Décimas, de Juan José Díaz Téllez

Por Javier Bocadulce

Como la fiebre. Así se nos presenta esta colección de relatos. Y esa es, también, la intención de Juan José Díaz Téllez, su autor. De ahí el título, que no solo alude a las diez creaciones, sino que hace referencia a la manera en que se miden los accesos de fiebre. Al llegarme el librito, compuesto de 10 composiciones de extensión breve, lo primero que me llamó la atención fue el nombre del autor. Luego comprendí que uno de ellos, ‘Último deseo’, ya tuve la suerte de leerlo en otra antología de diversos autores, reseñada en esta página, titulada “Relatos insólitos”. Y recordé, de pronto, la magnífica factura del mismo.


Por ello, no me ha sorprendido la alta calidad de estas muestras literarias. Estamos ante una brillante mezcla de acción, imaginación, sorpresa y ciencia ficción. Pero, sobre todo, mucha imaginación. La originalidad de las historias se convierte en algo fascinante, un imán para el buen lector del formato breve. Son historias que bien podrían ser el caldo de cultivo de novelas muy brillantes dentro del género. A uno le hace pensar que está leyendo al mejor Dick: un planteamiento sencillo en cada narración, que nos conduce por senderos que aparentan cotidianidad, y que se transforman en una burbuja explosiva, que nos llena con su sorprendente giro final.

Por último, agradecer la coletilla que, al final de cada relato, aporta Téllez, con breve comentario acerca del origen de la historia en cuestión.


Veamos un poco de cada uno...


Se arrastran en la oscuridad


Nos presenta de inicio una especie de thriller de ambiente mafioso, pero se convierte de golpe en pura ciencia ficción. Un ejercicio de imaginación brutal. Giro brusco, y final estupendo. O cómo salvarse al más puro estilo de “Cuentos asombrosos”.

Invasores de las profundidades


La cotidianidad en la vida de una familia corriente, se ve alterada de pronto, saliendo de la oscuridad. Hay unos extraños seres que tratan de hacer desaparecer a la gente, de una forma, digamos muy pulp. La sorpresa final nos dejará con la boca abierta.

Último deseo


Una agenda abandonada, con palabras garabateadas en sus páginas, cumple deseos al escribir sobre ella. Una vez algo es sugerido por escrito, se cumple. Irremisiblemente. A cambio, al usuario no le saldrá gratis... Un relato bastante conseguido, con una moraleja muy intencionada.

Su mejor amigo



Un capirote asesino, que transforma al que lo lleva puesto. Saca lo peor de sí y lo que no es suyo se apodera de él. Se convierte en su mejor amigo en su locura.

Aire de pimienta



El protagonista se desquicia. Por el día, observa una mansión en perfecto estado, yendo de camino al trabajo; por la noche, la encuentra derruida, y con una extraña presencia infernal y fantasmal. Aires apocalípticos en su construcción.

Uróboros


Alguien despierta aturdido en un mundo de colores y aspecto imposibles. Algo le persigue. Tal vez sea algo tan malo como parece. O tal vez quiera advertirle...

Tempus fugit


Bajarse del coche a orinar y, acto seguido, al regresar, no poder entrar en el vehículo. Ese es el planteamiento. Y que la llave tampoco responda. Imposible. Y que el mundo alrededor, se quede duro, como de piedra, incluso cortante, deteriorado. Estático. Y que la oscuridad pretenda llevarte. Y que te apiades del protagonista, huyendo de un mundo en el que las sombras tienen más vida de lo normal...

El sitio


Una variante sobre ‘Tempus fugit’. Una explicación a su lado oculto, que aporta un punto de vista tan diferente, un dato tan demoledor, que pensarás de forma muy distinta acerca de las características del protagonista del relato anterior.

Alta definición


Un televisor perfecto, que cumple cuanto deseas ver. Un aparato del futuro con infinitas posibilidades. Y un mafioso sin límites. Un televisor justiciero. A alguno que peine canas, tal vez le recuerde un poco a cierto cortometraje español de los setenta. Muy logrado.

Infinito


Un generador de pantallas infinitas, a través de un programa informático, arrojado años atrás a la basura, puede conectar los mundos. Nunca sabes hasta dónde la tecnología puede ser pariente del demonio.


Un auténtico placer haber accedido a la lectura de estas narraciones. Mi nota es un 9


Comentarios (1)



      2

juanjoescritor
#1

Fantástica reseña. Muchísimas gracias, y me alegro de que te haya gustado :)




Últimos reportajes

Un cine en el salón de tu casa con el Proyector BenQ 4K W2700Un cine en el salón de tu casa con el Proyector BenQ 4K W2700

Entrevista a Ángel Gómez, director de VocesEntrevista a Ángel Gómez, director de Voces

Libro vs Película: En la hierba altaLibro vs Película: En la hierba alta

Un repaso a la saga [REC] 13 años después...Un repaso a la saga [REC] 13 años después...

Libro vs película: Harry PotterLibro vs película: Harry Potter

7 Hombres Invisibles que hay que ver7 Hombres Invisibles que hay que ver

Entrevista a Michael Peña, por Fantasy IslandEntrevista a Michael Peña, por Fantasy Island

Libro vs película: 1984Libro vs película: 1984