X
AVISO:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
logo abandomoviez
Jack el Destripador

Críticas de Jack el Destripador

V.G.: Variable Geo V.G.: Variable Geo

¨Variable Geo¨ se trata de una especie de ¨Street Fighter¨ que debe más su fama por la forma que tiene de ¨recompensar¨ al jugador al vencer un combate que por su mecánica de juego.

Simplemente se trata de un juego de lucha muy en la línea de ¨Street Fighter¨ que no innova en nada y que posee un escaso numero de movimientos. Claramente, las imágenes eróticas que sirven como recompensa al ganar una ronda ni suman ni restan puntos. De hecho, están metidas ahí para atraer más a la gente, puesto que... ¿Quien coño iba a comprar un juego como este estando ¨Street Fighter¨ y otros juegos de lucha mejores? Además, están completamente fuera de lugar, hasta el punto de que lo que se ve ahí no parece que le haya sucedido en verdad a la chica derrotada, y aún más si tenemos en cuenta sus frases de derrota y el final de la jefaza, lo que da mayor fuerza a la teoría de que están puestas de calzador, o de que son puro fan-service y no son cannon. Es básicamente, como si hubiesen hecho el juego, y varios pervertidos hayan dibujado hentai de él para luego meterlo en este, cosa que puede ser cierta teniendo en cuenta que la PC-98 se basa en disquetes y cada disquete agrupa una serie de datos, siendo uno el utilizado para las imágenes.

Las luchadoras, por su parte, son fáciles de identificar y recordar gracias a su indumentária, la cual, a su vez, da una idea de su carácter, y cada una tiene su propio plantel de movimientos y su final. También hay que destacar los escenarios, los cuales están bastante detallados, pero resulta ser una auténtica pena que las imágenes eróticas tengan mayor calidad que todos estos juntos.

En conclusión, simplemente se trata de un juego de lucha para pasar el rato, pero que no llega a valer mucho la pena, puesto que los creadores se han centrado más en las partes eróticas que en lo que es el juego en si. Las imágenes eroge pueden que atragan a bastante gente, pero también distanciarán a este juego de los jugadores que se sientan molestados u ofendidos por estas, o que tengan vergüenza de que alguien cercano a ellos los pille en mitad de una de estas imágenes, las cuales, tardan un buen par de segundos en quitarse. Tal vez, si los creadores hubiesen puesto una opción para quitarlas este juego estubiese más en a la mano de todos. Pero en fin, es Giga.


Daffy Duck in Hollywood Daffy Duck in Hollywood

¨Daffy Duck in Hollywood¨ para la Mega Drive se trata de un plataformas normal y corriente protagonizado por el Pato Lucas. Lo único en el que el juego destaca es que, al igual que en el ¨Bubble Bobble¨, tenemos que acabar con los enemigos metiéndolos en burbujas para luego empujarlos, solo que aquí la acción se desarrolla en niveles muy amplios y temáticos y las burbujas se disparan a través de una pistola. Lo de recoger dinamita para acabar el nivel ya se ha visto en otros juegos donde hay que recoger partes de llaves o cualquier otra idiotez para acabar el nivel, pero igualmente la idea es buena puesto que gracias a ella se anima al jugador a explorar el escenario.

No hay mucho que decir del juego. Simplemente se trata de un plataformas bastante entretenido con un buen diseño de niveles, entre los cuales hay que destacar los de terror, que son los más divertidos, y con una dificultad adaptada para los niños al estar protagonizado por el personaje de una serie de animación infantil.

El juego no es muy variado, y prácticamente hacemos lo mismo una y otra vez, aunque en los niveles que tienen a las películas de artes marciales como temática el Pato Lucas, por puro honor, empezará a liarse a puñetazos y patadas a los enemigos en vez de dispararles, yendo a shurikens cuando se recoge un power-up, lo que cambia un poco la mecánica de juego. Igualmente cosas como que hasta nos enfrentamos contra el mismo jefazo y que este tenga hasta el mismo plantel de movimiento cada vez que nos vemos las caras con él, son imperdonables.

Por último hay que destacar que este juego tiene 2 finales, que se consiguen en función de si hemos recogido o no todos los trofeos de Yosemithe Sam. Para ser sinceros, mola más el que te sale si no los has encontrado todos, puesto que el bueno es predecible y solo consta de una imagen y dos lineas, por lo que todo esfuerzo por conseguir todos los trofeos es en vano a menos que uno quiera superarse.

Por lo demás, sirve para pasar el rato.


Fat Princess: Puñado de Pastel Fat Princess: Puñado de Pastel

¨Fat Princess: Puñado de Pastel¨ se trata de un port del juego de la PlayStation Network de la PS3 que lleva a la portátil la propuesta original del juego original. Ahora, como bien dice el subtitulo, se trata de un simple puñado del esquisito pastel que era el juego original para la PS3 (aclaro que no he jugado al juego de PS3, puesto que no tengo la consola y todas las comparaciones que hago con esta es a base de imágenes y vídeos que me he encontrado por Internet).

Claramente, al ser portado a una portátil, el juego ha sido adaptado a las limitaciones de esta, sufriendo una reducción de gráficos y quitando todos los efectos visuales del juego original, haciendo de los escenarios menos coloridos y vivos, pero en compensación añade nuevos modos y nuevos niveles para el modo historia. A pesar de este downgrade gráfico, a simple vista sigue pareciendo ser idéntico al original, pero es cuestión de ponerse a comparar imágenes de las dos versiones para darse cuenta de que algo si que ha cambiado. Estoy seguro que los colores vivos ayudarían bastante a la hora de hacer del juego más divertido, es por eso que he dicho que el juego es simplemente un puñado del pastel que es el juego original. Pese a lo añadido, el juego no cuenta con todo el contenido descargable del juego original, lo que es una pena, puesto que lo hubiese hecho más divertido.

Ahora, eso si, pese a que en un principio el juego resulta ser bastante divertido, es cuestión de avanzar niveles para que uno se de cuenta de que el juego cada vez va empeorando más. Ya no es solo que en todas las misiones del modo historia parece que estemos haciendo lo mismo una y otra vez pero en distintos escenarios, sino que a medida que las misiones se ponen más chungas, nos damos cuenta de lo estúpida que es la IA, y a partir de aquí la cosa empieza a desmadrarse. A ver, se supone que este juego trata de que cada jugador elige su rol y se dedica a hacer ese trabajo, pero en el modo para un solo jugador esto empieza a volverse imposible. Los bots no parecen avanzar mucho en la misión, dedicándose simplemente a capturar bases y matar a los enemigos, cosa que es solo útil en 2 o 3 misiones. Es por eso que, pese a que sea necesario hacer de leñador y recoger recursos importantes, nos veremos obligados a cambiar de sombrero para atacar a los enemigos e ir a por la princesa.

La historia por otra parte, resulta bastante estúpida, con un final aún más estúpido. Claramente esto esta hecho apostas y le da un toque más desenfadado al juego. Se puede personalizar a nuestro personaje, haciéndole negro si hace falta, y hay muchos modos a los que jugar para matar el rato (de hecho uno de los modos se llama ¨Matar el Rato¨). El problema es que igualmente este juego esta hecho para jugarlo en online, y al que no le guste jugar en ese modo (como es en mi caso) no va a disfrutar de todo lo que el juego es en realidad, teniéndose que olvidar de la mayoría de maniobras de cooperación debido a la incompetencia de los bots.

Cabe destacar el uso de memes, aunque muchos de ellos no los podremos apreciar a simple vista por culpa de la actuación de voz en español. No penséis mal... no he dicho que la actuación de voz al español sea cutre... todo lo contrario, es muy buena y muy agradable de escuchar, pero tratándose de que la mayoría de los memes están en ingles es muy difícil captar la mayoría de ellos. El único que he logrado captar es el de ¨All Your Base Are Belong To Us¨, el cual me hizo bastante gracia escuchar.

El juego por lo demás posee buena música, y para matar el rato no esta mal, pero a los que no les gusta jugar en online este juego les sabrá a poco, puesto que es en dicho modo donde se pueden apreciar todas las virtudes del juego. Por lo demás se trata de un buen juego con el que pasar el rato con la PSP.


Action Man: Destruir a X Action Man: Destruir a X

¨Action Man: Destruir a X¨ es un pelín mejor que ¨Action Man: Misión Extrema¨. pero tampoco es que se pasa.

