Ficha Twin Peaks

8.36 - Total: 47

  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Twin Peaks (30)




Mad Warrior

  • 20 Feb 2018

9



¿Por dónde empezar con “Twin Peaks”? Es difícil, pero fácilmente se la podría calificar como la serie que cambió la televisión.
¿Atrevida esa afirmación ya que no fue perfecta en su totalidad? Poco importa. Su impacto e influencia perdura, y lo hará por tiempo indefinido.

En 1.986 el director David Lynch iba ya por su cuarta película y se había convertido en uno de los más controvertidos e imaginativos directores de la industria. Así mismo, Mark Frost revolucionaba la televisión con “Canción Triste de Hill Street”. Ambos se conocieron aquel año...y el resto es historia.
La idea era crear una escabrosa serie que combinara un sinfín de géneros nunca visto y que a su vez parodiara la esencia de los seriales de la época, como “Dinastía”, “Falcon Crest” o “Dallas”. Así en “Twin Peaks” podemos ver desde drama romántico hasta drama criminal, pasando por la clásica “soap opera” aderezado todo de un extraño surrealismo y toques de humor negro aquí y allá.
Lynch y Frost hicieron que “Twin Peaks” perteneciera a mil géneros diferentes y, a su vez, a ninguno de ellos.

Todo nace de una premisa muy truculenta: una joven que ha sido asesinada conmociona a toda una localidad que parece salida de la mente de Stephen King.
A partir de ahí nos disponemos a conocer el pueblo y las gentes que por ahí pasan y deambulan. Gente de negocios sin escrúpulos (Ben Horne, Jocey Packard, Cath Martell...), jóvenes envueltos en un mundo de peligros y erotismo casi onírico (Donna Hayward, Audrey Horne, Bobby Briggs...) y otros residentes dignos de cualquier trama “hitchcockiana” que a la luz sólo muestran la mitad de su auténtica personalidad (Margaret, Jacoby, Leo, Hank, Leland y Sarah Palmer...).
En este pueblo idílico, feroz caricatura de la América conservadora (algo que demuestra el “opening”) y como bien dice el sheriff Truman, planea un sombra satánica que a todos envuelve, apareciendo en la vida de todos sus habitantes de una forma u otra. El misterio nunca deja de estar presente y se puede sentir al estar dentro de las cabañas, al observar los semáforos, al merendar en la cafetería del Gran Hotel del Norte, al respirar el aroma de los abetos Douglas...
Lynch siempre fue experto en enterrar los secretos y desempolvarlos poco a poco para el espectador (se aprecia sobremanera el eco de “Terciopelo Azul” en la serie). Con esta idea y el objetivo de ofrecer al público una cuidadosamente hilvanada intriga comienza el mito de Twin Peaks y Laura Palmer, esa preciosa chica de pelo rubio que se halla envuelta en un plástico a la orilla de un lago (algo ya visto en “Instinto Sádico”, ¡dirigida por cierto por Tim Hunter!). Un caso del que se tiene que encargar el pintoresco agente del F.B.I. Dale Cooper (prolongación del Jeffrey Beaumont que ya hiciera MacLachlan en “Terciopelo Azul”); uno como ningún otro: amante del café y los buenos desayunos, concienciado con el Tibet, practicante de la meditación trascendental, gran receptor de fuerzas sobrenaturales y dispuesto a abrir los ojos a sus ingenuos compañeros locales para ir desentrañando la muerte de la joven.

Así, episodio tras episodio, escudriñamos en las vidas de los residentes del lugar, que de algún modo engloban el trágico suceso de Laura.
También podemos deleitarnos de un rico surtido de sistemas diferentes gracias a la originalidad de sus otros directores, destacando la labor de Tim Hunter, Lesli Linka Glatter, Duwayne Dunham y de invitados de lujo como James Foley o la mismísima Diane Keaton, cada uno ofreciendo su particular visión de lo que era el pequeño universo de la serie.
A lo largo de la 1.ª temporada, la mejor sin duda, nos encontramos como auténticos detectives resolviendo poco a poco las pesquisas gracias a unos atípicos procedimientos. Ese ambiente de áspero “thriller”, por mucha comedia, traiciones familiares y romances secundarios que haya, no deja de estar presente. Nos identificamos con James Hurley, odiamos a Catherine y Nadine, repudiamos y a la vez entendemos a Bobby, reímos con Andy, lloramos junto a Leland...
El perfume a serial ya está en el aire. Y tras un “cliffhanger” masivo llevado a la perfección por Frost en el último episodio de la temporada, donde la serie ya era elogiada por doquier y seguida por todo el mundo, nos metemos inmediatamente después en la 2.ª...y, por desgracia, empieza el declive...
La comedia se incrementa, el surrealismo se acentúa, aparecen más rostros (unos más importantes (Harold Smith, Jean Renault) y otros innecesarios (Lana, Andrew Packard, Annie) ) y lo peor de todo: los jodidos productores deciden desvelar la identidad del asesino antes de tiempo. Sin embargo, y a pesar de ese error garrafal de los ejecutivos de la ABC, “Twin Peaks” sigue persistiendo en el tiempo como una de las más influyentes series jamás concebidas. Por su estilo, su narrativa, su arriesgada apuesta y su recóndito esoterismo adornado con la deliciosa banda sonora de Badalamenti. Muchas la imitarían (“Expediente X”, “American Gothic”, la horrible “Picket Fences”...) pero ninguna alcanzando ni su grandiosidad ni su magia.

