimas vayan a el sino que tenemos a un ser maligno que atormente a las personas mientras duermen, dicho ser es nada mas y nada menos que Freddy Krueger, un psicópata que acuchilló a varios niños en Elm Street y por tal motivo los padres de la comunidad le persiguieron y le quemaron vivo, Freddy Krueger moriría allí pero mas tarde regresa como el amo de los sueños y atormenta a los hijos de aquellos que le quemaron vivo.

La pelicula se estreno en el año 1984, ya se habían estrenado otros dos clásicos del genero que son Halloween y Viernes 13, ya habían salido unas cuantas secuelas de esas dos sagas pero en el 84 llega Freddy Krueger y le da un aire nuevo al genero con uno de los argumentos mas originales, un asesino aniquilando personas mientras duermen, vaya vaya!, eso en su tiempo tuvo que ser una verdadera bomba y estoy seguro que la gente quedo muy sorprendida al ver semejante pelicula tan buena.

Y bien, pues francamente aquí estamos no solo ante una de las mejores peliculas de terror de la historia sino tambien ante la mejor entrega de la saga, obviamente por tratarse de la primera parte tiene que ser la mejor, esta y la tercera son las mejores, las demás entregas puede que no estan a la altura pero en si son bastante entretenidas y todas me gustan mucho.

Las actuaciones estan correctas, tenemos como protagonista a la joven Heather Langenkamp, quien interpreta a Nancy Thompson, que sin duda alguna junto a Freddy Krueger son los dos personajes mas míticos y mas recordados de toda la saga pese a que Heather aparece solamente en tres peliculas de 9 si contamos el crossover con Jason Voorhess y el remake del año 2010, Heather es una muy buena actriz y pues aquí cumple con creces porque su actuación es tremenda.
En el reparto le acompañan John Saxon, un actor mítico que participo en peliculas clásicas como por ejemplo Enter The Dragon con el tristemente fallecido Bruce Lee, Saxon es el padre de la protagonista, muy buena actuación pero a mi parecer no tiene muchas escenas que digamos, y por ultimo solo cabe destacar la participación de un jovencisimo Johnny Depp en su primera pelicula.

Ahora, lógicamente el que se lleva todos los aplausos es el fabuloso Robert Englund, quien es el que interpreta a Freddy Krueger, tremenda actuación y caracterización la de este señor y sinceramente me le quito el sombrero, es el asesino mas carismático que podemos encontrar en una pelicula slasher y ademas su retorcido sentido del humor, sus cuchillas, su jersey rojo con rayas negras, su sombrero y su horroroso rostro quemado son sus principales características y si por mi fuera le daría un Oscar a este señor porque es un tremendo actor y un personaje fabuloso.

Por ultimo salo cabe destacar las muertes, todas son geniales y muy originales, sobretodo la muerte de Johnny Depp, que es cuando se lo chupa la cama y sale severo baño de sangre que inunda un cuarto y como olvidar la de Tina, que es la mas brutal de todas. También hay uno que otro momento epico como la lengua de Freddy saliendo del teléfono, o cuando sus cuchillas se asoman en la bañera y el rostro atravesando la pared, vale que todavía seguiría nombrado momentos épicos pero no quiero alargarme mucho.

La banda sonora tambien merece ser destacada y como olvidar esa canción tan traumatizante y aterradora que cantan las niñas mientras saltan la cuerda, simplemente aterradora y no se podría esperar mas de esta obra maestra del cine de terror.

En definitiva Pesadilla En Elm Street me ha parecido una pelicula estupenda que es muy recomendable para aquellos que aun no han tenido la oportunidad de verla, esto va para las nuevas generaciones que aman el buen cine porque el resto esto seguro que ya la habrán visto y hasta pienso que varias veces al igual que yo, ya que no me canso de ver este gran clásico, o que diga esta obra maestra, ahora vere las secuelas.



Me gusta (0) Reportar

lmbc

  • 16 Oct 2018

8


Si hablamos de grandes genios del cine de terror inevitablemente tenemos que hablar de Wes Craven, y en este caso no es por su faceta visionaria ya que Pesadilla en Elm Street no es pionera en el subgénero slasher, si no por la capacidad que tiene este hombre para coger un subgénero más o menos consolidado y jugar con él hasta llevarlo hasta otros puntos de vista; me explico brevemente.
Wes Craven cogió el slasher, un género donde un psicópata poderoso pero con cierto retraso o enfermedad mental (Jason, Leatherface, Mayers...) asesina sistemáticamente a gente, y le dio media vuelta: para empezar el asesino vive en los sueños, el asesino no es fuerte si no que aprovecha esa falta de realidad para matar, Fred (aqui creo que todavía no lo llaman Freddy) no es la típica máquina de matar silenciosa sino que es un tipo carismático y gratuitamente sádico. El propio Craven giró la tuerca del slasher más adelante con Scream.

