X
AVISO:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
logo abandomoviez
Jack el Destripador

Críticas de Jack el Destripador

Breath of Fire II: The Fated Child Breath of Fire II: The Fated Child

¨Breath of Fire II¨, en mi opinión, no supera a la primera parte, pero podría haber estado más a su altura si la historia hubiese sido mejor tratada. Me explico. La historia no esta mal... de hecho, si digo que este juego hubiese podido haber estado a la altura del primer juego es por ella (y sus novedades), pero el problema se encuentra en que no sabemos cual es la verdadera historia del juego hasta casi el final de este. El hecho de pasarnos la primera mitad del juego tratando de probar la inocencia de Bow (nuestro amigo perruno) al que han culpado de robo (una trama de mierda, vamos), hará que perdamos casi el interés en este más que sumergirnos en la intriga, aunque por otro lado, puede llegar a favorecer más la exploración al no tener un objetivo principal que nos resulte de interés. Esta primera mitad esta completamente basada en subtramas que debemos cumplir para seguir avanzando en el juego y conseguir que se nos unan más personajes, y que nos mantendrán entretenidos hasta que las terminamos y nos damos cuenta del argumento de mierda que el juego esta teniendo por el momento. Pese a esto, nada más terminar esta primera mitad las cosas se ponen interesantes (aunque si antes la trama nos parecía una mierda, aquí casi pasa lo mismo, pero el juego empieza a dar la sensación de que nos va a llegar a algo más grande). Cuando nos encontramos con el complot de San Evans es cuando el argumento del juego empieza a tomar forma y el juego se convierta en un auténtico clásico debido a que empezamos a darnos cuenta de todas sus virtudes.

A medida que vayamos descubriendo la verdadera trama, nos encontraremos con muchas subtramas. Dichas subtramas son geniales y son las que nos impiden que mandemos al juego a la mierda cuando el argumento parece ser el de sacar a Bow del marrón. Hay subtramas como la que debemos ayudar a Jean a recuperar su derecho a ser príncipe y descubrir al impostor que poseen momentos de auténtica tensión a lo Hitchcock, el máximo representante de esto es el concurso de cocineros en el que Jean debe participar para probar que el es el príncipe. Ese momento en el que parece que por primera vez las cosas parecen que se nos estén saliendo de las manos y que la hemos cagado hasta el punto de querer volver a cargar la partida y probar otra estrategia haber si podemos cambiar la historia para darnos cuenta de que al ser un juego de la SNES esto es imposible es inolvidable. La razón por la que digo que en ese momento creemos que podemos cambiar la historia, es por algo que el juego tiene de original. Al parecer se nos da varias opciones a elegir un multitud de veces. Pero la cosa no es tan bonita como parece. Aún recuerdo el final del primer ¨Dragon Quest¨, donde tenías que elegir si casarte con la princesa o no. Daba igual lo que elegías. Si decías que no, la princesa te regañaba y tenías que decir que si. Aquí lo mismo. No hay manera de cambiar la historia. ¿La razón?. Hay dos explicaciones. O el hecho de que la SNES era demasiado limitada para esto, o el hecho de que Ryu sea el niño del destino y por ello independientemente de lo que haga debe enfrentarse a él. Ambas respuestas son validas. La única vez que parece que podamos interactuar en plan serio con la historia es cuando debemos atrapar a un animal tras un combate con este. Podemos elegir entre dejarlo en paz, mandarlo al dueño del circo que nos lo ha pedido, o mandarlo a unos cazadores a cambio de pasta para darselo al dueño del circo. Independientemente de lo que hagamos, y por una razón u otra, no podemos evitar el combate que seguirá cuando nos dirijamos de nuevo al dueño del circo. Ahora, el juego tiene 3 finales. El malo, el neutro y el bueno. Hay una parte, donde se puede salvar a un viejo, tanto si lo logras como si no, vas a tenerlo que disfrutar porque es la primera vez que modificarás un poco la historia, pero por lo demás seguirá estando igual. De todos los finales, el mejor es el neutro, que llega a ser tan oscuro y trágico como lo es el juego en si y que hará llorar a cualquiera. El juego esta lleno de muertes de personajes, tanto buenos como malos, y por lo tanto esta lleno de momentos tristres que es imposible olvidar, aunque cuando menos nos lo esperamos nos encontraremos con momentos llenos de humor (como cuando el viejo verde le pide a Katt que le de un beso (en caso de que le hablemos como Katt). El final bueno (o final secreto) es una fantasmada total carente de sentido que solo les gustará a aquellos a los que les gustan los finales felices.

Como he dicho, la historia al final es buena, pero un mejor desarrollo de esta, como lo fue en el primer juego, hubiese estado mejor. En cuanto a los personajes... bueno... no son tan carismáticos como los fueron los del primer juego. Los únicos que poseen algo de carisma son Katt, Sten (estos dos son mis preferidos, en especial el ultimo) y Jean (más que nada por su acento francés y por ese guiño que dedica al jugador antes de cada ataque)... y puede que Bow (aunque en menor medida), pero tanto Nina, Bleu (estas dos aparecían en el primer juego, pero no están muy bien tratadas), Rand y Spar nos importarán una mierda, en especial este último porque... joder... quien coño iba a cogerle cariño a un tío carente de empatía y sentimientos. Recuerdo que en el primer juego llegue a cogerles cariño a todos... puede porque en ese juego llegue a sentir que de verdad estaba viviendo una auténtica aventura y ellos eran mis compañeros. En este nada de eso. Continuando con los personajes, hay que remarcar que lo único que une esta segunda entrega con la primera son estos. A lo largo del juego nos encontraremos con Bleu, un personaje secreto que ya apareció en el primer juego con mayor protagonismo, Nina (la del primer juego), y con el zorro y el transformista que aparecen en modo de cameo en una casa situada en una isla pequeña y solitaria habitada por monstruos de dimensiones increibles (ideales para levear). El cameo de estos me hizo recordar bellos momentos. Los personajes siguen teniendo sus habilidades solo útiles en el mapa del mundo, entre los cuales destacan las habilidades de transporte de Jean y Rand.

Si en el primer juego teníamos a un personaje capaz de fusionarse con otros, aquí tenemos una cosa aún más original. Al parecer si buscamos bien por los lugares podemos encontrarnos con chamanes (que reprensentan los diferentes elementos) que pueden fusionarse con miembros de nuestro equipo para crear personajes completamente nuevos y con habilidades especiales. Esto alarga más la cantidad de personajes en el juego, además de las probabilidades de salir victoriosos en nuestras batallas (solo hay que ver el daño que hace la fusión de Jean en forma de pez).

Otra cosa en la que podemos interactuar (y que se me olvidó mencionar antes) es en la creación de nuestra villa. En Capitain (la ciudad de los carpinteros) hay 3 carpinteros, cada uno especializado en una técnica (dependiendo de a cual escojemos, nuestra villa saldrá de una manera u otra y tendrá sus propios edificios. Luego podemos contratar a peña para que en la villa se vendan cosas o expandir la villa. Dependiendo del carpintero al que hayamos escogido, la casa de este puede ser un bar o un restaurante. Luego esta la maquinita esa del pozo que dependiendo de si hayamos logrado descubrir su misterio o no podemos adquirir otra forma de transporte o no (además del final bueno).

El juego incluye también un minijuego de pesca y uno de caza. Estos se activan al pulsar el botón de acción sobre una hierba o un pez que salta. En el de caza necesitaremos a Bow o Katt para matar al jabalin, y en el de pesca podemos pescar peces o tesoros. Creo recordar que en el primer juego había un momento en el que pescar era importante para conseguir algo necesario para continuar avanzando, pero la gracia es que en la segunda parte se presenta como un minijuego mientras que en la primera simplemente veiamos a Ryu y empezabamos a rezar para que cogiese lo que buscabamos.

Una última novedad es el pendiente del Dragón. Al parecer la joya incrustada en este nos sirve para saber lo que sienten los personajes hacia nosotros. Si son verdes y parpadean mucho es que nos aman y si son rojos nos odian. El color depende de si no confiamos en ellos cuando nos dicen que tomemos una decisión.

La música sigue siendo excelente y los combates siguen siendo buenos, y están repletos de animaciones a punta pala que hacen de ellos más divertidos. Eso si, los combates al azar siguen siendo jodedores (como en cualquier juego de rol con combates al azar).

Por lo demás, es un clásico con un genial argumento y muchas novedades por descubrir, pero podía haber sido completamente mejor y haber igualado a su antecesor.


El Señor de los Anillos: Las Dos Torres El Señor de los Anillos: Las Dos Torres

¨El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey¨ se trata de uno de los muchos juegos hechos a propósito para aprovechar el éxito de una película, aunque el hecho de que la película en la que se basa posee un rico surtido de escenas donde llevar acabo la acción, hace que este juego sea bastante aceptable.

El problema es que el juego es muy corto, ofrece acción repetitiva que acaba completamente con la rejugabilidad y la duración de los niveles no llega a ser para nada equilibrada. Hay incluso un nivel donde nada más empezar ya nos enfrentamos contra un jefazo. El juego es tan, tan corto, que si nos paramos a terminar todos los niveles con un solo personaje lo acabaremos en 2 o 3 horas. La única razón que tendremos para escoger a los otros personajes y terminar con ellos cada nivel (los niveles son los mismos para los 3) es para conseguir mejorarlos hasta el nivel 10 y desbloquear la misión secreta de cada uno. La putada es que la misión secreta de cada uno es la misma solo que para un determinado personaje. Luego hay una misión aún más secreta.... tan, tan secreta que no sabemos a que personaje manejamos y que se desbloquea terminando la misión secreta de uno de los personajes. Estas misiones secretas (incluso la ultra mega secreta) son del tipo ascensor, donde tendremos que derrotar a todos los enemigos que nos salen en un piso, hasta llegar al de arriba del todo. Solo vale la pena probarlo una vez porque los enemigos son todos los mismos en cada piso y para cada personaje. El personaje de la ultra mega misión secreta al que desbloqueamos para su uso en todos los niveles es Isildur, que pese a su ultra mega fuerza nos importará un carajo el manejarlo o no, y aún más teniendo en cuenta que es un skin de Aragorn con sus mismos movimientos, llegando hasta el punto de que el resto de personajes nos llamarán Aragorn.

Tras terminar la misión ultra mega secreta desbloquearemos un surtido de trucos que son una mierda y que no van a alargar ni loco la vida del juego. Otras cosas desbloqueables son las típicas entrevistas a actores y demás de la película que nos hará ver que este juego esta hecho solo para fans de la trilogia.

Pese a lo dicho anteriormente el juego llega a entretener y los tres últimos niveles son muy disfrutables, siendo lo mejor del juego, pero igualmente (y lamento tener que decir esto), el juego de ¨La Comunidad del Anillo¨ me pareció mejor, aún no estando basado en la película y si en el libro.


Crayon Shin-chan: Arashi o Yobu Enji Crayon Shin-chan: Arashi o Yobu Enji

¨Crayon Shin-chan: Arashi o Yobu Enji¨ se trata de un juego de plataformas protagonizado por el niño maleducado que solo llego a tener un éxito completo en Japón y en España, llegando a otros países en condiciones pésimas para terminar no durando una mierda ahí.