Actualmente no dejan de surgir series por todas partes que no gozan de originalidad ni calidad, por muy seguidas y laureadas que estén. “Sit-coms”, seriales y dramas criminales; todas siendo la copia de una mala copia. A mis 23 años esa es la asquerosa televisión que me ha tocado heredar: inútiles series, vomitivos “reality shows” y programas para oligofrénicos.
Gracias a gente como los señores David Lynch y Mark Frost uno puede recuperar la fe en el medio televisivo, por crear Twin Peaks y la leyenda de Laura Palmer.
Leyenda que uno jamás se cansa de (intentar) descifrar, por muchas veces que se revise.

Señalar que aunque todo parezca un ¨thriller¨ de pura y clásica intriga de repente se nota algo más, algo muy de Lynch, que introduce con mano maestra y que representa el claro ejemplo de que estamos ante algo distinto.
¿Alguien se acuerda del 3.er episodio? Exacto, en la tercera semana de la serie el nombre de “logia negra” aún no significa un carajo para la gente, y así de golpe somos testigos de ese sueño en la habitación de cortinas rojas, que a todos nos cuesta desprender de nuestra memoria: un Cooper anciano, palabras del revés y un enano que baila al son de un tema de “jazz” muy pegadizo. Sensacional. Nos aventuramos a desenmascarar un crimen a través del subconsciente...¿se le habría ocurrido a alguien más? Lo dudo.
Y tengo que decir que para mí la verdadera serie va del capítulo piloto al 9.º de la 2.ª temporada (sí, ya sé que el 22.º es una maravilla, pero lo siento), cuando por fin vemos el verdadero rostro de Bob, escenificado de manera impactante y demasiado brutal para tratarse de una serie de TV.
Una genialidad tal como fue concebida pero una metedura de pata catastrófica, ya que a partir de que el crimen se resuelva en el impresionante 9.º episodio todo desemboca en un revoltijo de historias secundarias sin gancho alguno, hasta que la aparición de Windom Earle da un poco de vida a la agujereada trama.



Reportar

DE NIRO

  • 10 Feb 2018

6


es una buena serie de misterio suspenso con muy buenas actuaciones pero en algunos capitulos se me hizo bastante pesada, por su ritmo muy cansino, creo que porque se realizó en los noventas, por lo demás está correcta y se deja ver, pero para estos tiempos está como fuera de onda por asi decirlo.



Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 4 Sep 2016

10



Una de las mejores series de los últimos treinta años y que, de un modo u otro, ha influido en muchas de las grandes series que han venido después, como Lost, Broadchurch, The Killing o la primera temporada de True Detective.

Twin Peaks básicamente trata sobre el asesinato de una joven llamada Laura Palmer en el pueblo de Twin Peaks y la investigación que lleva a cabo el agente especial del FBI Dale Cooper para averiguar quién es el asesino, en un pueblo plagado de sospechosos. Lejos de ser una serie enteramente policíaca, Twin Peaks es también una serie con grandes tintes metafísicos y donde se deja claro que todo es más que un asesinato, un conflicto que en realidad se trata de una lucha entre el bien y el mal. Sorprende, sin embargo, que a pesar de que esta sea su temática, no se haga referencia en ningún momento a los temas religiosos, hasta el punto de que en Twin Peaks ni siquiera parece haber sacerdote. Se agradece también que haya ciertos elementos cómicos y estrambóticos en la serie que no hacen sino elevar la grandeza de la misma.

Pese a lo magnífica que es la serie, considero que, una vez que se descubre que Laura Palmer fue asesinada por su padre, Leland, poseído por el espíritu de BOB, la serie comienza a decaer. Concretamente a partir del episodio 18, una vez que Leland es asesinado por el propio Bob en la comisaría. ¿Cuál es el problema de todo esto? Pues básicamente que hasta ese momento, el asesinato de Laura Palmer había sido el centro en torno al cual había girado toda la serie. Incluso en el caso de que el asesino se revelara y fuera ajusticiado a mitad de temporada, creo que esa trama debería haber seguido siendo la central, ya que no solo es el motor de la serie sino la trama que le da importancia a todo lo que sucede en el pueblo.