Pesadilla en Elm Street usa un fenómeno tan desconocido e involuntario como los sueños para mostrarnos a una eminencia en el género de terror como Freddy Krueger. Innovadora en su momento y bastante provocadora teniendo en cuenta que el psicópata aquí es un malo malo, es decir, aquí es un verdadero asesino en serie por narcisismo propio.

Brillante comienzo de lo que después sería una saga de películas bastante exitosas.



Me gusta (0) Reportar

Manolo2001

  • 23 Sep 2018

10


La pesadilla se hace realidad, por aquel 1984 se habia estrenado una de las cintas de terror mas populares de la historia creada por Wes Craven nada mas ni nada menos que A Nightmare On Elm Street presentando a un grupo de jovenes estudiantes teniendo pesadillas con un ente maligno que al matarlos en el sueño los mata en la vida real y de ahi nace el gran Freddy Krueger uno de los iconos de terror mas grandes del cine, la película nos muestras muertes muy buenas y originales, un terror bastante bien logrado para su epoca que cualquiera le provocaría no dormir después de verla y con una gran protagonista sin dudas una obra maestra del cine de terror de los 80 y que hoy en dia sigue dando de que hablar



Me gusta (1) Reportar

Billy Bob Firefly

  • 1 Sep 2018

8


Gran película, de un gran cineasta como, Wes Craven, con un gran Robert Englund y de una gran saga del Terror. Con alguna que otra escena excelente y que te pondrá los pelos de punta o te sorprenderá. Actuaciones buenas, una muy buena historia, que más decir de además de su buena dirección, ser una de las mejores cintas de la historia y de los 80 (en mi Top 10).

Más que recomendable, para pasar un buen rato de miedo y diversión, y quedar pensando si dormir o no dormir.



Me gusta (1) Reportar

Kevin zahid

  • 11 Apr 2018

8



Es una gran pelicula, ya tiene mas de 30 años esta pelicula y aun tiene su toqué, Freddy es un gran personaje, un ser que le gusta jugar con sus víctimas, y una apariencia que lo distingue de varios personajes de slasher, los efectos especiales son muy buenos, actuaciones igual de buenas, u una trama original, aun así parece que la madre parece que quiere matar a su hija, porque quiere que se duerma a pesar de haber haber dicho que un loco maniático con cara quemada quiere matarla mientras duerme XD, la pelicula tuvo un éxito muy bueno, en los 80 habían 2 franquicias demasiado parejas pesadilla en elm street y viernes 13 mientras que Halloween no pudo combatir con ellas ain así obtuvo exito, me duele decirlo pero pesadilla en elm street a sido mejor franquicia que viernes 13 ya saben Nostálgia



Me gusta (1) Reportar

Mad Warrior

  • 3 Feb 2018

9



Primero oirás el chirriar de sus afiladas garras, luego su cavernosa voz llamándote y antes de morir verás un jersey a rayas verdes y rojas.
La joven Tina corre desesperada por una gran sala de calderas, huyendo de él, pero es imposible huir...nada ni nadie podrá salvarla de esa horrible pesadilla.

Así da comienzo uno de los mayores clásicos de terror de los 80, con la pobre Tina despertándose en su habitación empapada en sudor y observando aterrada cuatro desgarrones en su camisón. Ha tenido un mal sueño, eso es todo, pero...¿qué ha pasado con su ropa?
Pues resulta que no ha sido la única. La mejor amiga de ésta, Nancy, ha soñado exactamente lo mismo, pero aún no tienen ni idea de quién es ese hombre desfigurado y armado con un guante de cuchillas ni por qué invade sus sueños todo el rato. No darle importancia es un error, porque la misma noche en que Nancy, su novio Glen y Rod, el novio de Tina, se quedan a dormir en casa de ésta, la chica es brutalmente asesinada, pero el culpable no estaba allí, sencillamente aparecen cuatro cortes en su pecho de la nada. Nancy no tendrá más remedio que averiguar la identidad de ese tipo que persigue a los chicos en sueños hasta matarlos, y para detenerle sólo halla una solución: sacarle al mundo real y acabar con él antes de que ella se convierta en su próxima víctima.