En tiempos de este juego, la serie aún no había llegado aquí, por lo que no es de extrañar que sea un juego que solo llegó a Japón. El estar en japonés y carecer de una traducción al inglés o a cualquier otro idioma, hace que sea difícil entender la historia del juego y el porque los amigos de Shin-chan están tan empeñados en causarle daño. Tampoco entenderemos los chistes que aparecen cuando Shin-chan entra en algún lugar. Básicamente el juego trata de encontrar una carta dorada. Esta en un principio se encuentra por las calles, pero luego termina siendo necesario dejar KO a un enemigo que hace mierdas bastante raras en comparación con los dobles que andan por ahí. Por ejemplo, en una misión, hay un fantasma que de normal trata de hacernos daños acercándose a nosotros, pero en cambio, hay un lugar donde este tratará de lanzarnos bolas de fuego, una diferencia de la que nos daremos cuenta enseguida.

Además de las cartas doradas, que simbolizan los objetos de misión, hay cartas normales que contienen habilidades especiales. El como se usan no tengo ni idea, pero igualmente el juego es lo suficientemente sencillo, como para sobrevivir sin usarlas. Además de que se hace imposible saber como se usan las cartas, el hecho de poder agacharse es desconocido en el juego hasta que nos encontramos con zonas por las que no podemos pasar a menos que hagamos uso de este movimiento. Es gracioso ver como, para una cosa tan sencilla como agacharse, hay que pulsar dos o tres botones más e correspondiente botón de dirección, por lo que no me quiero imaginar que hay que hacer para activar las cartas.

El juego, también cuenta con minijuegos bastante divertidos, entre los que hay que destacar la elección al azar de la vestimenta que Shin-chan llevará a la escuela. El resultado en este minijuego llega a ser descojonante, pero al final terminará por darnos igual. Debido al desconocimiento del idioma hay minijuegos que no sabremos como realizarlos. Dichos minijuegos son accesibles desde el menú principal, pero esto poco importa porque tampoco es que sean adictivos.

El problema del juego se puede apreciar desde un principio. La repetitividad. El juego siempre termina siendo lo mismo y es demasiado largo para lo que es, quizás en parte al no enterarnos de la trama (lo cual hace que no sepamos por donde va el juego) por lo que en la mitad de este la cosa empezará a volverse aburrida. No puedo suspenderlo, sin embargo, puesto que ese es el único problema del juego, y lo demás que he citado es por desconocimiento del idioma.


Crack Down Crack Down

¨Crack Down¨ se trata de un juego bastante divertido y original, donde que hay que ir poniendo bombas en cada nivel para luego salir cagando leches del lugar.

Lo mejor del juego, sin lugar a dudas, son las ayudas que el juego nos ofrece para salir airoso de las situaciones más difíciles. Tenemos las diferentes pantallas que sobrecargan la pantalla. Una de ellas nos muestra a nosotros, otra nuestro conteo de munición, otra un mapa con todas las indicaciones de lugares donde poner la bomba, y por último una pantalla donde nos habla de los enemigos en pantalla y su habilidad, para prepararnos para cuando nos tengamos que enfrentar a ellos. Lo mejor de todo es que en el modo de dos jugadores, pese a estar la pantalla más sobrecargada para mostrar la situación del segundo jugador, se puede jugar igual de bien, sin haber nada que nos moleste. Otra de las ayudas que el juego nos ofrece es la de esquivar las balas de los enemigos arrimándonos a las paredes, aumentando las posibilidades de sobrevivir, aunque el cuanto aumenta depende en su mayoría de os reflejos del jugador. El hecho de poder disparar en 8 direcciones hace de la experiencia de crearse una táctica para acabar con un enemigo sin recibir un balazo bastante divertida.

El juego es muy corto, pero el hacerlo corto es la mejor idea que han tenido a la hora de hacerlo, puesto que si hubiesen seguido añadiendo más niveles ya empezaría a cansar. Los niveles, suelen ser un poco variados, pero lo que de verdad hará que no se vuelva tan repetitivos son los nuevos desafíos que los niveles incluyen para joder al jugador.

Por lo demás se trata de un genial juego para la Mega Drive con el que jugar en compañía.


Soul Blade Soul Blade

A diferencia del mundo de las películas, el mundo de los videojuegos nos acostumbra a llevarnos secuelas que van superándose entre si, añadiendo nuevas mejoras y cosas chulas y dejando completamente olvidado al juego que dio lugar a tal franquicia. Ya no solo eso, la cosa llega hasta tal punto de que la primera parte parece no existir al no oirse nada sobre ella y es posible que si la probamos no nos llegue a gustar tanto como si la hubiesemos jugado cuando lo sacaron. El caso es que este ¨Soul Blade¨, pese a que claramente ha sido olvidado y aún más al no llevar el nombre de la franquicia que dio lugar, ¨Soul Calibur¨, es toda una caja llena de sorpresas, hasta tal punto que podríamos decir que las secuelas en vez de hacer que se vea peor hacen que se vea más sorprendente de lo que es.

El plantel de personajes es escaso y dos de ellos son personajes que solo volvieron a aparecer como personajes extra en el ¨Soul Calibur 3¨. Los veteranos... son los veteranos, solo que aquí son más inexpertos y más jóvenes. Es sorprendente ver a un Sigfried de 16 años, a una Sophitia insegura, a una Seung Mi Na inexperta e infantiloide.... aunque hay algunos como Voldo y Cervantes que siguen siendo los mismos. En el juego tenemos el modo Arcade, donde deberemos enfrentarnos a 11 oponentes, y es aquí donde vemos cosas que son originales de este juego y otras que siguen siendo estándar de juegos posteriores. En este ¨Soul Blade¨ tenemos la capacidad de sacar el arma del oponente tras golpearle repetidas veces estando este defendiendo. Lo más parecido a esto que se vio en otra entrega fue en el ¨Soul Calibur: Broken Destiny¨ de PSP, donde se podía romper la armadura de los personajes. Todo lo demás ya es lo típico de ¨Soul Calibur¨. Es en los finales de cada personaje donde encontramos una particularidad, por lo menos para la época. Se trata de un juego de lucha donde podemos elegir el final que queremos que tenga el personaje pulsando unos botones en el momento adecuado, algo muy parecido a lo visto en ¨Soul Calibur III¨, solo que en este no se te dice que botones hay que pulsar y en que momento, por lo que deberemos pulsar botones a lo pendejo. Uno de estos ¨doble-finales¨, el de Mitsurughi, ofrece hasta interactividad, y es gracias a él que descubrimos lo de los finales alternativos. De hecho, es posible que fuese puesto así apropósito para dar constancia a los jugadores de la existencia de más de un final para cada personaje.

Además del modo arcade, tenemos el típico Survival, Batalla por Equipos, Batalla en Tiempo y Versus. Pero hay un modo en particular, llamado ¨Soul Edge¨ que se sale de lo habitual. Se trata de un modo historia. Si, el modo arcade sirve como historia, pero el modo ¨Soul Edge¨ ofrece mayor profundidad en la historia de cada personaje contando sus motivos por encontrar la Soul Edge y el verdadero final en el caso de que consiguiera llegar a esta. Es aquí donde nos vamos a encontrar sorpresas por doquier, y que llegan a ser más impactantes tras haber jugado a sus secuelas, especialmente en lo que respecta a la historia de Sigfried. Este modo, a diferencia del arcade, y para hacer del juego más diverso, no se basa simplemente en acabar con los oponentes. A medida que avanzamos en la historia deberemos participar en combates que para ganarlos debemos cumplir un requisito, como derrotar al enemigo a base de agarres, y lo mejor de todo, es que a medida que ganamos combates desbloquearemos más espadas, cada una con sus propios parámetros, que podemos utilizar en los otros modos. El problema de este modo es que es jodidamente difícil y habrá que tener mucha habilidad con cierto personaje (además de conocer los efectos de cada movimiento suyo) para poder pasarnoslo.

Estas cosas tan sorprendéntemente originales para un juego de lucha de la época, junto con la genial banda sonora por la que se compone y la posibilidad de desbloquear a todos los personajes que aparecen en el juego, incluyendo al jefazo-jefazo (cosa rara teniendo en cuenta que de normal estas monstruosidades no se suelen desbloquear por medios que no sean códigos) hacen de este juego toda una delicia para los amantes de los juegos de lucha y un juego que hay que probar si o si, pese a que sus secuelas, especialmente ¨Soul Calibur III¨ sean más míticas, por lo menos para comprender más la historia de los personajes.

Como reza su lema, las leyendas nunca mueren, y este juego es leyenda.


Agatha Christie: Peligro Inminente Agatha Christie: Peligro Inminente

¨Peligro Inminente¨ se trata de un soporífero juego de objetos ocultos que falla completamente al tratar de mostrar una trama interesante, la cual esta sacada del libro en que se basan (ya les vale), haciendo que dicha trama comience a perder interés ya a principios del juego, y haciendo claramente del juego un coñazo monumental.

En cuanto a mecánica de juego no hay mucho que destacar, puesto que es la misma mierda que en todos los juegos de ese tipo, pero el poco tratamiento de los personajes y de la trama (el buen tratamiento de estos es una cosa fundamental en un juego de este tipo), consistiendo la mayor parte del juego en buscar objetos en los mismos escenarios varias veces hace que canse ya de primeras, además de que si tratamos de seguir dicha trama y quien es cada personaje nos perderemos con facilidad, puesto que esta toda mal explicada.

El juego no destaca en nada pero se le encuentra fallos en todos los costados, por lo que no hace falta decir que es mejor no acercarse a él.


Cosmic Spacehead Cosmic Spacehead

¨Cosmic Spacehead¨ se trata de una aventura gráfica bastante simpaticona que destaca sobre todo en sus versiones para Amiga y Mega Drive.

Mientras que en Amiga gráficamente se ve peor que en la Mega Drive, posee una excelente banda sonora (esto último siendo la especialidad de este ordenador personal) y mientras que la versión para Mega Drive se ve de fabula la banda sonora no esta a la altura pero sigue siendo aceptable.

Pese a que se podría considerar toda una joya, el juego no va más allá de una aventura simpáticona. Esto se debe a que, a diferencia de muchas otras aventuras gráfica, no cuenta con un genial desarrollo de la trama y ni siquiera cuenta con una historia que llame la atención, causando que las posibilidades de que el juego nos enganche se reduzca a cero. Esto, en cualquier otro juego del género, sería suficiente razón como para suspenderlo, pero ¨Cosmic Spacehead¨ es ¨Cosmic Spacehead¨ y no hay que buscarle más sentido. El juego en si carece de sentido, tanto en historia y su desarrollo como en la resolución de puzzles, siendo una especie de ¨MundoDisco¨ (o ¨Discworld¨) pero completamente anterior a este.

