Ficha Campamento de Verano (Campamento Sangriento)

6.21 - Total: 304

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Campamento de Verano (Campamento Sangriento) (123)




[email protected]

  • 6 Aug 2022

7


No me ha parecido tan mala ni mucho menos. Me ha parecido un film que busca entretener, consigue su cometido y punto.
El final sorprende mucho con una vuelta de tuerca completamente inesperada.
Pero, pese a sus aciertos y desaciertos, el film es tan malo que pega la vuelta y termina divirtiendo.
Recomendable para quien le guste el slasher!



Me gusta (0) Reportar

DE NIRO

  • 12 Mar 2022

3


Al realizar esta cinta quisieron vivir de las mieles del éxito del gran Jason y sus matanzas campamenteriles, pero se queda en una copia barata con actores de madera, la trama no provoca casi nada excepto, ver a quien supuestamente está matando se cargue a la mayor cantidad de gente, los jovencitos son infumables, diálogos muy infantiles y ninguna escena de sexo que levante un poco, lo mejor es el final que sinceramente me sorprendió.Hay secuelas de ésta mala película que pronto espero ver sólo por curiosidad.



Me gusta (0) Reportar

gines

  • 8 Mar 2022

6


La pelicula es un slasher de los de la vieja escuela, es entretenido, con alguna que otra muerte bastante currada, el lugar donde se desarrolla la trama es un campamento de Verano a lo Viernes 13, me flipan los lugares así.

El final te deja de piedra, aunque mas que de piedra te deja desubicado.

Para mi sin duda alguna esta peli es uno de esos clásicos que sin ser gran cosa te dejan con un gran sabor de boca.



Me gusta (1) Reportar

asrock3000

  • 29 Dec 2021

7



Campamento Sangriento es una pelicula de terror y slasher que se estreno en el año 1983. Esta dirigida por Robert Hiltzik y protagonizada por Felissa Rose, Jonathan Tiersten, Karen Fields, Christopher Collet, Paul DeAngelo, Mike Kellin y Katherine Kamhi.
Un grupo de adolescentes aquejados de una importante actividad hormonal asiste a un campamento cristiano. Una serie de asesinatos seriales será el eje de toda la acción.

Tras el inesperado éxito de Viernes 13 una infinidad de slasher mas cutres y mas baratos se lanzaron muy a menudo durante los años ochenta y por allí se coló una pelicula titulada Sleepaway Camp o Campamento Sangriento, un slasher que en un principio creí que seria uno mas del montón pero a la hora de la verdad me dejo muy sorprendido ya que el film por mas simple que sea guarda una cantidad de sorpresas y rarezas no vistas antes en una pelicula de este tipo.

Y bien, el caso es que Campamento Sangriento a la hora de la verdad es el típico slasher donde un asesino en serie azota a un grupo de jóvenes en un campamento, tenemos adolescentes ansiosos de sexo, una que otra bizarrada, muertes llamativas y grotescas y un giro final que nos dejara con el culo torcido porque en verdad que es inesperado y pues de lo demás ni hablar, se agradece que la pelicula tenga una corta duración porque son como mínimo 85 minutos que se pasan en un abrir y cerrar de ojos y pues el ritmo me ha parecido muy efectivo ya que nos mantiene atentos cada minuto y no aburre en ningun momento aparte de que la tensión tambien esta muy bien manejada ya que de por si nos meten de lleno en la historia y nos hace sentir como si fuéramos un protagonista mas.

Por otra parte, las actuaciones a decir verdad son bastante malas, algunos personajes se sobreactuan en demasía y de por si del reparto la que mas sobresale es Felissa Rose quien interpreta a Angela Baker y pues yo no se pero esta chica de todo el reparto es la que mas sobresale y es la que ofrece una actuación mas sobresaliente con esa mirada y timidez y pues uno no se imagina que el personaje fuera a guardar un secreto tan oscuro con el que ya entrare en detalles mas adelante.