Ahora nos encontramos con un juego bastante regulero y menos coñazo que ¨Action Man: Misión Extrema¨, pero mientras ¨Misión Extrema¨ tenía una historia aceptable y lógica pero era bastante coñazo al repetir siempre lo mismo una y otra vez en el mismo patrón, ¨Destruir a X¨ posee una historia de mierda carente de completa lógica pero tiene más variedad de misiones y una mejor distribución de estas.

El juego empieza con una secuencia donde Action Man se encuentra paseándose por los conductos de ventilación de la base del Dr. X, cuando de repente ve por uno de los orificios de esta al Dr. X tratando de tunear a un dinosaurio. Tras esto pasamos directamente y sin saber como a una arena donde debemos enfrentarnos al dinosaurio. El caso es que ahí nos lo cargamos directamento, sin saber que coño hacía Action Man ahí y que tenía pensado hacer el Dr. X con el dinosaurio. Tras esto empezamos con una carrera de coches. Claramente, la secuencia del dinosaurio esta para rellenar espacio del disco y sobra completamente, así como la carrera de coches, donde supuestamente Action Man esta para defender el titulo. Tras toda esa mierda de relleno empezamos con nuestra misión, y a su vez con una serie de disparates que terminan con que el objetivo del Dr. X era crear un robot indestructible que es destructible a base de falcon punch, y con uno de los villanos desapareciendo de la trama misteriosamente.

Las misiones se agrupan en capitulos, cada uno ambientado en un mapa. La idea central de cada una de estas misiones se repite de distintas formas, pero como estas están bien distribuidas y hay bastantes uno solo se queda con la sensación de que esto ya lo había hecho antes. Entre cada dos capítulos hay una carrera. Si, hay más carreras. Da igual que vaya a aterrizar un satélite en una ciudad de la Tierra o que el Dr. X le lleve ventaja.... lo principal para Action Man es defender su puto titulo ante la misma pandilla de conductores fracasados. Dichas carreras no están mal, pero joder... es como si no fuesen al cuento.

Nuevamente el juego viene completamente doblado al español con unas voces de fabula, supuestamente debido a la popularidad del personaje y cuenta con un buen apartado musical.

Por lo demás es un juego para pasar el rato pero tras 3 capitulos empieza a volverse bastante pesado, pero por lo menos no es tan largo y cuando empieza a volverse pesado queda muy poco para terminarlo.


Dragon Ball Z: Assault of the Saiyans Dragon Ball Z: Assault of the Saiyans

¨Dragon Ball Z: Assault of the Saiyans¨ se trata de la evolución de la mecánica de juego de combate por cartas introducida por ¨Dragon Ball: Revival of the Dark Lord¨. Pero esta evolución ha ido por el mal camino.

Si en ¨Dragon Ball: Revival of the Dark Lord¨ existía un equilibrio perfecto entre el combate por cartas, el juego de tablero y la aventura conversacional que daban mayor variedad al juego y evitaba que el juego fuera un coñazo total, aquí es todo lo contrario. Este equilibrio se va a la mierda, consistiendo la mayor parte del juego en realizar combates al azar hasta estar lo suficientemente mejorado para derrotar al jefe, sin tener la oportunidad de visitar ciudades y charlar con la gente para descansar un poco de tanta acción. Para postre los combates se vuelven un muermo total debido a las animaciones que, si en un principio parecen bastante chulas y representan de forma correcta los combates de la serie, son lentas y repetitivas y por ello el juego se ve y es aburrido, al contrario que en ¨Dragon Ball: Revival of the Dark Lord¨ , donde dichas animaciones sucedían deprisa dándole más ritmo al juego. Si ¨Dragon Ball: Revival of the Dark Lord¨ no era una maravilla y aprobaba por los pelos, no es de extrañar que este juego tenga esta nota.

Si lo dicho anteriormente no es suficiente, tenemos el entrenamiento de Goku con Kaito, incluido el recorrido por el camino del dragón. Son las partes más fáciles del juego y suceden entre los niveles para romper un poco el hielo y descansar de tanta acción, pero se vuelven un coñazo total debido a que nos pasamos la mayor parte del rato moviendo a Goku por el mapa, hasta que caemos a una de las casillas de minijuegos que sirven para completar el entrenamiento con Kaio. La parte del sendero del dragón es aún más coñazo porque hay que mover a Goku hasta llegar al final del nivel. Los minijuegos son rápidos por lo que no son molestos y nos permiten hacer un descanso después de tanto combate. Además, sirven para mejorar al personaje o para conseguir cartas de personaje (que pueden curar a los nuestros en caso de quedar heridos, además de otras acciones más) por lo que son útiles.

Las inventadas están a la orden día, con Garlick Jr. y compañía como contrincantes en la búsqueda de las bolas de dragón para resucitar a Goku. Igualmente esta inventada tiene merito al introducir por primera vez a un enemigo de película en un juego de Dragon Ball, por no decir que Garlick es el enemigo más fuerte del juego por eso de que tiene dos formas, siendo un digno desafío.

El juego también destaca por su música, en especial la que se escucha en el castillo de Garlick y por poder cambiar un poquito la historia. Esto significa que tenemos la oportunidad de hacer que todos los personajes sobrevivan a la aparición de los saiyans o que personajes que no murieron lo hagan. Esto solo repercute un poquito en la historia principal en la batalla con Raditz, donde por ejemplo, en el caso de que Piccolo muera y Goku sobreviva, Kamisama matará a Goku y revivirá a Piccolo, para que el primero se vaya a entrenar con Kaio al no estar preparado para enfrentarse a la amenaza Saiyan. Como podeis ver todo lleva al mismo punto, pero hombre, hay que tener en cuenta que se trata de un juego de la NES, y eso en una consola como esta ya es todo un merito.

Quitando todo eso el juego sigue siendo un muermo que destaca por su valor cultural (es el primer juego basado en ¨Dragon Ball Z¨ y una gran evolución en la mecánica de juego de la saga de juegos de ¨Dragon Ball¨, ¿que queríais?) y por otras cosas que pueden caer en gracia como las comentadas anteriormente.


Army Men Army Men

Primero que nada hay que tener en cuenta que, pese a que este juego sea el primero de una de las sagas más ¨conocidas¨ y largas de los videojuegos, no es el clásico, y aún menos, la obra maestra que uno llegase a pensar nada más ver lo que supuso ¨Army Men¨ en el mundo de los videojuegos. Vamos, tampoco es que los demás juegos de la saga destacasen por ser unas putas obras maestras.

Si que es cierto que es un juego que vale completamente la pena echarle un vistazo por valor histórico (Sarge y los Army Men son personajes icónicos de la compañía 3DO), y porque el jugarlo y terminarlo es indispensable para entender ciertos puntos de la trama de la saga, pero de todas formas sigue siendo un juego que solo llega a entretener.

Consta de tres campañas, cada una conformada por 4 o 5 mapas con misiones en estos. Es un juego muy corto, aunque hay que reconocer que alguna de las misiones, como es el caso de la misión donde debemos rescatar a unos soldados que han llegado a parar a un lugar inalcanzable (quien diría que para llegar ahí debíamos lanzar dos putas granadas a ambos extremos del puente de arriba) nos llevarán mucho tiempo hasta que descubramos la forma. Es un juego de estrategia, por lo que cada misión tiene una forma completamente efectiva de completarla sin recibir muchos daños, y bastará con morirnos varias veces para descubrir estas.

El juego solo destaca en que manejamos a soldados de plástico (de esos con los que los niños norteamericanos e ingleses solían jugar) y en ser de fácil manejo. También destaca en que, a diferencia de muchos juegos de estrategia bélicos tenemos completo control del sargento y podemos interactuar con el resto de soldados dándoles ordenes, y con el entorno, destruyéndolo a nuestro gusto, siendo esto último indispensable para pasarse algunas de las misiones. Es muy fácil de jugar. Solo basta con pasarse el tutorial para saber como lidiar con el juego, El final dentro de lo que cabe es aceptable, y sirve como contexto para los próximos juegos de la saga.

Por lo demás, es un juego ideal para pasar el rato, pero la saga ¨Army Men¨ tiene juegos mejores.


Onimusha 1: Warlords Onimusha 1: Warlords

¨Onimusha: The Warlords¨ se trata de un increíble juego de acción de la mano de Capcom.

