Ficha El Barco

3.22 - Total: 30

  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de El Barco (26)




Saiker

  • 12 Jan 2017

--


Bueno en primera deciros que soy mexicano y que si os quejais tanto de vuestras series en españa significa que nunca habeis visto una serie mexicana os recomiendo miral alguna y luego vereis como el barco o cualquier otra produccion española os parece maravillosa. Pero prosiguiendo con la critica de la serie. Hay van los puntillos que no me gustaron 1 blanca suarez me paresia hermosa antes ver la serie ahora la odio le an dado un papel tan patetico que terminas odiandola siempre con cara de tarada y regandola en todo que no la quereis volver a ver nunca mas 2 paloma bloyd como dulce obviamente es una dulsura deleito a todos con tan solo unos capitulos pero que eso es lo malo decidme a que leches se le ocurrio darle un papel de relleno a esta niña que merecia el protagonico mas que nadie en ese puñetero barco. Con eso si que la han regado y 3 muy similar al segundo cuando por finme estava recuperando de la muerte de bloyd que meten a alba ribas como sol y asi me resplandecio la luz de nuevo con ese personaje y que es lo que hacen mandar al chulito de gamboa a que se la cargue por favor otra gran actriz desperdiciada en el reparto mientras permanecen actores inecesarios ahi como julia gamboa etc etc



Reportar

El muchachito francés

  • 13 Aug 2015

1



La peor serie del panorama español y mundial. Afectará gravemente a todas tus neuronas, es un truño de tamaño kilométrico y destinado solamente para chicas a las que le guste ver a Mario Casas sin camisa.



Reportar

Josemi Joseador

  • 27 Jul 2015

1



En general, una serie que deja muchísimo que desear. Una tomadura de pelo que solo demuestra que en España estamos a años luz de las series de otros países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra.



Reportar

Josemi Joseador

  • 27 Jul 2015

1



En la tercera temporada ya es el acabose. El Mario Casas muere contando un chiste y los guionistas se ríen en la cara del espectador con un final abierto copia descarada del final de la segunda temporada de Perdidos.



Reportar

Josemi Joseador

  • 27 Jul 2015

1



La segunda temporada también es para echarle de comer aparte. Es malísima, lamentable, y tiene unos efectos especiales hechos con el Paint que dan auténtica pena.



Reportar

Josemi Joseador

  • 27 Jul 2015

1



Una de las peores series del panorama español. Es absurda, vomitiva y solo recomendable para las niñas a las que les guste ver a Mario Casas sin camisa. Una mala copai de Perdidos solo apta para quinceañeras y canis.



Reportar

Juan de la Coca

  • 1 Jul 2015

1



En general, solo puedo decir que se trata de una serie lamentable y patética, y me parece una auténtica verguenza que llegara a tener tres temporadas, porque eso solo demuestra que los españoles debieron ser muy estúpidos al ver la serie.



Reportar

Juan de la Coca

  • 1 Jul 2015

1



La tercera temporada se podría decir que es un poco mejor que la segunda y le daría un poco más de nota de no ser porque es una imitación descarada de Perdidos, le ponen incluso electromagnetismo. Es lamentable se mire por donde se mire.



Reportar

Juan de la Coca

  • 1 Jul 2015

1



La segunda temporada es incluso peor que la anterior. El Barco sigue su recorrido, con efectos especiales más propios de la productora The Asylum y con innumerables latas de Cocacola que jamás se acaban aunque los supervivientes lleven meses enteros en la mar. Aparece por ahí Belén Rueda haciendo de Belén Rueda haciendo un papel lamentable.



Reportar

Juan de la Coca

  • 1 Jul 2015

1



La peor serie española que ha habido y habrá. Se supone que se ha acabado el mundo y la gente tiene que estar desesperada, pero según la visión de Antena 3, los jóvenes españoles no se desesperarían, sino que montarían una chupipandi. Ecuatorianas que actúan como el culo, Mario Casas sin camisa, el malo de Pasión de Gavilanes, Javi de Verano Azul liderando el Barco de Chanquete, Rita de los Hombres de Paco haciendo de chacha, niñas lanzando monólogos interiores a cada capítulo. ¿Alguien da más?