Las muertes fueron otra cosa que me impactaron ya que nunca me imagine que serian tan explicitas como por ejemplo la del cocinero hijoputa que se le cae una olla de agua hirviendo, la del tipo que muere ahogado y cuando encuentran el cadáver anda en un estado de putrefacción terrible, la muerte del chico que queda encerrado en el baño y muere por las picaduras de las abejas o la de la chica que muere apuñalada en la ducha. Si bien la pelicula no tiene demasiadas muertes pero las pocas que hay en verdad que son impresionantes pero claro esta que lo que tambien me llamo la atención fueron algunas escenas bizarras como cuando Angela ve a su papá con otro tipo haciendo ya saben qué o tambien esa relación rara entre el dueño del campamento y la chica monitora ya que se llevan como mínimo unos 30 años de diferencia y claro esta que tambien hay unas cuantas mas pero me seria imposible mencionarlas todas ya que no quiero alargarme demasiado con esos detalles tan mínimos.

Claro esta que lo mas impactante del film fue ese final tan inesperado y aterrador pues resulta y pasa que la tan Angela fue la responsable de todos los asesinatos y que a la final no era una niña como todos imaginábamos sino que era en realidad un niño aunque claro esta que tambien el film deja mucho cabos sueltos acerca del porque Angela se volvió una asesina en serie aunque se entiende que al morir su padre y su hermano fue su tía la que se hizo cargo de ella y como no quería otro niño en la casa le metió esa loca en la cabeza que tenia que ser una niña en fin, de todos modos la pelicula me ha resultado tremenda y brutal en todos los sentidos y mas con esos últimos segundos en los que sale Angela con el cuerpo de un niño ya que simplemente fue aterrador y de por si es de los finales mas inesperados y aterradores en una pelicula slasher.

En definitiva Campamento Sangriento me ha parecido una pelicula muy buena, si bien no es una pelicula perfecta porque esta llena de mil defectos pero a mi me ha gustado, esta bastante entretenida, me ha dejado un buen sabor de boca y a decir verdad me parece un slasher muy infravalorado que vale la pena recomendar a aquellos que disfrutan de este tipo de peliculas ochenteras de terror de serie B.



Me gusta (0) Reportar

mahotsukai

  • 18 Sep 2020

7



Aceptable y atípico slasher dirigido por Robert Hiltzik.

Un grupo de adolescentes, entre los que se encuentra una pareja de primos, serán acechados y asesinados en un campamento de verano por un implacable y original asesino en serie.

Hacia 1983 el slasher estadounidense parecía ya haber dejado atrás la cúspide que alcanzaría a partir de los clásicos seminales “Halloween” (1978) de John Carpenter y “Friday The 13th” (1980) de Sean S. Cunningham, con films de discreta, pero interesante factura, como “Maniac” (1980) de William Lustig, “Prom Night” (1980) de Paul Lynch, “Motel Hell” (1980) de Kevin Connor y “Happy Birthday to me” (1981) de J. Lee Thompson. Sin embargo, también evidenciaba un claro desgaste que se traducía en incontables secuelas de las franquicias emblemáticas que se prolongarían a través de toda la década, por una parte, e innumerables intentos mediocres, descafeinados y poco originales. Dentro de este contexto, surgirían algunas propuestas que a pesar de no ser grandes filmes ni siquiera dentro del slasher, se convertirían en inesperadas y gratas o desagradables (según se le vea) sorpresas para los fanáticos, entre los que contamos “Curtains” (1983) de Richard Ciupka, “Mortuary” (1983) de Howard Aveids, “Mortuary” (1983) y el film que no soncova hoy, “Sleepaway Camp” (1983) de Robert Hiltzik.

Concebida descaradamente a partir del clásico de Cunnighman al tomar elementos básicos como el camping veraniego y el asesino en serie que se carga a un grupo de adolescentes libidinosos, “Sleepaway Camp” (1983) surgió como único proyecto cinematográfico del estudiante de artes Robert Hiltzik durante muchos años (volviendo a directamente recién en 2004), que luego seguiría la carrera de abogado, a partir de su gusto por los slashers de la época y de una estadía en el camping Algonquin, en Argyle, Nueva York, a mediados de los 70s. Sin embargo, el enfoque que finalmente Hiltzik adoptaría para este slasher, que de paso le serviría para dejar atrás su mediocre factura y convertirse contra todo pronóstico (incluso del propio Hiltzik), sería tan desconcertante, truculento y retorcido en sus conceptos básico que bien vale la pena destacarla como una película digna de visionado.