Pese a ser un juego hecho para niños el juego rebosa de un gran cachondeo y sentido del humor, aunque en su mayoría, para darse cuenta de esto hay que usar todo los comandos en cualquier cosa con la que se pueda interesctuar. Lo mejor de todo es que se puede seleccionar el español entre los idiomas a elegir, por lo que entenderemos el juego en su totalidad, aunque muchas veces la traducción se ve un poco cutre, con sus incoherencias típicas de una traducción amateur, pero por suerte eso ocurre en contadas ocasiones y no es nada grave. El cachondeo a la hora de usar los comandos lo tenemos por ejemplo a la hora de usar el comando ¨coger¨ en una de las depedientas. No recuerdo ahora exactamente lo que decía pero viendo el cachondeo con dicha palabra parece que un argentino estaba metido en la traducción. El sinsentido en la trama lo tenemos en gilipolleces como la forma en que Linus se relaciona con el de objetos perdidos con la intención de conseguir los objetos que tiene en mano. Aquí pasaba algo así como:

-Hola señor, soy Linus.

-Hola. Esta es la oficina de objetos perdidos ¿Has perdido algo, señor?

-¿Que tenéis en mano?

-Un libro de chistes cosmicos y un arma de destrucción masiva.

-Me quedo con los dos.

-Lo siento, pero necesitas mostrar pruebas de que eres su verdadero propietario. Como pareces retrasado te dejo el libro de chistes cosmicos. Encuentra algo que pruebe que eres el dueño homicida del arma de destrucción masiva y te la daré.

Más cosas por el estilo que nos dejarán con cara de ¿¿!!WTF¡¡?? aparecerán a lo largo del juego.

Lo más jodido de todo son las formas estúpidas de resolver un puzzle. Por ejemplo, tenemos el famoso ejemplo del monstruo. Hay un monstruo grande y fuerte que nos impide el paso. No podemos dialogar con él y Linus claramente no va armado y no tiene suficiente fuerza para mandarlo a tomar por culo. ¿Quien diría que le tenemos que dar un puto globo para mandarlo a tomar por culo? Luego tenemos la gilipollez del teletransportador. Una cosa original del juego es su visión sobre el uso de teletrasportadores. Linus se vera afectado por los rayos cósmicos que lo dividen en párticulas y lo teletránsportan a otro sitio volviéndose brillante. Si lo teletransportas de nuevo en su estado brillante este logrará un poder útil para resolver el puzzle.

Sobre el libro de chistes cósmicos mejor ni hablar. Estamos ante un juego puramente inglés, por lo que si jugamos al juego en versión original nos encontraremos con chistes de juegos de palabras. Si lo jugamos en nuestro idioma, un compatriota español nos dirá: ¨Los ingleses tienen la gracia en el culo¨. Gran verdad, aunque sea solo cuando se trata de juegos de palabras.

Para dar una mayor variedad al juego tenemos unos niveles cortos de plataformas donde simplemente deberemos esquivar a los enemigos y, a ser posible, recoger los caramelos que nos dan vidas extras. Luego tenemos algun que otro minijuego, como una carrera de coches de choque, donde lo importante es llegar el primero a la meta y no chocar contra los coches, y una secuencia donde pilotando un coche espacial debemos dejar que una panda de meteoritos nos follen vivos. Con esto último voy en serio, estube media hora esquivandolos hasta que me di cuenta de que debía dejarme matar.

Este tipo de cambio en la mecánica de juego no es que llegue a aportar mucho (de hecho la parte de aventuras es lo mejor del juego) pero por lo menos le da un poco de variedad al juego.

Por lo demás es un juego bastante simpático que nos sacará un par de sonrisas, pero tampoco es que llegue hasta el fondo del corazón.


Corporation Corporation

En resumidas cuentas, ¨Coporation¨ es una puta mierda.

Es cierto que nos encontramos con un shooter en primera persona muy original y atípico para su época, además de muy complejo, pero es dicha complejidad lo que lo jode todo. Tras elegir uno de los no se cuantos personajes a elegir nos darán la oportunidad de comprar todo lo que podamos de un surtido de objetos de diferente uso y funcionalidad cada uno. Lo gracioso es que no tenemos ni puta idea de para que sirve cada uno y cual es su función en el juego, puesto que en ningún momento se nos lo dice. Pero peor es cuando comencemos el juego en plan serio, puesto que no sabremos donde cojones ir y que hacer, y nos perderemos con mucha facilidad porque el diseño de los niveles es siempre el mismo. Si a esto le sumamos una música aburrida y unos malos y extraños controles en las versiones para ordenadores, pero aceptables en la de la Mega Drive, nos encontraremos con un juego de difícil disfrute que nos quitará todas las ganas de ver a través de videos como terminarlo. Igualmente el terminarlo no vale para nada la pena, porque el final es cutre.

Poca cosa más puedo decir de este coñazo de juego cuya originalidad ha sido mal aprovechada.


Castlevania III: Dracula's Curse Castlevania III: Dracula's Curse

Más de lo mismo, solo que se ve más feo. Esto último siendo quizás porque la segunda parte tenía mejores gráficos, aunque creo que la primera parte también los tenía mejores. Igualmente la fealdad se debe a los escenarios, los cuales, por alguna razón, no me han acabado de quajar mucho. Esa razón es su pobreza. Ese fondo negro con todas las escaleras y demás plataformas sobrepuestas lo hace parecer más aburrido visualmente, aunque luego hayan algunos escenarios más cargados.

Por lo demás, y como he dicho, no aporta nada nuevo, salvo el hecho de poder escoger a un compañero de equipo, con la posibilidad incluida de ir solo. Básicamente la cosa trata de que en un determinado punto del juego nos encontraremos con un personaje que nos preguntará si queremos que nos acompañe. Tenemos a una sacerdotisa que por alguna confusión de la traducción te la meten como hombre, aunque por el nombre ya te puedes hacer una idea de que no lo es. Luego tenemos a un pirata con una pose no muy ergonómica y con una enorme agilidad, y a Alucard, el hijo de Dracula, que luce de forma muy distinta a sus posteriores apariciones. Cada personaje tiene sus cosas positivas y negativas y, como tal, una distinta forma de atacar, pudiendo intercambiar entre ellos y Trevor. Claramente solo podemos escoger como acompañante a un solo personaje. Luego tenemos una ramificación de rutas. Todo eso del juego bastante rejugable, pero a la hora de jugarlo, la pobreza de los escenarios y los pocos cambios respecto a la primera parte en cuanto a jugabilidad, lo hacen bastante cansino, aunque sigue siendo un buen juego con el que pasar el rato.

Dependiendo de si hemos elegido ir solos o acompañado y con quien nos hemos unido, nos saldrá uno de los cuatro finales, en los que solo cambian 2 parragrafos. Dichos finales son bastante buenos y saben compensar el rato que hemos pasado en el juego.

Como he dicho, pese a sus fallos sigue siendo bastante entretenido, pero ya en posteriores entregas la cosa empezaría a cambiar para mejor. Solo hay que ver el ¨Castlevania Bloodlines¨ o el ¨Symphony of the Night¨ para saber esto.


Castlevania: Haunted Castle Castlevania: Haunted Castle

Antes de jugar a este juego debéis tener en cuenta una cosa: Os van a follar por todos los costados.

Da igual la habilidad que tengáis en la saga. Pocos golpes bastarán para mataros. Da igual cuantos coins tengáis. Solo tendréis cuatro o cinco continues y si morís apareceréis en un punto de control. Un punto de control por cada nivel. El caso es que como máximo llegareis al jefe del primer nivel el cual, al menos que tengáis mucha chorra, os follará bien follado. Claramente el ganarle significará alargar más el sufrimiento, puesto que el segundo nivel, el cual tiene un diseño más bizarro tiene los suficientes elementos inesperados para matarte.

La única forma de terminarse el juego es usando trucos, pero... a decir verdad... como que no vale mucho la pena. Vamos a ver, jugablemente es el típico ¨Castlevania¨, solo que los sprites son más grandes y los escenarios más ampliados, impidiendo predecir lo que nos encontraremos en la siguiente pantalla. Puede que tanga sus cosas, como buena música (la mayor parte traída de otros juegos de la saga), y algún detalle bastante gracioso como el retrato de una mujer llorando sangre que a su vez resulta ser algo estremedecedor (lo gracioso de este hecho es que curiosamente esa musiquita tan bonita del ¨Castlevania II¨ que se esta escuchando en ese momento se llama Bloody Tears). Luego tenemos la supuesta primera aparición de Frankenstein, donde sale recién revivido por el Dr. Frankenstein, aunque este último no parece estar en buen estado.

Con todo esto quiero decir que el juego por lo menos llega a ser bastante curioso pero básicamente se trata de otro ¨Castlevania¨ normal y corriente sin mucho que destacar, salvo su excesiva dificultad y algunos enemigos originales de este juego. La razón por la que no vale nada la pena terminarlo es por el simple hecho de que el final es una mierda si tenemos en cuenta el sufrimiento que nos da el juego, al igual que el enfrentamiento final contra Dracula, el cual, si tenemos las malditas cruces, no nos va a durar nada.

Pero en fin, por lo menos llega a ayudar a pasar el rato, cosa que ya es de agradecer. Me cuesta admitirlo, pero el ¨Castlevania 2¨ me resultó más ¨divertido¨ que este pese a sus fallos.


Asylum Asylum

¨Asylum¨ es un juego arcade que hace completamente honor a su nombre.

Es un juego de locos, donde criaturas bizarras de todo tipo tratarán de pararnos los pies es unos escenarios que carecen de sentido respecto entre si. Para derrotarlas deberemos hacer uso no solo de nuestras armas, sino también de la gran variedad de powerups bastante originales, todo ello hasta llegar al ascensor que nos lleve al siguiente nivel.

En dichos ascensores ocurren otra cosa original del juego. Se trata de una especie de minijuego donde deberemos ponernos en los extremos del ascensor con el fin de hacer que caiga de forma segura, puesto que alguien ha cortado su cable, y así evitar perder una vida. Si jugamos con un amigo, esta es la parte donde más discusiones habrá por las meteduras de pata.

Además de lo dicho anteriormente, hay una parte donde la perspectiva y gráficos cambian a otra más rara, donde deberemos tratar de llegar a una torre del inframundo. Esta parte se basa en engañar al jugador con la perspectiva, por lo que un salto incorrecto puede llevar a caerse en la deriva.

El modo multijugador esta bien y ofrece ayuditas en caso de que uno de nuestros compañeros se quede varado en un sitio, llevándolo cerca de nosotros, aunque claramente, si la cosa se desmadra mucho la cosa puede llegar hasta el punto de que nos cueste ver donde esta cada personaje.

Por lo demás es un juego bastante entretenido y original e ideal para vivir una loca aventura con nuestros amigos y soprendernos por sus bizarros niveles. El único fallo que dispone es el no tener una cinemática final, aunque esto puede ser que se deba más al ser un mero prototipo. Igualmente resulta ser bastante gracioso el mensaje que sale al terminarlo, en el que dice que regala camisetas a quien se lo acabe 5 veces seguidas. Más curioso termina siendo el hecho de que, además de nuestro nombre, nos pregunte por nuestra fecha de cumpleaños.

Una pena que no llegara a estrenarse.


Action Man: Operation Extreme Action Man: Operation Extreme

Este ¨Action Man¨ sufre de un problema muy gordo, y ese problema que no es tan hombre de acción como aparenta.