A mediados de los 80 Wes Craven ya figuraba en la primera línea de los directores americanos del cine de terror gracias a clásicos como ¨Las Colinas tienen Ojos¨ o ¨La Última Casa a la Izquierda¨ (¨remake¨ de ¨El Manantial de la Doncella¨, para los que no lo saben) cuando, tras finalizar la bastante mediocre ¨Cosa del Pantano¨, comenzó a dar forma al guión. Interesante resulta que para el argumento se basara en dos cosas, el tema ¨Dream Weaver¨ de Gary Wright y unos extraños casos reales que aparecieron en los periódicos allá por los 70, referentes a una especie de enfermedad que sufrieron unos asiáticos inmigrados a EE.UU., la cual les hacía padecer unas terribles pesadillas ocasionadas por secuelas de guerra, y luego morir mientras dormían; a esto se le llamó el Síndrome de la Muerte Asiática (muy original, sí señor).
Aparte, Craven se centró en dar vida al villano más espeluznante que el cine de terror había conocido, lejos de los estereotipos que fueron Leatherface y Jason Vorhees; así nación el deforme Freddy Krueger, cuyo espíritu cobra vida en los sueños. Tras rechazar Disney (¿en serio, Craven?) y la Paramount el proyecto al final fue a parar a manos de la independiente New Line Cinema.

Si algo deja claro Wes Craven es que tiene un talento innato para crear atmósferas terroríficas. Cual Lucio Fulci en ¨El Más Allá¨, hace honor al título del film y despliega una auténtica pesadilla visual donde poco importa la lógica cuando el objetivo es asustar, cosa que logra. A lo largo de la película nos vemos imbuidos, del mismo modo que los personajes, en un siniestro imaginario en el cual los límites no existen, logrando el director impactantes secuencias la mar de surrealistas acompañadas por la excelente banda sonora de Charles Bernstein y donde se hace uso de unos increíbles efectos especiales, imprimiendo grandes dosis de violencia extrema y humor negro, con una inclinación por el mal gusto que a veces raya lo vomitivo (acordaos de cuando Freddy se raja el pecho y empiezan a salir gusanos). Asimismo podemos apreciar la influencia de otros realizadores como Carpenter, Argento, Coscarelli, Hooper o Raimi, esto último expresado de manera literal, apareciendo una escena de ¨Posesión Infernal¨ en la televisión de Nancy.
La película puede que no pase de la típica historia de terror para adolescentes de la época, pero aborda aspectos tan interesantes como la comparación entre la ciencia y lo paranormal (algo semejante a lo que hizo Furie en ¨El Ente¨) y esa actitud tan característica sobre la mala influencia que representaban los adultos en la generación de los jóvenes de los 80, algo que primaba por entonces y que tanta divulgación de le daba en el cine. Significativo, por supuesto, es que Freddy únicamente sea un asesino de niños (...aún quedaba mucho para que supiéramos de su pasado, pero ya se empezaba a intuir la cosa).

Un plantel de jóvenes actores sorprende con sus actuaciones, entre ellos la guapa Heather Langenkamp y un debutante Johnny Depp, que estaba hecho un chavalillo por aquel entonces (ya ven, esto fue antes de ¨Nuevos Policías¨), quedando también el gran John Saxon más que correcto en el papel de duro policía, pero en quien deben recaer todos los halagos es en Robert Englund, el tipo que dio vida a Krueger. Puede que Jackie E. Haley sepa encarnar bien al villano en el infame ¨remake¨, pero no hay dios que reemplace a Englund, y lo más importante, nadie posee sus inquietantes ojos.
Aunque fuese criticada por su similitud con ¨La Gran Huida¨, aquel film de fantasía que Joseph Ruben estrenó el mismo año con temática similar, ¨Pesadilla en Elm Street¨ es hoy por hoy todo un mito de su época y sin lugar a dudas la obra maestra de Wes Craven.

Con ella influenció a toda una generación posterior de directores y se dio pie a una interminable saga que queda, ni que decir tiene, por debajo de la original. La vi de preadolescente y la muerte de Glen todavía consigue ponerme la carne de gallina.
Lo mejor: el duelo final entre Nancy y Freddy.