Una vez que Leland muere, BOB escapa de su cuerpo, y ni el agente Dale Cooper ni los policías de Twin Peaks saben a dónde irá ahora, ya que BOB es una entidad capaz de poseer a gente buena como Leland y corromperlos por completo. ¿En qué vecinos de Twin Peaks entraría BOB en lo que quedaba de temporada? Las expectativas eran altas. Personalmente, yo esperaba que en esos 12 últimos capítulos, BOB fuera entrando en los cuerpos de personajes como el sheriff Truman, Leo, Bobby, Donna, etc, demostrando que todos pueden ser corrompidos, y jugar con el suspense del mismo modo que, por ejemplo, se hacía en La Cosa de John Carpenter.

Sin embargo, lo que sucede es nefasto. La trama de BOB, hacia la que la serie había girado desde el comienzo, es dada de lado, y no vuelve a tener importancia hasta el último capítulo de la serie. En ese último capítulo, BOB únicamente se limita a consumir el alma de Wimdom Earle y a poseer a Dale Cooper de cara a futuras temporadas. ¿En serio? ¿Alguien se cree que BOB permanecería quietecito dentro la Logia Negra esperando a que Cooper llegara pudiendo recorrer Twin Peaks corrompiendo más almas?

Y la pregunta es, si la trama de BOB es dada de lado hasta el final, ¿en qué se ocupan a partir de ahí los doce capítulos? Pues principalmente en tramas secundarias que no aportan nada a la serie, y algunas de ellas resultan muy molestas a irritantes, con demasiado sentido del humor. A veces, parece que uno está viendo otra serie. Por ejemplo, resulta extraño y aburrido ver cómo Ben Horne enloquece, convirtiéndose en un enfermo mental que juega a indios y vaqueros, y unos capítulos después ya está curado y concienciado con el medio ambiente. O es lamentable también que el personaje de James, el guaperas de la serie, estuviera tres o cuatro capítulos implicado en una trama en la que una ricachona quería inculparle del asesinato de su marido. O el ejemplo más claro: el personaje de Sherilynn Fenn, que siempre había estado enamorada de Cooper, ahora se sentía atraída por Billy Zane, el malo de Titanic, que aparecía en unos cuantos capítulos sin mucho peso en la trama. Lo único realmente bueno de esta parte de la serie es la trama de Wimdom Earle, el Moriarty de Dale Cooper, aunque por desgracia no resulta tan carismático como lo era BOB.

Pero, ¿cómo es posible que la trama degenerara hasta estos límites? Pues hay varias razones para ello: la primera es que tanto David Lynch como Mark Frost abandonaron su labor como showrunners al mando de la serie en la segunda mitad de la segunda temporada al estar ocupados con estos proyectos. Debido a esto, la cadena de televisión mantuvo a sus propios guionistas, los cuales tenían 12 capítulos que tendrían que ocupar con las directrices que les habían dado Lynch y Frost. Esas directrices eran: la trama de la abducción del mayor Briggs, una progresiva recuperación del vegetativa Leo, la trama de Wimdom Earle, y la trama de la venganza de los Packard y la muerte de Josie. Parecen muchas tramas, pero la realidad es que, quitando la trama de Wimdom Earle, el resto eran tramas centradas en los personajes secundarios, tramas que no tenían muchos minutos en pantalla y que no abarcaban más de 3 capítulos.

Había una trama más que Frost y Lynch indicaron a los guionistas que debían continuar, una trama con una importancia capital, y esta trama era la de la relación amorosa entre los personajes de Cooper y Audrey (los actores Kyle Maclachlan y Sherilynn Fenn), una relación llena de química y que a todo espectador encantaba. La gente quería que Cooper y Audrey se liaran y, por desgracia, eso nunca sucedió. ¿El motivo? La actriz que interpretaba a Donna, Lara Flynn Boyle, era la novia de Maclachlan en la vida real y estaba celosa de que su novio pudiera besarse con una actriz tan guapa y tan de moda como era Sherilynn Fenn. Debido a esto, le pidió a Maclachlan que se negara a hacerlo y este se excusó ante los directores diciendo que no le parecía moral que Cooper se liara con una chica de 17-18 años que todavía iba al instituto. Es decir, le parecía moral que Cooper se hubiera acostado con la mujer de Wimdom Earle, traicionándolo siendo su amigo, pero no le parecía moral que amase a una adolescente que lo quería de verdad.

Debido a esto, los guionistas tuvieron que suprimir la trama ideada por Lynch y Frost, borrando de la existencia cualquier relación entre Cooper y Audrey (quienes nunca volvieron a coincidir en pantalla en ningún instante de la serie), y tuvieron que buscarle una pareja a cada uno de los dos protagonistas. Como dije antes, a Audrey le buscaron de novio a Billy Zane, el malo de Titanic, haciendo de un personaje tan soso como gratuito. Y a Cooper le encontraron como novia a Annie, interpretada por la guapísima Heather Graham, que interpretaba a una monja recién salida del convento. El personaje había intentado suicidarse por amor en el pasado, y resultaba muy interesante, pero seamos sinceros, por muy tierna y dulce que fuera Heather Graham, cuatro capítulos no son suficientes para que su secuestro a manos de Wimdom Earle tuviera el mismo impacto que habría tenido el secuestro de Audrey. Una pequeña cagadita.

