Ficha Las Aventuras del Barón de Munchausen

6.30 - Total: 126

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Las Aventuras del Barón de Munchausen (11)




bigladiesman

  • 14 Mar 2020

8


El inclasificable Terry Gilliam decidió adaptar las aventuras del Barón de Münchausen a su manera. El rodaje fue una auténtica guerra. ¿Valdría la pena?

John Neville, que desde que fuera Sherlock Holmes en “Estudio de terror” no había participado en ninguna producción con vocación internacional, es el Barón. Clavado al que vemos en las ilustraciones de Doré, es altivo, cascarrabias, mujeriego, ridículo, valiente y entrañable a su manera, pero esta vez se le da un toque trágico, como si estuviera cansado del mundo que lo rodea y buscara su fin. El veterano actor se muestra brillante en todo momento.
Esté pertrechado por la pequeña Anna Polley, actriz canadiense que pese a su corta edad ya llevaba una larga carrera (que ahora prosigue tras las cámaras) y se la ve muy segura, aunque chilla más que el/la prota de una peli de Don Bluth; la por por entonces promesa Uma Thurman – apenas tenía 18 años - en su primer gran papel, Eric Idle, Jonathan Pryce (como un cruel y asesino burócrata al mismo tiempo que resulta tan ridículo como el propio Barón. La locura contenida que muestra al igual que en muchas de sus películas es la razón por la que es uno de los actores fetiche de Gilliam) , Oliver Reed (como Vulcano), Ray D. Tutto (un tipo que se parece muy sospechosamente a Robin Williams y que curiosamente tiene su voz y estilo de actuación, que hace de rey selenita) o la estrella del cine italiano Valentina Cortese (la reina selenita). Tenemos para redondearlo todo un par de cameos sorpresa y un montón de colaboradores habituales de Gilliam.

Terry Gilliam - junto a Charles McKneown, que también actúa en la película y que según el director es de hecho el guionista principal - sigue al principio el modelo del “Barón fantástico” de su admirado Karel Zeman pero recupera el espíritu de crítica socio-política del original (añadiendo elementos de la segunda mitad del S. XX) e incorpora una muy dramática vuelta de cuerda contrapononiendo ficción y realidad en un contexto violento y trágico: las sanguinarias guerras en las que el Barón formó parte en sus historias por una parte y una troupe teatral que entretiene a las gentes durante el conflicto por otra. Con la repentina aparición del auténtico Barón y su absurda realidad, acusando la cruenta guerra de ser la ficción, las dos “realidades” se entremezclan entre hábiles movimentos de cámara y excelentes decorados, casi haciéndonos partícipes de la acción.
Por otro lado, es una adaptación muy libre de las versiones Raspe y Bürger del mito, incorporando a la historia muchísmos elementos de su cosecha, sobre todo su delirante y sádico sentido del humor, toques de drama (el Barón se siente a ratos impotente ante la “otra” realidad, que lo va dominando) y varios elementos terroríficos (el adversario del Barón aquí es la Muerte: el Segador en persona), aunque sin pasarse: esta película, como “Los héroes del tiempo”, se dirige a una audiencia más bien familiar, pero para nada infantil. Las cosas sean dichas, a ratos es bastante lenta, lo que le resta un poco.

Por lo que respecta al tema técnico, a cargo un personal que mezclaba esencialmente a antiguos colaboradores de Gilliam con expertos técnicos del cine italiano, destaca de buenas a primeras lo cuidado del vestuario (nominado a un Oscar), de los decorados y del montaje y edición. Después empezamos a entrar en los mundos surrealistas, ingeniosos y grotescos de Terry Gilliam, con una estética que llevó a la película a llevarse varias nominaciones de certámenes (entre ellas el Oscar a la mejor dirección artística – primera de las muchas que ha recibido el Dante Ferretti -, maquillaje y FX).

Clásico semi-olvidado del cine ochentero en gran parte por el fracaso económico y de taquilla que supuso, es una película de aventuras con toques de crítica social muy disfrutable, con buenas interpretaciones y realizada con una fantasía desbordante.



Me gusta (1) Reportar

mahotsukai

  • 2 Oct 2019

7



Terry Gilliam, ex integrante de Monty Python, trae la que es considerada la más conocida versión de “Las Historias del Barón Münchhausen”, una colección de narraciones recopilada por Rudolf Eric hacia 1785 sobre el histórico Karl Friedrich Hieronymus (1720-1797) quien supuestamente narró unas increíbles historias cuando le tocó fungir como paje del Duque de Brunswick-Luneburgh, Antonio Ulrico II, y enfrentar dos campañas contra los turcos.