El guión firmado por el propio director parte, como decía, de una premisa probada y comprobada, el accidente trágico que genera un trauma mayúsculo y una consecuente venganza en época estival sobre un grupo de adolescentes pasados de revoluciones, poco brillantes y definitivamente insoportables. De buenas a primeras el film parece no ofrecer más que los típicos y repetidos elementos narrativos del subgénero, pero paulatinamente, en especial desde el inicio de la acción en el campamento y la aparición de la traumatizada Angela, el guión expone y desarrolla una narrativa sexual cada vez más evidente. En consecuencia, asistimos no sólo al espectáculo de adolescentes calientes, sino también a un verdadero ejército de depravados sexuales que trabajan para el camping, entre los que encontramos pedrastas, delicuentes sexuales y violadores en potencia, que parecen sacados de una versión soft de la saga “Ilse, Shewolf of the SS” (1975-1977).

De esta forma, Hiltzik propone, aunque de una forma burda, desordenada y poco estilística, una interesante metáfora sobre los dolores, las dudas y las ansiedades propias de los adolescentes, que no sólo se enfrentan a cambios físicos, hormonales y psicológicos complejos en que requieren de una guía emocional para establecer su identidad personal y sexual, sino también a las propias lacras sociales como el bullying, la discriminación y el grooming. “Sleepaway Camp” (1983) es, de hecho, una alegoría patente, cruda y brutal, a lo doloroso que es crecer e identificarse sexualmente. Es por ello que el film da cuenta no sólo de personajes nefastos, sino también de un ambiente de tipo reclusorio u orfanato en donde los abusos y las bromas pesadas se naturalizan en la dinámica de abusadores y abusados.

No obstante, el director va más allá, y en una línea bastante más liviana pero claramente inspirada en el trabajo del polémico director John Waters, creador de la controversial “Pink Flamingos” (1972), explora de diversas maneras la homosexualidad y con ello estableciendo, sin que el espectador se de cuenta hasta el clímax, una de sus declaraciones más potentes y abiertas. El film está colmado de guiños a la homosexualidad con decenas de secuencias con chicos vestidos en pantalones y camisetas ajustadas y deliberadamente acortados, la tendencia a agrupar a los varones en actividades en que muestran sus físicos trabajados (beisbol, nado nocturno en grupos), a falta de chicas exuberantes y sexualmente más activas que los mismos chicos, de una forma más sugerente, pero también en formas más explícitas como la escena del padre de Angela y su amigo Lenny.

En relación a la originalidad de las muertes, éstas apuestan por lo clásico y cliché, y no arriesgan mucho, entre las que encontramos quemaduras brutales con agua caliente, exposición a picaduras de abejas, acuchillamientos por la espalda, ahogamientos en el lago, sofocación con almohadas, quemaduras con alisadores de cabello y decapitaciones, entre otras. Sin embargo, hay dos cuestiones que resultan tan desconcertantes como atípicas que tiene que ver con que se trata de crímenes que no tienen una connotación sexual, es decir no se producen durante la realización de relaciones sexuales (el máximo cliché del slasher) y el hecho de que ocurren fuera de cámara lo cual responde evidentemente a la falta de recursos con que Hiltzik disponía más que a un intento de suspenso puro.

En consecuencia, “Sleepaway Camp” (1983) peca o emerge, según como lo vea el espectador, como un slasher poco convencional en este aspecto, ya que no contiene escenas sexuales ni desnudos y también descarta cualquier escena de gore, al menos de una forma explícita. Al margen queda, por supuesto, el espeluznante, escandaloso, impactante y revelador epílogo que en gran medida le sirvió para inscribirse en los anales de la historia del slasher y del cine de terror, y que sirve de excusa para perdonar todas las incoherencias narrativas y falencias técnicas que el film tiene en realidad, entre las que debemos mencionar el pobre montaje de Ron Kalish, Ralph Rosenblum y Sharyn L. Ross y la poco atractiva banda sonora de Edward Bilous.

