X
AVISO:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
logo abandomoviez
Jack el Destripador

Críticas de Jack el Destripador

Dragon Ball Z: Sagas Dragon Ball Z: Sagas

¨Dragon Ball Z Sagas¨ es un juego bastante atípico en cuanto a juegos de ¨Dragon Ball¨ se refiere. De normal, los juegos de ¨Dragon Ball¨ posteriores a la época de la NES han sido juegos de lucha, especialmente tras el éxito de los juegos de lucha para SNES y Mega Drive de la franquicia. Este en cambio se trata de un juego de acción-aventura con toques de beat¨em up.

La idea de revivir las tres primeras sagas de ¨Dragon Ball Z¨ con este cambio de género puede parecer fresca e incluso hasta sonar divertida cuando nos damos cuenta de que posee un modo multijugador cooperativo. El problema viene cuando uno se da cuenta de que este juego no es japonés, sino estadounidense. Esto claramente puede llegar a conllevar una perdida de calidad en el producto al estar el juego en manos de una país que no es el suyo. Claramente la idea sigue sonando bien y sigue siendo atractiva, pero es cuestión de jugar un poco para darse cuenta de que va esto.

Nada más comienza el juego sabemos que no es japonés, e incluso tendremos la sensación de que esto no tiene nada que ver con los otros juegos de ¨Dragon Ball¨ para la consola. Porque vamos... ¿¡Donde coño esta la intro?! Todos los ¨Dragon Ball¨ (por lo menos desde la época de PS2) tienen una intro. Pero nada, el caso es que nos saldrá directamente el menú donde podremos elegir el modo historia y el tutorial, el cual no nos va a enseñar nada que por intuición sepamos. El caso es que nada más empezar la historia nos daremos cuenta de que el juego adapta la historia mejor que el primer ¨Budokai¨, e incluso trata de hacer parecer que estamos ¨jugando¨ la serie. El juego hace uso de escenas sacadas directamente del anime para ilustrar la historia, y hace uso de las voces en inglés de la serie, incluida la del narrador. Esto claramente son buenos puntos a favor del juego. Sin embargo, cuando empezamos el juego en si, nos damos cuenta de que algo falla.

No hay música ambiental, y todos los enemigos con los que nos enfrentamos son siempre el mismo en una saga. En la saga Saiyajin nos enfrentamos contra los Saibaman, en la de Freezer, contra sus soldados, en la de los Androides contra robots, y en la de Celula contra los Cell Jr. Siempre el mismo modelo, pero cambiando a veces el color, salvo unas versiones gigantescas de si mismo que aparecen de vez en cuando. Su IA muchas veces resulta ser estúpida, y los personajes tienen el mismo estilo de ataque, cambiando solo el ataque de energía que lanzan, por lo que cuando se consigue la opción de elegir personaje pocas cosas diferenciatórias hay para que nos decidamos a escoger uno. Los ataques melee están mal equilibrados, en el sentido de que hacen del juego demasiado fácil ya que es posible crear un bucle de combos que deje enganchado al rival nada más se hagan. Lanzar solo kames tampoco ayuda mucho a aumentar la dificultad, puesto que se puede perfectamente matar a todos los enemigos con estas, siendo el caso más extremo el combate con Vegeta, donde es cuestión de ponerse en un extremo y empezar a lanzar de estas todo el rato para matarlo, sin necesidad de moverse ni un milímetro. Vamos, que los combates no llegan al nivel de epicidad que requerían, terminando el juego con un combate contra Celula en estado perfecto que nos dará ganas de vomitar en el momento en el que debemos hacer la kame final para matarlo.

En el juego, los personajes pueden volar, pero esta habilidad es casi inútil. Solo sirve para llegar a lugares altos donde se encuentran los llamados Puntos Z o algunas de las capsulas, y la gracia es que no se puede aumentar ni disminuir la altitud a la que se vuela. La única forma de ganar altura es subir plataformas hasta llegar a la altura necesaria para conseguir cierto objeto, lo cual llega a ser bastante estúpido e incoherente teniendo en cuenta de que va la serie. Ya que se molestaron en poner dicha acción podían poner combates aéreos, ¿no?

El juego, para postre, es muy corto. Se puede acabar perfectamente en pocas horas, y no ofrece ningún contenido adicional que valga la pena. Al terminarlo solo se desbloquean los videos vistos durante el juego y el modo Pendulo, cuya única diferencia es que se nos da la posibilidad de jugar el historia con una ¨gran cantidad¨ de personajes (la mayoría variaciones de los personajes del historia, por eso las comillas), incluyendo Bardock y Broly, pero que por alguna razón no nos dan a elegir entre los villanos como Freezer y Celula.

