Ficha El Halcón y la Presa

7.40 - Total: 7

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de El Halcón y la Presa (4)




Krivo

  • 28 Dec 2019

9



La mejor cinta de su director, Sergio Sollima y una de las mejores del subgénero del western italiano, y que se ha ido valorando con el tiempo.
Desarrolla una trama bien urdida, con un trasfondo de crítica sociopolítica (acorde a la orientación ideológica de su director), lo cual, a mi juicio, le da un sello y una atracción indiscutible como cine, no sólo de entretención, sino de compromiso y crítica social. Es uno de los méritos de Sollima.
Los personajes centrales, y algunos secundarios, están muy bien perfilados, sobresaliendo un notable Lee Van Cleef, quien claramente logra uno de los mejores roles de su trayectoria, sino el mejor. Después de ser presentado en una excelente escena inicial, muy ¨a lo Sergio Leone¨, Van Cleef inunda la pantalla, en una carismática y sólida representación de un caza-recompensas no sólo veloz y certero con el revólver, sino con un interesante soporte ético-moral que caracteriza a su personaje. En su interpretación, Van Cleef logra un sello inconfundible, bastante realista, y se muestra superior a otros íconos del género, como Clint Eastwood, quien, en general, se repite a sí mismo.
Por su parte, Tomás Milian, logra una magistral caracterización de un mexicano marginal, muy astuto, que sobrevive huyendo, de una particular humanidad y una cierta inmadurez, y extraordinariamente hábil con el cuchillo, cualidad que le permite sobrevivir aún sin saber manejar un revólver. Discrepo de aquellos críticos que señalan que el actor cubano está sobreactuado o demasiado histriónico. No lo creo para nada así, pues el personaje que representa está configurado de esa manera y Milian logra dar con la factura que el rol requería. Los demás intérpretes también logran construir lo que se necesitaba, con un destacado Walter Barnes, un convincente Fernando Sancho y una sensual Nieves Navarro, conformando una buena galería de personajes a la altura del interesante guión.
Y cómo no, vemos muy buenas escenas de acción, típicas de este tipo de cine, rematando con un doble duelo de antología. Este duelo final a dos bandas contribuye decisivamente a elevar la calificación de la película. Uno de los mejores enfrentamientos de los muchos westerns que he visto o me he informado. Claramente a la misma altura de los duelos de la trilogía de Leone, ni un centímetro más abajo.
La película está beneficiada también con la estupenda música del maestro Ennio Morricone, quien logra una acertadísima y original banda sonora, llena de matices, variada, muy bien concebida y absolutamente de acuerdo con la historia y con el nombre de la cinta. Es un gran punto a favor. Por algo esta música ha sido reiterada en películas muy posteriores, también en comerciales, etc. Como dato curioso, uno de sus compases aparece hasta en la última película de Bob Esponja.
No me voy a referir a ciertos baches de montaje y escenas algo apresuradas que tal vez debieron acortarse, porque considero que eso en nada afecta el resultado global de la película, lo que transmite y proyecta.
En resumen, un estupendo western italiano, entre los tres o cuatro mejores del subgénero sin discusión, vale totalmente la pena volver a verla.

SPOILER.
A destacar:
La muy buena escena inicial, presentando a Corbett, con un Lee Van Cleef entregando su inconfundible sello personal que caracterizará todo su rol a lo largo de la película.
La escena del matrimonio de la hija del terrateniente sin escrúpulos, que encarna un destacado Walter Barnes, situación en que quedan bien delineados los personajes, sus valores y propósitos.
El diálogo entre el Barón von Schulenberg con el mismo Corbett en el momento previo a la cacería final. Una conversación simple, breve, muy bien planteada, y que para el espectador resulta muy motivante pues anticipa el duelo final entre ambos. Dos expertos con el revólver, con estilos muy diferentes, que se merecen. El barón austríaco, si bien es un personaje atípico y algo curioso en un western, le otorga cierta elegancia y gracia al conjunto general de la cinta y por lo demás, está notablemente caracterizado.
El primer duelo final, entre ¨Cuchillo¨ Sánchez (Tomás Milian) y uno de los secuaces y yerno del patrón, que además es el verdadero culpable del crimen imputado al mexicano. Es un duelo, además de original y único, (arma blanca v/s arma de fuego), emotivo porque se hace justicia, en una gran escena, plena de suspenso y épica.
El segundo duelo final, entre el barón y Corbett, pleno de tensión, muy buen manejo del tiempo por parte del director Sollima y actuaciones muy logradas. Además, este enfrentamiento está aderezado con la brillante adaptación de Morricone, de la clásica ¨Para Elisa¨ de Beethoven, pieza musical que ya había aparecido en la película, asociada al barón europeo. Un tremendo acierto.
Gran escena final, con la despedida entre ¨Cuchillo¨ Sánchez y Corbett, que muestra, en un chispazo, la personalidad diferente de ambos protagonistas y que terminan por respetarse.



