X
AVISO:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
logo abandomoviez
ryosaeba

Críticas de ryosaeba

Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Pero el episodio que constituye el punto de inflexión de la serie será el 24.

Por un lado supone el retorno de Rags Morales como dibujante regular de la colección (con algunas sustituciones, más o menos largas, principalmente por parte de Paul Gulacy y Mozart Couto) y, por otro, representa un importante giro argumental al mandar de regreso a Turok (acompañado de Andy) a la Tierra Perdida, ante la manifiesta incapacidad de éste para adaptarse a la nueva civilización; lo que resulta bastante lógico si tenemos en cuenta el tipo de fauna con el que se solía topar.

A partir de este momento las historias de Turok y Andy se irán desarrollando alternativamente en la Tierra Perdida y en el mundo actual, gracias a la existencia de un portal dimensional.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

El episodio vigésimo representa un momento clave dentro de la colección ya que, además de suponer el regreso de Timothy Truman tras una ausencia de cuatro números que casi acaba con el personaje, representa un cambio en la concepción de la serie que abandona el esquema de trilogías, adaptando cada línea argumental una longitud variable en función de las necesidades.

Esta primera supone ya cuatro números de duración, en los que Simpson será ocasionalmente sustituido por Bill Jaaska, y que viene a ser otra vuelta de tuerca a la movida de Turok, Andy y compañía con los cazadores sin escrúpulos encabezados por Longhunter y algunos miembros de la tribu venida de la Tierra Perdida (que se han escapado de la reserva, antes mencionada), acompañados para la ocasión de un par de curiosos predicadores, que utilizan como material evangelizador escopetas de caza, y de una banda de motoristas armados con ametralladoras.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Tras un episodio que formaba parte del crossover “Chaos Effect” (la colección de Turok no formó parte de Unity, el anterior gran cruce de colecciones de la editorial, aunque el personaje sí aparecía en él y de hecho aquel fue el conducto por el que aparecía en nuestro tiempo), el siguiente bloque de tres episodios, 17 al 19, constituye el mayor despropósito que se haya cometido con el Kiowa-apache. ¨ Jurassic Politics ¨ viene a ser un crossover entre Turok, X-O Manowar y Bill Clinton, cuyos perpetradores es preferible dejar en el anonimato (si acaso, se salvaría Simpson que, al fin y al cabo, sólo lo dibuja).


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Lo que narra este episodio es la historia de un pirata que también fue robado de su época y trasladado, vía Unity, al mundo actual acompañado de una serie de simpáticos dinosaurios (del modelo más avanzado) y robots.

El Capitán Rojo también sufre, antes de escapar a su cautiverio, el mismo tratamiento que los saurios, de modo que algunas de sus partes son sustituidas por prótesis mecánicas. El enfrentamiento de este pintoresco grupo y Turok (que se ¨ disgusta ¨ bastante cuando la cuadrilla hiere a Andy) es lo que narran estos tres números.

La anécdota a la que me refería tiene relación con el lugar en el que Truman ubica el origen del pirata que no es otro que el puerto de Gijón. Volviendo a la serie, la principal cualidad de esta trilogía es la de presentarnos a Howard Simpson: un dibujante correcto, que a veces muestra buenas maneras pero que a la larga es incapaz de superar el handicap que supone sustituir a un dibujante tan explosivo como Morales.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

El episodio de la mala suerte (el 13), supone todo lo contrario ya que marca el regreso del tándem oficial, Truman / Morales, aunque solo por ese episodio ya que Morales, debido a su labor en el lanzamiento de la serie “Geomancer, Guardian of Earth”, sería sustituido entre los números 14 y 23 por el dibujante Howard Simpson. Este episodio inaugural de esta nueva línea argumental constituye un caso realmente singular por diversos motivos, pero lo es sobre todo por uno muy especial para todos aquellos que tuvimos la oportunidad de conocer a Timothy Truman durante su visita al Salón del cómic de Gijón hace años.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

No creo que resulte excesivo el decir, a tenor de todo lo que estamos exponiendo, que la elección de Truman y Morales como autores oficiales de la serie es seguramente la mejor que se habría podido hacer.

Por un lado, el contar con Truman supone un enfoque para la serie que ningún otro guionista habría sido capaz de realizar, por la conjunción de su contundencia narrativa, su capacidad para crear emociones de todo tipo y su conocimiento del pueblo y la cultura de la que proceden los protagonistas.