¨Action Man: Misión Extrema¨ se trata de una especie de juego de acción escasa que destaca por ser repetitivo y excesivamente estructurado. En este juego todo es lo mismo. Misión con vehículo. Misión en base. Misión con vehículo. Misión en base. Para joder. La misión de vehículo siempre consiste en recoger una serie de objetos para poder tener acceso a un nuevo vehículo de Action Man y así destruir al jefazo, mientras que la misión en base siempre consiste en reunir todas las piezas de una llave y realizar misiones de destrucción, por no mencionar de que en todas ellas hay un momento donde se nos alerta de francotiradores y en primera persona debemos matar a todos. Lo gracioso es que no son francotiradores, solo enemigos normales que andan por ahí y que Action Man debe matarlos con su ballesta antes de que ellos se den cuenta de su presencia y lo disparen. Vamos, que lo más parecido a un francotirador que veremos en el juego es el propio Action Man.

Tanto los niveles de base como los niveles en vehículos poseen acción escasa pasándonos la mayor parte yéndonos de un sitio para otro en vez de disparar. Para postre los vehículos son difíciles de controlar y nos la pasaremos ahostiandonos en todos sitios, aunque por suerte esto no quita vida.

La historia es típica y predecible, con muchos giros de trama en relación a los nuevos peligros con los que Action Man se debe enfrentar y que hacen de la misión cada vez más extrema. Eso es normal y viene muy a dedo con el personaje, pero eso le quita atractivo al juego y hace que no nos importe una mierda el dejarlo sin saber el final.

Quitando lo dicho anteriormente no tiene nada más malo, pero es lo suficientemente aburrido como para suspenderlo. Por suerte es corto y te lo pone fácil explicándote paso por paso que hacer y como derrotar a los enemigos. Increíblemente el juego dispone de actuación de voz en español, la cual es aceptable. Tras terminarlo nos vendrán los créditos, los cuales, si mal no recuerdo no se pueden pasar, y para alargar más nuestro sufrimiento tras terminarse se volverán a repetir pero esta vez con las fotos de los creadores cuando eran niños, terminando con la foto de un Action Man barbudo que da cosa y que no viene a cuento. Es como si los creadores nos vinieran a decir que ellos también fueron niños y que disfrutaban de juguetes como Action Man y que hicieron el juego con toda la ilusión del mundo. Buff, no se que pensar y aún más teniendo en cuenta que el juego para la Game Boy Color que hicieron de Action Man molaba más y era completamente superior

Tras terminar los créditos solo nos quedará hacer un repaso de la habitación de Action Man, solo para descubrir que hemos desbloqueado nuevos trajes para Action Man, entre ellos el de Ninja (claro, a todos le molan mazo los ninjas, por lo que no podía faltar), y el poder usar las armas que queramos en los niveles que queramos, cosa que nos importará una mierda porque lo último que nos pasará por la cabeza es volver jugar el juego.

Los hay peores, pero igualmente es preferible no malgastar el tiempo con este juego.


Die by the Sword Die by the Sword

¨Die by the Sword¨ se trata de un juego bastante curioso se lo mire por donde se lo mire.

Posee una mecánica de juego de lucha con espadas, además de disponer de varios modos típicos de este tipo te de juegos, pero lo que es el modo historia es una especie de ¨Tomb Raider¨ pero sin mucha atención en los puzzles y los saltos. De hecho, en todo el modo historia hay un solo puzzle, el cual es fácil de resolver, y el enfasis en saltar aparece en pocas ocasiones y nos llevará pocos intentos para lograr llegar a la meta sin caernos. Al ser un juego con una gran cantidad de modos, no termina siendo de extrañar que el juego se centre más en estos y en el multijugador, siendo la historia ya de por si bastante corta. En 1 día se podría acabar perfectamente.

Antes de sumergirnos en el modo historia es importante darle un repaso al modo ¨Practica¨, que es una especie de tutorial donde se nos explica el funcionamiento del juego, es importante hacerlo puesto que en el se nos explica el porque de los dos modos de lucha, el arcade y el VIS, siendo este último el más complejo y complicado de aprender a manejar pero a su vez el más útil a la hora de amputar los miembros de los enemigos y bloquear su arma. Es cuestión de acostumbrarse a la hora de hacernos con él, y es importante dominarlo, puesto que de esta forma nos sentiremos como si estubiésemos haciendo combates de espada de verdad, hasta el punto de que podemos parar el arma del enemigo con tan solo hacer que nuestra arma roce la de este. El cortar las partes del cuerpo al enemigo es de lo mejor del juego, aunque el resultado no es que sea muy gore, y llegan a repercutir mucho en la forma de moverse y atacar del enemigo.

El modo historia es corto, y en parte es mejor que sea así. La trama no es que de mucho de si, al ser la típica de un caballero tratando de rescatar a su mujer, aunque al ser esta una guerrera es un poco estúpido el ver que ni se haya molestado a defenderse. Por lo menos al final ella demuestra no ser tan inútil. Lo mejor del modo historia es sin lugar a dudas la actuación de voz en español. Si ya de por si resulta ser curioso que el juego cuente con voz en español, más lo es el que sea tan bueno. Frases como ¨Como Cerdos al Matadero¨ y la risa sarcástica del protagonista se les queda grabadas a cualquiera.

El modo historia no es que sea la rehostia, y solo llega a destacar por lo que he dicho anteriormente, más bien es un modo que nos hará pasar un buen rato y que lo que vemos en él en un principio es lo que veremos durante todo el juego. Vamos, que nuestro personaje no desbloqueará nuevas habilidades ni nada que de variedad a la mecánica de juego. El final.... bueno, tampoco se lo podía pedir mucho a una historia como esa.

Lo que en este juego importa de verdad son los otros modos. Tenemos el Foso, donde podemos combatir contra hasta 3 personajes manejados por la IA, o contra hasta 3 personajes manejados por amigos pudiendo elegir entre las diversas criaturas y personajes del juego, cada uno con su propio estilo de lucha a dominar. Además, podemos seleccionar entre 4 escenarios, cada uno con sus propias posibilidades y peligros, que nos harán plantear más de una estrategia para derrotar a nuestros adversarios. Vamos, que en este modo la variedad esta más que asegurada. Claramente este modo pierde mucho si no se juega con amigos.

El otro modo es el Torneo, y el que más horas de vida le dará al juego si no tenemos a alguien con quien jugarlo, podremos elegir una dificultad y luego nos tendremos que enfrentar con una larga lista de diferentes combinaciones de adversarios. Podemos elegir nuestro personaje también, y cuando nos quedemos atrapados en uno de los niveles del torneo lo más seguro es que nos piquemos hasta lograr terminarlo.

Pese a todo lo positivo que he dicho anteriormente del juego, este posee un problema bien gordo que afecta al disfrute de este: La cámara. En el modo historia esta no jode tanto, aunque es posible que alguna vez nos demos cuenta de que algo falla en ella. Es en el modo torneo cuando nos damos cuenta de ello, especialmente cuando nos enfrentemos a los trolls o a los ogros (vamos, cualquier enemigo que nos tumbe, pero no nos mate, de un golpe). Esta se mueve donde no queremos que se mueva y muchas veces por culpa de ella se invierten los controles y terminamos cayendo al vacío o presa del enemigo. Otras cosas como el que los ogros nos manden a tomar por culo cuando nos den con el garrote llega a joder bastante, aunque haga del juego más realista.

Este juego en realidad sería de 6 si lo valoráramos en cuanto a entretenimiento y diversión (el modo historia es regulero y el torneo y la fosa solo coge la parte de acción del historia, por lo que nos quedamos un poco igual), pero el juego desprende de una enorme cantidad de originalidad que ha sido bien aprovechada, pese al problema de la cámara, lo que lo hace un juego único, logrando por lo tanto más nota.


10.000 Bullets 10.000 Bullets

¨10.000 Balas¨ se trata de otra joya de la PS2, la cual destaca por su enorme cantidad de acción y por su uso del ¨tiempo bala¨.

El juego presenta una trama bastante original, con su propio universo y forma de llamar las cosas, pero tratándose de un juego centrado excesivamente en la acción y cuyo único objetivo es el de divertir al jugador, no es de extrañar que esta no esté tan bien tratada. Además, es un juego muy corto, por la que la historia avanza muy rápidamente, impidiendo el desarrollo de la trama y de los personajes, terminando convirtiéndola en la excusa perfecta para un par de tiroteos. De hecho, la trama tiene tan poca importancia que esos segmentos de aventura a la japonesa que nos encontramos no duran nada y hay muy pocas conversaciones en estas, y los creadores le han dado tan poca importancia que le han puesto Judas como nombre a uno de los personajes, para que no nos calentemos ni un poquito la cabeza. Su única existencia es la de evitar gastarse más dinero en las cinemáticas. Los personajes carecen de carisma, en especial el protagonista, que pone la misma cara durante todo el juego... incluso cuando se muere al fracasar en una misión. Lo más gracioso es la intro, en la cual aparece un personaje que nos hará dudar durante todo el juego de si en serio estamos terminándolo o no. Esa chica, es Boris, la cual, pese a que en la intro te la metan como alguien de vital importancia, termina por ser un personaje desbloqueable del que si no fuera porque hay una opción para leer la historia de los personajes no sabríamos quien coño es. Otra razón que nos deja ver que para los creadores de este juego la historia les importaba un carajo es que hay escenas, como la del dojo donde podremos seleccionar a un personaje que según se ve en dicha escena no tiene participación. En el caso del dojo, eso pasa con Crow, quien sale de este dejando solos a los otros dos protagonistas, por no decir que es el chino el que de verdad se los folla a todos. En esto se puede encontrar una explicación en que la compañía del juego, estaba segura de que los jugadores en esa ocasión elegirían al chino, puesto que es la primera misión donde se puede seleccionar.

Lo que el juego pierde en historia lo gana en otros apartados. Posee unos buenos controles, y una genial gestión de habilidades y nos divertiremos bastante en sus niveles, los cuales son bastante variados y nos ofrecen muchas posibilidades y formas de derrotar al enemigo. Además, posee tres personajes, a los cuales se le suman los 2 que desbloqueamos tras terminar el juego. El manejo de cada uno de ellos es diferente, en especial el de chino, el cual no lleva armas y se dedica a hacer uso de sus artes marciales, y que llega a molar bastante. Todos ellos tienen sus propias habilidades más algunas en las que coinciden, pero el caso es que llegan a ofrecer bastante variedad a un juego en el que en un principio la cosa parecía que iba a ser repetitiva.

El ser corto lo favorece en parte, puesto que si hubiese sido largo hubiese terminado por cansar igualmente, aunque tubiese una mejor historia. Ya no solo eso, el ser corto hace que sea más rejugable. El juego, para que os hagais una idea se puede terminar en, aproximadamente, 3 horas, si no nos paramos a ver los videos y sabemos lo que hay que hacer. Tras terminarlo se nos ofrece la oportunidad de volver a jugarlo pero con todos los personajes desde un principio más 2 nuevos, los cuales una de ellas es una versión oscura (aunque yo más bien diría sexual) de la chica protagonista. Además, nos ofrece a elegir alguna de las dificultades, por lo que podemos probar suerte a dificultades mayores por si queremos hacer frente a un desafío.