Reportar

Paco Marhuenda

  • 1 Jul 2015

1



La tercera temporada es la peor de todas, intenta imitar a Perdidos y se queda en El Internado. Mario Casas hace una actuación lamentable y cuando muere contando un chiste, tiene una muerte tan cutre que no hace gracia. Lamentable serie.



Reportar

Paco Marhuenda

  • 1 Jul 2015

1



La segunda temporada es incluso peor que la primera. Los actores no tienen carisma ninguna y el personaje de Belén Rueda está más que desaprovechado. Una basura de serie.



Reportar

Paco Marhuenda

  • 1 Jul 2015

1



La primera temporada es un auténtico descojone, con los chavales riéndose todos juntos, liándose entre ellos, comiendo croquetas y haciendo chistes malos mientras son engullidos por una ola. El malo, Gamboa, parece un malo de culebrón venezolano o de telefilm de Antena 3.



Reportar

Paco Marhuenda

  • 1 Jul 2015

1



Una auténtica verguenza que en España alguien gaste su dinero en invertir en un esperpento tan lamentable como este mientras los buenos periodistas cobran tan poco dinero. El Barco es una serie progre para atontar a las masas, en especial a las adolescentes que necesitan ver a Mario Casas sin camisa. No dejen que sus hijos vean esto.



Reportar

Klausss

  • 27 Jun 2015

1



La peor serie española que jamás ha habido, un esperpento salido de mezclar Verano Azul, el Internado y Perdidos, reduciendo toda la calidad para ofrecer un producto que solo gustará a quinceañeras fans de Mario Casas. Muy mala, no la veáis porque no merece la pena.



Reportar

Simbionte

  • 25 Jun 2015

1



Es bien verdad que esta serie es muy mala. La mayoría de los actores son gallegos y no vocalizan bien cuando hablan, sobre todo el chico guapo Ulises que se quita siempre la camiseta. La única que tiene algo de talento es la chica guapa ecuatoriana Giselle Calderón, que está relinda. El barco me parece muy mala y no sé qué pensarían para hacerla.



Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 22 Jun 2015

1



Como crítica general, solo cabe decir que es una de las peores series que he visto jamás, un auténtico bodrio que no tendrían que haber realizado jamás y que se nota que crearon para intentar continuar con el éxito de El Internado, otra serie lamentable pero no tanto como esta.

Solo recomendable para adolescentes fans de Mario Casas que no quieran pensar mucho durante hora y media.



Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 21 Apr 2015

1



La tercera temporada es sin duda la peor de todas, y eso que en principio podía haber sido un poco más decente que las demás. En esta, directamente nos encontramos ante un plagio descarado de Perdidos, más descarado si cabe que en las otras dos, ya que en este caso los lamentables personajes llegan a una isla (¡como en Perdidos, coño!). Pero es que las similitudes no acaban ahí, sino que en la isla hay un coreano que sabe español pero prefiere hacerse el incomunicado (también como pasaba en Perdidos).

En esta temporada, además hay fichajes de actores bastante buenos, alejados del flojo reparto juvenil que destrozó por completo esta serie. Tenemos al veterano Héctor Alterio haciendo de un abuelo bastante entrañable, a Leticia Dolerá como la posible novia de El Burbuja, a Alba Ribas, que me parece de lo mejorcito en actrices jóvenes de este país, al actor coreano (ya le he visto en muchas series y películas y el tío es un crack, merece más papeles), y a Jan Cornet (el Norman Reedus español o al menos se parece mucho) y en general el reparto de la tercera temporada era de sobresaliente.

Entonces, ¿qué pudo salir mal? Pues en primer lugar que Antena 3 canceló la serie y había que acabarla como sea, y es que además Mario Casas se bajaba del barco literalmente, osea, que dejaba la serie y lo más probable es que eso influyera a la hora de que decidieran cancelar. En principio, los planes de los guionistas eran asesinar a Mario Casas y dejar un final abierto, dando por hecho que en una cuarta temporada Blanca Suárez se fijaría en Jan Cornet. Por desgracia, eso nunca ocurrió, y la serie terminó malamente, con una aparición fantasmal de Mario Casas y otro plagio descarado de Perdidos con electromagnetismo de por medio.

Un final decepcionante para una serie que era mala pero que estaba empezando a hacer las cosas bien.



Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 21 Apr 2015

1



La segunda temporada es igual de mala que la primera, con todos sus defectos, como los continuos rolletes entre alumnos, tripulantes y profesores, como en las más casposas series españolas. En esta segunda temporada cabe destacar la aparición de cuatro nuevos personajes principales que, sin embargo, no tienen ninguna relevancia de cara al futuro de la serie.

El primer personaje nuevo importante es Belén Rueda, en el papel de villana, y la tía no lo hace mal, pero debe ser un culo inquieto porque abandona la serie y no aparece en la tercera temporada, y los guionistas ni siquiera le dan un final digno a su personaje. También aparecen dos chicos jóvenes, uno de ellos interpretado por Guillermo Barrientos, un actor que me parece bastante bueno, pero les pasa igual que con Belén Rueda, salen de la serie sin una explicación aceptable.

El cuarto personaje está interpretrado por la guapísima Paloma Bloyd, actriz y modelo, y que en mi opinión hace las dos cosas igual de bien, a diferencia de por ejemplo Giselle Calderón o cualquiera de los niñatos originales de El Barco. Pues bien, los guionistas matan a a Paloma Bloyd a los pocos capítulos de salir, desaprovechando a una actriz mucho mejor que cualquiera de las jovencitas que tienen como principales.

Y bueno, la temporada sigue siendo tan lamentable como la primera. Entre otras perlitas vemos unas explosiones mucho más lamentables que las que salen en películas de The Asylum, directamente insertadas con el paint. También, en una escena a la embarazada le muerde en un pie una especie de lamprea mutante (que por supuesto no llegamos a ver del todo) y el efecto es malísimo, ya que directamente parece que a la muchacha le ha venido la regla y por eso sale sangre en el agua. ¿Es que no hay maquilladores buenos en España para realizar una herida en el pie?

Para colmo también tenemos el tema de las misteriosas desapariciones. ¿Que Mario Casas tiene que rodar X película? Pues lo hacemos desaparecer dos capítulos y ya está, decimos que ha desaparecido del barco, como si fuera un misterio de Perdidos y punto. Si total, los adolescentes que ven la serie no se van a acordar de eso cuando el chulazo de Casas regrese sin camisa.

En general, una mala temporada para una serie lamentable.



Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 19 Apr 2015

1



Sin duda, la peor serie del panorama español y me veo obligado a criticarla porque aquí en Abandomoviez tiene nada menos que un 8 de media, señores. En principio, hablaré solo de la primera temporada, que es la única que he podido ver, pero a medida que vaya viendo me ensañaré con las demás.

Básicamente, el Barco es la segunda serie española con intención de copiar a Perdidos después El Internado, la cual por lo menos tenía un pase y se fue volviendo original a medida que avanzaba la serie. Con el Barco no ocurre eso, porque el Barco es caspa española se mire por donde se mire, y lo que es peor, caspa española destinada a un público adolescente.

El argumento es simple: el mundo se acaba por culpa de un acelerador de partículas y el mundo entero se queda lleno de mar, por lo que los únicos supervivientes aparentes son un grupo de niñatos que iban con sus profesores en un barco. ¿Suena bien, eh? Bien, pues ahora añádele a eso que esto es una serie española y que la trama apocalíptica aquí es lo de menos, lo importante es mostrar combates de quinceañeras mojaditas, rolletes entre alumnos e incluso entre profesores, niñas dando discursitos odiosos, chistes sobre croquetas y por supuesto ver a Mario Casas sin camisa aunque la escena no lo requiera.

Las actuaciones en general son lamentables, salvo contadas excepciones, pero hay que ir una por una porque hay mucha tela que cortar. Tenemos en primer lugar a Juanjo Artero, que lo hace bastante bien como capitán del barco, el cual tiene dos hijas; la primera es Blanca Suárez, que también cumple con el papel, y la segunda es una odiosa niña rubia de pocos años, totalmente copiada de la niña de El Internado, ya que también se dedica a acaparar minutos, hacer el gamba y dar discursitos, solo que en este caso la actriz que hace de niña es simplemente malísima y no hay quien se la crea, hasta tal punto que el Youtuber Loulogio la dobló, logrando una actuación mucho más correcta.