El juego tiene muchas cosas que destacar, como es el caso de su historia, que va mejorando cada vez más hasta llegar al increíble climax final, siendo uno de los finales más épicos que podamos encontrarnos en un videojuego. Luego tenemos los puzzles que nos iremos encontrando a lo largo del juego. Pueden parecer ser en un principio difíciles, pero con la ayuda de la lógica (o de la suerte) terminaremos resolviéndolo. El resolverlos nos será recompensado con algo que nos sirva para avanzar en la historia o para mejorar la salud y magia del personaje. También tenemos la mecánica de juego en si y que hace de este juego diferente a los demás, siendo la capacidad de poder absorber las almas a nuestros enemigos lo que los hace más divertidos de matar. Solo hay que jugar la parte en la que manejamos a la compañera ninja del protagonista para sentir un enorme vació al no poder absorber las almas debido a factores de la historia. Las armas también juegan un papel muy importante, cada una teniendo su propia magia (con excepción del fusil y el arco), y haciendo de las batallas más variadas. El poder cambiar a la compañera ninja de Samanosuke también le da mayor variedad al juego, al tener ella sus propias armas y estilo de ataque, pero como he dicho antes se produce un enorme vacío al no poder absorber las almas, hasta el punto de que pasemos de matar a los enemigos.

Y ya no solo eso, sino que además tenemos dentro del juego principal una especie de modo desafío que se activa al hablar con una especie de larva demoniaca y que nos ayudará a conseguir un arma supermegapoderosa que nos ayudará a matar al jefazo final con enorme facilidad. Esta especie de modo desafío es similar a lo que más tarde veríamos en ¨El Señor de los Anillos: Las Dos Torres¨, donde tras matar a un grupo de enemigos subiamos de nivel, aunque en el caso de ¨Onimusha¨ nos adentramos más al infierno. La mayor diferencia con respecto a ¨Las Dos Torres¨ es que aquí este desafío es más divertido y nos apetecerá volver a jugarlo.

El juego también posee un buen diseño de personajes, enemigos y escenarios y pese a que estos últimos son bastante grandes y con muchos caminos a escoger, por instinto terminaremos llegando al lugar correcto. También hay que destacar algunas de las habilidades de lucha del personaje que nos serán de mucha utilidad cuando nos encontremos con un gran aprieto, como la capacidad de poder tumbar al enemigo de una patada para, así, asestarle un buen remate con la espada, y la capacidad de hacer un contraataque bestial que nos dejará sin palabras.

El juego es muy corto. En 5 horas se puede acabar, y si ya te lo has acabado antes y recuerdas perfectamente lo que tenías que hacer, te lo podrás acabar en menos tiempo. Al ser un juego bastante corto, como los primeros ¨Resident Evil¨ resulta ser más rejugable, y aún más teniendo en cuenta de que desbloqueamos nuevos trajes graciosos para nuestros personajes y podemos mejorar nuestro ranking.

Por lo demás se trata de un auténtico juegazo que merece la pena probar.


Kirby's Adventure Kirby's Adventure

¨Kirby¨s Adventure¨ es una grata sorpresa. Se trata del primer juego para consola de Kirby, y la primera vez donde lo vemos en color, además de llegar a ser más divertido que ¨Kirby¨s Dream Land¨ al poder disponer de una gran variedad de poderes que dependen del último enemigo que nos hayamos tragado.

Esto último le da una enorme originalidad al juego hasta el punto de cambiar la mecánica de juego y por lo tanto hacerlo completamente diferente al primer Kirby, pese a que en un principio no parezcan haber cambios. Hay una enorme cantidad de poderes y habilidades que nos dan nuestros enemigos, los cuales son muy diversos y cambian completamente la forma de atacar de Kirby y la forma de moverse este por los escenarios. Estos poderes también son útiles a la hora de explorar el escenario. Mientras que el primer juego era completamente lineal, este nos permite explorar los escenarios, los cuales contienen muchas puertas y lugares por donde ir. Esto es necesario a la hora de desbloquear los minijuegos y completar el juego al 100%. En algunas partes de los escenarios se requiere de un poder para que Kirby tenga acceso a una puerta o a una vida o salud. Esto ayuda a la hora de animar al jugador a probar nuevos poderes. Además, en las batallas contra jefes, al igual que en ¨Mega Man¨ cada poder tiene mayor efecto en un jefe, esto se muestra en las escenas se muestran en los créditos.

El juego, como ya he mencionado cuenta con minijuegos. Todos estos minijuegos son muy divertidos, y lo mejor de todo es que te recompensan bien en el caso de que cumplas con las expectativas. El problema es que la mayoría de ellos se cierran cuando se terminan.

Eso si, lo mejor de todo, sin lugar a dudas, es el tremendo giro de trama que pega el juego por el final, que puede coger por sorpresa a cualquiera al estar todo bien orquestrado. Resulta ser bastante increible ver un final con tanta calidad de un juego de la NES. Es más, pese a pertenecer a una consola como la NES, el juego presenta una enorme calidad gráfica que llega hasta el punto de hacer del juego atemporal. Esto se puede explicar teniendo en cuenta que el juego se lanzó en los últimos años de vida de la NES, pudiéndose explotar perfectamente el potencial de la consola.

Por lo demás se trata de un juego completamente divertido y superior al original, todo eso debido a la introducción de los poderes de Kirby, que hacen de la experiencia de machacar a los malos más divertida.


Land of the Dead: Road to Fiddler's Green Land of the Dead: Road to Fiddler's Green

¨Land of the Dead¨ se trata de un genial shooter en primera persona conocido por ser el primero en su género en meter a zombies como principal enemigo.

Eso si, hay que recalcar que, pese a ser un juego de zombies, el juego acojona. El juego posee una atmósfera acojonante, una banda sonora que te pone de los nervios y una enorme capacidad de inmersión, siendo el juego capaz de meter al jugador en el papel del protagonista gracias a las cualidades anteriormente mencionadas. Pero lo que de verdad contribuye en el pánico en escena son los propios zombies, los cuales vale la pena analizar detenidamente. Pasa que estos zombies son una caja llena de sorpresas. Es posible que camines tan tranquilamente por la ciudad cuando de repente un zombie te ataca desde atrás... o que abres una puerta y una avalancha de zombies viene hacia ti. Luego tenemos el hecho de que los zombies, al igual que en toda peli de Romero son lentos... pero... si les tocamos un poco las pelotas.... se avalanzan hacía nosotros dándonos un ataque por sorpresa. Luego tenemos que no hay un solo tipo de zombies... sino que hay más. Están de los que vomitan acido e incluso pueden explotar y los que caminan a gatas como si de la niña del exorcista se tratase. No solo los zombies serán nuestro mayor problema.... en el hospital (por poner un ejemplo) hay un montón de problemas ambientales como el fuego de los que hay que tener extremo cuidado. Hay una parte en dicho hospital llena de munición donde tenemos que tratar de coger toda la munición que podamos y salir cagando leches antes de que una bombona explote sin previo aviso. Si a todo esto le sumamos que en ningún momento el prota adquiere una linterna, estando por lo tanto siempre a oscuras, la paranoia de que alguien nos sigue aumenta.

Otra cosa a destacar del juego es la gran variedad de escenarios que dispone y su dinamismo, además del diseño de los zombies y la posibilidad de ir amputándoles los miembros. Luego cabe destacar las armas, cada una con una forma distinta de actuar, siendo la más molona las habilidades de Kung Fu que el protagonista adquiere en el caso de leer un manual de Kung Fu, aunque al ser simplemente una serie de puñetazos que el prota realiza termina perdiendo la gracia después de hacer mucho uso de este. También, comparado con otros shooters de la época, el juego cuenta con una gran interactividad del jugador con respecto al escenario, pudiendo abrir cajones y armarios, encender las radios y televisiones y romper puertas, aunque hoy en día esta interacción puede parecer ser bastante limitada, aunque como ya dije en aquella época no era algo tan habitual.

El juego simplemente peca de tener una IA enemiga y amiga estúpida y de ser excesivamente corto. Es posible que los zombies ya sean de por si bastante estupidos y aunque nos vean pasen de nosotros debido a su retraso o a un despiste, pero lo que no es para nada normal es que les dispares a la cabeza mientras tienen un festín con un cadáver y ni se inmuten. Hay solo una IA amiga en todo el juego (un tío que tiene toda la pinta ser un motorista o un camionero) y ese tío dispara cuando le da la puta gana, pese a que haya varios zombies dándole por culo, y cuando esto pasa, ni se mueve para esquivarlos. La poca duración del juego se puede explicar si tenemos en cuenta que es la precuela de una peli, pero igualmente el juego lo compensa con un modo online con varios submodos que pese al tiempo que ha transcurrido desde su estreno aún sigue activo y con muchos jugadores metidos en este. Este modo resulta ser bastante original si tenemos en cuenta la participación de los zombies, por lo que vale la pena probarlo.