Si a todo lo dicho anteriormente le sumamos una música bastante chula y machacona que nos acompañará durante todas las escenas de acción tendremos el juego ideal con el que pasar los ratos muertos.

Hay una cosa bastante curiosa que hay que saber de este juego. Resulta que la última vez que te dejan a elegir a uno de los personajes, tu elección dará lugar a uno de los tres finales. Es increíble como un juego carente de una historia bien desarrollada de cabida a a 3 finales, pero.... ¡SORPRESA! ¡¡¡LOS TRES FINALES SON UNA PUTA MIERDA!!! Si, como oís.... son mierdas porque son cortos.... y son mierdas porque de la forma en la que terminan, uno si no fuera por los créditos pensaría que ha habido un error, porque... joder.... ¿En serio ¨eso¨ es un final?

Si este juego hubiese tenido una historia a la altura se hubiese podido considerar un autentico clásico, pero lamentablemente los creadores lo hicieron a prisas y ni les dio por poner un final a la altura que no nos dejase con cara de... ¨¿¿Pero que puta mierda acabo de ver??¨ Si se hubiesen parado a poner más modos... ¨Modo Supervivencia¨, ¨Modo Arena¨, ¨Modo Desafío¨... y lo más importante... ¨Modo Multijugador¨, este juego se hubiese convertido sin lugar a dudas en uno de los mejores juegos con los que se puediera jugar en compañía.

Lamentablemente a los creadores no les dieron por comerse el coco, pero igualmente nos han dejado una joyita con la que podemos vivir nuestra propia experiencia Matrix.


American McGee's Grimm American McGee's Grimm

¨American McGee¨s Grimm¨ puede llegar a aparentar ser una genial propuesta, por la simple razón de que el juego va de convertir un clásico cuento a una versión más oscura y macabra de este, y American McGee (que ya hizo esto en ¨Alice¨) forma parte del desarrollo del juego. Lamentablemente, el juego termina convirtiéndose en una auténtica decepción.

Cuando probamos y terminamos el primer episodio, nos parecerá la hostia. Tenemos a Grimm, el protagonista, un enano carismático y con un macabro sentido del humor, que tira tanto por el humor negro como el humor sarcástico e irónico. Este narra el cuento original, siendo en el primer capitulo ¨El Chico que Aprendió lo que es el Miedo¨, la forma que tiene de contarlo es un descojone total, cachondeandose de los tópicos e incoheréncias de las historias. Tras contarlo, deberemos entrar en cada pasaje de la historia y pasarla al lado oscuro. Estos cuentos siempre tenían un lado oscuro, por lo que Grimm simplemente los saca a la luz haciéndolos más exagerados de lo que son. El juego básicamente consiste en pasearse por los escenarios y ver como todo va cambiando. Y en verdad, se siente bien haciendo esto, puesto que es como si estubiesemos haciendo arte, hasta el punto de que lo macabro queda más bello que eso coloridos paisajes que tenemos que cambiar. Cada capitulo por lo general dura 1 hora y al final se muestra el resultado de nuestras andanzas.

Como ya he dicho, el primer episodio es la hostia, pero los otros... Solo 3 o 4 se salvan en toda la saga, y esto suele deberse más que nada a toque estilístico o a historia que a otra cosa. El simple hecho de que todos los episodios repitan la misma mecánica de juego es sinónimo de que el juego va a terminar siendo repetitivo nada más empezar el segundo episodio... si a eso sumamos a que el segundo capitulo es corto de cojones y posee escenarios y una historia muy poco currados la cosa empeora, y aún más teniendo en cuenta de que hay un total de 24 capítulos que engloban 3 temporadas. En una aventura gráfica divida en capitulos descargables vale... pero... ¿en un juego al que ni siquiera se le puede considerar un plataformas? Supuestamente el juego es un plataformas, pero nos ofrece poquísimos desafíos plataformeros, hasta el punto de que la mayor parte de los capítulos lo único de plataformas que tienen es de saltar para no caer al vacío, cosa que ocurre en un solo nivel.

El problema ya no solo está en que se vuelve repetitivo y hay demasiados episodios para lo que es. Por cada episodio que juguemos nos iremos encontrando con más y más de los errores que dispone el juego, por no decir que Grimm, empieza a convertirse en un personaje que más que gracia da pena, hasta el punto de volverse insorportable. El capitulo en el que se vuelve más insoportable es el de ¨Mulán¨, que habla japonés para hacer una representación superfiel de cuento. Además, los chistes del juego empiezan a centrarse más en los pedos y en la violencia exagerada y sin sentido (vamos, las típicas tortas de las películas viejas pero a lo bestia) volviéndose más insoportable. Aún se sigue riendo de los tópicos de los cuentos, pero como siempre termina tirando por lo mismo ya no nos hará tanta gracia.

Continuando con los problemas, llegamos hasta el punto de que las versiones oscuras de los cuentos son más estúpidas e inconexas que las del cuento original. Solo hay que ver el episodio de ¨Un Cuento de Navidad¨ donde la gilipollez del pequeño Timy y el pavo da vergüenza. Además, en episodios como el de ¨Pinocho¨, muchas veces suceden cosas importantes que son cambiadas o removidas cuando Grimm cuenta la historia final. Esto jode, puesto que da a entender que para hacer de los episodios más largos (minimo seis capitulos (o niveles)) los creadores han puesto niveles de relleno. Más lamentable es el episodio de ¨La Bella Durmiente¨ donde de los 8 niveles solo 3 pertenecen al cuento y los otros son sacados de otros cuentos que son mal explicados y menos desarrollados, hasta el punto de no tener sentido. Si cada capitulo presentase una historia de la hostia o lo suficientemente atractiva, el juego no sería tan coñazo y soporífero como lo es.

Continuando con la tanda de errores, tenemos el poco plantel de movimientos de Grimm que favorecen a la repetitividad. De esos 3 movimientos hay uno que no es útil para nada y que llega a joder bastante. Se trata de la meada que sirve para saber donde va a aterrizar Grimm si realiza un salto. Jode bastante porque se activa inmediatamente tras quedarse parado y cuando se trata de realizar la caída de culo o cualquier otro movimiento Grimm se nos va a la mierda. Además, es inecesario por el simple hecho de que en este juego no se necesita mucha ayuda a la hora de saltar.

Luego tenemos los elementos originales que se ¨añaden¨ a la mecánica de juego en algunos episodios. Estos suelen presentarse en una determinada parte del episodio y no vuelven a aparecer en otro juego, y como la cosa continua centrándose en pintar todo de negro, nos la van a sudar por completo. Luego, algunos de estos elementos afectan al diseño del lado oscuro del cuento. En el ¨Maestro Ladrón¨, se pinta todo de una forma similar a las películas de la Hammer, solo que en un blanco y negro que cuando repercute en el ambiente del nivel (vamos, que hasta el cielo se vuelve blanco y negro) nos herirá los ojos. El ¨Maestro Ladrón¨ es uno de los episodios que se salvan y todo por esa idiotez y la de los sustos... que aunque no sean para descojonarse, nos sacarán una sonrisa.

El caso es que el acabar cada episodio será una autentica odisea por lo cansino que se está volviendo todo. Llegará hasta el punto de que nos desesperaremos tanto que no nos fijaremos ya en como se transforma el cuento al lado oscuro y hasta el punto de omitir ciertos vídeos. La música ni se nota que existe. Una pena, porque una buena música hubiese hecho del juego menos pesado.

En el capitulo final, otro de los que se salvan, ocurren al final ciertas cosas raras que desembocan al final del juego. Resulta ser bastante curioso, y es lo más macabro que veremos en el juego, todo acompañado con la canción de la intro y un desfile de personajes extravagantes. El caso es que tras pegarse tropocientas hostias el juego termina cayendo de pie... pero se parte las piernas... Dios mio si hasta yo tengo mejor humor negro que el maldito juego.

La conclusión es simple. Jugad al primer y al último episodio (si os atrevéis probad también con el del ¨Maestro Ladrón¨) y pasad de los demás si no queréis tenérsela jurada a American McGee por perder horas de vuestra vida. De ser posible, jugad solo al primero, que el último episodio se salvaba por los últimos niveles.


Aconcagua Aconcagua

¨Aconcagua¨ se trata de una de las muchas joyas que llegaron a salir a la Play 1, pero no fuera de Japón.

Se trata de una aventura gráfica, y como tal, su argumento tiene mucho peso. Pese a esto, se puede jugarlo completamente entendiendo la trama. Esto se debe a un hecho bastante curioso. Resulta que las voces del juego estan en inglés y español (si, español... no es de extrañar, el juego tiene lugar en sudamérica) mientras los textos están en japonés. Esto se debe claramente a que se tenia pensado llevarlo al mercado estadounidense, y de paso al español, pero por algún motivo no salió. Siendo de la propia SONY no llega a ser de extrañar que contarán con gente que pudiese dar voces en inglés y en español. El caso es que los videos los encontraremos completamente doblados al inglés y al español, mientras que dentro del juego en si tendremos que lidiar con texto en japonés y a veces en español (esto sucede cuando controlando a un personaje de habla no hispana nos encontramos con algo escrito o que habla español). Por suerte, por youtube andan unos videos donde se pueden ver dichos textos traducidos al inglés, lo que logra que entendamos definitivamente al juego.

El juego en si se trata de una especie de aventura gráfica al más puro estilo ¨Metal Gear Solid¨, puesto que contiene muchas escenas de acción, la mayor parte centradas en el sigilo, y se ve en una perspectiva y estilo gráfico similar a este. El control de los personajes es muy cómodo tubiendo que indicarles a estos a partir de una flecha donde ir. Dicha flecha cambia a un signo de interrogación si el personaje puede interactuar con cierto objeto o personaje secundario, y una carita sonriente para hablar con un compañero. Cada personaje tiene sus habilidades únicas e importancia en la trama. La historia se divide en misiones o niveles. En cada misión deberemos realizar una serie de acciones para completarla, y deberemos hacer uso de las habilidades de cada personaje, dispersandolos por el escenario para realizar las tareas que pueden cumplir. La cosa mejora con la aparición de la milicia que quiere acabar con la vida de los personajes. A partir de aqui, y a lo MacGiver, deberemos tratar de crear un plan para poder derrotar al enemigo, y las secuencias donde estos mueren llegan a ser bastante brutales, sintiéndose uno bastante bien de haber logrado hacer semejante hazaña. Hay que destacar a la chica rubia, cuya habilidad con el cuchillo puede dejar asombrado cualquiera, y que es participe de las mejores escenas del juego.

La trama por su parte, es bastante buena e interesante, con muchos giros argumentales y momentos de tensión, aunque la identidad del traidor es predecible teniendo en cuenta que todas las pruebas apuntan hacia él.

El hecho de que las voces del juego estén tanto en ingles como en español no solo favorece la compresión del juego, sino que le da un toque más internacional, estando gente de diversos países colaborando entre si para salir del aprieto. Los personajes por su parte llegan a ser carismáticos, y el juego logra que empecemos a hacer que estos charlen entre si para saber sus opiniones sobre el asunto y demás.