Me gusta (0) Reportar

reptilenin

  • 30 Dec 2017

9


Poco se puede decir ya de este clásico que no se haya dicho. La película tiene un poco de todo lo que tendrían que tener este tipo de producciones con una idea original,killer de categoría,ambientación muy oscura,efectos geniales y aquí hay algunas de las mejores escenas de muertes del genero y situaciones que han quedado en la historia.
No le pongo un punto mas por Nancy,ya que siempre me ha parecido que su personaje tiene un punto demasiado repelente.

Siempre intento verla una vez al año.



Me gusta (1) Reportar

Parnaso

  • 20 Dec 2017

8


Un clásico en toda relga que cuanto mas se ve mas se disfruta. La pesadilla que se vive en esta pelí es de órdago, juega con la mente del espectador,es una pesadilla o un hecho real el que vive la prota?incluso ese final abstraco nos deja con la duda.Los momentos de susto y gore están realmente bien creados,ver a Freddy aparecer por el techo de la habitación de Heather Langenkamp,que por cierto hace un gran papel(en la serie ¨Somos 10¨ era la que mas me molaba),da un miedo de acojone y como enseña sus cuchillas en la bañera es una escena épica. La banda sonora tambiñen juega a su favor, sobre todo con ese broche final del grupo 312!!!En fin, que es un clásico que tiene tal estatus porque lo merece.



Me gusta (3) Reportar

mahotsukai

  • 25 Oct 2017

10



Clásico absoluto del terror y slasher, considerada una de las mejores películas de su género de la historia, dirigido por Wes Craven, y primera aparición del legendario Freddy Krueger.

El mítico Wes Craven concebiría la que, sin duda, es su mejor película y legado al género de terror a partir de diferentes situaciones y experiencias personales y ajenas, que se habrían iniciado hacia fines de los 60s y comienzo de los 70s, que terminarían por cuajar recién casi a mediados de los 80s. Fue así como en un proyecto de clase hacia 1968, el entonces profesor del Westminster College y del Clarkson College of Technology Wes Craven tendría una de sus primeras inspiraciones para lo que sería “A nightmare on Elm Street” (1984), observando como sus estudiantes parodiaban películas de terror en la ya legendaria Elm Street, ubicada en Postdam, Nueva York.

Por otra parte, antes de filmar y estrenar su primera película “The last house on the left” (1972), Craven ya había leído una serie de artículos publicados en Los Angeles Times acerca de un grupo de refugiados camboyanos que tras huir del genocidio de su país a Estados Unidos, habían experimentado una serie de perturbadoras pesadillas, tras las cuales la mayoría de ellos se había negado a dormir. Algunos de ellos incluso murieron durante el sueño, mientras los médicos discutían sobre la posible causa, llamándola “Síndrome de Muerte Asiática”, un tipo de muerte súbita inexplicable.

La génesis de Freddy Krueger, por su parte, se produciría por inquietudes que lo asaltaron desde su infancia, primero con un extraño anciano que parecía caminar y detenerse constantemente frente a la puerta de su casa, y segundo por el bullying que un adolescente Wes sufriera a manos de un mocoso abusivo llamado Frederick Krueger. Por otra parte, Craven quería que Krueger fuese en principio un abusador de menores, pero una serie de casos reales conocidos en California por esos años, llevarían al futuro director de “The serpent and the rainbow” (1987) a reconsiderarlo para evitar una polémica innecesaria.

De esta forma, Craven redactaría el guión a partir de 1981, en los ratos libres de la producción de lo que sería su film “Swamp Thing” (1982), para ofrecerlo oficialmente a varios estudios, los cuales lo rechazaron tajantemente por ser demasiado surrealista y violento, como Walt Disney y Paramount, hasta ser aceptado finalmente por la productora New Line Cinema. El productor Robert Shaye terminó siendo el gran cómplice de Craven al creer en el proyecto muy a pesar del riesgo de producir y filmar una película así, y el enorme éxito que el film loghraría terminarían por darle la razón.

El guión desarrollado por Wes Craven, que en mi opinión es el mejor que redacto en su reconocida carrera, propone ciertamente una revitalización del slasher de fines de los 70s iniciado con el clásico “Halloween” (1978) de John Carpenter y en franca decadencia a mediados de los 80s, pero está plagado de interpretaciones psicológicas que la convierten en más que entretenimiento para adolescentes. Entre ellas, podemos encontrar la pérdida de la inocencia, teniendo en cuenta que Freddy Krueger sólo ataca a adolcescentes y sus ataques representan la violencia que muchas veces la sociedad muestra hacia los jóvenes.