Me gusta (0) Reportar

bigladiesman

  • 13 Aug 2018

8


Jonathan Corbett es un pistolero bastante amoral que hace de juez, jurado y verdugo con todo bandido que se encuentra, asistiendo a sheriffs y marshalls y rechazando toda recompensa, pues su placer es la caza del hombre, lo cual lo ha hecho famoso a ambos lados del río Colorado. Pero la edad no perdona, y buscando un tren de vida más tranquilo quiere presentarse a Senador. Pero no quiere acabar sin atrapar a la mayor presa de su carrera, el presunto violador pedófilo y asesino ‘Cuchillo’ Sánchez. Sin embargo, parece que muchas cosas en este caso no están claras del todo…

Lee van Cleef y el cubano Tomás Milián encabezan un reparto de habituales del spaghetti western. Ambos magistrales en dos de las mejores interpretaciones que haya visto yo en un spaghetti western: el hambriento de justicia, violento y progresivamente más deshumanizado Corbett y el espavilado y liante Cuchillo, partidario de usar el magín antes que la violencia y que aporta humor a la trama. También nos encotramos a Walter Barnes, ex-jugador NFL con mucha experiencia cinematográfica en Europa tanto en peplums como en westerns, y después habitual de las películas de Clint Eastwood, Fernando Sancho, Antonio Casas, Roberto Camardiel o la musa del giallo Nieves Navarro.

Equipo de cuatro guionistas de lujo: el mismo director Sergio Sollima (que escribió y dirigió la cada vez más valorada “Ciudad violenta” o la mítica serie de Sandokán), Sergio Donati (“Hasta que llegó su hora”, “Ejecutor”), Franco Solinas (que venía de hacer “La batalla de Argel” con Pontecorvo, por la que se lo nominaría al Oscar el año siguiente) y Fernando Morandi. El cuarteto crea un juego del gato y el ratón entre el obsesivo Corbett y el taimado Cuchillo, muy picaresco, entre dos hombres listos y muy bravos que arman bulla allá donde van, y lo redondea con bastante acción y cierta carga política.

A nivel técnico, muy destacable una reivindicable banda sonora de Ennio Morricone y los decorados de Carlo Simi que, sin embargo, no impresionan tanto como los de otras de sus películas.

Uno de los grandes spaghetti westerns de la época, entretenido y con dos excelsas actuaciones por parte de los protagonistas.



Me gusta (0) Reportar

JavierYanguas

  • 19 Mar 2016

7



Otro spaghetti western clásico ¨El Halcón y la Presa¨ con un Lee Van Cleef en estado de gracia interpretando a un personaje mítico, además, la película cuenta con la presencia de otro genio del género como Tomás Milian (¨Vamos a matar compañeros¨) que siempre añade un punto de humor necesario a las películas en las que aparece, divertida, imaginativa y con un ritmo endiablado desde el principio y hasta el mismo final (Esto suele pasar siempre en los spaghetti westerns, no te da mucho tiempo a aburrirte), ¨El Halcón y la Presa¨ ocupará de ahora en adelante un puesto de excepción en mis westerns predilectos.

En ¨El Halcón y la Presa¨ Lee Van Cleef interpreta al cazarrecompensas definitivo, es un crack con el revólver y mata a todo el que se cruza en su camino...Sin embargo prefiere retirarse en paz.