Luego está Mario Casas, desganado y con el piloto automático puesto, en un papel que parece que lo hicieron explícitamente para él y que no tiene un solo matiz. No nos engañemos, Mario Casas es un buen actor que ha demostrado de sobra sus capacidades, pero en este caso el personaje no deja de ser un tío bueno malote que está ahí para que las quinceañeras vean la serie. Como es de esperar, se enrollará con Blanca Suárez y con todo lo que se mueva en el Barco.

Después tenemos una serie de personajes que son la tripulación del Barco, compuesto básicamente por el padre de Mario Casas, la cocinera (Rita de Los Hombre de Paco haciendo el mismo personaje pero cambiando la pistola por la sartén), y Burbuja, intepretado por el genial Iván Massagué, que se los come a todos interpretivamente hablando, y que hace del típico superviviente tontito que es mucho más listo de lo que parece y que se supone que esconde algún secreto, siendo sin duda la baza más original de la serie. A ellos hay que añadir a los personajes de Irene Montalá y Gamboa, que interpretan a los profesores del Barco, pero que ambos son en verdad falsantes con otras intenciones; los dos lo hacen también bien, en especial Gamboa, interpretado por Juan Pablo Shuk, que es el que consigue dar cierto interés a la serie junto a Iván Massagué.

Y en general, si se hubieran dejado solo esos personajes, la serie no sería mala del todo porque eran actores bastante aceptables, exceptuando a la niña, claro. Lo malo viene con los alumnos, interpretados por cuatro mindundis guapitos de cara pero con un talento muy cuestionable, y todos parecen sacados de un polígono o de programas como Gandía Shore. A bote pronto tenemos a la embarazada, el ligón, el cojo, la ecuatoriana y el cura, personajes todos ellos tópicos, y lo más gracioso que ni uno solo de ellos es feo, todos parecen estrellas de la Superpop, y es que todos están musculosos, hasta el cura. Como digo, todos y cada uno de sus intérpretes son lamentables, aunque uno más que otros, y los personajes están muy mal escritos. La embarazada no parece muy preocupada por el niño, ya que no le importa pelear a puñetazo limpio con la ecuatoriana. El cura, como es de esperar, dejará su castidad muy pronto y se pondrá a acostarse con unas y otras porque el sexo, amigos míos, es lo que importa en esta serie. Nada de apocalipsis, mares interminables y problemas de grupo, lo que importa es ver a adolescentes liándose unos con otros.

Por último, quiero hablar de la ecuatoriana, un personaje que he citado entre los estudiantes pero que merece su propio apartado. Está interpretada por Giselle Calderón, una ¨actriz¨ que tiene un gran curriculum que consiste básicamente en salir desnuda cinco segundos en la película de Águila Roja. Al margen de eso, la chica ha posado desnuda para distintas revistas, salió en el programa de parejas Next, y fue una de las vecinitas de FHM hace algunos años; por supuesto, la chica está tremenda, con una cara muy exótica, y un cuerpo perfecto y la mar de bonito. Sin embargo, hace una actuación horrible, suelta los diálogos como si los estuviera leyendo y no resulta natural ni por un solo segundo porque la chica no tiene experiencia a la hora de actuar. No obstante, no voy a juzgarla porque ella no tiene la culpa. Si le ofrecen la posibilidad de salir en televisión haciendo algo más que desnudarse cinco segundos, es normal que la pobre muchacha aceptase. La culpa es del director de casting por contratar a una modelo que actúa tan mal y, lo que es peor, para un papel principal. Por si fuera poco, esta chica es tratada como un mero objeto sexual en multitud de ocasiones, es la que lleva siempre los escotes, la que protagoniza combates en las duchas mojadita y marcando pezones, y en alguna que otra ocasión directamente se le ven los pechos cuando está bañándose, cosa que no creo que ningún director se atreviese a hacer con cualquier otra actriz de la serie con mayor trayectoria. Creo que es evidente cuáles son las dos razones por las que esta muchacha fue contratada.

Bueno, seguiré con la crítica de la segunda temporada, que no dudo ni mucho menos que fue aún peor que esta primera. Como digo, una serie poco recomendable.



Reportar

Críticas: 26

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
3%
1
63%
2
0%
3
6%
4
3%
5
0%
6
6%
7
6%
8
6%
9
0%
10
3%