Una película que fue un rotundo fracaso comercial tras una inversión de 45 millones y una recaudación de sólo 8 millones, pero que en la práctica representa uno de los mejores ejemplos de la cosmovisión cinematográfica del ex Monty Python. Un tipo de cine bizarro, con tintes románticos y cómicos, que parece encajar con una historia tan chiflada como ésta.

El Barón Münchhausen, según su propia narración, pudo cabalgar sobre una bala en movimiento, viajar a la Luna, y sacarse a si mismo del agua montado sobre su córcel, sólo jalando de su coleta. Münchhausen es un antihéroe, con mucho de cómico y bufón, que es heredero innegable del Quijote de Cervantes.

Sin embargo, la película tiene un guión, sin embargo, que parece dar por hecho que todo espectador conoce al Barón Münchhausen, lo que le juega un poco en contra para quienes no conocen de esta recopilación de historias. Así, la historia comienza con un grupo de teatro que pretende dramatizar las historias del Barón, hasta que de repente de la nada, surge el verdadero Barón Münchhuasen, molesto por las imprecisiones de la obra teatral que recrea sus propias aventuras. En el exterior hay explosiones y balazos, la ciudad está en guerra, pero eso no quita que el Barón se deprima porque no es escuchado por el público. Incentivado por la hija del director teatral, el Barón se subirá a un enorme globo hecho de calzones femeninos e iniciará un viaje al pasado, a sus aventuras, que lo rejuvenecerá.

Con un guión algo enredado, que evidentemente se nutre de las extrañas historias del Barón, la película va recreando sus principales aventuras, comenzando por el vuelo sobre la bala que el Barón asegura haber hecho, su enfrentamiento con un dragón tricéfalo (que me recuerda a “La Carcaña”, 1950), cuando son tragados por un extraño pez gigante y la batalla final contra los turcos, siempre apoyado por sus extraños aliados, Berthold, el hombre más rápido del mundo; Adolphus, un tirador con una vista sobrehumana; Gustavus, con un poder auditivo excepcional y una capacidad para barrer con un soplido un ejército completo; y Albrecht, un fortachón sin igual.

A pesar de su bizarrez y su guión enredado, la película se mantiene sólida, especialmente, en la segunda parte, principal y decididamente por su innegable trabajo visual, que mezcla un notable quehacer artístico lleno de color, recreando diversos escenarios en donde ocurren las aventuras del Barón, destacando la corte del sultán, las cosas volantes de los reyes de la Luna, la representación del nacimiento de Venus (con una bellísima Uma Thurman) y el baile con la diosa en el aire entre cascadas cristalinas y bellos jardínes colgantes, y la escena en que son tragados por el extraño pez gigante, la recreación de su interior y la expulsión por el orificio respirador. Destacar la perspectiva italiana del diseño, el trabajo artístico del equipo liderado por Massimo Razzi y la fotografía de Giuseppe Rotunno, que demuestran tener gusto y calidad, que también se nutre la visión artístico de Gilliam en Monty Python, con esas escenografías de cartón pintorescas.

El reparto de la cinta es acertado y cuenta con actores y actrices dispuestos a pasárselo bien, comenzando por John Neville (“Sherlock Holmes, a study in terror”, 1965; “”El quinto elemento”, 1997) como el locuaz Barón Münchhausen, lo mejor en cuanto a actuación, histriónico, seguro y carismático; Eric Idle, como el veloz Berthold, compañero de Gilliam en Monty Python; un irreconocible Oliver Reed, como Vulcano, el dios del fuego, esposo de Venus, a su vez interpretada por una bella y carismática Uma Thurman. Un cargante Jonathan Price (Saga “Piratas del Caribe”) es el Oficial Jackson, que insiste en interrumpir al Barón y es su principal antagonista en el relato de sus historias; Robin Williams es el locuaz rey de la Luna, con su cabeza volante y Valentina Cortese (“Jesús de Nazareth, 1977) su esposa. También hay un cameo de Sting como soldado heroico que termina fusilado.

El reconocido músico estadounidense Michael Kamen (Saga “Arma Mortal”, 1987-1998; “Robin Hood, príncipe de los ladrones”, 1991; Saga “Duro de Matar”, 1989-1995) quien trabajó incluso con Pink Floyd, es el encargado de musicalizar este film, con momentos en donde predominan los tonos alegres del mundo y personalidad de Münchhausen.