La resolución de las misiones es fácil y sencilla, dandonos los personajes pistas sobre lo que se podrá hacer. El problema se encuentra en que muchas veces, pese a que una cosa nos parezca demasiado obvia, debemos tratar de que uno de los personajes nos de una pista sobre ella para poder realizar la acción. Esto requiere hacer que todos los personajes hablen entre si e interactuen con cada cosa del entorno para que el personaje necesario para realizar dicha acción sea consciente de que que lo debe hacer y el porque debe hacerlo. El juego posee también bastantes momentos de tensión donde tendremos un tiempo limitado para realizar las acciones. Por suerte dichas escenas llegan a ser las más fáciles de completar, y como máximo fallaremos solo una vez.

Por lo demás se trata de otra joya que merece ser jugada y que posee muchos momentos y personajes memorables que hacen que el juego merezca la pena. Eso si, una vez terminado no hay nada más que le de rejugabilidad, por lo que pasará bastante tiempo antes de que nos de ganas de volver a jugarlo.


187: Ride or Die 187: Ride or Die

¨187: Ride or Die¨ se trata de otro desconocido juego para la PS2 sobre gangstas.

Ya la tuve clara con ¨Crime Life Gang Wars¨, otro juego sobre gangstas de la PS2 cuya dificultad hizo que se me quitasen las ganas de jugar a la PS2 durante un año, y lo último que me faltó fue que el juego que escogería para volver a jugar a la PS2 fuera otro de gangstas, lo que me dio mal rollo desde un principio. Por suerte, el juego no fue tan difícil como aparentaba, salvo por el final que se pasa cuatro pueblos.

A diferencia de ¨Crime Life Gang Wars¨ este juego tiene un argumento y un desarrollo de este bastante mierda, que solo sirve como una mala excusa para ponernos en manos del volante y volar a otros coches por los aires. Claramente la finalidad del juego no es la de darnos un argumento de la hostia, sino hacernos divertir, cosa que lo logra. También, a diferencia del juego antes mencionado tira más por lo arcade, llegando hasta encontrar armas y botiquines dispersados por la pista de carreras que nos facilitará el ganar. Por último, si logramos terminar una misión bajo ciertas condiciones, podremos desbloquear una ¨ayudita¨ para la siguiente misión que escojamos y que nos vendrá bastante bien.

El juego ofrece diferentes modalidades de carrera y de no carrera para tratar de hacerlo más variado, aunque allá por la mitad todo terminará por parecernos igualmente lo mismo. Es por esto que este juego es completamente recomendable jugarlo en modo multijugador cooperativo, donde un amigo dispara y el otro conduce. El juego es fácil de controlar, y por lo normal no es tan difícil siempre y cuando se te de bien los juegos de conducción. Claramente siempre habrá algún modo que te toque un poco las pelotas, el mio por ejemplo es el del aparcamiento, pero tarde o temprano te lo puedes pasar.

Los tipos de niveles o son de ganar la carrera (campo del cual entra el llegar a primer puesto, evitar llegar a último y el de esquivar las minas) o es de destrozar todos los coches que vea (Supervivencia, matar todos en un tiempo determinado, matar a un numero determinado de enemigos) o de persecución (tanto de caza de objetivo como de persecución policial) o de parking. Como he dicho antes, por un momento le dan un poco de variedad, pero en el modo para un solo jugador terminan por resultar ser siempre lo mismo (vamos, reventar coches y ser el primero), siendo lo más variado de ellos la explicación de la misión del nigga al que tenemos como jefe, que no se como, que se la monta para explicarnos lo que debemos de hacer de diferentes formas y cada cual más graciosa. También hay que decir que tampoco es que hayan muchos escenarios. Claramente en el modo multijugador la experiencia mejora, y supongo que en online, cuando existía para este juego, la cosa sería mejor.

La putada viene en el nivel final, que ya se iba a ver venir que iba a ser uno de aparcamiento, donde el jefazo va armado con un bazooka de munición infinita capaz de matarnos de un golpe. Claramente, esto es jodidamente difícil, debido a que deberemos hacerlo todo perfecto, moviéndonos en círculos y tratando de dispararlo pillándolo desprevenido, pero a la mínima que falles ya puedes despedirte de tu gloriosa oportunidad de vencerle y vas a tener que empezar el nivel desde el principio, lo cual es un muermazo. Aún más peor... no vas a poder ver en youtube como acaba el juego porque da la casualidad de que nadie ha podido terminarlo, por lo que lo mejor es ir preparando el Action Replay.

Dejando esto de lado, se trata de un juego bastante divertido y que solo por su modo multijugador vale la pena probarlo, además de que el tener un modo para hacer carreras y demás fuera del modo historia hace que su rejugabilidad aumente. Por lo demás, un buen juego ideal para cuando se necesite urgentemente un juego multijugador cooperativo.


Spot Goes to Hollywood Spot Goes to Hollywood

¨Spot Goes To Hollywood¨ para la PlayStation y la Sega Saturn supera por completo a su versión para Mega Drive, manteniéndose a la misma altura que el ¨Cool Spot¨ original, pero aún así sigue teniendo sus errores.

La perspectiva es como la de la versión para Mega Drive, solo que esta vez, en vez de tener que explorar un nivel en busca de puntos cool, esta vez es más lineal, teniendo que caminar en diagonal hasta llegar al final del nivel. El principal problema de este juego son los controles, los cuales, por culpa de ellos, terminaremos cayendo al vacio cuando la cosa va de saltar.

Dejando de lado este error, que le quita los suficientes puntos para quedar en un 7, tenemos un juego tremendamente original y divertido, con cinemáticas que narran una historia cuyo desarrollo la hace divertida. Las cinemáticas están hechas a partir de unos dibujos animados muy bien logrados y que llegan a trasmitir cierta magia Los niveles son mejores que en los de la versión para Mega Drive y cuenta con enemigos dibujados a mano que le dan una mejor ambientación al juego. Pese a ser lineal, el juego tiene muchos secretos a descubrir, la mayoría de los cuales llevan a las estrellas o a puertas que llevan a otros niveles de los que de otra forma no podríamos llegar. Las estrellas, al ser útiles para desbloquear el verdadero nivel final aumentan la rejugabilidad del juego.

Para dar mayor variedad hay niveles que salen respecto a los niveles normales, como el nivel de las vagones y del cañón, que son los más divertidos, aunque también de los más chungos. Además, cada nivel nos vendrá con nuevos peligros y enemigos a los que enfrentarse, además de que tener una ambientación muy lograda, especialmente en la sala de torturas de la etapa del Terror, donde escucharemos algún que otro chillido que nos pondrá los pelos de punta. Cool Spot sigue siendo bastante carismático, y si le dejamos parado bastante tiempo dará rienda suelta a sus animaciones las cuales son inesperadas y no harán reir un buen rato.

Nuestros esfuerzos por conseguir desbloquear el último nivel serán recompensados por una ida de olla total de Interplay que solo es comparable con la ida de olla de los creadores de ¨Cannon Fodder¨ al final de este.

Si no hubiese sido por los controles este juego hubiese tenido más nota, pero igualmente se trata de un divertido juego que vale la pena probar.


Heidi: The Game Heidi: The Game

¨Heidi: The Game¨ se trata de la adaptación en formato videojuego de una película de animación basada en el famoso cuento infantil. Es una especie de aventura para niños, pero que igualmente puede ser jugada perfectamente por adultos.

Este juego posee ciertos elementos que no vienen al cuento con su fuente de inspiración. Parece ser que, con la intención de que el juego resultase atractivo para los niños y no solo para las niñas, se han incluido monstruos que no vienen al cuento con la historia original además de demás peligros que harán que tengas una idea de porque en el pueblo de Heidi solo hay 2 negros muertos de hambre. Es más, te preguntarás porque coño Heidi es tan feliz viviendo en los Alpes, y no en la ciudad donde va a la escuela, pudiendo ser aplastada en cualquier momento por una de las muchas rocas que caen de la nada, al igual que te preguntarás porque coño el abuelito la manda a hacer los recados solas siendo consciente de la enorme cantidad de peligros que hay. ¡JODER! ¡Si hasta cerca del pueblo caen rocas!

Pero claramente, Heidi esta bien armada, y esa arma es su voz. Para derrotar a los enemigos puede hacer uso de los cantos tiroleses, puesto que Heidi canta tan mal que hace sangrar los oidos hasta a las rocas, de hecho, si hay alguna razón por la que el perro se despierta y sigue a Heidi cada vez que silba es para no que se calle y no le joda más los oidos. Sea como sea, el juego consiste en recorrer los alpes realizando misiones y guiándonos a partir de un mapa. Es un juego de mundo abierto, cosa que resulta ser bastante curiosa, pero este mundo no es tan grande como aparenta (por suerte) y en el único pueblo solo hay 2 personas con quien hablar si no contamos con Pedro, que vive en una de esas casas. Toda la peña que conocemos en la primera misión serán los únicos personajes con los que se puede mantener una conversación en el juego.

Además de los peligros de la montaña, Heidi también puede recibir daños al caer sobre una elevada altura, esto es algo muy tentador, pero siendo un juego para niños los último que vas a esperar es ver a Heidi romperse los huesos (lo que es una pena). En su lugar perderá vida, y en el caso de que pierda toda la vida, no la vamos a ver tendida en el suelo, en su lugar simplemente nos aparecerá la pantalla de Game Over. Y aqui entra una de las mayores putadas del juego. No se puede guardar durante la misión. Es cierto que las misiones se pueden terminar perfectamente en 30 minutos o en 01 hora y que si perdemos y volvemos a empezar ya sabemos lo que hay que hacer y lo terminaremos más rápido. Pero la putada biene en que muchas veces moriremos de formas imprevistas, hay veces que pese a que caemos de poca altura perdemos vidas y eso nos puede llevar a la muerte y eso es bastante frustrante si tenemos en cuenta que si hubiesemos ido todo hacía delante y no hubiesemos saltado, no hubiesemos perdido vidas. En verdad el daño por salto lo veo mal planteado. Además, cabe destacar la posibilidad de que nos coja un bug en el juego y debamos empezar por un fallo del juego. Cuando me refiero a un bug me refiero a algo serio como que todo un escenario desaparezca por arte de magia siendo imposible terminar la historia, o a abrir el mapa justa como se empieza un minijuego, lo que hace que nos sea imposible quitar el mapa y, a su vez, jugar al minijuego.

El juego tiene buenas voces en español y los escenarios son muy vistosos y alegres para los niños y contiene minijuegos muy fáciles para romper el hielo. Por último cabe destacar el perro el cual hace mierdas muy raras. Estas mierdas tan raras surgen a raiz de que el perro tiene que estar (por lo dictado por la programación) a la misma altura que Heidi y cerca de ella siempre que este despierto, por lo que si saltamos el perro salta. Las mierdas raras surgen cuando saltamos de un borde a otro. El perro seguir estando a la parte donde antes estabamos, pero cuando nos giramos.... el perro esta ahí. Hay veces incluso que el perro flota por el aire. Esto sucede cuando tratamos de caminar por los bordes.

