Ficha El Último Tren de Gun Hill

7.34 - Total: 18

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de El Último Tren de Gun Hill (3)




Mad Warrior

  • 16 Dec 2018

8



¨Una fría mañana irán a buscarte, te atarán los brazos a la espalda, te llevarán a rastras hasta el patio, te harán subir al patíbulo, te pondrán una cuerda alrededor del cuello [...] y te dejarán solo. ¿Sabes lo último que oirás?, la sacudida de tu cuerpo al caer por el hueco cuando abran la escotilla¨.
Son las amargas e iracundas palabras de un hombre que desea con toda su alma cumplir una venganza, un hombre que ha de tomar el tren de Gun Hill a las nueve en punto de la noche junto a dos hombres...y uno de ellos con un corte en la cara.

Los años 50 estaban tocando a su fin, quizá la década de gloria por excelencia para el cine del Oeste, cuando aún permanecían los convencionalismos y la tan correcta mitificación del género antes de que en los tiempos que estaban por venir se comenzara con su definitiva desvirtuación, la cual vendría comandada por cineastas como Sam Peckinpah, Monte Hellman, Clint Eastwood o el italiano Sergio Leone...pero aún se podía respirar esa esencia del más puro ¨western¨ en muchos títulos.
1.959 dio carpetazo al decenio con una colección de joyas imprescindibles para el amante del género, y lo pusieron de manifiesto Howard Hawks y su mítico ¨Río Bravo¨, Edward Dmytryk con ¨El Hombre de las Pistolas de Oro¨ o John Ford con ¨Misión de Audaces¨. También fue el año en el cual otro maestro se despidió de los 50 tras haber dado tantas buenas obras en la década, y es que, antes de situarse entre los más grandes de la Historia del cine, junto a Ford, Hawks o Mann, gracias a sus ¨Siete Magníficos¨, John Sturges estrenó dos películas, ¨Cuando Hierve la Sangre¨ y ¨El Último Tren de Gun Hill¨, que figura por méritos propios entre sus logros más duraderos.

Y todo fue porque el gran éxito que ganó la Columbia Pictures con ¨El Tren de las 3:10¨ irritaba a los productores de Paramount. Un verdadero duelo de titanes, cinematográficamente hablando, donde Hal Wallis decidió colaborar nuevamente con Sturges para llevar a la gran pantalla otra gran muestra del género con la que hacerle la pascua a David Heilweil y Delmer Daves, así se reunió prácticamente a todo el equipo de ¨Duelo de Titanes¨, reencontrándose en el reparto Kirk Douglas y Earl Holliman, para un nuevo film:
En un precioso día, una mujer de ascendencia india es violada y asesinada por dos jóvenes con ladrillos en lugar de cerebro que dejan tirado el cadáver en mitad del bosque; por suerte, el hijo de ella logra escapar en uno de los caballos de los asaltantes. Resulta que la nativa americana es en realidad Catherine Morgan, la esposa del recto sheriff Matt, un tipo que ha perdido de la manera más violenta a la mujer de su vida y que va a llevar a los culpables ante la justicia, sea como sea. De este modo averiguará que uno de ellos es el hijo de Craig Belden, viejo amigo y dueño absoluto de Gun Hill, pero eso a Matt no le preocupa; su misión es subirse al próximo tren con dos hombres que han de pagar su crimen...y la va a cumplir.