Por otra parte, se presenta la difícil relación que la mayoría de las veces los adolescentes establecen con sus padres, como éstos los ignoran y/o sobreprotegen dependiendo del caso, y como la inestabilidad emocional de los padres puede afectar a sus hijos, en el film reflejado con la madre de Tina y sus parejas ocasionales además de la ausencia del padre y en el caso de Nancy con sus padres separados, él alejado por el trabajo y ella alcoholizada.

Asimismo, está el evidente componente sexual, siempre enmarcado en un contexto amenazante, violento y misterioso, reflejado en la escena del asesinato de Tina que a todas luces representa una violación o el simbolismo del guante de Krueger, con sus afiladas (y fálicas) cuchillas acosando a Nancy por la entrepierna, mientras toma un baño de tina. De la misma forma, a pesar de que Craven no muestra explícitamente a Krueger como un abusador de menores, es evidente que el comportamiento del icónico psicópata tiene una esencia sexual que el espectador puede deducir sin mayores problemas, casi como si se tratara de un ejercicio de psicoanálisis.

Hay otras referencias psicosociales como la lucha de los adolescentes por contrariar y/o aceptar el sistema social imperante, con la ruptura entre lo imaginario y lo real por medio de la pesadilla, en donde lo que prima es el miedo a ser rechazados y una constante sensación de soledad y falta de comprensión de quienes le rodean. Esa soledad se refleja el hecho de que Krueger pueda atacarlos y asesinarlos sin que a sus padres les importe o puedan hacer algo, como también el hecho de que el cine estadounidense recurra una vez más, en el caso especial del género terrorífico, a la soledad (y supuesta tranquilidad) que supone ir a los suburbios.

Más allá de estas cuestiones y alcances psicosociales, que el espectador destinatario adolescente de la época de seguro pasó por alto, lo que hace de “A Nightmare on Elm Street” (1984) realmente efectiva es la habilidad de Wes Craven por exponer la trama como un cuento pesadillesco y la sútil ambigüedad a la que el espectador se ve obligado a enfrentar para adivinar cuándo está dentro y/o fuera de la pesadilla, reflejado principalmente en varias escenas emblemáticas. Una primera, en el prólogo, cuando Tina deambula por una suerte de vieja caldera y es acosada por una figura humana deformada, atisbos de un Freddy Krueger que evidentemente se muestra reacio a aparecer. Una segunda, la aparición del cadáver de Tina envuelto en una bolsa forense en los pasillos del instituto y más aún el choque de Nancy con quien parece ser una compañera de instituto pero que lleva puesto el guante con navajas y el legendario suéter rojiverde del psicópata. Una tercera, en que se queda dormida en la bañera y Krueger la ataca desde abajo, tratando de ahogarla, y Nancy no deja de preguntarse si fue real o de plano el sueño hizo que su cuerpo se deslizara hacia el fondo. O una cuarta, en que Nancy finalmente pareciera haber logrado sacar a Krueger de la pesadilla al mundo real, pero al despertar y no verlo caerá decepcionada para ser atacada por Krueger en un instante. Sólo por nombrar algunas, de las más recordadas y simbólicas del film.

Craven, además, sabe decididamente dosificar la tensión, con un comienzo, ya decía, misterioso y especialmente pesadillesco, a la par que presenta a los personajes adolescentes que serán las víctimas, cuál corderos al matadero, y al mismo tiempo introduce al villano con marcadas dosis de suspenso, misterio y horror. Hacia la primera media hora del film, el espectador ya tiene alguna idea de quién es Freddy Krueger, que se ha dejado ver principalmente a través de sombras, como la escena de los brazos abiertos en que araña las paredes, o plano frontal breve en que se advierte su rostro y cuerpo quemado y agusanado, pero será hasta la concreción del acoso a Nancy que Craven entregue más detalles, tan escolofriantes como las muestras visuales del psicópata, sobre su identidad. Así, Marge Thompson, madre de Nancy, consumida por el vicio y la angustia de ver cómo la salud mental de su hija se desmorona, dará más detalles de quién es Krueger, un asesino de niños (e implícitamente, abusador de menores) que fue ajusticiado por los propios padres de las víctimas ante la inoperante justicia, quien lo habría dejado salir por temas burocráticos. Lo habrián engañado para que se acercara a una caldera, en donde lo encerraron y le prendieron fuego. Nancy terminará por descubrir más tardes, y nosotros también en las secuelas, que Krueger pactó con el diablo para regresar a atormentar y asesinar a los hijos adolescentes de esa generación que acabó con él.

