Ficha French Connection: Contra el Imperio de la Droga

7.45 - Total: 26

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de French Connection: Contra el Imperio de la Droga (4)




Ryo

  • 8 Feb 2019

7


Pues me ha parecido un buen policial,sin mas.Scheider y Hackman lo hacen bien,hay buenas escenas(para mi la mejor la persecucion en auto bajo las vias) y un poco de emocion.
No me ha gustado Fernando Rey como el villano.Vamos que le imprime actitud y elegancia pero le falta maldad y ser un poco mas guarro para ser el villano,esta demasiado fino.
Tambien le sobran unos que otros minutos la verdad y el final me parecio precipitado.



Me gusta (0) Reportar

Mad Warrior

  • 20 Feb 2018

10



¨Un informe real de policías, narcóticos y conspiración internacional¨.

Rezaba así el subtítulo de la novela no ficticia de Robin Moore, el testigo de lo que fue una situación real vivida en la ciudad de New York en una época donde por desgracia sucedían esas cosas.
En 1.971, dos meses antes que ¨Harry, ¨el Sucio¨ ¨ llegara a las pantallas, el texto de Moore fue transformado en otra de las grandes películas policíacas el momento, y, hoy por hoy, en una de las más indiscutiblemente memorables del cine de acción.

Acompañamos a los detectives de narcóticos Jimmy ¨Popeye¨ Doyle y Buddy ¨Cloudy¨ Russo por los barrios de un New York sucio, caído en desgracia, donde el crimen, la droga, las armas y el dinero negro se extienden como un virus, donde los maleantes tienen manga ancha, y en un momento en el que una estrecha colaboración surge entre EE.UU. y Francia, una colaboración que asegura a muchos norteamericanos incontables suministros de estupefacientes de la más pura calidad. Esta situación, por supuesto, no puede ser tolerada por los curtidos agentes Doyle y Russo, que hacen todo lo posible para cortar el grifo de las drogas en la ciudad.
Es en ese momento cuando el gabacho Alain Charnier llega a New York con la intención de distribuir un cargamento de heroína potencialmente jugoso para los traficantes de la zona y al mismo tiempo para los dos agentes de narcóticos, ya que lo que están deseando es marcarse un tanto frente a su susceptible jefe Simonson, que siempre duda de ellos, especialmente de Doyle, un huraño, indisciplinado e irascible policía convertido en objeto de desprecio por sus compañeros a causa de sus métodos tan poco ortodoxos.

Ni más ni menos que el reflejo de unos eventos que estaban sucediendo en un momento y un lugar determinados. ¨The French Connection¨ fue publicado a finales de los 60 por Robin Moore: un tratado sobre el negocio de las drogas en New York, que logró mucho éxito en la época, relatando las andanzas de los agentes Edward Egan y Sonny Grosso, quienes las pasaron moradas para detener a los franceses Jean Jehan y Jacques Angelvin, un traficante y una celebridad de la televisión, en una operación policial que, a juzgar por sus catastróficos resultados, fue desde el principio la crónica de una muerte anunciada.
Estos hechos fueron transcritos por Ernest Tidyman en un guión que pasó a manos de un William Friedkin cuya popularidad como cineasta iba creciendo gracias a títulos como ¨The Birthday Party¨ y ¨Los Chicos de la Banda¨ pero al que poco le atraían sus propias obras. Según sus propias palabras, él no quería ser un director de ¨películas artísticas¨, y en sus miras se hallaba el tratar problemas más serios, problemas que azotaban la sociedad estadounidense en la que vivía, así que ¨The French Connection¨ fue la respuesta a ese anhelo.

Hay que mencionar también el efecto que tuvo la opinión de Howard Hawks sobre los films de Friedkin, que los catalogó de ¨vomitivos¨, en una conversación que ambos mantuvieron; conversación en la que el veterano director de ¨Río Bravo¨ sugirió a Friedkin rodar una buena persecución, una que nadie hubiese hecho hasta el momento. En efecto, todos recordamos esa gran escena, ¿verdad?, esa intensa, frenética y tremendamente bien filmada persecución que a lo largo de sus 5 minutos y 46 segundos, interrumpidos por algunas pausas en las que Jimmy Doyle sale del coche, nos mete en el corazón de la acción, una acción supeditada al espectáculo, la adrenalina y la destrucción material donde un Pontiac LeMans sigue sin descanso a un tranvía.
Esta y otras buenas secuencias hacen de ¨The French Connection¨ la gran película de acción que es. Un ¨thriller¨ musculoso, violento, veloz, que no da un respiro y que nos ubica en mitad de una situación social no muy esperanzadora ni mucho menos optimista, reforzado esto por un final de lo más melancólico. Friedkin se deja de planos bonitos, toque artístico y otras leches para grabar de manera realista y creíble (pues la historia del film es, al fin y al cabo, un hecho real), a veces cámara en mano, a modo de documental, a lo Fukasaku. El film posee ese aire inconfundible de los 70, directo, crudo, sucio, áspero, mordaz, como la misma ciudad en la que se está rodando, lo cual era la máxima de las películas policíacas de la década.

Por si esto fuera poco, contamos con el dúo de detectives de narcóticos más implacable del celuloide, ¨Popeye¨ y ¨Cloudy¨, antecedente de muchas parejas de policías en el cine de acción y, eliminando lo paródico y esperpéntico, de los Crockett y Tubbs de ¨Corrupción en Miami¨, además de ser la principal inspiración de Quentin Tarantino para los Cody Nicholson y Nick Dimes de su ¨Amor a Quemarropa¨.
Aquí tenemos a unos magistrales Gene Hackman (cuyo papel fue antes considerado para Paul Newman, Charles Bronson o Steve McQueen), y Roy Scheider encarnando a los protagonistas, seguidos del legendario Fernando Rey en el papel de Charnier. Para incidir aun más en el aspecto realista, Friedkin incluyó a los verdaderos Edward Egan y Sonny Grosso, quienes de policías pasaron al mundo de la televisión y el cine, interpretando al jefe Simonson y a Klein, respectivamente.

Una de las más grandes, sí señor, y la que provocó el ascenso de Friedkin, quien gracias a ello sería elegido para realizar la adaptación cinematográfica de ¨El Exorcista¨.
La seguiría cuatro años después, aunque a bastante distancia, una muy aceptable secuela dirigida por John Frankenheimer y con Hackman retomando su personaje de ¨Popeye¨ Doyle.



Me gusta (1) Reportar

satyr filth

  • 8 Jan 2012

8


Película del director de El Exorcista pero para ese entonces conocido por esta cinta: Contacto En Francia.
Esta película revoluciono la forma de ver el cine policíaco en los años 70 y muchos años después también.
Con Excelentes actuaciones, ritmo regular y trama bastante simple pero atrapa.
Bastante violenta para la época pero aun así logra encantar.
Una película muy buena pero con ciertos resbalones en el ritmo.
Recomendable.....



Me gusta (0) Reportar

thebaduel20

  • 11 Aug 2010

10


antes del exorsita esta película fue el bomb del director , con lo cual gano el oscar,
los personajes como popeye cambian el cine y a los clasicos policias, muy buen film



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 4


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
3%
1
0%
2
0%
3
3%
4
0%
5
0%
6
11%
7
19%
8
26%
9
23%
10
11%