Para colmo, al no poder desarrollar la trama de la relación de Audrey y Cooper, los guionistas también tuvieron que meter muchas tramas secundarias llenas de gags cómicos, que a día de hoy no sé qué es lo que aportan a la serie. Como por ejemplo, la trama del niño huérfano al que tenía que cuidar Andy, la trama de la chica pelirroja buscona y los dos viejos, o la trama de Ben Horne protegiendo a las comadrejas en peligro de extinción.

Por suerte, David Lynch y Mark Frost regresaron al pie del cañón en los últimos episodios y remendaron la segunda temporada lo mejor que pudieron. El último capítulo, dirigido por David Lynch, es directamente una explosión de sensaciones en las que Lynch apostó por dejar muchos misterios en el aire, para captar el interés del espectador, dejando un final mítico para Twin Peaks, si bien deja también un sabor agridulce. ¿Ayudó en algo la vuelta de Lynch? Puede. Twin Peaks con un episodio de calidad, a la altura de los 18 primeros capítulos, dejándonos con más dudas e interés que antes, pero fue imposible que la serie renovara por una tercera temporada debido a la baja audiencia.

Es una pena, pero quedaron muchísimas cosas en el aire. Por ejemplo, ¿qué son BOB y Mike? ¿Espíritus, dioses, alienígenas? ¿Qué son las abducciones? ¿Cuál es el papel de la Logia Negra y la Logia Blanca? ¿Qué hará BOB dentro del cuerpo de Cooper? ¿Morirá Annie a manos de Cooper? Si BOB es el mal y el gigante es el bien, ¿qué papel juegan en todo esto Mike y su brazo, representado como el enano de la habitación roja? ¿Qué le pasó a Ben Horne después que le golpeara el padre de Donna? ¿Morirán Audrey, Pete y Packard en la explosión del banco? ¿Conseguirá Leo salvarse de la trampa que le preparó Wimdom Earle? Son muchísimas incógnitas que se quedaron en el aire.

Por fortuna, el año que viene, Twin Peaks regresará con una tercera temporada, con Mark Frost y David Lynch al mando, y con un elenco de actores entre los que se incluye a Michael Cera, Amanda Seyfried, Naomi Watts, Ashley Judd, Robert Knepper, Tom Sizemore, Monica Bellucci, Jeremy Davies, Richard Chamberlain, Julie Dern, etc. Yo personalmente no me lo pienso perder.



Reportar

ragman

  • 22 Jun 2016

5


Admito ue esta serie fue pionera en su momento,para su epoca me parece injusto no valorar ese detalle y su influencia. De hecho no por nada tiene su titulo de seeie de ¨ culto¨... Personalmente me parece que su primer temporada vale la pena aunque tiebe sus fallos. El primer episodio esta muy bien para plantarnos la semilla de la incognita de ... Quien mato a laura palmer?... Pese a sus toques telenovelescos. Su sobrecargado uso de la musica y personajes inecesarios,logra mostrarnos un escenario lleno de dudas. A medida que avanza la serie logra introducir a la trama policial tintes sobrenaturales que terminan por cambiarlo todo.
La segunda temporada se nota que ya no sabian para donde ir. La resolucion del caso termina en el capitulo 10,con un final del misterio que no me convencio,esperaba mas... De hecho se notan esos toques surrealistas de lynch que hace unica esta serie pero que a su vez a mi no me llega a convencer. Y no conforme con finalizar el asesinato de laura... Los capitulos continuan con subtramas inecesarias de los demas residentes del pueblo e incorporaciones de nuevo elenco... Esto termina por pulverizar la idea con un final mas surrealista que nunca y que te deja mas duds que respuestas.



Reportar

Ales1998

  • 4 Sep 2015

9


Twin Peaks esconde un secreto.

David Lynch conquistó millones de hogares con esta serie tan memorable de la década noventera. Supuso un ¨Boom¨ tan grande que actualmente sigue siendo una de las grandes referencias en el mundo televisivo y cinematográfico. La muerte de Laura Palmer conmocionó a millones de espectadores, siendo el drama número uno durante la época. Fue así, Laura Palmer se despidió de una manera algo extraña para sus amigos y familiares, ya que según ellos, había algo detrás que provocó su adiós. Laura Palmer ocultaba secretos, incluso ella misma sabía que iba morir la noche en la que murió. Con esta trama es imposible no quedarte enganchado, a través de este suceso se pone en marcha una investigación para desvelar el gran misterio de Twin Peaks, es allí donde interviene uno de los personajes más carismáticos de los 90, Dale Cooper.