Debido al bajo presupuesto de la película, la mayoría de las escenas con efectos especiales debieron hacerse de una forma más artesanal, como la mayoría de las películas de terror de la época. Pero ello no significó que Craven ideará inteligentes métodos para filmar emblemáticas escenas, como por ejemplo la persecución de Krueger con los brazos abiertos a Tina en el prólogo, filmada por Sean S. Cunningham (director de “Friday the 13th”, 1980) con extensiones metálicas; el ataque de Krueger a Nancy en la tina de baño, en donde se coloco la bañera sobre una piscina para que pudiera haber suficiente espacio para el forcejeo entre ambos; y la muerte de Glen, en donde el géiser de sangre, hecho con agua enrojecida, fue filmado con el set al revés y la cámara en posición normal.

Wes Craven debió conformarse con tener sólo dos actores reconocidos dentro del género, entre ellos John Saxon, Ronee Blakley y Robert Englund. Saxon (“Operación Dragón”, 1973; “Tenebrae”, 1982) ya era un actor reconocido y había trabajado con Bruce Lee y Darío Argento, entre otros, por lo que era perfecto para encarnar al teniente Donald Thompson, padre policía de Nancy. Ronee Blakley, ganadora del National Board of Review a la mejor actriz de reparto por “Nashville” (1975), encarna a Marge Thompson, madre alcoholizada de Nancy, separada del padre.

Por su parte, Englund, que pudo haber sido escogido para personificar a Han Solo y que propuso a Mark Hamill para “Star Wars IV: A new hope” (1977), tenía varias apariciones secundarias en films del género como “Eaten Alive” (1977) de Tobe Hooper y “Galaxy of Terror” (1981) de Roger Corman, siendo escogido por Craven para encarnar a Krueger, que en principio no tenía matices satíricos en su interpretación, como veríamos después en las secuelas (“A Nightmare on Elm Street II-VII”, 1985-1994). Robert Englund, de cualquier forma, cumple en su faceta de psicópata sobrenatural, convirtiéndose junto a Jason Voorhees a través de las secuelas, en el máximo ídolo ochentero del terror.

El reparto juvenil, por su parte, debía ser desconocido para el público, según las exigencias de Wes Craven. Heather Langenkamp, que aparecería en las secuelas “A Nightmare on Elm Street III” (1987) y “A Nightmare on Elm Street VII” (1994) encabezaría el reparto interpretando a Nancy Thompson, la heroína que logra superar sus miedos, enfrentar y acabar con Krueger. La secundan el debutante Johnny Deep, quien encarna a Glen Lantz, novio de Nancy; Amanda Wyss, quien interpreta a Tina Gray (“Silverado”, 1985); y Jesús García (“Traffic”, 2000; “Daño Colateral”, 2002), quien da vida a Rod Lane, el novio de Tina que es acusado injustamente de asesinarla.

Charles Bernstein se hizo cargo de la partitura de “A Nightmare on Elm Street” (1984) privilegiando el uso de sintetizadores y varios efectos sonoros para mantener inquieto al espectador. El score cuenta con una adaptación de la canción infantil “One, Two, Buckle My Shoe”, que incluye referencias a Freddy Krueger, convertido ya en una leyenda urbana que los habitantes mayores del pueblo pretenden olvidar.

El impacto mediático del personaje de Freddy Krueger fue tal que no sólo arrojó 6 secuelas más entre 1985 y 1994 y un crossover con Jason Voorhees en 2003, de diversa calidad, sino que permitió a New Line Cinema recuperarse y estabilizarse financiera hablando gracias al merchandising del personaje, que se convertiría en uno de los más carismáticos villanos de la historia del cine.

En resumen, una película fundamental en la historia del cine de terror, que refrescó el género y recuperó el slasher a mediados de los 80s, con una impronta narrativa que regalaría al cine uno de sus mejores villanos, el cual ha sido referenciado, parodiado y homenajeado a más no poder en la industria.