Por lo demás, el juego es completamente divertido, y pese a ser extremadamente corto, es extremadamente rejugable e ideal para cuando tengamos ganas de machacar a unos cuantos zombies o acojonarnos completamente.


Crazy Taxi Crazy Taxi

¨Crazy Taxi¨ se trata de un adictivo juego arcade que se basa en el oficio del taxista para hacer vivir al jugador toda una experiencia llena de adrenalina.

Los personajes a elegir no son unos taxistas cualquiera, sino que llevan una especie de negocio de taxis locos cuya misión, además de la de llevar a los clientes a su lugar de destino, es la de hacerles pasar un rato inolvidable en el trayecto. Pese a que lo máximo que sabremos de los conductores esta en el manual del juego, la nostalgia y su aspecto hace que nos encariñemos completamente de ellos (especialmente del nigga, que mola un puñado), cosa que en las demás entregas no suele pasar.

El juego en si es bastante adictivo, con muchos coches a esquivar, cosas por las que saltar y pasajeros que llevar.... todo ello con una música bastante molona y que hace del trayecto bastante alucinante. El verdadero objetivo es conseguir los suficientes puntos (representados como dolares) para lograr un buen ranking. Estos no solo se consiguen llevando a los pasajeros a su destino cuando antes posible, sino que para lograr mejores puntuaciones hay que arriesgarse y hacer piruetas increibles y pasar entre los demás coches sin chocar con ellos. El hecho de poder conseguir puntos haciendo esto anima al jugador a a intentarlo y, de paso, a hacer del juego más emocionante. Es muy fácil conducir el taxi, por lo que cualquier tipo de jugador puede cogerle el tranquillo al juego. Los clientes también juegan un papel muy importante en el juego. Hacen del juego más dinámico y emocionante cuando nos indican por donde ir o nos animan a ir con cuidado o más rápido. En el caso de que fallemos a la hora de llevarles a su destino, nos sentiremos bastante mal después de su reprimienda. Hay bastantes modelos de clientes, que van desde un sacerdote nigga, a un punky con una voz bastante molona y una vieja amante de las cosas fuertes.

La versión doméstica del juego cuenta con dos mapas, el arcade y el original, dándole al jugador más lugares a explorar, y dentro de estos se puede escoger la duración de la partida. Esto último es una genial idea y hace del juego más rejugable, además de que esa limitación logra que el juego no se termine volviendo aburrido. Gracias a esta selección podemos echarnos una partidita tranquilamente al juego mientras esperemos a alguien o a que se haga hora de irse a algún lugar. El problema esta en que en ambos mapas, los clientes no son puestos al azar. Con esto quiero decir que nada más empezar el juego, el primer tio con el que nos encontraremos es el mismo con el que nos encontraremos al principio de partida el resto de veces, aunque esto termina dando prácticamente igual.

Luego tenemos un modo Desafío. En este modo, deberemos superar unas cuantas pruebas. Son jodidamente difíciles y muchas veces hasta parecen imposibles debido a la limitación de tiempo, pero si uno se fija bien, en la descripción de la prueba se te dice que debes hacer para hacer la cosa a tiempo. Al parecer, para completar la mayor parte de estas pruebas necesitas hacer uso de una habilidad especial bastante chunga de hacer si no tienes el manual o si eres lo suficientemente vago para no buscarla por internet (yo tengo el manual, por lo que no tube problema con eso). Son pruebas muy difíciles, pero llegan a ser tan adictivas como el juego original por lo que hay que tener cuidado.

Pese a se un genial juego, no posee más modos que le den mayor variedad. Quizás la posibilidad de comprar mejoras o cualquier gilipollez en base al dinero (puntos) ganado hubiese sido una gran idea... o incluso el poner más mapas hubiese logrado que le diera más nota... pero ya es demasiado tarde para hacerlo. Igualmente lo poco que tiene este juego es suficiente para hacerte pasar muy buenos momentos y divertirte eternamente.

Recomendable en todas las de la ley.


Street Fighter II: The World Warrior Street Fighter II: The World Warrior

¨Street Fighter II¨ se trata de una leyenda entre los amantes de los juegos de lucha uno contra uno, y no esto no es nada de extrañar.

Posee un plantel de personajes completamente carismáticos y de diferentes naciones que cuentan con un estilo de lucha diferente (excepto Ryu y Ken que parecen poseer el mismo estilo), unos efectos sonoros de lujo que se quedan grabados en el cerebro y que favorecen la adictividad y una dificultad bastante moderada, lo que implica que, si bien el juego se puede pasar tras varios intentos, los enemigos son desafiantes. También cuenta con unos gráficos increibles que a dí de hoy hacen de este juego completamente atemporal.

Los combates por su parte destacan por desarrollarse en escenarios completamente memorables y llenos de vida, con personajes animándonos en el fondo de estos. Pasar a cámara rápida las puntuaciones mientras se admiran estos es algo bastante gracioso. También destacan por la posibilidad de dejar aturdido al rival pudiéndole efectuar un agarre para quitarle buena parte de su vida. Estos agarres son fácil de hacer, al igual que el resto de movimientos de los jugadores, que son bastante intuitivos y que por mucho tiempo que pase uno siempre se acordará de como hacerlos.

También cuenta con minijuegos cada 3 combates que hoy en día son toda una leyenda.

El problema es el número limitado de movimientos de los personajes, pero eso es normal teniendo en cuenta la época del juego.

Por lo demás, se trata de un juego bastante divertido, el cual, ningún amante de los juegos de lucha debería perderse. Eso si, el juego se iría mejorando en entregas posteriores añadiendo incluso más personajes icónicos al plantel de este, pero igualmente a este hay que jugarlo para saber como la leyenda empezó a tomar forma.


Black Dawn Black Dawn

¨Black Dawn¨ se trata de uno de los juegos de aviación que salieron a raíz del éxito de ¨Ace Combat¨.

Es cuestión de jugarlo un poco por encima para ver que toma elementos de este, pero muy pocos, como es el caso del mapa que sale como fondo a la hora de explicar la misión, y el estilo de manejo arcade del juego, eso por no decir que jugamos a través de un mapa y nos orientamos a través de este con un rada. Quitando esto, el juego trata a toda costa de no ser asociado a ¨Ace Combat¨ tratando de tener un estilo propio. En este caso no se trata de cumplir una sola misión, y en su lugar jugamos diferentes operaciones, cada una compuesta por una serie de misiones que debemos cumplir en un mismo mapa. Esto, junto al constante ataque de los aviones enemigos hace del juego bastante difícil de terminarse y todo un desafío para los amantes de juegos del estilo ¨Ace Combat¨.

Luego tenemos que la vida se ve representada por los agujeros que hay en el cristal del avión, y que podemos recoger power-ups de vida, armadura y munición al destruir a los enemigos. Es un juego muy corto, por lo que la dificultad de la que antes hablaba esta justificada. También presenta cinemáticas bastante curradas. Lamentablemente, y como ya se huele desde un principio, el juego no tiene un final propiamente dicho, siendo la última cinemática la destrucción de la base enemiga.

Por lo demás, el juego no logra nada más que entretener, y las misiones siempre terminan consistiendo en lo mismo, aunque esto último se entiende teniendo en cuenta que el pilotar un avión (o helicóptero, en este caso) no da para nada más.

Por lo demás, sirve para pasar el rato.


Snow Bros. (Snow Brothers) Snow Bros. (Snow Brothers)

¨Snow Bros.¨ se trata de un juego tipo ¨Bubble Bobble¨, aunque a mi juicio es mejor que este.

La forma de derrotar a los enemigos en ¨Snow Bros.¨ es más divertida y aún más si se juega en 2 jugadores, siendo un juego bastante ideal para el cachondeo, los personajes caen más en gracia, y en ningún momento se hace repetitivo, por no decir que no te obliga en ningún momento a pasarte de nuevo todos los niveles y hacer un par de mariconadas más para ver el final verdadero, como pasaba en ¨Bubble Boble¨.

Por lo demás, no hay mucho más que decir del juego. Simplemente es divertido.


The Simpsons The Simpsons

¨The Simpsons Arcade Game¨ se trata de un beat¨em up bastante divertido, pero que no llega a la altura de los demás juegos de su clase.