Temporada 1.
Esta más enfocada en conocer a fondo Twin Peaks, nos van introduciendo una tonelada de personajes, a los que en un principio cuesta conocerlos, pero poco a poco sus distintas personalidades harán que les pongamos etiqueta a cada uno. Una temporada llena de luz propia que consigue entretener en cada capítulo, siendo el siguiente aún más adictivo. También existen tramas secundarias, lo que convierte Twin Peaks es un universo más amplio, lleno de personajes entrañables y otros no tanto.

Temporada 2.
Esta temporada está un poco más conducida al misterio y al surrealismo, mostrando una versión de Twin Peaks más mística y oscura. Esta vez la serie contiene veintidós capítulos, de los cuales solo diez son necesarios para descubrir quien asesinó a Laura Palmer. A partir del capítulo once la serie dio un bajonazo brutal, encargándose de resolver tramas secundarias que a pocos interesaron, la consecuencia de un mal guión, un humor negro insoportable y unos pobres datos de audiencia fueron el broche final para la cancelación de la serie. Esta temporada (hasta el capitulo diez) es bastante superior a la anterior, siendo aún más dramática e intensa, los personajes secundarios empiezan a tener más importancia y sobre todo consiguen evolucionar favorablemente respecto a la temporada anterior. Y lo más importante, nos desvelan la verdadera identidad del asesino de Laura Palmer, un suceso que dejó conmovido a todo Twin Peaks y sobre todo a los fanáticos de la serie, que para muchos fue unos de los finales mas espeluznantes de la historia.

Twin Peaks es un mundo que todos debemos conocer, donde cada rincón habla, donde los árboles aguardan secretos y donde el misterio brilla por su presencia. Personajes tan carismáticos como el agente Dale Cooper, la entrañable Lucy Moran, el sensible Andy Brennan, y la inteligente y enamoradiza Audrey Horne, entre muchos otros, consiguieron iluminar nuestras caras a través de la pantalla. Próximamente se estrenará la tercera temporada que promete volvernos a encandilar, espero que así sea.



Reportar

alf

  • 5 Jan 2015

10


Ayer acabé el último episodio de esta gran série. He aguantado 30 años sin saber quien mató a Laura Palmer ni sin saber como acabaría una serie que en su momento fue el ¨Lost¨ del momento, por su impacto social y porqué todo el mundo estaba enganchado. Una serie que, quizás hoy en día, puede parecernos desfasada, pero que si le damos una oportunidad y empatizamos con todo el pueblo de twin peaks, nos parecerá una obra maestra. Una serie que, a parte de la trama, lo que realmente nos engancha son los personajes. El agente Cooper con el mejor papel que ha hecho Kyle MacLachlan en su vida, un Ray Wise destrozado por la muerte de su hija que no para de llorar, la señora del leño o la pareja compuesta por Everett McGill y su mujer, una superwoman con parche, son ejemplo de ellos. Si bien nos enteremos del asesino de la serie unos capítulos antes de finalizarla, cosa que encuentro que es el único error de la serie y que fue una desmotivación por parte de Lynch y Frost impuesta por la televisión, eso no es suficiente para que la serie pierda su ritmo con una nueva trama más rara y oscura que termina, ahora sí, con un capítulo final lleno de arte, con el sello de Lynch a toda regla, que nos dejará a todos sorprendidos. Una serie llena de simbología lynchiana con sus telones de terciopelo rojo, un enano, un pastel de cerezas y un buho crean una espiral de locura propia del maestro Lynch. Una serie por la que pasaron un montón de actorazos, algunos no tan conocidos en ese momento, entre los que destaca el papel de Piper Laurie (la madre de Carrie), el propio Lynch en un personaje que vive siempre con sus auriculares, un desconocido David Duchovny con su fetiche particular, una joven Heather Graham o un repelente Miguel Ferrer que deja de ser repelente al mostrarnos su lado humano. Una serie que forma parte de la historia de las series de televisión, que su estructura adictiva ha sido copiada por series de éxito más actuales como Lost (incluso llega a haber cierto parecido con los elementos místicos de los últimos episodios) y que, si aun no le has dado una oportunidad deberías dejar que te atrape.



Reportar

Parnaso

  • 15 Oct 2014

10


TWIN PEAKS

Una maravilla de serie,la acabo de terminar de ver y el final me ha impactado muchísimo,no me había imaginado este final para nada.
De enano la veía a rafagazos,algunos actores y alguna escena suelta se grabaron en mi memoria.

El capítulo piloto es una auténtica maravilla,tiene una intensidad y una tensión impresionante,ese aura oscura que respira el lugar,los personajes,ese olor otoñal,como mola!