Clásica historia de venganza, justicia y ley la que nos trae el sr. Sturges a partir de una idea original de Les Crutchfield; una historia, en concepto y argumento, claramente influenciada por otros grandes títulos de entonces, como ¨Sólo Ante el Peligro¨ o la antes mencionada ¨El Tren de las 3:10¨, con las cuales comparte algunas similitudes. El director maneja con oficio, como es lógico, la puesta en escena y el desarrollo de la trama, conducida por la búsqueda de venganza en un Oeste cínico gobernado por hombres injustos y habitado por cobardes desalmados donde se replica uno de los patrones más usados del género: la confrontación de ideales y emociones que sitúa en un gran dilema a los protagonistas principales, unidos por una vieja y larga amistad presta a quedarse al borde del precipicio.
Otro de los temas que trata el guionista James Poe son la posición de ayudar a los indios, siempre satanizados en el ¨western¨, y la reflexión sobre las malas relaciones entre unos padres conservadores y unos hijos descarriados y abocados a la decadencia (era lo que estaba a la orden del día en los 50). Pero lo mejor del film es, sin duda, ese aire de suspense e intriga que tan bien sabe imprimir Sturges, reforzado gracias a los últimos 40 minutos del metraje, ya que, como en la de Zinnemann, Morgan se encuentra sólo ante el peligro, esperando en la habitación del hotel, y cuanto más espera más se tensa el ambiente.

Disfrutamos de la gran presencia de esos enfrentados gigantes que son Douglas y Quinn, los dos maravillosos en sus respectivos papeles (aunque yo prefiero al primero); muy notable también la secundaria Carolyn Jones, al principio en un personaje un tanto estereotipado (a las mujeres de hoy les repateará) pero revelándose importante en la historia, y atención a un joven Brian G. Hutton, futuro director de ¨Los Violentos de Kelly¨ y ¨El Desafío de las Águilas¨, encarnando al desgraciado de Lee Smithers. Apuntar también los buenos diálogos de Poe, secos, mordaces y punzantes, lo que hace subir el tono de amargura y cinismo de la película, y, cómo no, el gran duelo final entre esos dos actorazos que logran aquí una de sus mejores interpretaciones.
Joyita del género rodada en grandiosa VistaVision, de las más importantes de aquel último resquicio de los 50, el adiós a una etapa y el comienzo de otra: el crepúsculo. Sturges vuelve a dejar claro que es de los más grandes.

El diálogo entre Matt y Rick, donde el primero le explica el aciago destino que le aguarda en la horca (con cuyas frases he empezado esta crítica), es demoledor a más no poder, y absolutamente magistral.



Me gusta (1) Reportar

[email protected]

  • 15 Sep 2018

7


Película muy entretenida que engancha desde el principio y no suelta al espectador hasta el final debido a que suceden cosas todo el tiempo y sus buenos momentos de tensión.
Está bien actuada y realizada.
No es una obra de arte pero uno no se arrepiente de verla ya que es una cinta de cowboys más que digna.
Recomendable!



Me gusta (0) Reportar

danieku

  • 23 Mar 2014

8


Suelo ser poco o nada admirador del Western, por lo que rara vez me vereis haciendo una crítica a un film de este genero; Ya que no me llama la atención y cuasi siempre cambio de cadena en cuanto veo algo así, Pero en esta ocasión me he dejado atrapar por esta trepidante historia, mas que un Western parece un triller, no es lo típico, Indios contra vaqueros, o que hay unos cuantos vandoleros sueltos haciendo de las suyas y alquien les tiene que parar los pies. Esto parece mas bien como he dicho anteriormente un triller ambientado en el viejo oeste, ya que es de suponer que todo genero de acción en aquellos años se basaba en el viejo y antiguo Oeste, ya que no querían fomentar la violencia ni dar aires e que la gente vivian en un tiempo de violencia y delincuencia, por lo que toda película de acción por entonces estaba ambientada en otros años mas oscuros.
En fin en cuanto este film nos narra la historia de alguien que solo pide justicia por la muerte de su exposa, dando la coincidencia de que el responsable de su muerte fue el hijo de su mejor amigo, por lo que les obligara a un duro y fuerte enfrentamiento en que nadie saldrá ganando, sin duda un film emocionante, con mas tensión que acción, y que parece estar muy avanzada para su tiempo.



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 3


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
5%
1
0%
2
5%
3
0%
4
0%
5
0%
6
0%
7
11%
8
55%
9
11%
10
11%