Dentro de lo que cabe el juego no esta nada mal, siendo original en muchas aspectos, y lo único en que falla es en un buen sistema de guardado y en la falta de personajes con los que hablar. Tiene buenos niveles con una trama interesante, por lo menos para los niños y tiene un modo donde se puede jugar a los minijuegos por separado y con compañía lo que lo hace más rejugable.


Street Fighter Street Fighter

¨Street of Fighter¨ es una pequeña joya que merece ser recuperada, por muy buena que sea su secuela.

Pese a ciertas limitaciones, como el hecho de no poder seleccionar personaje, viéndonos obligados a manejar a Ryu, y pese a los escasos movimientos y carencia de combos. es un juego de acción rápida con combates emocionantes que nos dejarán sin aliento, especialmente por el hecho de que nuestros rivales nos pueden dejar tiesos en 2 golpes si no nos adelantamos y hacemos buen uso de nuestros pocos movimientos.

Gráficamente llega a ser increíble para la época y la aparición de movimientos especiales como esa especie de bola de energia que lanza Ryu debía de ser una revolución en una época donde juegos de lucha realistas como ¨International Karate¨ dominaban el mercado. El efecto de cámara ralentizada al lanzar dicha bola de energía queda de puta madre y llega a hacer sentir al jugador que de verdad es la hostia en ese tipo de juegos.

Musicalmente esta bien y cada oponente tiene su forma de atacar, haciendo el juego hincapié en el hecho de crearse una estrategia para derrotar al enemigo.

El enfrentamiento contra el jefazo, Sagat, puede terminar resultando ser algo épico debido a su dificultad. Claro, las batallas más duras siempre terminan de forma épica. Sagat es un enemigo que impone tanto en aspecto con forma de dar los golpes, siendo de los mejores villanos que nos podemos encontrar en un juego de lucha, y que se ve ayudado por la música de su escenario, que hace sangrar los oídos del jugador. De dos hostias nos puede dejar tiesos y su ataque especial, el cual ironicamente tiene la forma de una carita triste, será nuestra peor pesadilla. Cuando nos enfrentemos a él tendremos claro una cosa: Si lo derrotamos seremos los putos amos en los juegos de lucha, lo equivalente al titulo del ¨luchador callejero más fuerte¨ que Ryu quiere conseguir.

Claramente hay una forma de derrotarle, y que sirve para todos los luchadores con excepción del nigga y del punk inglés, que son una panda de cabronazos que nos tocarán bastante las pelotas. Esta forma, es agacharse y dar puñetazos, la técnica infalible. Simplemente agáchate y pulsa repetidamente el botón de golpear independientemente de si tu rival este cerca o lejos, terminará cayendo en la trama repetidamente hasta caer derrotado. Con el nigga no puede funcionar porque es bueno defendiendose y cuando le da por atacar no deja respiro por lo que hay que coger distancia, y con el punk inglés solo habrá que probarlo cuando se le tenga enganchado en una pared invisible, puesto que de lo contrario saltará y dará un puñetazo que nos quitara gran parte de la vida. Los otros enemigos son completamente vulnerables a esta técnica, puesto que al mayoría dan patadas voladoras que no nos alcanzan y podemos pillares con esto desprevenidos.

Claramente esta forma de derrotar a los enemigos no es para nada emocionante, pero nos permitirá ver el final en el que simplemente nos dicen que somos la hostia y nos muestran los rostros machacados de nuestro oponentes. Nunca he sentido una sensación tan fuerte de que soy la puta hostia que cuando vi los rostros machacados de mis oponentes. Se siente tan bien nada más verlos....

Siempre podemos atacarles de la forma normal, realizando todos los movimientos posibles y a nuestra bola para derrotarlos, y así hacer del combate más emocionante, pero finalmente nos veremos obligados a tomar una táctica no tan emocionante para derrotarlos. Pero claro, si jugamos a la versión arcade y con tantos coins como queramos, podemos alternar entre dar golpes bajos o ir a saco.

El juego, al igual que su segunda parte, tiene minijuegos. Son dos: Uno de golpear tablas de madera sujetadas por unos pringados y otro de romper guijarros de un golpe. Son demasiado simples pero igualmente sirven para romper el hielo, aunque claramente, como los minijuegos de la segunda parte no hay ninguno.

Es por estas razones que este juego me ha llegado a gustar tanto, aunque más que nada es porque soy consciente de que lo que me ha ofrecido este juego no me lo va a ofrecer su segunda parte ni ninguna otra parte de la saga.

Toda una joya que merece ser rescatada.


Spot Goes to Hollywood Spot Goes to Hollywood

La versión para Mega Drive de ¨Spot Goes to Hollywood¨ resulta ser bastante decepcionante si se la compara con su anterior parte o con la versión para la Sega Saturn y la PlayStation.

A diferencia de la versión para Sega Saturn y PlayStation, la cual es posterior a esta, la versión para Mega Drive no sigue un esquema lineal. En su lugar nos ofrece un nivel que deberemos explorar con detenimiento con el fin de lograr, al menos, el 60% de puntos ¨cool¨ encontrados, algo así como lo que se vio en su anterior parte. La única diferencia es que la perspectiva desde donde se ve el juego, pese a ser original, hace que el juego no termine de ser tan divertido como lo fue la primera parte, aunque logra que se distinga respecto a esta.

Si hubiese sido lineal, como lo fue en su versión para Saturn y PlayStation, el juego hubiese llegado a ser más divertido, aunque más divertido hubiese sido si los enemigos no fueran tan condenadamente difíciles de matar sin tratar de recibir daños. Lo jodido es que es necesario cargárselos para lograr algunos de los puntos ¨cool¨, y la mejor forma de hacerlo y salir ilesos es ponerse en un lugar donde se le pueda dar y donde no pueda pasar. Esto es algo bastante gracioso y carente de lógica, puesto que parece ser que los enemigos tienen un recorrido a seguir y pese a que no haya paredes cerca es posible que no pueda pasar de un lugar pese a que no haya nada que teóricamente se interponga en su camino y no pare de moverse hacia esa dirección. La falta de una historia a seguir hace del juego más ñoño y que termine con un ¨final¨ de mierda que solamente te dice que eres ¨cool¨.

Pese a lo que he criticado del juego anteriormente, este posee elementos que molan bastante. Tenemos a una especie de parodia-homenaje a los distintos géneros, y puede resultar ser algo bastante curioso para los amantes del cine, pese a que dicha parodia-homenaje se note más en la etapa de ciencia ficción. Por otra parte cada nivel hace del juego distinto, pese que la mecánica se conserva. Dicho cambio gira en torno a la exploración. En el primer nivel, por poner un ejemplo, estaremos en la borda de un barco, y simplemente deberemos recorrerla recogiendo los puntos ¨cool¨ que encontremos. En otra de la misma etapa nos encontraremos en pleno mar y mientras recorremos este deberemos tratar de encontrar zonas donde recuperar oxigeno. Todo esto último hace que el juego no termine nunca de aburrir, puesto que cada vez nos encontraremos con algo distinto que despertará nuestra curiosidad.

Además de los puntos ¨cool¨ hay ciertos elementos a recoger que en un principio no sabremos lo que hace pero tarde o temprano nos haremos a la idea. Hay elementos como las botas que nos permiten saltar más alto para llegar a los puntos ¨cool¨ a alta distancia, y hay elementos como las manzanas y todo comestible que se precie que nos ayuda a recuperar la vida. Todo esto hace que las estrategias para conseguir los puntos ¨cool¨ cambien en relación con el momento. Además, en cada etapa, los objetos son diferentes, por lo menos en forma.

Todo esto hace que este ¨Cool Spot¨ no sea tan ¨cool¨ como los demás, pero si algo vistoso y bastante original, y que merece la pena jugarlo por lo menos una vez, pese a que no tardaremos en encontrarnos con sus deficiencias y, en el caso de haber jugado a la primera parte, sentirnos bastante decepcionados.


Neuro Hunter Neuro Hunter

¨Neuro Hunter¨ se trata de un RPG mal aprovechado. Es original, y esa originalidad gira en torno a su contexto. Pocos RPGs de este tipo se desarrollan en un mundo de ciencia ficción, y pocos RPGs nos dan la posibilidad de hackear terminales y demás.

Claramente todos estos conceptos originales, menos la del hackeo de terminales y sistemas de seguridad, son derivados de conceptos estandar de los juegos de rol. La forma de abrir las zonas de almacenamiento y las puertas selladas es equivalente a la forma de abrir los cofres y las puertas con una ganzúa. Los textos que copiamos de los ordenadores y de los disquetes son equivalentes a los libros y notas que nos encontramos en los juegos de rol. La creación de armas también se ha visto en bastante juegos de este tipo, aunque de forma escasa. Pese a ser una adaptación al contexto de ciencia ficción de los estandars clásicos de los juegos de rol, todo esto da un poco de aire fresco al juego, pero lamentablemente no se ha sabido aprovechar.

El juego, el cual posee un argumento bastante interesante esta digamos, dividido en dos partes. La primera parte se trata de ir recorriendo una de las colonias y hablar con todos sus habitantes, recogiendo las poquísimas misiones que se nos dan, la mayoría de ellas primarias y que se pueden completar perfectamente sin salir del recinto. Esta parte suele ser la más larga de todas. Durante la mayor parte del puto juego estaremos recorriendo estos sitios, yendo de un lado a otro tratando de hacer los recados y de comprar armamento, entrar en terminales y toda esa mierda. Cuando finalmente se nos da la llave o la aprobación para entrar en una de las salas selladas empieza la parte mata-mata. Deberemos cargarnos a todos los bichos del lugar, para mejorar y recoger todo lo que nos sea necesario para avanzar en el juego. Estas partes son más cortas que las de pasearse por las colonias, y una vez que matemos a un bicho este no volverá a aparecer. Como he dicho son las partes más cortas, y gracias a Dios que es así, porque la variedad de enemigos a los que matar es tan escasa como el armamento a conseguir, y se acaba volviendo pesado el matar a los mismos bichos una y otra vez, eso por no decir que en todo el juego no hay ningún oponente a nuestra altura, acabando siendo todos bichos pequeños que, o son muy lentos, o son muy fáciles de matar. De hecho llegará un momento en el que se nos será más divertido recorrer las colonias robando a la peña y mofándonos de sus caras.

Debido al hecho de que los enemigos no vuelven y que nos pasaremos mas tiempo navegando por las colonias que matando bichos, el nivelar es fácil. Tan fácil que nuestro personaje no sube de nivel, sino que simplemente se le dan puntos que gastar para mejorar ciertas habilidades. Llega a un punto que cada vez que nos cargamos a un bichos hemos logrado un punto a gastar. El juego también nos ofrece una enorme capacidad de carga. Nuestro personaje tiene un limite de carga, pero podemos sobrepasarla. Una vez sobrepasada la velocidad bajará un poco, pero salvo una ocasión el que debemos saltar un puente, esto no nos afectará nada, y de hecho, podemos aprovechar esto para tener los elementos necesarios a nuestra disposición en el momento adecuado y en el lugar adecuado para quitarnos las misiones de un plumazo. El hecho de que el personaje lleve 700kg de peso encima y se caminar igual que cuando sobrepaso el limite le quita realismo al juego, pero por lo menos es algo de lo que se puede sacar tajada. Lo malo, es que eso jode a la parte de creación de armas y objetos. ¿Para que coño queremos crearnos comida si podemos perfectamente guardar toda la que nos encontremos y usarla cuando estemos en peligro? Y lo mismo pasa con las armas, puesto que con el palo de hierro nos será suficiente para cargarnos a todos los bichos, y si logramos la pistola de plasma que conseguimos completando una misión de los mineros, nos cargaremos a cualquier bicho sin problemas. Para dejar más claro lo que acabo de decir... el juego no nos incentiva una mierda a explotar sus carracteristicas positivas. Es en parte por esto que digo que el juego esta desaprovechado.