Morales por su parte es un dibujante único, ya que desde José Luis García López hasta el recientemente fallecido Edwin Biukovic, pocos más han sido capaces de conjuntar clasicismo, narrativa e innovación en un estilo como historietista propio y diferencial.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

El relato es en su mayor parte energía cinética y como tal sirve de trampolín para explotar las cualidades de su dibujante.

Morales es un historietista muy vigoroso y dinámico que, además de poseer un estilo de dibujo clásico, lleva a cabo una secuenciación muy personal, sobre todo en las partes con más acción, que da como resultado un ritmo narrativo espléndido.

Morales es un dibujante espectacular (afirmación que puede resultar extraña tras un primer vistazo a su trabajo) pero no porque utilice con asiduidad elementos visualmente impactantes, como páginas de una sola viñeta o montajes en dos páginas.

Lo es porque su lápiz sabe captar como pocos el movimiento, la tensión de los músculos, la expresión de los rostros... lo es porque demuestra una increíble facilidad para descomponer en imágenes el desarrollo de una acción, porque es capaz de vislumbrar con esa misma facilidad aparente encuadres realmente complicados, estéticamente atractivos y narrativamente espléndidos.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Morales volvió a la serie acompañado de Baron tras el paréntesis de los tres números dibujados por Truman y Glaszman.

Esta línea argumental desarrollada en los números 10 al 12 es una aventura de Turok en solitario.

Como es lógico, Baron no es Truman y en vez de complicarse la vida con problemas como la adaptación de un individuo a una nueva, enloquecida y ajena civilización, se decanta por aquello que mejor sabe hacer: la acción pura y dura.

La anécdota en este caso parte de la investigación, que el protagonista lleva a cabo en el Barrio Chino de Los Angeles, sobre la inadecuada utilización que el capo del lugar hace de una pareja de dinosaurios con un desarrollo biomecánico de su inteligencia, lo que les permite hablar entre otras cosas (existen dos modelos de estos saurios prehistóricos procedentes de la Tierra Perdida de Turok, el tradicional y otro desarrollado biotecnológicamente durante los eventos del cruce de series Unity).


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

El argumento de los tres números dibujados por Truman no difiere demasiado del de la anterior trilogía: en esta ocasión con quien se las verá el titular de la serie no será solamente con los dinosaurios que le han acompañado desde la Tierra Perdida, sino con toda una tribu de hombres primitivos (el clan de La Araña), procedentes del mismo lugar, con la que no tenía buena relación. El resultado final es que en cuanto los poderes políticos descubren la existencia de esa tribu, la encierra en una reserva “por su propio bien” y con el fin de realizar un proceso de ¨ reeducación ¨.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

En estas historietas tienen gran importancia tanto los personajes en sí como las relaciones entre ellos, de modo que en muchas ocasiones el protagonismo de Turok se ve solapado por el de los restantes personajes. Ello no quiere decir que Truman descuide la trama, muy al contrario, pues se trata de un guionista que ha dado sobradas muestras de su talento en la faceta de narrador. Lo que sucede es que su capacidad para plasmar sentimientos o sensaciones, sobre todo los más dramáticos o ¨ al límite ¨, es algo difícil de encontrar tanto en el cómic como en otros medios de expresión.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Truman utiliza la relación de Turok con una antropóloga que pretende ayudarle en su “adaptación a los nuevos tiempos” (a la par que utilizarlo como conejillo de indias de sus estudios) y, sobre todo, con la que mantiene con Andy, para reflexionar sobre las diferencias entre el modo de vida de la sociedad actual y el de aquella de la que procedía originariamente Turok.

Un ejemplo muy ilustrativo lo tenemos en las primeras páginas de ese séptimo número cuando, acompañado de Regan (la antropóloga) y Andy, durante una visita a un museo Antropológico sobre el pueblo aborigen Turok pregunta si los blancos también desentierran los huesos de sus antepasados (impidiendo así el descanso a sus espíritus) para exponerlos en vitrinas.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Truman declararía sobre esto en el número 0 de TDH: ¨ siempre he intentado retratar a los nativos americanos de una manera realista, atractiva pero no condescendiente y con un sentido real de sus varias y diversas tradiciones culturales ¨


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

En realidad será en las dos siguientes trilogías en donde Truman y Morales fueron puliendo definitivamente su particular acercamiento al personaje, pero curiosamente por separado: Truman con dibujo propio en los números 7 al 9 y Morales, bajo guiones de Mike Baron, en los tres siguientes.

El comienzo del número 7 muestra ya a las claras cual es el tono que Truman pretende darle a la serie.