Después,el resto de capítulos,pues igual,interesantísimos y una liada bien montada.Los personajes maravillosos,algunos más que otros,mis favoritos:Catherine Martell,Ben Horne,Nadine y sobretodo y ante todos...Audrey Horne,amor eterno hacia ella,mujer con halo misterioso,dulce y de suave caracter,además,se le suma en su rostro ese toque pin-up que la hace parecer tan angelical...Me encandiló!Como su épico baile lunático en el bar,Pure love.

En definitiva,una seriaza de alto nivel,creada a base de personajes surrealistas y una idea rebuscada bien desarrollada,recomiendo verla en otoño,esta serie no es ideal para verano.



Reportar

Orlak

  • 21 May 2013

9


De no ser por algunos capítulos de la segunda temporada, que se me hicieron aburridos e innecesarios, le daría un 10. En términos generales es una serie única e intrigante que a medida que avanza crece el misterio. Sin duda no es para todos los públicos, pero para los que gustan del surrealismo y de lo enigmático, ésta es su serie.



Reportar

federic0

  • 5 Mar 2013

8


Buena serie y ya se de donde salio The killing!!

Comienzo con mí critica:

Twin peaks es una serie que data de comienzos de los años 90.

Introducción: En cuanto a su trama gira en torno a la muerte de una joven llamada Laura Palmer, y se desarrolla en este pueblo llamado Twin Peaks. Comienzan las investigaciónes para determinar quien mato a la joven y a partir de ahí la trama se mezcla en un sin fin de hipótesis en donde cualquiera podría estar implicado en la muerte.

La trama esta muy bien expuesta y es novedosa para la época, lo que si debo decir es que al comienzo se te mezclan un poco los personajes que intervienen debido a la gran cantidad actores que desarrollan la historia. Me parece que para la época es pionera en materia de series del genero policial mezclado con suspenso, creo que es muy dinámica y novedosa el desarrollo de la trama a lo largo de todos los capítulos. En cuanto al final me gustó, es un buen cierre. Creo que la historia tiene sus altibajos pero en general la trama es bastante buena.

Los actuaciones son muy buenas, en especial los de:

1. Kyle MacLachlan: Agente especial Dale Cooper, tiene un gran sentido de la intuición y es una persona racional, profesional y bondadosa. Lo de las grabaciones para Diane me pareció curioso y me gusto. Personaje muy bien logrado.

2. Michael Ontkean: Sheriff Harry S. Truman. Ayudante del agente Cooper, indispensable en el desarrollo de la trama a lo largo de toda la serie. Es impulsivo, pasional e irracional. Muy Buen personaje, gran logro por parte del actor.

Hay muchas más actuaciones bien logradas: como las de: Lucy Moran, Agente Andy Brennan, Norma Jennings, Annie Blackburn, Mike o Phillip Michael Gerard, Peter, Benjamín Horne, Donna Hayward, Shelly Johnson, Audrey Horne, etc.... te terminas encariñando con algunos personajes.

Lo que si debo decir es que en más de una escena el dramatismo por momentos roza el absurdo, hay algunas partes que tranquilamente se podrían haber omitido para mi gusto.

En cuanto a la fotografía creo que es un aspecto interesante, visualmente es atractiva y esta realmente bien expuesta. Hay muchas escenas muy bien logradas en donde el ingenio se mezclo con la preparación. Gran labor de los directores en cada capitulo. Tiene buenos efectores especiales, aunque son escasos.

La música y el sonido son dos aspectos que funcionan a la perfección, el sonido ayuda a que muchas escenas tengan la dosis exacta de suspenso y la música acompaña y transmite el sentimiento de cada personaje durante el desenlace de la serie. Me gusto tanto la música y creo que a muchos le encantara (te queda grabada en un rincón del cerebro) que me baje en soundtrack de la banda sonora de la serie y es simplemente genial.

En conclusión: Una gran serie a pesar de algunas contras (Como actuaciones muy dramáticas, trama con altibajos, etc.) que pueden hacerte que no guste del todo, pero es innegable la magia que trataron de trasmitir los directores a lo largo de toda la serie. Es pionera y sirvió de modelo o referencia para series como The Killing (gran serie por cierto). La recomiendo a todos en general, creo que les gustara tanto como a mi. Mi nota 8/10.



Reportar

alainen

  • 19 Feb 2013

10


Empezamos la serie con una gran primera temporada. En esta temporada hay mucho misterio. El nivel de cada episodio es muy alto y esta lleno de suspense. Lo mejor es que en cada capitulo hay un final sorprendente que hace que quieras ver el siguiente. Muy recomendable.



Reportar

Sephiroth_XI

  • 10 Jan 2012

8



Imagino que todos conocemos la serie creada por Mark Frost y David Lynch que causó sensación a principios de los 90, pero seguro que hay más de un caso como el mío, que me pilló demasiado jóven y mis progenitores me mandaban a la cama nada más empezar el capítulo de la semana. Desde hace varios años he tenido una gran curiosidad por ver este mito de la historia de la televisión, y al fin lo he hecho.