Una de las cuestiones que le juega paradójicamente a favor, aunque de forma inconsciente, es el apartado de interpretaciones, que en el caso del reparto adulto se traduce en estilos muy dispares. Por ejemplo, llama la atención la desconcertante interpretación de Mike Kellin (“Midnight Express”, 1978) quien alguna vez fue nominado al Premio Tommy y que en este film está muy flojo como el corrupto y pedrasta coordinador del camping, Mel. Por el contrario, está la exagerada y hasta cierto punto maniática y caricaturizada interpretación de Desiree Gould (“Tales of Poe”, 2014) cuyo papel parece reducido y sin importancia cobra gran interés al conocerse el clímax. Susan Glace (“Sleepaway Camp IV: The Survivor”, 1992) y Paul DeAngelo (“Silent Madness”, 1984), quienes interpretan a Susie y Ronnie respectivamente son un ejemplo de lo intrascendentes que son los monitores en la trama.

El reparto juvenil, en tanto, lo hace un tanto mejor, lo cual no deja de ser interesante ya que la mayor parte del grupo de actores eran adolescentes reales, sin experiencia. Sin embargo, el trío protagónico cumple dentro de lo esperado, destacando claramente Felissa Rose (“Victor Crawley”, 2017) quien con 14 años encarnó a la traumatizada Angela. También encontramos a Jonathan Tiersten (“The Perfect House”, 2012) como Ricky, el primo de Angela, y Christopher Collet y Karen Fields (“Judy”, 2014), quien interpretaron a Paul y Judy, las dos partes faltantes del triángulo amoroso.

La filmación de “Sleepaway Camp” (1983) se llevó a cabo en el Camp Algonquin, Argyle, Nueva York, como ya señalé, y fue sorpresivamente rentable recaudando US$11 millones a partir de unos paupérrimos US$350 mil. Sin embargo, no fueron suficientes para que Hiltzik se animara a hacer una secuela sino hasta 2004, cuando finalmente dirigió “Return to Sleepaway Camp” (2008) directo a video, en donde volvió a reunir a gran parte del elenco estelar del film original, con Felissa Rose, Jonathan Tiersten y Paul DeAngelo.

Lo anterior no imposibilitó, de cualquier manera, que se llevaran a cabo tres secuelas, algunas con un sentido cómico otra cosa, como la parodia “Sleepaway Camp II: Unhappy Campers” (1988) y el neoslasher “Sleepaway Camp III: Teenage Wasteland” (1989) de Michael A. Simpson, y “Sleepaway Camp IV: The Survivor” (2012), iniciada en 1992 pero completada 20 años después.

En resumen, un slasher con los típicos vicios del subgénero, pero qie destaca por su naturaleza poco convencional, por su propuesta narrativa burda y truculenta, y por un desenlace impactante.

https://cineramica.blogspot.com/



Me gusta (0) Reportar

Metal Zombie

  • 3 Aug 2020

6


Otra de esas películas que surgió de aquella época dorada del slasher que dominaba el cine de terror, con la particularidad de que esta, gano muchos fans y ahora en estos tiempos, esta considerada en todo un clásico, incluso, la elevan a culto.

Sleepaway Camp O Campamento Sangriento, es el inicio de una larga saga donde no se resalta algún factor innovador o que la haga distinta a otras cintas sobre asesinos seriales y adolescentes hambrientos de sexo o popularidad. La película contiene los mismos elementos de un slasher normal, incluso parece copiar la misma formula del mítico Viernes 13 con respecto a que la historia se desarrolla en un campamento.
Tenemos lo mismo de siempre, muertes, una que otra destacable, los chicos en su diversión y llamando la atención de las chicas, no hay mucho que decir la verdad. Un calco de otros slashers.

Entre los protagonistas y sus regulares actuaciones, solo puedo destacar a la tímida e inolvidable Angela Baker, encarnada perfectamente por Felissa Rose, cuyo personaje paso a ser de los mas recordados dentro del subgénero. Su rostro es que ya es iconico.

De Sleepaway Camp no se puede hablar mucho, su fama y popularidad en aquella época se debe a ese grandioso y sorpresivo final, que a mi personalmente, me encantó y me sorprendió, la verdad no me lo esperaba.