El juego destaca en la forma en la que los jugadores cooperan entre si, pudiendo realizar ataques combinados bastante originales para derrotar con mayor facilidad a los enemigos. Esto da lugar a que, para disfrutar del juego al completo haya que jugar junto a otros tres jugadores en una misma partida. Luego tenemos unos escenarios muy detallados y una animaciones muy divertidas, por no hablar de una historia que se desarrolla a medida que avancemos a través de las etapas, justificando así el cambio de una etapa a otra (como si el juego tratase de emular un capitulo de la serie en la que se basa) cosa bastante rara en los beat¨em ups. También cuenta con ciertos minijuegos que sirven como parte competitiva entre los jugadores y que de normal se basan en pulsar botones a lo pendejo. Estos minijuegos hacen del juego más dinámico y surrealista.

Pese a esto hay beat¨em ups mejores y más moles que este, aunque igualmente ¨The Simpsons Arcade Game¨ se trata de un juego que vale la pena probar por estos elementos tan curiosos que he mencionado en el anterior párrafo.


Dragon Ball: Daimaou Fukkatsu Dragon Ball: Daimaou Fukkatsu

Mejor que el primer juego de ¨Dragon Ball¨ de Bandai, aunque sigue siendo bastante soso, al haberle pasado mal el tiempo.

Es el primer juego de combate por cartas de ¨Dragon Ball¨, con un sistema de juego bastante intuitivo y, por lo tanto, fácil de aprender, eso por no decir que respeta mejor la serie que lo que hizo su primer juego, esta vez centrándose más en el enfrentamiento entre Goku el rey demonio Piccolo. Eso si, como esa parte de la serie no daba para tanto (ni siquiera en un juego de la NES) se ha añadido alguna que otra idiotez que sirve de excusa para dar lugar a más combates. Estas idioteces consisten en su mayoría en la aparición sorpresa de anteriores enemigos de Goku, a los que habrá que derrotar por cojones si se quiere avanzar en la trama. También hay viejos conocidos de Goku que aparecen aunque no tubieran ninguna aparición en dicha parte de la serie (como es el caso de Arale).

El juego se podía definir como una mezcla entre aventura conversacional, combate de cartas y juego de tablero. La parte de aventura conversacional ocurre cuando visitamos un lugar. Aquí deberemos hablar con la peña y ver lo que hay que hacer. Como gran parte de las aventuras conversacionales, en estas partes se puede morir e incluso se puede llegar a un callejón sin salida, por lo que hay que ir con extrema cautela. Lo gracioso es que esto es la tela de complicado (que debiamos esperar de un juego de la NES) puesto que muchas veces deberemos repetir una misma acción que no parece surgir efecto para dar lugar a la escena que debería salir. Por ejemplo, hay una parte en la que llegamos a la escuela de transformistas donde Ulong estudió, con el fin de visitar a este. Una de las profesoras nos ofrecerá una manzana. Si nos la comemos.... BOOOM!!!! Y todas las demás opciones parecen no surgir efecto. El caso es que aquí deberemos tratar de hablar varias veces con Bulma hasta que al final vea que algo va mal en todo esto. Es difícil darse cuenta en esta parte, puesto que de normal, cuando hablamos un personaje y este no tiene nada que decir salen unos miseros puntos suspensivos, y en el caso de Bulma en esta escena parece pasar lo mismo.

La parte de juego de tablero, consiste en coger cartas, y dependiendo del número de las cartas tendremos un número limitado de movimientos. Da igual a que casilla cayamos, nos aparecerá Munteroishi y nos pedirá que escojamos una carta al azar. Aquí, dependiendo del resultado, o bien nos enfrentaremos a un minijuego con el fin de mejorar la concentración y la fuerza de Goku, o bien, conseguiremos vida, o bien, conseguiremos a un ayudante o, en el peor de los casos, nos enfrentaremos con un enemigo. Muchas veces la palabra azar no existe en esta parte, llevando todas las cartas al mismo desenlace.

La parte de batallas consiste en escoger una o más cartas. Dependiendo del número de nuestra carta y del adversario, le daremos una hostia o el nos la dará a nosotros. Dependiendo de la imagen de la carta, nosotros o el adversario realizaremos un movimiento u otro. Si el adversario tiene más nivel que nosotros nos esquivará la mayor parte de nuestros ataques. Cuantos ataques puede esquivar dependerá de cuanto de nivel tiene más que nosotros. Vamos, que si esta más nivelado que nosotros las probabilidades de que nos esquive un golpe es del 99%, y en el caso de ocurra el 1% restante le quitaremos como máximo 1 punto, por lo que es importante moverse por el tablero a lo pendejo y tratar de cojer la carta que nos lleve a un enfretamiento. La parte negativa de las batallas es la monotonía de los adversarios. Hay una enorme escasedad de estos, y en su mayoría consisten en Ukelele y el resto de la pandilla de Piccolo a la que nos hayamos enfrentado antes. El resto son combates exclusivos que nos encontraremos al llegar a ciertas partes de la trama.

La razón por la que este juego es en realidad tan soso, es por la poca variedad de enemigos, además de la escasez de estos, que hacen de las batallas, junto a la mecánica del juego,repetitivas, eso por no decir que las partes de aventura conversacional no ayudan para nada a hacer del juego mejor, sirviendo como vehículo para avanzar la trama.

Eso si, mejor que el muermazo del primer ¨Dragon Ball¨ de Bandai es, por no decir que es más interesante.


Dragon Ball Dragon Ball

Se trata del segundo juego de ¨Dragon Ball¨ y el primero hecho por Bandai, con esta tratando de encontrar la mejor forma de explotar la franquicia en el mundo de los videojuegos.

Antes de que a Bandai le diera por hacer juegos de cartas basados en ¨Dragon Ball¨ hicieron este cutre juego de acción basado en la serie original. Pese a que en un principio parece una adaptación fiel de la primera mitad de la serie y un juego con pinta de ser divertido, la cosa se va de madre a medida que se avanza en el. Primero que nada hay que destacar el monigote que representa a Bulma, que parece estar sacado de un flash porno al no parar de hacer gestos exagerados y con vista de ser malinterpretados que, si bien en la serie llegaban a hacer gracia y reflejaban las emociones de la chica, en el juego quedan ridículos y vergonzoso. Luego tenemos la putada de que la energía de Goku se drena poco a poco, aún sin recibir golpes. Esto se podría explicar si nos basamos en el hecho de que Goku necesita comer para recuperar fuerzas, puesto que para aumentar la energía deberemos comer comida. Igualmente esta putada nos pondrán las cosas difíciles y nos obligará a arriesgarnos a entrar a cada edificio para buscar comida, impidiéndonos que disfrutemos del juego tranquilamente. Luego esta el hecho de que parece que Goku forme parte del suelo, por lo que muchas veces las trampas y algunos enemigos nos quitarán vida al engañarnos la vista. Con esto me refiero a que, por ejemplo, en el castillo de Pilaf debemos tener cuidado con los pinchos, puesto que nada más el pelo de Goku los toca, le harán daño.

Ahora, eso si, la mayor putada del juego y lo que lo manda al carajo, es que el juego no acaba en la mitad de la serie. No, no acaba ahí. Parece ser que como el juego no explotaba mucho la memoria de la consola, Bandai se creo una historia de mierda y sin sentido que termina destrozando el juego. Para postre, cuando comenzamos esta historia inventada, debemos estar preparados, puesto que si morimos y le damos a continuar, en vez de empezar en el capitulo donde nos quedamos empezaremos en el primer capitulo de la historia inventada, por lo que la putada de la vida que se drena a solas se vuelve aún más molesta. No falta decir que el final es una mierda, y que Shen-Long queda ridículo al parecerse más a una serpiente que a un dragón (En posteriores juegos de la NES Shen-Long tendría mejor pinta).

Lo mejor del juego, sin lugar a dudas, es su conversión americana, ¨Dragon Power¨, todo un descojone al ver el mantecado que se han montado, al cambiar las partes verdes entre Bulma y Maestro Mutenroishi por gilipolleces sin sentido donde el maestro quiere la comida de Bulma. ¿Que porque comida? Bueno, parece ser que al principio todo esto comenzó con la escena en la que Bulma le enseña las bragas a Muntenroishi. Como las bragas eran triangulares, y para no hacer mucho esfuerzo en el reediseño, Bandai hizo que fuesen sandwitches, cuando se acordaron de la escena en la que Ulong se convierte en Bulma para dejarse tocar por el maestro Muntenroishi, se vieron metidos en un marrón y tubieron que inventarse un par de chorradas sin sentido para no quitar todas las escenas y hacer ver que el maestro padece una filia por la comida.