Una mañana cualquiera, Pete Martell se dirige al lago a pescar cuando en la orilla bajo una roca encuentra el cadáver de una joven envuelto en plástico. El sheriff Truman identifica a la fallecida como la hermosa y popular Laura Palmer. De inmediato se pone en contacto con sus padres y con el director del instituto, el cual comunica la trágica noticia a sus compañeros de clase. Desde Washington envían al peculiar agente especial Cooper a investigar el caso, ya que parece ser que guarda relación con otro crimen cometido un año antes. Poco a poco vamos descubriendo que Laura no eran tan modélica ni tan inocente como aparentaba, que todos en el pueblo tienen algún secreto, y que hay algo en los bosques de Twin Peaks.

Si bien el desenlace de la serie no es tan satisfactorio como cabría esperar, no puede negarse que estamos ante un producto de calidad, a los que la televisión nos tiene muy poco acostumbrados. La trama de suspense queda apartada a un segundo plano, y contemplamos el drama de los habitantes de una pequeña localidad. Amores furtivos, celos, desconfianza y conspiraciones… todo un culebrón, pero un culebrón bien hecho al fin y al cabo. La psicodélica mirada de David Lynch impregna la trama y el estilo, con sus característicos pasajes oníricos y su montaje intelectual. Es una serie que, a pesar de los elementos fantásticos que toca, retrata los asesinatos tal y como son: aberraciones de la conducta humana. Twin Peaks no es televisión imitando a cine, es cine disfrazado de televisión.

Todo el desarrollo de la serie está plagado de pequeños momentos memorables. Las muestras de dolor que manifiesta el padre de Laura son tan intensas que incluso llegan a resultar cómicas, como cuando pone música a todo volúmen, agarra el retrato de su hija y se pone a bailar dando vueltas como una peonza mientras gimotea. Sin embargo, cuando estamos a punto de estallar a carcajadas, la bella, inmadura y caprichosa Audrey, pesonaje del que menos esperaríamos algo así, con su llanto nos recuerda que a pesar de lo ridículo que parezca, lo que estamos viendo es a un hombre que sufre por la muerte de su hija. Disfrutamos también con las excentricidades del agente Cooper, siempre risueño y con buen humor, y de su colaboración con el sheriff Truman que acaba desembocando en una gran amistad, a pesar de que nunca pierdan el formalismo de llamarse de usted.

Lamentablemente, la productora acabó metiendo mano y condenando la serie. Obligando a sus creadores a desvelar la identidad del asesino de Laura Palmer en mitad de la segunda temporada, lo único que les quedó para mostrar fue la trama de Windom Earle, que era relleno más que otra cosa. Quizá el último capítulo habría resultado más digerible si la serie no hubiera sido forzada a terminar tan precipitadamente. Ni siquiera la precuela que Lynch rodó posteriormente en forma de largometraje, ¨Fuego, Camina Conmigo¨, consiguió realzar el universo de Twin Peaks.

Pese a todo, en conjunto la serie resulta una verdadera delicia. De visionado obligatorio para los seguidores de David Lynch y los que disfruten tanto con la intriga como con historias cotidianas.



Reportar

Hojaldre

  • 3 Nov 2011

9



Magnífica serie que sin duda está entre las mejores jamás realizadas. El asesinato de Laura Palmer fue la gallina de los huevos de oro para Lynch, aunque en algunos capítulos de la segunda temporada, tras el descubrimiento de que el asesino es el padre en un capítulo apoteósico, se rellena con algo de ¨paja¨ (de ahí a que me resista a darle un 10). Igualmente, una lástima que no permitieran que siguiera en una tercera temporada porque habría sido el final merecido para tan magna obra. IMPRESCINDIBLE.



Reportar

Mr. Grindhouse

  • 23 Oct 2011

10


Para mí, la mejor serie de la historia, me encantaria que un dia Lynch le diese el final que mereció tener, o una película que cerrase la trama, soñar es gratis.



Reportar

coffinjoebasc

  • 23 Dec 2010

10


Muy buena serie, al final se quedan algunos cabos sueltos, pero sin que importen mucho, ya que el caso principal (el del agente Cooper) si tiene final. La serie al contrario que la peli, si tiene cierto dinamismo que te va enganchando capitulo tras capitulo. Buena banda sonora, buena ambientación y un come-tarros debido a su surrealismo e interpretaciones.



Reportar

Melchian

  • 12 Dec 2010

10


En el año 1990 se sienta un precedente en el mundo de las series de la mano de uno de los grandes del cine, David Lynch. Este hito que sorprenderá al mundo entero tomó forma de thriller surrealista y portaba el nombre de “Twin Peaks”.