Este autor siempre se ha preocupado por los temas relacionados con los aborígenes norteamericanos y precisamente la historia de un Kiowa-apache trasladado repentinamente al siglo XX (aunque sea a través de la Tierra Perdida) es la coartada perfecta para tratar todos esos temas que le interesan.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Esta segunda línea argumental de TDH, primera de Truman y Morales, constituye lo que podríamos calificar como una toma de contacto de los autores con el personaje y, a su vez, de ellos entre sí.

Lo primero que hacen es olvidarse de milicias cazadoras de dinosaurios u otra insensatez de semejante calibre, para comenzar recuperando a Andar, que al no haber gozado de las bondades del viaje en el tiempo es un anciano cuando se encuentra de nuevo con su camarada y antiguo mentor.

El reencuentro será breve ya que Andar fallece en el siguiente número, no sin antes encargar a Turok del cuidado de su nieto Andy, al que educa en los caminos de su pueblo.

Finalmente, Turok se las tiene que ver con ciertos simpáticos animalitos que le han acompañado en su viaje desde la Tierra Perdida y con un grupo de individuos que desean utilizar estos saurios para fines poco éticos, encabezados por Longhunter, un cazador bastante perseverante.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Un aspecto a resaltar que ejemplifica el conocimiento e interés de Truman y Morales en la serie, más allá de las palabras de Truman reproducidas en el párrafo anterior, lo tenemos en el hecho de que ellos fueron quienes determinaron a qué tribu concreta pertenecía el protagonista de la serie, ya que en TSS nunca se explicó exactamente la procedencia del mismo.

Truman, por sus conocimientos en el tema, llegó a la conclusión de que la Kiowa-apache eran la elección más lógica en función de las características del personaje de Western.

A partir de entonces, tanto él como Morales procuraron en todo momento respetar las señas de identidad de esa tribu, sin que ello les impidiese dejar su sello propio como autores en su trabajo en la serie.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Según declaraciones de Truman en TDH número 0: ¨ El viejo Turok era uno de mis favoritos, no sólo por el personaje, sino también por el maravilloso arte del difunto y llorado Alberto Giolitti.

El artista italiano siempre ha sido uno de mis preferidos, y fue una enorme influencia en mi propio estilo. La oportunidad de trabajar en Turok y pagar el tributo al gran personaje nativo americano y a Giolitti fue demasiado grande para resistirse ¨.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Truman es un autor al que, a pesar de lo escaso de su producción traducido al castellano, no hace falta presentar: Scout o Hawkworld constituyen suficiente carta de presentación de su talento.

Por el contrario, Morales es un dibujante poco conocido en nuestro mercado, cuyas únicas referencias anteriores a su labor en Turok eran sus estudios en la Joe Kubert School y su trabajo en la serie Black Condor de DC.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Turok inauguró su nueva cabecera en julio de 1993. Turok Dinosaur Hunter (en adelante, TDH) fue estructurándose en un principio en historias más o menos independientes de tres episodios de longitud. Tras un arranque de nulo interés por parte de David Micheline, Bart Sears y Bernard Chang, nos encontramos en la segunda línea argumental (episodios 4 al 6) con los dos nombres claves de la serie: Timothy Truman y Rags Morales.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Posteriormente, tras aparecer en el segundo episodio de la serie de Jim Shooter y Barry Windsor-Smith, Archer & Amstrong (que formaba parte de la macro saga Unity), lo haría en los números 14 y 15 de X-O Manowar, realizados por Bob Layton y Bart Sears.

Lo más destacable de todos estos episodios es que suponen la recuperación del viejo personaje de Western, pero su aspecto cualitativo se resiente bastante: lo único que se puede resaltar desde un punto de vista positivo es el dibujo de Windsor-Smith en el episodio de Archer & Amstrong.

En el lado negativo habría que situar el pésimo tratamiento que se le da al personaje, que parece no servir para otra cosa que ir persiguiendo dinosaurios parlantes, para ponerse a dispararles con flechas, balas o lo que tercie.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

La editorial Valiant se había hecho con los derechos de los viejos personajes de Western Publishing y, bajo las direcciones sucesivas de Jim Shooter y Bob Layton, había iniciado un proceso de relanzamiento de éstos, junto al desarrollo de nuevas colecciones. La integración de Turok en el universo Valiant se realizó en el número 12 de la colección Magnus Robot Fighter, firmado por Graham Marks y Faye Perozich.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Después de un parentesis de descanso de varios años, Turok regresaría en una nueva versión del comic en los años noventa.