Ahora bien, la vida se pondrá en su camino de nuevo cuando un mexicano llamado Cuchillo Joe viola y mata a una niña de doce años de edad, Lee Van Cleef se tomará el asunto como algo personal y perserguirá a Cuchillo hasta los confines de los Estados Unidos (Y más allá) para encontrar justicia.

La película tiene el formato clásico de la persecución en el que un personaje trata de atrapar a otro produciéndose un juego mi interesante, Lee Van Cleef pilla a Milian, este se escapa, se la devuelve...Al fin y al cabo durante toda ¨El Halcón y la Presa¨ se están puteando y eso hace disfrutar al espectador, porque le divierte el juego del gato y el ratón.

Sin embargo desde el principio pillé un poco al director Sergio Sollima, desde los primeros compases en los que aparece Milian se intenta producir una empatía con él, una empatía que al principio no entendía ya que...¿No había violado este personaje a una niña y la había descuartizado? ¿Podemos sentir empatía por un personaje como este? Mis sospechas desaparecieron cuando intenta violar a otra niña mormona en el río ¡Tiene que ser un asesino! Sin embargo Sollina intenta todo el rato que Cuchillo Joe nos caiga bien ¿Por qué? Porque es endiabladamente inteligente, es un pícaro de toda la vida.

Pero como Sollima seguía insistiendo, al final me di cuenta de que tendría que haber sido una especie de trampa y que nuestro querido Cuchillo Joe iba a ser inocente, efectivamente, en un desenlace bastante interesante se descubre que Cuchillo Joe no ha hecho nada malo y que un malvado empresario le quiso echar el muerto, en todo esto se ve envuelto un Lee Van Cleef que se siente utilizado y por consiguiente se enfada mucho.

A destacar que el propio Quentin Tarantino, utilizó la música de ¨El Halcón y la Presa¨ para una de las escenas de ¨Malditos Bastardos¨ (Concretamente cuando el Oso Judío sale a batear cabezas alemanas) la música de dicha escena se utiliza en un duelo inédito (O al menos yo nunca lo había visto) el revólver del malvado contra el cuchillo de ¨Cuchillo Joe¨.

Me ha gustado mucho, me ha divertido, me ha entretenido...¡Vamos lo que le pido a un Western! Totalmente recomendable.



Me gusta (0) Reportar

Miguel Arkangel

  • 8 Sep 2012

8



“El halcón y la presa” es un muy buen spaghetti western dirigido por todo un capo de ese estilo el gran Sergio Sollima, el mismo que años después rodaría también la recordada serie “Sandokán”.

Sollima tiene un estilo propio y característico, muy influenciado por su militancia izquierdista, por lo que la crítica social, mejor desarrollada en posteriores filmes, está presente aunque de una manera todavía embrionaria, por lo que debo destacar el buen guión de Sergio Donati. La música corre a cargo del señor Ennio Morricone, que hasta incluye la pieza clásica “Para Elisa”.

Tenemos al gran Lee Van Cleef interpretando a Jonathan Corbett, un caza recompensas con un alto sentido de la justicia, que debe atrapar a Cuchillo, un correcto Tomas Milian, un pobre mexicano acusado de violar y asesinar a una niña. Corbett es incentivado por un malvado empresario norteamericano con intereses en la industria del ferrocarril y que le promete hacerlo Senador si logra su cometido.

El film nos muestra los sórdidos intereses que se mueven tras bambalinas, el desprecio de las clases dominantes por la “justica”, el contraste entre la forma de vida de los poderosos y la de los míseros campesinos y como Cuchillo y el propio Corbett no son más que tontos útiles en sus manos. Las escenas de acción, duelos y tiroteos, están en verdad estupendamente filmadas con la música de Morricone arropándolas de manera precisa, destacando especialmente el doble duelo final.

El final era un poco predecible, el duro y estoico Corbett terminará simpatizando con el pobre y escurridizo Cuchillo, descubriendo y enfrentando juntos a quienes son los verdaderos malvados.

Cómo me gustan películas como estas, la recomiendo totalmente, es un estupendo ejemplo del mejor western clásico de origen europeo!



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 4


Escribir crítica