Divertida, entretenida, muy apto para pasar el día sin mucho que hacer. La película ya es todo un clásico y creo que todo amante del slasher y el cine de terror en general, debe ver por lo menos una vez en la vida.


Lo bueno:
Su desarrollo no se hace pesado. Los minutos finales y ese desenlace, son lo mejor.

Lo malo:
No pasa de ser el típico slasher de aquellos hermosos 80s.



Me gusta (3) Reportar

edcarpenter

  • 23 Jul 2020

5



Un slasher que durante su desarrollo parece muy comun ( la historia llevada a un campamento con jovenes siendo victimas de un asesino ) pero grata sorpresa la que se lleva uno al final con la identidad del psicópata algo inesperado y ese detalle fue el que termino por hacerla diferente a otras peliculas de este sub genero ademas de que tiene unas escenas de muerte bastante aceptables en su mayoria , es una pelicula que no fue tan comercial como la gran mayoria de las de su epoca pero aporto algo distinto con el psicopata y ofrecio un desenlace fuera de lo comun



Me gusta (2) Reportar

Esmirna Chamorro

  • 23 Jun 2020

--


La película a mi me gustó, el personaje de Angela obviamente tenía serios traumas y confusión de su género, era un chico llevando una vida de chica, el acoso de sus compañeros, en lo particular no se me hace copia de viernes 13, es entretenida. Y me encantó la canción final de la película. Estas películas tenían tremendos sountrack: friday night, el regreso de los muertos vivientes parte II, Aullidos. 😃👍😋



Me gusta (2) Reportar

Miguel Arkangel

  • 19 Mar 2020

7


Sleepaway Camp, estrenada en 1983, se convirtió rápidamente en un clásico del slasher, y ha mantenido su status pese al paso de los años. Si lo analizamos someramente podríamos decir que es una producción muy pobre y su trama es prácticamente un calco de Viernes 13, esto es, un grupo de chicos de ambos sexos en un campamento de verano que serán asesinados uno por uno por un misterioso asesino. ¿Por qué entonces este modesto film ha ganado tan sólida reputación cuando se trata de nombrar a los filmes imprescindibles del slasher ochentero?

La respuesta la tenemos en la audacia del director Robert Hiltzik, que no dudo en agregar todo tipo de elementos retorcidos y políticamente incorrectos a la trama. Un personaje es un repulsivo pedófilo, el dueño del campamento mantiene una relación con una jovencita trabajadora, el padre de familia que vemos al inicio de la película es homosexual, la madre es esquizoide, mueren niños pequeños, aunque no de manera explícita; las muertes son truculentas, un cocinero muere al caerle encima una olla enorme de agua hirviendo, un muchacho es asesinado al ser encerrado en un baño con un montón de abejas, otro tipo muere brutalmente ahogado; pero sin duda, es el bizarro, sorprendente y truculento final lo que le ha servido a esta película para volverse inolvidable para los fans del género. Esos pocos minutos finales son los que hacen que valga la pena darle un vistazo a este clásico.



Me gusta (2) Reportar

Tabo

  • 13 Nov 2019

6


Película: ¨Sleepaway Camp¨ (1983).

Una cinta llena de clichés y de la cual no esperaba mucho, sin embargo, tiene su encanto y sorpresas. La historia de originalidad no tiene nada, en esa época se hizo como diez películas con la misma temática. Diálogos un tanto mediocres. Las actuaciones son regulares. Personajes típicos de este tipo de cintas. De ritmo esta bien. Efectos visuales regulares. Soundtrack aceptable. Las muertes pudieron ser mucho mejor. Le iba a dar un cinco previó los últimos 10 minutos y el final realmente es perturbador, tanto por la historia en sí, como por los gestos de Angela.

Mi puntuación para ¨Sleepaway Camp¨ es 6 de 10 posibles, ese rostro es imposible de olvidar y luego de buscar información respecto a la cinta me entero de que es para mucho uno de los finales más espeluznantes de la historia y realmente me alegro de no haberlo sabido antes ya que fue una grata sorpresa. Es un film regular que cualquiera diría del montón, pero con un final épico. La recomendaría ya que vale la pena su visualización aunque sea una vez.

Tabo.