Para ello Turok abandona finalmente la Tierra Perdida (moderna acepción del Valle Perdido), pero en el proceso resultó trasladado al mundo actual, cien años después de su época.

Este cambio temporal supone también una modificación en el tratamiento del personaje que se adaptará a los nuevos tiempos conservando muy pocas de sus características originales, pero sobre todo supone un cambio en el tono de la serie que pasa del clasicismo original a otro bastante más ¨ duro ¨, más acorde con la ¨ vida moderna ¨.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Tras la marcha de Ticci, Giolitti y su estudio siguieron ocupándose de la serie prácticamente hasta su último número.

TSS llegó a completar 130 números, el último de ellos aparecido en abril de 1982, si bien en los años postreros su periodicidad se había visto ampliada y solían incluirse bastantes reediciones de viejos episodios dentro los nuevos cuadernillos.

Analizado globalmente, TSS es el muestrario del trabajo de un dibujante excepcional, único, vigoroso, moderno; uno de los más grandes autores que ha dado la historia del cómic y que se llamó Alberto Giolitti.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Ticci, nacido en Siena en 1940, forma parte también de la lista de grandes autores que Italia ha dado al mundo de la historieta.

El trabajo de Ticci en Tex es, sin ningún tipo de dudas, la mayor aportación al género western que dibujante alguno haya hecho. En TSS, Ticci auxilió a Giolitti entre los números 24 y 59, con un resultado espectacular. Giolitti solía centrar su trabajo en las figuras, algo lógico si tenemos en cuenta que era un maestro a la hora de plasmar la expresión corporal de los personajes.

Por su parte, Ticci se encargaba del resto del dibujo, dando muestras ya por aquel entonces de su impresionante talento para describir espacios abiertos. De hecho, con Ticci el valle perdido se constituye en un protagonista más de la serie.

Ticci fue poco a poco logrando más peso en el dibujo de los episodios que realizaban ambos autores, de modo que llegó a ser el encargado de ilustrar (Giolitti se encargaría del entintado) uno de los episodios más celebrados de la serie: ¨ The thing for the sky ¨, aparecido en el número 58 de TSS y en el que Turok y Andar se encuentran con un alienígena que sale bastante malparado de su encuentro con los dinosaurios.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Alberto Giolitti, uno de los más grandes historietistas que ha dado Italia, nació en Roma en diciembre de 1923 y falleció en esa misma ciudad en abril de 1993. Tras el final de la II Guerra Mundial, Giolitti se fue a Argentina primero (en donde trabajó entre otras editoriales para Columba) y a Estados Unidos más tarde (en donde trabajaría principalmente para Western).

Curiosamente sin embargo, la mayor parte de su trabajo en TSS lo realizaría desde Italia, a la que regresó en 1960 para constituir el Estudio Giolitti.

Precisamente este trabajo en estudio confiere una peculiaridad a parte de su labor en en TSS, ya que durante muchos años fue auxiliado por Giovanni Ticci, la etapa en que éste trabajó en el estudio de Giolitti.


Turok: Dinosaur Hunter Turok: Dinosaur Hunter

Además la propia estructura de las historias, por lo general de 12 a 15 páginas, no facilitaba el desarrollo de subtramas o una exploración de los propios personajes (bastante tenían Turok y Andar con ingeniárselas para no formar parte de la dieta de alguno de estos saurios gigantes). Lo que sí permitía a la perfección era el desarrollo del increíble talento de Giolitti.


Total de sabías que: 234

Páginas de resultados:



Buscar juego:

Volver a juegos

Volver a abandomoviez


¿Quiénes somos? | Contacto | Anúnciate en aBaNDoMoVieZ | Últimas actualizaciones | Política de Privacidad / Cookies

home

Visita nuestras secciones:

Películas de Terror | Mejores Películas de Terror | Mejores Películas | Estrenos 2015 | Estrenos DVD | Estrenos BLU RAY | Bandas Sonoras

Películas en televisión | Circuitos de Puntuaciones | Trailers | Clips | Series | Cortos | Asesinos | Libros | Juegos | Festivales

Taquilla España, USA, México, Argentina | Quiz Abandomoviez | Concursos | Fanter Film Festival | Horror Movies

El copyright de los posters, imágenes, trailers y clips que se incluyen en este portal pertenece a los respectivos
autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados. Todos los derechos reservados. 2002-2019
aBaNDoMoVieZ ® CIF/NIF: 76026608Q