Ficha Daimajín, El Dios Diabólico

6.49 - Total: 16

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Daimajín, El Dios Diabólico (5)




Tabo

  • 30 Jun 2020

6


Película: ¨Daimajin¨ (1966).

Bastante entretenida y sirve bastante para pasar el rato, ya que no tenía expectativa alguna, solo me la encontré en YouTube y termine ante un film muy decente. La historia es bastante simple, pero muy acorde a la cultura oriental, ligada a samurais y kaijus. Diálogos aceptables. Las actuaciones no son de lo mejor, pero logran salvar, pasa lo mismo con los personajes. De ritmo no es pesada. El ambiente es el adecuado, al igual que la banda sonora. Efectos visuales decentes para la época. Una cantidad de muertes aceptables y un final predecible.

Mi puntuación para ¨Daimajin¨ es 6 de 10 posibles, bastante correcta y de seguro veré las dos continuaciones que vienen. Recomendada.

Tabo.



Me gusta (0) Reportar

ragman

  • 5 Feb 2020

6


buen filme japones enfocado en lo fantastico dentro del japon feudal, con una peculiar deidad que da el nombre de este filme,la trama arranca con un golpe de estado, algo bastante visto,especialmente en el cine oriental encarado a sus epocas del shogunato, esto esta bien, aunque la frutilla del postre es cuando comienza la ira de daimajin, recomendadisimo filme ideal para quienes gusten del genero fantastico japones que involucre yokai o kaijus



Me gusta (0) Reportar

mahotsukai

  • 7 Sep 2015

9



Clásico fantástico nipón que inicia la trilogía de 大魔神 (Daimajin), y cuyo nombre podría traducirse como el ¨Gran Dios Diabólico¨, seguida de 大魔神怒る (Daimajin Ikaru, ¨El Retorno de Daimajin¨) y 大魔神逆襲 (Daimajin Gyakushu, ¨La Ira de Daimajin¨) todas rodadas en 1966.

En esta primera entrega, nos presentan cómo el Señor feudal local Hanabasa, un hombre justo y bueno, es traicionado por su chambelán, Samanosuke, quien espera el momento adecuado para derrocarlo, asesinarlo y matar a toda su familia. Kogenta, uno de sus samurais más leales, logra salvar a los hijos del matrimonio asesinado y esconderlos, por consejo de su tía, la sacerdotisa Shinobu, en la montaña, en donde reside el espíritu del dios protector, cuya estatua de piedra está incrustada en la montaña. Pasan 10 años, y Tadafumi y su hermana Kozasa, hijos del fallecido Hanabasa, luchan por restaurar su lugar. Sin embargo, el cruel Samanosuke ha entablado un gobierno tiránico en el que explota a los aldeanos y será una afrenta a la estatua de Daimajin la que despierte al coloso de piedra, quien cobrará venganza.

Un drama de poderosos y débiles bastante bien llevado es el que trae el director Kimiyoshi Yasuda, famoso por su saga de películas de Zatoichi, el legendario monje ciego justiciero, en los 60s y 70s. De buenas a primeras, el espectador espera sólo una película de Daikaiju o megamonstruos en plena destrucción, pero lo cierto que este film expone los abusos de algunos señores feudales japoneses en contra de pobres campesinos en el que la expropiación, las altas tasas de impuestos y la violencia de éstos era pan de cada día.

De esta forma, tenemos una historia bien hilada, de lucha de poderes y el intento de un descendiente directo del asesinado señor feudal por derrocar al usurpador, retomar el control de poder y reestablecer el orden y justicia en sus dominios. En líneas generales, la historia tiene buen ritmo en lo que es la antesala a la aparición de Daimajin, sin embargo, nuestro héroe tardará demasiado en aparecer. Pero, ojo, no hay que engañarse, en el intertanto, el director nos presenta una historia, como decía, dramática que a medida que avanza, aumenta el deseo en el espectador que la justicia de Daimajin se deje caer sobre Samanosuke y sus secuaces.

Cabe destacar aclarar, para evitar confusiones, que la palabra 大魔神 (Daimajin), que como ya dije se traduce como el ¨Gran Dios Diabólico¨ hace referencia más que a un dios maligno, a un espíritu vengador, al que las antiguas generaciones rezaban para pedir justicia. Dependiendo del punto de vista del cual lo veas, podría interpretarse como un dios maligno, pero en realidad no lo es.

Como ya decía, Daimajin se hace demasiado esperar, apareciendo en los últimos 10 minutos del film (si bien se le insinúa constantemente) pero pagando esta deuda con creces, destruyendo todo a su paso y aplicando justicia pura a Samanosuke en una escena final memorable. Un final que villanos como los japoneses, realmente crueles y despiadados, merecen por su conducta de abusos y tiranía.

Los aspectos técnicos son bastante dignos con esta mole de piedra destruyendo templos y edificios de la época feudal nipona como lo haría Godzilla en Tokio en el siglo XX. Quizás, se le podría criticar un tanto el tamaño de la estatua en la montaña desde la perspectiva de quienes están a unos metros de ella versus el tamaño que se ve en la destrucción, donde se ve mucho más monstruosa. Realmente hubiese sido memorable tener más minutos de Daimajin en escena, pero entendiendo que es el inicio de una saga, probablemente es sólo una probadita de lo que viene en las dos secuelas.

Buena música, correctas actuaciones, destacando los villanos (como siempre), excelente ambientación del Japón feudal y correcto vestuario complementan un clásico digno de ser visionado por nosotros, los occidentales.

Totalmente recomendable.



Me gusta (0) Reportar

TANO

  • 23 Jul 2007

7


Una buena película de fantasía clásica japonesa, con una buena historia y unos efectos especiales curradísimos, toda la parte de destrucción creada por la estatua queda bastante creíble, y el final es muy épico. El problema es que se lían un poco... se supone que la estatua es el "dios verdadero" que impide que el "dios maligno" salga de la montaña, pero cuando dicha estatua cobra vida, no paran de llamarla "el dios maligno" (aunque ayude a los buenos)... en fin... supongo que son fallos de traducción.



Me gusta (0) Reportar

masoma

  • 21 Apr 2007

10


Esta primera entrega se lleva un merecido 10 por sus logros tanto artisticos como tecnicos y por una banda sonora escalofriante y una mitoligia que la caracteriza.



Me gusta (0) Reportar

Críticas: 5


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
6%
2
0%
3
6%
4
0%
5
6%
6
25%
7
37%
8
0%
9
12%
10
6%