¿A quién no le suena ese sugerente nombre? Una de las primeras series policiacas que enganchó de una manera increíble al público, y es que no es una serie de crímenes al uso. “Twin Peaks” es una historia sorprendente, surrealista, sobrecogedora que sobrevuela lo cómico y comparte con todos nosotros esa pequeña idea de pueblo norteño estadounidense. Casas de madera, chimeneas y un olor casi omnipresente a barniz, todo mezclado con parajes de ensueño, oscuros, verdes y sobretodo amenazantes.

Este serial nos cuenta las peripecias del agente especial del FBI Dale Cooper que llega al pueblo fronterizo Twin Peaks para resolver el asesinato de una lugareña llamada Laura Palmer. Al leer en el presente año la sinopsis no conseguimos encontrar diferencias con las series del momento, “CSI”, “Caso abierto”, “Sin rastro”, pero, son producciones policiacas vacías que no poseen la misma esencia que “Twin Peaks”.

Uno de los rasgos mas característicos de la serie toma forma en la propia vida del pueblo, ya que Twin Peaks vive, es un nuevo personaje que se diferencia de la investigación del asesinato. A lo largo de los treinta capítulos que conforman la serie podemos conocer perfectamente a los individuos que hacen de Twin Peaks lo que es en realidad, un pueblo orgulloso de su serenidad, de su perfección superficial, y es que esa bondad, belleza es solo eso, vidas que ignoran a propósito los fallos, las tramas oscuras para poder vivir en ese sueño americano de pueblo perfecto. Este sueño se irá descubriendo poco a poco y podremos comprobar cómo cada uno de los personajes posee oscuros secretos que competirán y a veces complementaran la trama de asesinato que en la mayor parte de las escenas no es más que un subterfugio intencionado que da pie a hilvanar cada una de las subtramas de la serie, que no son pocas. Al final la vida de Laura Palmer seguirá siendo sinónimo de misterio mientras que Twin Peaks se convertirá en un laberinto de relaciones, amores y traiciones perfectamente conocido.

La banda sonora que nos acompaña a lo largo de toda la serie es sencillamente perfecta. Angelo Badalamenti realiza un trabajo soberbio aunque algo repetitivo. La música de “Twin Peaks” está conformada con al menos diez canciones, de melodía parecida, con grandes elementos en común pero que en sintonía con las imágenes de la serie te hacen transportar casi instantáneamente a Twin Peaks. Ese es el gran milagro de la serie, capitulo tras capitulo te introduces cada vez más en ese pueblo fronterizo de tramas oscuras, verdes parajes y esencia surrealista llamado Twin Peaks y cuando la serie finaliza intentas seguir allí, reacio a abandonar las calles sugerentes de un pueblo que te ha hecho soñar durante más de veinte horas de un perfecto thriller policiaco.

Resumen:

Serie que hizo historia, no solo en el mundo cinematográfico, sino también en millones de personas que siguen retirándose a Twin Peaks para seguir soñando.



Reportar

FuckShow

  • 25 Nov 2010

--


Al principio me llamo la atencion porque crei que seria un unitario, pero no, el caso de Laura Palmer dura mas de 20 capitulos. La serie es excelente, se la prestaron a mi vieja en DVD y me vi los primeros 10 episodios de corrido y el resto de los episodios tambien de corrido al otro dia, me atrapó de una manera impresionante. Y el Agente Cooper, ídolo.



Reportar

wicked

  • 23 Jun 2010

9



La verdad es muy buena, pero no me gusto el final es que la mayoria de los personajes termina mal, cooper con Bob adentro, donna con un nuevo padre, audrey muerta, norma y ed separados por la recuperacion de la memoria de nadine, la serie en serio es buenisima pero yo la describiria como un Hamlet de la decada de los 90, toda una tragedia, pero lo mejor es que cada capitulo te deja esperando por mas



Reportar

cooper

  • 10 Jun 2010

10


autentica en su totalidad a la par que diferente. Si bien es cierto la segunda temporada cuenta con algun que otro capitulo de relleno y al final quedan muchas cosas sueltas. Aun asi unica e irrepetible.



Reportar

Cidus

  • 30 Aug 2009

10


no descubri esta serie hasta que no la pasaron por cuatro pero me engancho de tal manera que me quedaba por la madrugada viendola. La canción del principio hace que te metas en la serie, me transmite algo especial. Lo malo esque acaba con muchos cabos por atar.



Reportar

pulpluis

  • 15 Aug 2009

10



esta segunda temporada sigue el curso del misterio: quién mato a Laura Palmer, y en los capitulos futuros se puede ver o asimilar quien es el asesino. Despues la historia cambia de rumbo para explicar lo que realmente buscaba la serie, mostrar el mundo que habia detras de la cortina roja, esos personajes tan excentricos como hermosos a la vez, cada cual con su propia personalidad y muy bien escogidos. Simplemente magistral, nada mas que decir.



Reportar

Críticas: 30

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
4%
1
2%
2
0%
3
0%
4
0%
5
2%
6
4%
7
4%
8
14%
9
21%
10
46%