Me gusta (1) Reportar

gonxii

  • 5 Oct 2019

6


Para ser una peli ochentera, estuvo bastante correcta, y eso que como dicen otras criticas, esta década fue la primavera de los slashers donde cientos y cientos de jóvenes perdieron ficticiamente la vida.
Con un guion bastante flojo y que carece de sentido en algunas partes, esta película logra entretener lo justo y necesario.
Con buenas muertes y un suspenso correcto, pero con actuaciones que a veces dejan que desear.
Simplemente entretiene, para ver y pasar a algo más interesante.
6/10



Me gusta (1) Reportar

ilustrador.tk

  • 5 May 2019

6


Tras los éxitos de taquilla de campamentos alejados y asesinatos cruentos. Era obvio que productores se subirían al tren. Ahí ¨Campamento sangriento ¨ encuentra un lugar dentro de las producciones B.
Y es algo deconocida, porque está tremendamente mal actuada, diálogos pésimos y un grupo de actores aficionados, que hacen las cosas más ilogicas en medio de los asesinatos.
Eso, además de carecer de buen trabajo en el suspenso, podría hacer que sea un bodrio. Pero acá entran las virtudes, a pesar de ser barata, tiene buenos fxs de maquillaje, y muertes explícitas.

Y lo que todos recuerdan, su sorprendente giro final, y revelación de quien ha estado asesinando a todos. Esa cara, con la boca abierta es iconica.

Cutre, pero lo suficientemente entretenida como para dar origen a una saga.



Me gusta (2) Reportar

Stoker´s

  • 29 Nov 2018

6


Película que quiere colgarse de la fama de viernes 13, al igual que muchas en aquella época. Si bien para algunos esta película es una joya y para otros es una mierda, para mi no es lo uno ni lo otro, es simplemente entretenida pero nada del otro mundo, se deja ver. Quizás las actuaciones no estuvieron a la altura y los personajes en su mayoría son odioso y estas deseando que los maten, eso si las muertes muy buenas. Lo mejor sin duda cierto giro al final que no te lo esperas, aunque es muy predecible y sabemos los que van a morir y quien es el asesino. Yo la he disfrutado con ese ambiente tan ochentero, aunque me gustaron mas sus secuelas (la 2 y la 3, las otras no las he visto)

Mi nota es 6.



Me gusta (1) Reportar

Ryo

  • 23 Nov 2018

2


Mala,mala,maliiisima.La volvi a ver despues de mucho tiempo y me gusto aun menos que la primera vez.Aburridisima desde que empieza hasta que termina.Pocas muertes y todas cutrisimas.
Es tremendamente obvio que se hizo famosa por el retorcido final.Pesima.



Me gusta (0) Reportar

Chudiferre

  • 6 Sep 2018

7


Pues a mi me gustó. A pesar de que es una película que usa la temática slasher tan típica de la época, le dio algunos giros psicológicos interesantes al [email protected] El final es muy bueno para ser una película de los 80s genérica y además bastante perturbador!! Tiene sus personajes clichés típicos que son odiosos para que disfrutes al verlos morir, y un sinfín de tonteras que son muy comunes dirigidos al público adolescente de la época ochentosa. Si te gustan los clásicos con algún toque de sorpresa pero que siguen la línea de ¨Martes 13¨, esta es la peli para vos.



Me gusta (0) Reportar

Necromaster:

  • 22 Jul 2018

7


Uno de tantos Slashers que se hicieron en los años 80, y que no solo imita a ¨viernes 13¨, sino también a sus numerosas imitaciones, propias de aquella entrañable época.
Pues la verdad es que no está nada mal, es el típico campamento juvenil (incluyendo un lago parecido al de ¨Crystal lake¨), repleto de adolescentes achulados y atontados, en el que una especie de trauma infantil desemboca en un/a asesino/a sediento/a de sangre. ¿Típico? sí. ¿Previsible? bastante, aunque no del todo. Pero en este tipo de películas lo que importa de verdad son los asesinatos, que aquí son realmente sádicos y brutales a más no poder. El reparto no es que sea malo, pero sí un tanto mediocre; con unos diálogos por lo general aceptables. Y en cuanto a la escena final. . . pues tampoco es tan aterradora como se ha dicho, pero la verdad es que te deja con la boca abierta.
Resumiendo: Si buscáis un buen Slasher ochentero de campamentos, este film creo que os puede satisfacer. RECOMENDABLE.
Puntuación: 7.