En conclusión, una película extraña, un tanto difícil de digerir al comienzo, pero una vez que se le tomado el ritmo puede gustar, y que principalmente gusta por su atractivo visual.

https://cineramica.blogspot.com/



Me gusta (0) Reportar

Parnaso

  • 16 Nov 2016

7


Obra que tenía en un altar como cumbre del maestro Terry pero que revisionándola de nuevo me he dado cuenta que tiene partes que aburren mucho como es el caso de los reyes de la luna donde aparece un excéntrico y cansino Robin Williams que consume mucha paciencia...
La ambientación,la historia,los pasajes de la misma,los personajes y toda la atmósfera está muy logrado pero¨peca¨de ser lenta y le quita cierta chispa y encanto al contenido.Tiene unos personajes que no se olvidan facilmente pues los criados del Barón tienen poderes de lo más cucos,sobre todo Berthold y Henry Salt tienen su cosa.
Lástima que en momentos se haga un poco plomo,porque su mastodóntica puesta en escena,su parafernalia y aventuras dan mucho de sí.
Aún así sigue siendo una buena peli.



Me gusta (0) Reportar

Neasu

  • 24 Dec 2015

7


Fascinante aventura repleta de fantasía del señor Terry Gilliam, director también de ¨Brasil¨ y ¨12 Monos¨. ¨Las Aventuras del Barón de Munchausen¨, nos narra como se vuelven realidad las historias que en un principio parecían ser nada más que la imaginación de un viejo loco y como este termina convirtiéndose en un héroe. John Neville encarga a este Barón, un personaje entrañable y en los secundarios aparecen nombres como Eric Idle, Robin Williams, Jonathan Pryce y Olvier Reed, de muy buena labor así como también una jovensísima y bella Uma Thurman. De lo mejor sin dudas el laburo escenográfica, el vestuario y el maquillaje que consiguen recrear toda variedad de ambientes: desde una ciudad bajo asedio hasta el interior de un gran pez, pasando por la luna y la fragua donde un dios forja sus armas.

Puntuación personal: 7/10 (Buena).



Me gusta (0) Reportar

KingOfTheRoad

  • 25 Sep 2011

9


Excelente película de un director con una trayectoria también excelente, es la película que siempre quise haber visto de pequeño, una ambientación genial sin necesidad de efectos super currados, que se hace sobresaliente simplemente por su guión, por sus paisajes, por su dinamismo... Cabe destacar también a uno de mis humoristas favoritos, Eric Idle, que según parece también es compositor de la película, que hace un trabajo sobresaliente en ambos campos, si bien su papel es menor en esta película. Uma Thurman bellísima y joven, y Oliver Reed tronchante como Vulcano, en fin, todo el reparto estupendo. Una película muy recomendable si te apetece ver algo diferente y si quieres enseñarles a tus hijos algo de calidad con lo que lo pasarán pipa.



Me gusta (1) Reportar

436969

  • 12 Mar 2011

9


Estupenda película de fantasía. Argumentalmente trata de una divertidísima crítica a la exaltación de la razón. Buen reparto con actuaciones muy correctas. El guión estupendo, sobre todo por creativo. No peca para nada de infantil a pesar de ser apta para todos los públicos.



Me gusta (1) Reportar

Lapsos

  • 21 Dec 2009

5


Ésta versión al menos no me saturó como la versión inaspirable en blanco y negro. Para no sufrir durante el transcurso, hay que adaptarse y saber de antemano la locura y desenfreno del Barón De Munchausen, y casi pan comido.



Me gusta (0) Reportar

Gorraaladadesupermario64

  • 16 Oct 2008

4


Con esta pelicula Gilliam demuestra que domina perfectamente las lides de la imaginacion. Y tambien demuestra cuando hay que ponerle cuerda. Excesiva, tanto que resulta casi imposible que no te guste nada o te guste todo.



Me gusta (0) Reportar

mercenary

  • 23 Aug 2008

6


Entretenida cinta del director gilliam que una vez mas su imaginacion mas de delirante nos lleva a un mundo subrrealista donde los personajes vuelan saltan etc muy conseguida la produccion



Me gusta (0) Reportar

Skryre

  • 23 Nov 2007

7


Derroche delirante de imaginacion al mas puro estilo Gilliam. Con muchas caras conocidas en el reparto y un impresionante diseño de produccion, la pelicula es divertida y entretenida, aunque se hace un pelin larga. Entretenida.



Me gusta (1) Reportar

Pinhead

  • -- -- ----

8


Asombrosa, delirante y un derroche de imaginación, como casi todo lo que brota del genial Terry Gilliam. Unos decorados y ambientación perfectos, junto con una historia sin desperdicio y estupendas interpretaciones. Totalmente recomendable para grandes y pequeños.



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 11


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
3%
1
2%
2
1%
3
4%
4
5%
5
14%
6
10%
7
27%
8
19%
9
4%
10
6%