Como ya dije hay modo multijugador cooperativo, pero teniendo en cuenta que este es igual que en 1 jugador y lo que he dicho anteriormente, uno puede saber perfectamente que el jugar con un amigo a este juego no aumentará la diversión, simplemente empezarás a hablar con tu amigo de chorradas diversas hasta que te das cuenta de que has terminado el juego.

No le he dado menos nota por la sencilla razón de que el juego no aburre en ningún momento y sirve para pasar el rato, además de que supone una bocada de aire fresco en la franquicia, por lo que mejor que los ¨Dragon Ball¨ de la NES es, pero claramente debido a su escasa rejugabilidad, gameplay mal planteado y falta de epicidad en los combates no lo volveremos a tocar.


Megaman 4 Megaman 4

Cuarta parte de ¨Mega Man¨, superior a la anterior entrega. ¿La razón? la tremenda bajada de dificultad con respecto a las anteriores entregas y la gran variedad de escenarios.

Al juego, como ya he dicho anteriormente, ya no se le nota tanto el hijoputismo de los creadores. Los niveles siguen siendo desafiantes, pero ya no son tan rebuscados y poseen una dificultad bastante equilibrada, por lo que se puede disfrutar perfectamente. La música es genial y cada enemigo tiene su propio escenario con sus propias reglas y trampas, dando lugar a una gran variedad en el juego.

En este juego se introduce por primera vez la capacidad de realizar el disparo cargado de ¨Mega Man¨, molando así más el juego, además de servir como una buena ayuda estratégica en algunos enfrentamientos contra jefes, los cuales, siguen una especie de patrón ingenioso que una vez descubierto los harán más vulnerables.

El trolleo típico en las anteriores entregas de ¨Mega Man¨ sigue estando presente, esta vez en formato doble. Claramente ambos ya se ven venir cuando nos enfrentamos con los respectivos jefes debido a lo fáciles que son, aunque hay que reconocer que lo del primero es una patada en los huevos más grande que la de las anteriores entregas, y eso ya es decir demasiado, además de un buen giro de trama para aquella época.

El final, con Mega Man subido a un tren ¨like a boss¨ hace que todo sufrimiento valga la pena, pese a que no ocurra o se digan muchas cosas en este. Poca cosa más se puede decir de este juego, que resulta ser más disfrutable de lo que fueron las anteriores entregas.


The Fortress of Dr. Radiaki The Fortress of Dr. Radiaki

A primera vista ¨La Fortaleza del Dr. Radiaki¨ (titulo al que prefiero referirme a este juego pese a llegar a España con su titulo original), parece un juego ideal para echarse unas risas, pero no tardaremos en descubrir que esas risas van a terminar convirtiéndose en gritos de rabia y dolor.

Si vais a jugar al juego porque el argumento de este os ha parecido desternillante, mejor que paséis. Lo gracioso esta solo en los dos primeros niveles, con los cubanos castristas gritando ¨¡Ay mi cabesa!¨ cuando les golpeamos, ninjas aguardándonos en la oscuridad, hombres ratas con voces estupidas y lagartos juanchos dirigiéndose hacía nosotros con sus movimientos bruscos y sus ojos bizcos. El resto va a ser puro sufrimiento.

El juego empieza con una intro donde se nos explica toda la historia de fondo al estilo paranóico de las películas de los 60, lo que llega a chocar bastante puesto que los juegos de este tipo suelen empezar a saco. Tras una posterior introducción en formato texto de nuestro personaje recien llegado a la base del Dr. Radiaki deberemos empezar a acabar con los cubanos, ninjas, y hombres ratas a medida que tratamos de encontrar la entrada al siguiente nivel. Es en este primer nivel cuando empezaremos a toparnos con todos los fallos del juego. Un cutre diseño de nivel, con paredes con texturas idénticas y estructura laberíntica, que hacen casi imposible el guiarse, basándonos solo en las puertas, palancas y alguna estructura rara en el escenario para poder orientarnos. El simple hecho de hacer uso del mapa puede suponer un auténtico peligro, porque lejos de orientarnos, nos liaremos más.