Me gusta (1) Reportar

Drako Zombie

  • 14 Jun 2018

2


Pfff...
vaya siento que he sido timado
creo que no soy el único que ha tenido altas expectativas de esta película por tantas flores que le tiran,sólo me defraudó y me costo la vida verla, no me había tardado tanto en ver una pelicula,
para empezar, si, sólo es una más de la escuelita de viernes 13 pero en mala, mala malisima, lo único que se me ocurre que me haya gustado es que tiene bonitos paisajes (igual que todas las películas de campamentos) un soundtrack aceptable pero no memorable
ahora todo lo que no me gusto que es mucho, sus actuciones son malas era de esperarse,ningún personaje me gusto, sus muertes muy ridículas y exageradas y mal cuidadas, un ritmo lentisimo, mucho, todo el relleno que tiene (que es mucho) es irritante, aburrido, es intolerante, sus acontecimientos son muy predecibles, sabrás luego luego quien es el asesino, lo único que no te esperas son sus últimos 5 minutos, pero pasa el gran final y yo me quede de; ah ok
pero más quede de, eso fue todo?
creo que este film no se olvido completamente por su tan hablado final, que me imagino que causó polémica por las ideas de lugar, pero en fin creo que es cuestión de gustos
yo personalmente no la recomiendo, humildemente pienso que no vale la pena



Me gusta (0) Reportar

Kevin zahid

  • 25 Feb 2018

5


Un clásico supongo, la primera vez que la vi tuve 3 teorías, el primo era el asesino para vengarse de todos, la prima Angela era una perra psicópata que se quería vengar de todos, o había un asesino suelto que por casualidad mató a los bullies, hubo una que otras muertes que me gustaron, lo única razón por la que la estamos viendo es por su final que si me sorprendió pero después de tanto hablar la hemos sobrevalorado u comparado con otras películas, que ya no es la gran cosa, si la gente no hubiera hablado de su final no hubiera tenido tanto éxito.
Lo repito la única razón por la cual la vimos fue por su final, y ni hablar de sus secuelas que están peores, y su reboot pfff



Me gusta (2) Reportar

mateoenlinea

  • 30 Jan 2018

9


Divertida película slasher que al igual que otras películas (La Quema, Camp Blood, Bloody Murder) obviamente tomo tajada del exitazo de Viernes 13, pero no es para nada una copia. La película empieza regular con la muerte del padre de Angela y Ricky, después va tomando ritmo y se vuelve completamente divertida, vale que algunas actuaciones son malas, es algo lenta y las muertes por así decirlo son ¨suaves¨, pero te diviertes con todo ese misterio de quien es el asesino y la sub-trama de Paul y Angela, tiene uno de los mejores finales en películas de terror, claro que yo no me sorprendí porque ya me había spoileado el final, pero para aquellos que no lo hayan hecho, les diré que se sorprenderán bastante. A mi sin embargo, me resulto entretenido.



Me gusta (3) Reportar

ZukidoZ

  • 1 Nov 2017

6



¨Sleepaway Camp¨ es de esas películas que algunos desconocemos, pero que mientras más te adentras en el mundillo de las películas de terror; es inevitable evitar el SPOILER. Un clásico, que no disfrute, debido a que ya conocía su desenlace (con todo y su imagen final).

Sin embargo, la película me entretuvo, y no esperaba las ocurrencias del asesino que, sabe como infringir dolor a sus victimas. Más un drama adolescente creíble: con la chica popular (por dos razones o tres), el chico ¨amable¨ y la chica ¨enigmática¨.

¨Angela¨ es un personaje interesante, pero, me quedan muchas dudas, y su origen me parece poco creíble. La escena final es... rara, y sensacionalista.

Conclusión final: Una buena opción para está época, y una película de terror menos en mi (interminable) lista de espera.



Me gusta (2) Reportar

Críticas: 123

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
1%
1
1%
2
2%
3
3%
4
8%
5
12%
6
24%
7
22%
8
10%
9
6%
10
6%