Ficha Malcolm X

7.34 - Total: 18

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Malcolm X (1)




billy_lum

  • 8 Oct 2015

5



No voy a discutir el talento cinematográfico de Spike Lee porque lo tiene. Después de hacerse un nombre con el éxito de Haz lo que debas y Fiebre salvaje, Spike consiguió reunir el dinero suficiente para rodar su proyecto soñado: Una biografía del líder negro Malcolm X. Recuerdo que cuando se estrenó comercialmente fue un fracaso y recaudó poco más de lo que costó. Además la Academia de Hollywood la despreció con razón con sólo dos nominaciones a los Oscar. Mejor vestuario, muy colorido por cierto, y mejor actor principal, un Denzel Washington pletórico en el que sería, según sus propias palabras su mejor trabajo, aunque finalmente la cinta se fue de vacío. Cuentan que Spike se encerró en la habitación de un hotel todo un día para reflexionar sobre el por qué del fracaso de su película. Supongo que fruto de su racismo rancio llegaría a la conclusión de que la Academia era una organización de personas blancas que no podían premiar una película tan presuntamente revolucionaria y menos aún dirigida por un negrito.

Cuando la vi en su día me pareció muy interesante y sus casi tres horas y media de duración se me pasaron en un suspiro. Sin embargo volviéndola a revisar más de dos décadas después reconozco que está anticuada. No desde el punto de vista técnico, pero sí desde el punto de vista ideológico. Lo que menos me gusta es que su director admire a una persona como Malcolm X. Un racista convencido que quería separar completamente a blancos y negros, crear un país exclusivamente para negros en el sur de Estados Unidos de manera provisional para después trasladar a toda la población de color a su África originaria. Un reaccionario con tintes fascistas que consideraba malvados a TODOS los hombres blancos. Responsabilizando a esta raza de todas las maldades del mundo en especial contra la raza negra. Un extremista islamista como los que hay hoy en día que sólo después de su viaje a la Meca empezó a comprender que la realidad que él veía no era tan maniquea. Spike pretende hacernos pasar a Malcolm como víctima de la organización religiosa para la que trabajó e incluso sugiere que su muerte fue orquestada no sólo por dicha organización sino también en colaboración con la CIA. Lo que le jode es que fueron sus propios paisanos negros los que lo frieron a balazos y no sus odiados blancos. Esos que décadas después fueron decisivos para aupar a Obama la presidencia. El primer presidente negro de Estados Unidos. Por eso le diría a Spike que en lugar de alabar y admirar a este charlatán demagogo tome como referencia a otros líderes negros que son y serán recordados para siempre por ser el verdadero ejemplo de lo que es una buena persona. Me refiero a Martin Luther King y sobre todo, a Nelson Mandela. Afortunadamente la carrera de Spike Lee entró en barrena e incapaz de digerir su fracaso a penas le hemos vuelto a ver crear algo memorable, si exceptuamos La última noche.

Supongo que efectivamente las ideas fascistas de Malcolm X se pueden explicar en su contexto (su padre murió asesinado por el Ku Klux Klan) pero no justificar. Él quiere justificar la violencia como herramienta de defensa y venganza, una idea peligrosa y deslizante que acaba derivando en fascismo y termina convirtiendo a su autor en aquello que más detesta. El caso es que veinte años después Hollywood se congració con la nación negra otorgando el Oscar a la estimable 12 años de esclavitud producida por el malvado blanco Brad Pitt.

Diálogos demagógicos como cuando Malcolm dice que la Estatua de la Libertad lo que en realidad está representando con su brazo alzado es que los negros inmigrantes no deben pasar de ahí. O cuando él y su mentor encantador de serpientes se ponen a buscar en el diccionario la definición de la palabra negro y la comparan con la de blanco. O como cuando acusan al hombre blanco de ser un diablo causante de todos los males del mundo, algo tan injusto como falso. Es una generalidad absurda propia de mentes simples. Cada raza ha tenido su protagonismo histórico con sus luces y sombras. O cuando dice que el cristianismo es la religión de los blancos y la verdadera religión de los negros es el islam. Y así multitud de disparates.



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 1


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
0%
2
0%
3
5%
4
0%
5
5%
6
11%
7
22%
8
27%
9
22%
10
5%