Los NPCS son estáticos en cuanto a rostro y los ojos bizcos o desorbitados de la mayoría hacen que destrocen el paisaje. La chica con mayor protagonismo del juego parece estar sacada de una película porno de animación 3D y desentona allá por donde pase. Solo se moverán en contadas excepciones, cuando deban hacer algo que tenga que ver con la trama o si su IA tiene marcada un recorrido que debe realizar. Esto último se ve sobre todo en la prisión y es la principal causa de los bugs que ocurren en el juego.

Como he dicho en el juego pasan mierdas muy raras. Los personajes que tienen marcado un recorrido, por ejemplo, tratan de evitarte si te interpones en su camino, moviéndose a otro lugar. Esto da a indicar que la IA del juego es buena, pero si tratamos de interponernos mucho rato en su camino, llegarán veces en las que los NPCS avanzarán hacia nosotros y nos atravesarán, aunque nosotros no podemos atravesarles. También, pueden atravesar paredes. Vamos, que por esa razón tratan de evitar a toda costa el contacto con algo o alguien, para que nadie se de cuenta de que los creadores no pulieron de todo el juego. Luego tenemos una vez en la que misteriosamente algunos de los NPCS dejaron de moverse y se quedaron fijos (congelados) en una postura. Mención especial a Hatchet, el tio que hace ejercicio con la barra en la prisión, que cuando se congeló sus manos se quedaron colgadas por encima de la barra, y a Marks, el guardia de la colonia de mineros, que cuando se congeló se quedo con sus ojos bizcos mirando fijamente a su botella de coñac. Para solucionarlo tuve que reiniciar el juego. Luego tenemos a un tío de la prisión que misteriosamente camina por el aire, y a Oswald, que una vez se dividió en tres Oswald, cosa graciosa porque los tres Oswald repetían las acciones del original, cada uno a su tiempo, dando lugar a que, durante las flexiones,dos de ellos parecían estar practicando sexo anal mientras que el tercero miraba. Son justamente estos bugs lo que mayor alegría me dio el juego.

El juego, para darle una mayor variedad a la mecánica de juego, que como ya he dejado claro es bastante repetitiva, te mete unos cuantos minijuegos para hackear los sistemas de seguridad de la mina. Estos minijuegos tiran más por lo estratégico, pero son fáciles de pillar el truco. Tenemos una especie de buscaminas en el que deberemos guiar a un muñequito por un camino evitando las minas. Para evitar las minas, y al igual que en el juego original, deberemos fijarnos en unos números. Luego tenemos otro de conquistar la base, en el que deberemos elegir varias figuras y hacer que la figura central capture las bases. Pese a que parece difícil en un principio, cuando nos enteremos de que podemos hacer savestates y cargar se nos volverá más fácil. Estos minijuegos son escasos, pero dan un respiro al juego y son bastante divertidos. Una pena que a los creadores no se les pasará por la cabeza el ponerlos en un modo propio donde jugarlos de forma independiente.

Lo que he dicho en los anteriores parragrafos no es lo peor del juego. El juego padece de un problema mayor que la repetitividad y la pésima distribución de las cosas a hacer. Este problema es la interfaz. Nada más empezar el juego nos aparecerán unos mensajes emergentes en la parte de abajo, estos mensajes nos suelen dar consejos o simplemente nos dicen lo que hemos cogido, además de que sirven como tutorial. El problema se encuentra en que como nos pasaremos todo el puto juego cogiendo cosas, no le prestaremos mucha atención a dichos mensajes, y muchos de ellos nos hablan de cosas molonas que tiene el juego y que hacen que este no tenga menos nota de la que le he dado. Por suerte, dandole a una de las ¨F¨ se puede entrar a un menú tutorial donde se explica todo. Los mensajes emergentes importantes deberían haberse separado de los de los objetos recogidos, para así lograr llamar la atención del jugador. Luego tenemos las misiones. De normal se pueden ver las misiones que tenemos que hacer en un menú, y siempre que sucede algo respecto a esa esa misión, el resumen de esta se actualiza. El problema viene que si terminamos la misión no recibiremos ningún mensaje de que la hayamos terminado y el resumen de misión no se actualizará hasta que hayamos hablado con la persona que nos mandó el recado para decir que hemos terminado con él. Esto muchas veces termina siendo una auténtica putada.

Pese a que el juego finalmente se hace repetitivo y se vea desaprovechado, posee una buena actuación de voz (en inglés), un buen argumento y un buen desarrollo de este que nos animará a acabarlo, solo para encontrarnos con un final de mierda que no compensa el tiempo que le hemos dedicado al juego.

Sea como sea, el juego no esta tampoco del todo mal. Ayuda a pasar el rato y posee unos escenarios muy bien detallados, además de que podemos decirle cuantos minutos deben pasar para que realice un autoguardado... o una copia de seguridad en estos casos. Si por algún motivo se vuelve aburrido o repetitivo es por la poca variedad de monstruos que matar y por no tener muchas armas y armaduras que equipar (esto último siendo completamente entendible teniendo en cuenta el contexto del juego) por no hablar de la pésima distribución de las partes de recorrer las colonias y las partes de matar bichos y la falta de más misiones secundarias y variadas.


Metal Slug 6 Metal Slug 6

Es increíble ver como una saga tan larga como ¨Metal Slug¨ haya logrado sobrevivir aún haciendo uso de la misma formula y sin llegar a tener un bodrio pese a lo primero, teniendo solo unos cuantos altibajos.

En comparación con las otras entregas, esta es la que más ¨innovaciones¨ trae a la mecánica de siempre. Dos nuevos personajes y unas estadísticas que determinan las habilidades de cada personaje (mayor resistencia, velocidad, potencia). Esto hace que los personajes sean un poco más diferenciables a la hora de manejarlos y nos da una excusa para probarlos todos, aunque nuestro personaje favorito será nuestro personaje favorito y lo jugaremos más con él. Por ejemplo, uno de los nuevos, puede recibir un golpe y seguir vivo, pero al segundo golpe perecerá.

Por lo demás, posee nuevos enemigos alienigenas, nuevos vehículos, un cambio de jugabilidad en cierta parte del juego que sirve como respiro a la mecánica de siempre, niveles nuevos que no se hacen en ningún momento largos (cosa que si sucedió en ¨Metal Slug 2¨ y ¨Metal Slug 3¨), giros de trama molones y una historia que, aunque más interesante que la de la anterior parte, termina con un final de mierda, cosa que jode bastante teniendo en cuenta que hasta los juegos más pésimos (pero no por ellos malos) de la saga tenían un final épico. Esto último hace que me sea imposible darle más nota.


Rampage Rampage

¨Rampage¨ se trata de un divertido juego centrado en la destrucción de edificios y del que es mejor jugar en compañía.

Hay una cosa que se debe tener en cuenta en este juego, y es que no tiene final. El juego cuenta con un total de 5 niveles que los repetiremos una y otra vez, y no hay demasiados edificios que romper y personas que aplastar o comer. Es por esto que, si se quiere jugarlo, se debe jugar hasta que definitivamente se pierdan todos los coins, porque de otra forma será una perdida de tiempo y el juego puede volverse muy pesado, y aún más teniendo en cuenta que no dispone de banda sonora, aunque esto se soluciona perfectamente poniendo música del ordenador.

Gráficamente el juego esta bien, y cuenta con una gran variedad de animaciones y hay fuego amigo, lo que hace de todo más divertido cuando se juega con amgios. Como motivo de cachondeo esta lo que sucede si se mantiene pulsado el botón de ataque en cualquiera de las direcciones: Si se mantiene pulsado el botón de ataque mientras se mira hacía arriba nuestro monstruo hará una pose a lo Freddy Mercury; si se mantiene pulsado dicho botón mientras se mira a cualquiera de los lados nuestro monstruo hará un ¨choca esos cinco¨; si se hace esto mirando hacía abajo nuestro monstruo hará algo que mejor no saber que es. Además se puede caer encima de un compañero para evitar daños. Todo esto hace que, mientras se juegue con amigos, y cuando la cosa se vuelve repetitiva todo se empiece a tomar más a cachondeo y se hace de la experiencia de juego más divertida.

Por lo demás, el único problema que tiene el juego, por lo menos en su versión arcade, es que carece de final, lo cual puede joder a cualquiera al que le guste llegar al final a un videojuego.


Asteroids Asteroids

Resulta ser increible el ver como algo tan simple puede convertirse en una experiencia bastante divertida.

¨Asteroids¨ se podría catalogar perfectamente como un clásico atemporal. Si, atemporal. Pese a ser del 79, el juego se ve mejor que otros juegos de la época, e incluso posteriores (solo hay que ver los juegos de Atari como ¨E.T.¨ . Luego tenemos ejemplos aún más posteriores como ¨Superman 64¨ y demás que dan arcadas nada más verlos), y la nave que controlamos posee una maniobrabilidad sin igual, además de que su manejo llega a ser bastante intuitivo, por no decir que si disparamos balas fuera del escenario estas irán a parar a la otra parte destruyéndo los enemigos que hay por ahí.

Pese a que el juego solo va de destruir asteroides y que pese a que, claramente, no posee final, es solo empezar a disparar para que el juego nos mantenga enganchados hasta que perdamos todos los coins en el caso de estar en una recreativa, o hasta que nos pase por los cojones en caso de jugarlo en un emulador.

Claramente y pese a lo dicho, el juego llega a ser tan simple que se hace imposible darle más nota, pero hay que tener en cuenta que el que le de un 7 y no un 6 como suelo dar a este tipo de juegos ya es mucho.


Total de críticas: 638

Páginas de resultados:



Buscar juego:

Volver a juegos

Volver a abandomoviez


¿Quiénes somos? | Contacto | Anúnciate en aBaNDoMoVieZ | Últimas actualizaciones | Política de Privacidad / Cookies

home

Visita nuestras secciones:

Películas de Terror | Mejores Películas de Terror | Mejores Películas | Estrenos 2015 | Estrenos DVD | Estrenos BLU RAY | Bandas Sonoras

Películas en televisión | Circuitos de Puntuaciones | Trailers | Clips | Series | Cortos | Asesinos | Libros | Juegos | Festivales

Taquilla España, USA, México, Argentina | Quiz Abandomoviez | Concursos | Fanter Film Festival | Horror Movies

El copyright de los posters, imágenes, trailers y clips que se incluyen en este portal pertenece a los respectivos
autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados. Todos los derechos reservados. 2002-2019
aBaNDoMoVieZ ® CIF/NIF: 76026608Q