Ah, si, y hablando de escenas de corte. Las escenas de corte de este juego lo hacen más aburrido y lento de lo normal, y aún más en la segunda mitad, donde repiten escenas de corte de la primera mitad.

Vamos, todo un coñazo de juego.


The Legend of Zelda The Legend of Zelda

El primer Zelda. Pasa como en muchos juegos iniciadores de sagas (Tekken, Crash Bandicoot), has jugado a un juego más actual y del mismo estilo de la saga antes y notas como que falta algo. En este caso eso se siente si has jugado previamente al ¨A Link to the Past¨, juego completamente superior a este, aunque es posible que aunque no lo hayas jugado este juego no te parezca tanto la hostia.

Se trata de un juego bastante innovador en cuanto a la posibilidad de explorar un mundo entero sin estar en un RPG y por ser de los primeros en lograr hacer vivir toda una aventura al jugador. Y vaya aventura. Pese a tener la típica historia de un joven campesino que debe rescatar a una princesa tiene un mapa pequeño que a su vez es grande. Con esto quiero decir que es un mapa muy fácil de recordar y con muchas cosas que explorar. El juego no nos dice que coño hay que hacer, y los NPCs solo nos darán consejos y objetos que debemos comprar o simplemente nos harán perder el tiempo o el dinero. Esto último va en serio, puesto que además de los lugares de apuestas hay quienes nos obligan a dar nuestro dinero por un consejo, el cual es posible que no nos sirva porque ya lo hemos descubierto, o para reparar una puerta que hemos acabado de romper. Lo único que tendremos como base para saber que coño hacer es el argumento que consiste en tener que recoger todas las piezas de la trifuerza para derrotar a Ganon.

Antes de proseguir con la crítica debo recordar que nos encontramos ante un juego de NES. No hay que fiarse de las apariencias. Pese a que el juego en un principio parezca ser bastante fácil, las cosas empezarán a desmadrarse a la mitad de este.

Lo más normal cuando empecemos el juego, es que nada más ver que el mapa principal no es muy grande pasemos de guías y nos animemos a vivir la aventura como lo vivieron los chicos de la época. Iremos entrando en cuevas y en mazmorras, echando un rápido vistazo a su contenido y tratando de memorizar todos los caminos y atajos. Es completamente imprescindible reunir una enorme cantidad de rupias, puesto que hay muchas cosas en las tiendas que son necesario comprar, siendo la más cara una esfera que cambia el traje de Link (el color concretamente) y le da más resistencia. Las mazmorras, presentadas aquí como niveles, están ordenadas, pero se pueden acceder en cualquier orden, con excepción de alguna en la que es necesario algun objeto en particular para acceder a ellas. En estas mazmorras encontraremos objetos de vital importancia por lo que es importante explorarlas y no ir directamente a por la pieza de trifuerza, y pese a que en un principio parezcan muy fáciles, la cosa se desmadra tras la quinta.

Lo que en un principio parecía ponerse chungo debido a que en algunas zonas a las que limpiamos previamente de enemigos estos volvían a aparecer para putearnos más (cosa que en los primeros niveles no pasaba), las cuatro últimas mazmorras (contando la que contiene a Ganon) son completamente difíciles de encontrar. Al igual que en los secretos del juego, si las encontramos será, o bien porque nos hemos olido algo (en el caso de los secretos podemos poner como ejemplo las estatuas que se mueven al entrar en contacto con ellas y que muchas dejan lugar a una escalera, o el cementerio lleno de lapidas donde uno se imagina que alguna se puede mover), o bien por pura casualidad (por ejemplo mover sin saberlo una roca que abre una escalera a la zona de atajos) o bien en la desesperación. El ejemplo más extremo de mazmorra difícil de encontrar en uno donde debemos quemar un árbol para que de lugar a una escalera, necesitando la llama más fuerte para hacerlo. Estas últimas mazmorras son un martirio total, con muchos enemigos que nos masacrarán en un instante si no tenemos cuidado y con muchas paredes a volar por los aires, y que es necesario volarlas si queremos llegar a obbjetos importantes. El jefazo final nos hará llorar. Ganon se vuelve invisible y debemos golpear a lo pendejo a cualquier sitio hasta derrotarlo. Esto es más fácil de lo que uno cree, solo hay que sacrificar 7 corazones para lograrlo, pero la putada viene después.... Ganon es visible por un minuto y parece haberse quedado petrificado, pero no podemos hacerle nada en este estado y vuelve a masacrarnos. Quien diría que tras pasar por una de las escaleras que nos lleva de camino a Ganon, debíamos pasar de nuevo por ella para llegar a un lugar donde no habiamos estado antes, romper una pared con una bomba y mover una de las más de 7 rocas en un escenario para que apareciera la escalera que nos llevaría a las flechas que podían matarlo. Dios mio, no quiero imaginarme lo que habrían sufrido la gente de la época para lograr terminarlo sin ninguna guía.

Sobre el final.... meh. Lo típico.

Si lo de las mazmorras parecía rebuscado los secretos en el mapa principal muchas veces lo son más, pero no valen mucho la pena debido a que la mayoría de ellos trata sobre un perro que nos da rupias porque si. Los secretos se consiguen o moviendo rocas, o quemando arboles, o haciendo gilipolleces por el escenario hasta que aparezca uno, como es el caso de la escalera invisible donde debemos movernos por las paredes hasta dar con ella.

Tras terminar el juego se nos dirá de que debemos hacer la segunda misión. Si queréis que os recomiendo algo, deciros que paséis de esta segunda misión por el momento, y la hagáis cuando os de la gana de volver a jugar al juego. ¿La razón? Simple. Es el mismo juego, pero con diferente color. Parece ser que el juego original no explotaba la memoria de la consola y Nintendo decidió hacer esta idiotez que la volvió a repetir en otros juegos de la saga como el ¨Ocarina of Time¨. Si la empezamos nos encontraremos al principio de nuestra primera partida, y descubriremos que toda cosa importante del juego se ha movido de lugar incluyendo las mazmorras y objetos a comprar. Esto termina con el juego siendo más rejugable de lo que en un principio parecía ser, puesto que en un principio uno se da cuenta que es un juego donde todo es difícil de olvidar (al igual que los ¨Resident Evil¨. El cambiar las cosas de lugar se traduce en más tiempo de exploración y cabe la posibilidad de que nos olvidemos de la primera misión y podamos volver a jugarla como la primera vez. Eso si, la segunda misión implica que los enemigos son más jodidos, por lo que hay que estar más preparado.

Tras terminarlo nos saldrá el ahora gracioso mensaje de que esperemos a la siguiente parte. Parece ser que Nintendo se olía su éxito.

En definitiva, se trata de un muy buen juego con muy buenos detalles como el de la famosa melodía que suena cuando descubrimos un secreto, pero cuya falta de desarrollo de historia (cosa importante en posteriores entregas de la historia) me impide darle más nota. Cierto que nos hace vivir una auténtica aventura, pero la de ¨A Link to the Past¨ si que era auténtica.


Cutthroat Island Cutthroat Island

Se trata de uno de los muchos juegos con licencia que aparecieron para la Mega Drive. Lo bueno de los juegos con licencia es que se puede aprovechar el universo de la cosa en el que el juego se basa para crear un gameplay y contexto únicos, creando por lo tanto un juego bastante único (eso por lo menos en la época en la que este juego se creo).

En el caso de ¨Cutthroat Islands¨ la originalidad se encuentra en la hora de poder elegir entre dos estilos de lucha, dándole a su vez más variedad al juego: con espadas y sin espadas. Estos se pueden elegir desde el menú opciones, pero vale la pena dejarlo en el estilo predeterminado (el de espadas) puesto que el del cuerpo a cuerpo es más difícil de maniobrar, cosa que no es de extrañar sabiendo que el personaje sigue empuñando el arma, claramente sin usarla y claramente impidiéndole golpear con normalidad. Lo peor de todo es que parece que los enemigos continúan tratando de golpear con la espada.

Otra cosa original del juego es el hecho de poder coger otras armas, como otra espada, cuchillo lanzable o piedra para hacer más daño al enemigo.

Lo peor del todo, es que en vez de ser un beat¨em up con toques piratescos (lo que le quedaría de puta madre además de hacerlo más divertido) termina siendo otro juego de plataformas bastante difícil con enemigos tocapelotas (como los murciélagos a los que es imposible causar daño), con el segundo nivel, el de la vagoneta, siendo bastante frustrante al tener que tratar de adivinar por donde ir para no palmarla, aunque eso se puede solucionar con un lápiz y un papel.