Me gusta (6) Reportar

edcarpenter

  • 22 Oct 2017

8


wes craven mostrándonos una película que lograría convertirse en una referente de su época y con el paso de los años ya en todo un clásico

y que además nos da a conocer a este popular personaje freddy krueger uno de los grandes iconos del genero con esta gran historia original en donde se manifestaba en los sueños de los jóvenes de la comunidad de elm street a manera de venganza por el siniestro sufrido ante los padres de estos

una película que para su década contó con grandes efectos y un buen trabajo con el maquillaje que por tantas veces que la vea nunca deja de perder su encanto



Me gusta (1) Reportar

Dante2001

  • 20 Jun 2017

10


El Despertar de un Icono del Horror, la primera parte de una de las sagas de terror mas legendarias de la historia Pesadilla en la calle elm y es toda una obra de arte tiene grandes actuaciones, muertes muy originales, buen suspenso y sobre todo terrorifica por parte del gran difunto Wes Craven creador del personaje Freddy Krueger uno de los mejores Slashers de la historia



Me gusta (1) Reportar

Sam Lawton

  • 26 Apr 2017

7



A niGhtMaRe on Elm Street: El Nacimiento del ícono del cine de terror, Freddy Krueger .

La idea de la película es simplemente grandiosa, pero creo que no ha sido desarrollada al máximo como pudo ser. Sólo hay una historia trasfondo contada a medias, de como muere Freddy, pero NO existe explicación alguna (lo cual es muy importante) de como rayos hace para entrar a los sueños de los jovenes a los que asesina... Quizas se planteó así pensando en las secuelas, pero eso hace que la pelicula individualmente, se quede corta .

Las actuaciones y los efectos son buenos, considerando la época, aunque creo que en ciertas escenas hay sobrectuación por parte de las chicas que hacen de Nancy y Tina, del resto todo bajo control, Robert como Freddy, fenomenal .

La banda sonora y la ambientación, definitivamente lo mejor de la cinta. Ese soundtrack escalofriante típico de los ochenta, muy bien adaptado....genera mucha tensión a lo largo de todo el filme, ¡Bravo !

En fín, un verdadero clásico de cine de terror...y del cine en genral. Una de las que hay que mirar antes de morir...porque sí .

Nota: siempre me dio miedo la escena donde Freddy alarga sus brazos en el callejón oscuro... ¡Brutal !

Recomendada a todo aquel. La haya mirado ya o no .



Me gusta (0) Reportar

Jonas Brothers

  • 2 Apr 2017

10


Desde luego como no podía venir y criticar esta gran película, es sinceramente mi slasher favorito del cine de terror, la trama gira en torno a un grupo de adolescentes los cuales, de todos la que mas me agrado (tanto en interpretacion y personalidad etc.) fue Nancy, la prota principal, siguiendo, los cuales son asesinados por un hombre que mata por medio de los sueños, esta trama esta muy bien, además esta bien contada, lo demás se deja pasar, las actuaciones son muy buenas, en especial las de Heather y Robert Englund, la fotografía esta bastante conseguida, los efectos están regulares, las muertes son muy sangrientas, es simplemente uno de los grandes.



Me gusta (2) Reportar

Haters

  • 17 Mar 2017

10


INCREÍBLE, simplemente increíble, muertes buenísimas y originales, llega a dar tensión y mucho suspenso, el tema con freddy es que no es un personaje muy confiable, es tramposo y llega a atacar en lugares que uno no se imagina, las actuaciones son buenas, es que robert englund como freddy es GENIAL, muy buena película, recomendable.



Me gusta (0) Reportar

Horrorboy

  • 22 Feb 2017

10


Que puedo decir que no se haya dicho antes. La película es excelente. Tuve la oportunidad de verla en el cine hace poco y logró cautivarme una vez más, la historia, los personajes sobre todo Freddy y Nancy, la música, la dirección... TODO. A pesar de los años la historia está vigente y por muchas veces que la haya visto le encuentro algo nuevo. Es una metáfora de la vida y cada vez que me sucede algo, le doy una revisión y la filosofia que plantea la uso en la vida real. Tiene su mérito en todo. Denle las oportunidades que consideren, siempre va a tener algo nuevo que mostrar. Le doy un 10



Me gusta (0) Reportar

Stoker´s

  • 31 Jan 2017

8



Gran clásico del cine de terror de los 80. y uno de los grandes asesinos del cine junto a Jason y Mayers. De todos ellos es el mas atípico porque no lleva mascara, habla y tiene un sentido del humor muy macabro. De pequeño me daba mucho miedo que pudiera venir a por mi, ya de mayor le tengo hasta cariño por lo cachondo que es .La película es buenísima, me encanta todo de ella. No se esperaba menos del maestro wes craven, para mi su mejor obra. Me encanta que nos hicieran pensar que la protagonista era en un principio la amiga rubia, así nadie se esperaba que fuera la primera en caer. Los asesinatos son muy sangrientos pero un poco fantasiosos, pero como freddy mata en los sueños se lo permito todo. Como punto negativo quizás sea que con el tiempo ha envejecido y se ven algunas escenas muy cutres. Otra cosa que nunca me quedo claro es si Nancy consiguió sacar a Freddy al mundo real, ya que al final dice que esto es un sueño y que le quitaba todo el poder que le había dado, o puede que se mezclara en ese momento lo del mundo real con el mundo de los sueños.No se como interpretarlo ya que fuera freddy siente dolor pero desaparece cuando mata a la madre en la cama y vuelve a aparecer debajo de las sabanas y es entonces cuando Nancy le quita toda su energía. Sin duda la mejor de la saga.