Hay unos cofres que se encuentran dispersos por los niveles y que supuéstamente están ahí para instar al jugador a la exploración de los niveles. ¿Como? Muy simple. Si consigues todos esos cofres ganas un concurso que te hará vivir una caza del tesoro real. Ahora, eso si, como el simple hecho de pensar en explorar todos los escenarios del juego ya aburre y el concurso ha quedado obsoleto, los mandaremos a tomar por culo.

En fin. Aunque la idea de un juego de acción piratesca suena bastante guay, la idea ha sido superdesaprovechada y este juego como máximo nos hará pasar el rato. Vamos, que no vale la pena probarlo.


Cyborg Justice Cyborg Justice

¨Cyborg Justice¨ se trata de un beat¨em up bastante único, conllevandole esto tanto cosas buenas como cosas malas.

Este beat¨em up no se basa en hacer combos y enganchar a los enemigos con estos a la hora de derrotarlos, razón por la cual pueden haber como máximo dos robots enemigos en escena en el caso de jugar en el modo de 1 jugador. En lugar de esto nuestro robot tiene unos golpes fuertes y unos golpes débiles, que dependen de las partes del cuerpo que le hayamos puesto. Por lo tanto, el juego trata de atacar a los robots enemigos con cautela con los ataques fuertes para destruirlos así como evitar los campos magnéticos que hay en los niveles y tratar de que los enemigos caigan en estos. Hay que tener en cuenta que un determinado golpe fuerte puede llevar más vida que otro, hasta el punto de que hay uno que mata al enemigo al instante, lo que implica que el enemigo también dispone de este ataque. La gracia del asunto es que cuando nos referimos a que nos mata al instante, es que todas las capas de vida se van al carajo tubiendo que empezar de nuevo el nivel y perdiendo un continue.

Al principio el juego parece fácil aún jugando a la dificultad normal, si hacemos uso de los ataques fuertes, pero estos ataques, menos el que ocasiona la muerte al instante, cada vez llevarán menos vida al enemigo, hasta el punto de que las cosas se pondrán difíciles. Tanto el ataque de la muerte instantánea como el de quitar partes del cuerpo del enemigo para ponérselas son difíciles de hacer sin un manual.

La pega del juego, además del hecho de que el juego se base en dar golpes sueltos potentes en lugar de machacar al personal a base de combos, es la repetitividad de los jefazos, tan repetitivos que lanzan el mismo ataque. Solo el jefazo final cambia, y no hace falta decir que es bastante chungo.

Otra cosa positiva del juego es el Modo Versus que le da un poco de variedad. Este se activa desde el menú de opciones (esto le quita puntos porque no es el mejor lugar para ponerlo).

Por lo demás se trata de un juego bastante entretenido y original al que vale la pena echarle un vistazo.


Curse Curse

¨Curse¨. Su titulo refleja completamente lo que nos vamos a encontrar en el juego: Una maldición con forma de videojuego. Nada más empecemos la partida, nuestra nave será penetrada por un millar de balas enemigas que nos vienen de todas partes, por lo que unos buenos reflejos serán lo necesario para terminar por lo menos el primer nivel.

El juego empieza a saco. Ni menú principal ni hostias. Aquí no podemos bajar la dificultad al juego o poner más continues o vidas, y si el primer nivel ya es jodido, los otros lo son 10 veces más, con el último nivel tubiéndolo que comenzar desde el principio en el caso de que nos muramos, mientras en los anteriores niveles empezábamos desde donde nuestra nave se destruyó. El jefazo final (esa cosa que aparece en la portada del juego) es un martirio total, teniendo uno que estar pendiente de muchas cosas a la vez. No sería para nada descabellado que este sea uno de los shoot¨em ups más difíciles, pero de seguro que los hay de más complicados.

Eso si, lo que en verdad de malo tiene este juego es una falta de historia, y por consecuente, de final. Luego, hay cosas que parecen formar parte del fondo del escenario cuando en realidad es un obstáculo a evitar, con los arboles del primer nivel. En un principio es cuestión de dispararlos para saber que hay que evitarlos, pero cuando consigamos la mejora para hacer que nuestras balas atraviesen lo solido esto será más difícil.

Por otra parte posee un buen diseño de jefazos, y ayuda a pasar el rato. Su dificultad, por otra parte, puede hacer de este juego todo un desafío para los amantes de los shoot¨em up.


Crystal's Pony Tale Crystal's Pony Tale

¨Crystal¨s Pony Tales¨ se trata claramente de un juego dirigido a un público infantil femenino, y esto se nota en muchas cosas. Además de los gráficos coloridos y agradables para los niños/as, uso de música clásica para relajar y hacer que todo parezca más bonito y el hecho de que la dificultad estándar sea la fácil (pudiendo aumentar de dificultad si se desea), en la potada sale el sello de Sega Club y se nos da la opción de colorear a nuestro poni, como solo a una niña amante de los ponis le gustaría.

Es hecho de poder colorear a nuestro poni ya son puntos positivos para el juego, puesto que podemos ponerlo nigga en lugar del rosa que tiene por defecto y así hacer que lo que veamos durante el juego no nos de tanta vergüenza como de normal lo haría. Esto es lo único positivo del juego, y de negativo también solo tiene una cosa. Esta cosa es simplemente las animaciones. Pese a que todo se vea tan bonito y colorido, las animaciones se ven forzadas, y por lo tanto los sprites, especialmente el del poni, se mueven a golpes. Esto no afecta mucho que digamos al juego en si y a la valoración que tengo sobre este, pero si que denota la baja calidad de este titulo. De hecho, las animaciones son tan cutres que muchas veces llegaremos a pensar que estamos jugando a un juego pirata, cosa que se desmiente con el sello de Sega Club en la portada y con unos titeres que nos encontraremos en uno de los lugares del juego.

El juego, por lo demás, no destaca en nada más. Es un juego tremendamente corto (en menos 10 minutos se termina) donde simplemente nos dedicaremos a explorar el paisaje, y los encuentros con la bruja, que son las únicas partes de acción del juego, se desenvuelven de una forma en que casi no nos daremos ni cuenta de lo que ha pasado, puesto que tan pronto entra se marcha.

Eso si, a diferencia del juego de Barney (único juego con el que se puede comparar) no nos da tantas limitaciones (la única limitación es la imposibilidad de morir) y el poder explorar libremente la zona (la cual esta llena de cosas con las que interactuar) lo hace un juego medianamente decente que por lo menos llega a ayudar a pasar el rato, y su corta duración lo hace bastante rejugable (en realidad me cuesta aceptarlo, pero el juego es tan corto que lo podría jugar más de tres veces en un día).


CrossFire CrossFire

¨Crossfire¨ se trata de un divertido shoot¨em up de desplazamiento vertical que destaca sobre los demás de su especie por la posibilidad de poder comprar mejoras y armas, tanto para el helicóptero como para el soldado en si, además de que ofrece bastante variedad, puesto que el juego esta dividido en cuatro fases: La del helicóptero, la del bombardeo de la base con el helicóptero y la del soldado a pie, para luego terminar con otra fase de helicóptero.

El problema del juego se encuentra en la disposición de toda esta variedad. Durante todo juego se sigue este orden, hasta el punto de parecer que estemos jugando al mismo juego una y otra vez. Esto no es para nada exagerado si tenemos en cuenta que en la segunda parte del juego volveremos de nuevo a los lugares de la primera parte, sin muchos cambios en los niveles.

Por lo demás, el juego sigue siendo bastante divertido e interesante, pero un mayor uso de la variedad de la que hace gala pudiese haber dado lugar a un juego mejor.


Battle Stations Battle Stations

¨Battle Stations¨ es un juego bastante curioso si tenemos en cuenta que mezcla la acción naval con un juego de lucha, siendo la acción más importante que la estrategia, aunque hay veces que esta nos vendrá bien. Los típicos luchadores de los juegos de lucha son substituidos por naves de todo tipo, conllevando esta muchos problemas al juego.

Los controles no son para nada intuitivos, tardando uno mucho en aclararse cual es el botón de disparar y que hace cada botón, y aún más teniendo en cuenta que a las naves les cuesta mucho disparar. Luego, al tener ya dominado el juego nos percataremos de aún más errores. El más importante de ellos es la selección de naves.

Las diferencias entre cada nave son bestiales, hasta el punto de que nada más empezar una pelea se sabe de antemano cual va a ganar. De hecho, hay naves que ni siquiera parecen estar hechas para combatir y están metidas en el juego. Las cacho diferencias de potencia y velocidad hacen muchas veces de los combates más lentos y aburridos de lo normal e incluso a veces tan cortos que ni se puede disfrutar de ellos. Uno podría decir que estas diferencias están puestas en el juego a proposito para darle un toque más estratégico al juego, pero no es así... Si coges una nave enorme y lenta y te enfrentas contra una nave rápida, pero débil, la batalla ira a favor de esta última, puesto que nuestras balas no alcanzaran la nave enemiga y esta en cambio podrá atacarnos por donde queramos. Vamos, que en vez de ser un juego de lucha con toques estratégicos nos encontramos con un juego donde la única forma de ganar es la de escoger una nave determinada que pueda superar a otra nave determinada.

Por último tenemos la monotonía total del juego, que puede llevar al aburrimiento, del que ni siquiera el modo campaña se puede librar (aunque el modo para dos jugadores puede llegar a resultar ser bastante divertido (por eso de las charlas y el cachondeo con los amigos)). Tanto el modo arcade como el modo campaña, es lo explicado anteriormente, solo que en el modo campaña tenemos una misión a cumplir y debemos mover al principio a nuestras tropas al suicidio puesto que en un principio no podemos saber que es cada nave del enemigo, y por lo tanto no podemos mandar el vehículo más efectivo contra él. Solo se nos mostrará el nombre de las naves del enemigo tras enfrentarnos contra estas. El modo campaña también nos ofrece la posibilidad de elegir un general, cosa que no parece repercutir mucho en el juego. Por lo demás el modo campaña, como ya dije, es igualito al arcade, puesto que se centra igualmente en el modo batalla y todo lo demás es para hacerlo más bonito.

Dejando de lado las partes negativas del juego, tenemos una buena música y una intro bastante curioso, aunque claramente eso no llega a ayudar mucho a la hora de hacer que el juego sea digno de ser jugado.

Por lo demás, un juego bastante curioso pero con una idea bastante desaprovechada.


Space Hack Space Hack

¨Space Hack¨ se trata de un juego de rol tipo ¨Diablo¨, y esto se nota desde lejos. Tiene hasta el mismo inventario. Ahora, eso si, presenta una serie de elementos y objetos basados en el contexto del juego que hace que su forma de juego cambie un poco, además de ofrecer una dificultad cada vez más endiablada a medida que avancemos en el juego.

Lo que en un principio hace del juego bastante más difícil de lo normal es que todo objeto en el juego se puede malgastar, y esto no solo implica las pistolas y rifles, sino las armaduras, espadas y biochips (que actúan como la magia), siendo el uso de estos últimos indispensable, especialmente cuando algunos monstruos jefes aparecen ya como enemigos normales. Luego tenemos el hecho de que tendremos que lidiar con enemigos que nos disparan y con enemigos que nos atacan en frente, y el impacto de algunos de estos hacen que nuestro personaje retroceda y se le sea más difícil atacar. Por suerte hay algunos elementos que podemos usar de forma estratégica, como unas minas, para derrotar a nuestros enemigos con más facilidad.

Posee una trama bastante interesante cuyo final no es que le haga mucha justicia que digamos y de la que un par de escenas de corte no hubiesen venido del todo mal.

Eso si, la putada del juego, y que le viene de herencia, es la repetitividad. Esto le viene del estilo ¨Diablo¨ en el que esta basado, y al igual que este el juego tiene algo que hace que nos pasemos horas y horas dándole al ratón sin aburirnos, pero aquí la cosa se desmadra a medida que avancemos, puesto que el juego es más largo de lo que debería ser, con unos escenarios que, pese a que cada uno represente una biosfera, resultan ser monotonos y repetitivos además de gran largaría, y cuando nos enfrentamos con enemigos más duros de matar, la cosa se vuelve más agobiante y desesperante, porque el levear es indispensable y estos son la mejor opción para esto.

Pese a esto, el juego ayuda a hacernos pasar un buen rato, y a los que les gusta ¨Diablo¨ es posible que encuentren en este juego una buena alternativa basada en la ciencia ficción, además de un juego desafiante.


Bomberman Land Bomberman Land

¨Bomberman Land¨ para PSP es un juego que podría haber sido mejor de no ser por el mal aprovechamiento de su modo principal, llamado igualmente ¨Bomberman Land¨.

Este modo se caracteriza por tener una enorme cantidad de minijuegos (40 en total) la mayor parte de los cuales son adictivos y otros no lo son por su gran dificultad. También hay unos 10 minijuegos del tipo casino y se puede personalizar al personaje de formas muy variadas, haciéndolo más distinto. El modo se basa en el hecho de que debemos restaurar Bomberman Land haciendo que todos sus pedazos se junten (siendo necesario para ello piezas de zona o algún que otro objeto) para mantener interesado al jugador, pero peca de un exceso de diálogos, además de estar más centrado en las conversaciones con otros personajes que en los minijuegos en si, terminando por convertirse en un auténtico coñazo. Cuando este termina y salen los créditos nos dice que aún no se ha terminado y que podemos continuar la historia, apareciendo una nueva conversación al principio al cargar la partida. Esto está bien porque nos ofrece la oportunidad de terminar el juego al 100%, pero la cosa se va de madre cuando descubrimos que no tiene un final definitivo y cuando conseguimos todas las piezas de zona, especialmente con esto último. Si conseguimos todas las piezas (y por lo tanto terminamos el juego al 100%) el director del parque nos mandará un mensaje diciéndonos esto: ¨Debo felicitarte por haber conseguido todas las piezas de zona.... eso si.... si piensas que te voy a recompensar por ello estas equivocado¨. ¡¡¡JODER!!! ¡¡LA PUTA MADRE QUE LE REPARIÓ!!! ¡¿Significa acaso eso que todo lo que he hecho después de terminar el juego no ha servido para nada?! Si por lo menos hubiese recompensado con algo para el ¨Modo Batalla¨.... Porque hay partes del modo aventura a las que he tenido que dar mucho tiempo para terminarlas (por ejemplo la maratón de minijuegos que desbloqueas al completar todas las atracciones, la cual, si la completas, te dan una triste corona).

Lo único a destacar de ¨Bomberman Land¨ además de sus minijuegos, son los personajes que terminan resultando ser bastante estrámboticos y simpáticos y hacen del juego más ameno de lo que en realidad és... puesto que la falta de ritmo en este juego termina resultando ser bastante preocupante.

El ¨Modo Batalla¨ a es otra cosa. Es el ¨Bomberman¨ clásico, solo que mejor, puesto que es portable y posee una enorme variedad de modos, escenarios y tipos de escenarios, además de la posibilidad de jugar en multijugador... lo que lo hace más divertido. También se puede competir con amigos a los diferentes minijuegos del juego, aunque esto se basa más que nada en comparar puntuaciones. Pero la experiencia con el modo aventura le quita al juego muchos puntos, puesto que deja muy mal sabor de boca y la sensación de haber perdido mucho tiempo de tu vida para nada.

En conclusión.... los minijuegos y el Modo Batalla son lo mejor del juego, pero claro... si quieres jugar a los minijuegos tendrás que jugar en el modo aventura, por lo que hagas lo que hagas terminarás tragándote toda la decepciones que supone este juego que podría haber estado mejor con un mayor ritmo en su modo principal.


Total de críticas: 638

Páginas de resultados:



Buscar juego:

Volver a juegos

Volver a abandomoviez


¿Quiénes somos? | Contacto | Anúnciate en aBaNDoMoVieZ | Últimas actualizaciones | Política de Privacidad / Cookies

home

Visita nuestras secciones:

Películas de Terror | Mejores Películas de Terror | Mejores Películas | Estrenos 2015 | Estrenos DVD | Estrenos BLU RAY | Bandas Sonoras

Películas en televisión | Circuitos de Puntuaciones | Trailers | Clips | Series | Cortos | Asesinos | Libros | Juegos | Festivales

Taquilla España, USA, México, Argentina | Quiz Abandomoviez | Concursos | Fanter Film Festival | Horror Movies

El copyright de los posters, imágenes, trailers y clips que se incluyen en este portal pertenece a los respectivos
autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados. Todos los derechos reservados. 2002-2019
aBaNDoMoVieZ ® CIF/NIF: 76026608Q