Mi nota es de 8.



Me gusta (0) Reportar

ivankiller

  • 27 Jan 2017

9


La verdad que no esperaba menos de esta fenomenal película dirigida por el maestro Wes Craven, en la cual debuta uno de los asesinos del cine mas memorables de todos los tiempos: Freddy Krueger.

La película y el personaje de Freddy (perfectamente interpretado por Robert Englund) se ganaron un merecido lugar en lo que son, para mi y para muchos, los más grandes íconos del terror y sobre todo del slasher en los 70s/80s, junto con La masacre de texas (1974 con Leatherface) Noche de Halloween (1978 con M. Myers) y Viernes 13 (1980, con Jason V.) asesinos indestructibles que, al haber sido despojados de su humanidad de una forma u otra, son ahora monstruos y máquinas de cortar carne imparables.
Freddy fue el último en nacer de éstos y supo aprovechar esta ventaja, en la película se muestra tan terrorífico como carismático, y además sale un poco del patrón de los psychokillers anteriormente mencionado: Éste no es un tipo de 2 metros que tiene un gran arma, una máscara y fuerza bruta. Si los anteriores usaban una motosierra, un cuchillo de cocina y un machete respectivamente, este usa su propia arma personalizada: un guante con cuchillos. Pero la verdadera razón por la cual éste mítico personaje ha causado y sigue causando tanto temor es por el hecho de poder meterse en los sueños de la gente y matarlos allí, y lo hace un personaje aun más tenebroso, intimidante y por tanto, original.

En la película, si bien no tenía un reparto muy conocido (salvo John Saxon) las actuaciones en su mayoría cumplieron, sobre todo Robert Englund, que, vuelvo a repetir, hizo que Freddy solo pudiese ser interpretado por él mismo, su terrorífica voz, sus gestos, su malvada y cómica risa, no hay dudas que fue un personaje hecho para él.

Entretenimiento asegurado, en la hora y media que dura supieron mantener un nivel alto y que no cae en ningún momento, además de que no tarda nada en empezar.
La banda sonora es sensacional y encaja perfecta con su más que atemorizante ambientación.

Las muertes son un punto fuerte más, que no son muchas pero las que hay son sangrientas, originales, y además ¿Quien podría olvidar la escena en la que se cargan a un muy joven Johnny Deep?y esa entre otras muchas otras escenas que quedaron para el recuerdo, como cuando Tina se enfrenta cara a cara con el demonio (esos brazos estirados y esa persecución me dejaron impactado cuando lo ví de chico) Además de unos efectos especiales muy avanzados para la época.

Lo único que no me pareció al nivel, y el porqué no se lleva el 10, es por algunas interpretaciones que no fueron tan destacables, también sentí que le falto algo mas de fuerza, que perdió quizá al pasar los años, pero lejos de quedar obsoletas como muchas otras, supo mantener su nivel en general.

Podría decir que ESTO SÍ que es cine de terror. Totalmente recomendable, sobre todo si buscas un buen clásico del horror.



Me gusta (0) Reportar

SATS0505

  • 23 Jan 2017

10


Una obra maestra, un clásico.
El personaje de Freddy Krueger, todos lo conocen, el vestuario y su guante son un icono, una personalidad única, da miedo por si solo, y sus características físicas son muy impactantes.
Unas actuaciones majestuosas.
Un soundtrack clásico, la cancioncita de Freddy y las demás son estupendas.
Unos efectos muy buenos para la época.
Una trama muy original.
La ambientación muy buena.
Las muertes son impactantes, la de Johnny Depp muy creativa y espectacular.
Tiene unos momentos llenos de tensión y terror.
No aburre, es muy entretenida.
Muy recomendable.
Ahora a ver la 2da parte.



Me gusta (3) Reportar

Críticas: 538

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
0%
2
0%
3
0%
4
0%
5
3%
6
6%
7
14%
8
21%
9
19%
10
31%