Si con esto no hay suficiente, tenemos una banda sonora taladrante... taladrante porque hay un momento en el que se ralla, cosa que nos ayudará a entrar con mayor facilidad en la desesperación, ansiedad y locura en lugar de relajarnos y hace que pensemos en las cosas antes de hacerlas. Luego tenemos un horrible control, donde el Shift se utiliza para disparar y el Ctrl para abrir puertas, y el espacio para recargar. Lo gracioso es que no hay forma humana de arreglar este desastre porque a los creadores del juego no les ha pasado por poner una opción para cambiar los controles. El desmadre con los controles aumenta cuando nos hacemos con una pistola y tratamos de disparar. Hay un 99% de probabilidades de no darle a los enemigos con la pistola estando lejos, y lo gracioso es que los enemigos vienen con armas y tienen mejor puntería. Este problema se debe al hecho de que no se puede apuntar el arma, provocando que la única forma humana de disparar bien es acercarse mucho al enemigo, cosa que resulta ser un auténtico suicidio. Llega a ser más efectivo el bate o la katana que cualquier arma de fuego, pero el problema llega cuando entramos al 7 nivel (más o menos) y nos encontramos con los robots rusos, los cuales son bastante mortíferos. Otro problema se encuentra en el hecho de que nos costará encontrar a los enemigos una vez estos empiezan a dispararnos, especialmente los ninjas que hacen completamente honor a su nombre. Es por culpa de eso que no pararemos de correr el riesgo de morir, puesto que perderemos mucha vida por culpa de esas situaciones. Esto lleva a tener que actuar muchas veces con sigilo y atacar a los enemigos por detrás con el bate de beisbol.

El problema aumenta a medida que vamos avanzando a través de los niveles, con pasajes cada vez más laberintos y desesperantes, hasta el punto de que nos pasaremos todo el rato moviéndonos a ciegas por las paredes hasta que de pura casualidad encontramos un lugar donde no hayamos ido. El diseño de los niveles no solo llega a ser un fracaso en ese sentido, sino en otro si tenemos en cuenta los jefazos. Este juego tiene jefazos, y el primero de ellos casi ni se nota que es un jefazo... para mal. El primer jefazo es un shogun, armado claramente con una katana y nos lo encontramos tras abrir una puertas, con este yendo a por nosotros y matándonos en un santiamen. Dicha situación esta tan mal planteada que dudaremos de que sea un jefazo y pensaremos de que se trata simplemente de una habitación trampa. El juego esta lleno de habitaciones trampa, muchas de ellas imposibles de superar, por lo que el hecho de que el tio nos haga papilla y nos cueste mucho matar aún yendo con un puto lanzagranadas, sumándolo a que parece una figura de cera o una estatua, nos hará pensar de que se trata de una trampa, y seguiremos pensando igual hasta que nos pasemos 40 minutos yendo de un lugar para otro para estar lo suficientemente desesperados como para abrir la puertas, ir caminando todo el rato hacía atrás mientras lo disparamos. En 2 minutos habrá muerto (no voy en broma). Cierto, hasta ese punto no habían aparecido samurais, pero si vemos imágenes del juego, especialmente las que hay detrás de la portada del juego, veremos a un samurai a punto de follarse vivo al personaje, y en los últimos niveles nos los vamos a encontrar a montones, por lo que el enemigo no es tan único como aparenta. Por lo demás el resto de jefazos llama más la atención y no tardaremos en identificarlos como cuales.

No todo es malo en ¨La Fortaleza del Dr. Radiaki¨, el juego tiene muchas secuencias cinematográficas con actuación de voz e introducciones en formato texto de los niveles, cosa rara para el año que es y a la vez bastante irónica teniendo en cuenta que el argumento del juego no puede ser tomado en serio. Se podría decir que los creadores pusieron mucho más esmero en estos que en el juego en si. La actuación de voz es cutre pero graciosa, dando mayor carisma a los enemigos que nos encontraremos a lo largo del juego, y los textos de introducción a los niveles, narrados por el protagonista llegan a ser bastante desternillantes, ofreciendo pasajes bastante memorables e impredecibles. El argumento y desarrollo del juego lleva lugar a una sátira del exceso de patriotismo de Estados Unidos, con el personaje principal, un estadounidense, llegando a enfrentarse contra cubanos, japoneses, robots rusos, y un enorme bebé alemán, curiosamente los países con los que los estadounidenses llegaron a tener problemas. El Dr. Radiaki, a juzgar por su desquiciada forma de hablar, parece que habla una especie de mezcla de todos esos idiomas.

Pero hasta ahí llega todo. Llegar a terminar el juego ha sido toda una odisea, puesto que las texturas de algunos niveles volvían a repetirse en otros y la estructura laberíntica del escenario sumado con la música hacía de este insufrible. El juego es... o mejor dicho, se hace... muy largo, debido a los 20 niveles (más o menos) a superar. Ah, mejor pasaros por el menú de opciones antes de entrar en el juego. Como broma pesada los creadores del juego han puesto la dificultad difícil como la estándar, la cual se hace bastante imposible debido a la enorme cantidad de enemigos que contiene que no hacen justicia con los pésimos controles, por lo que si de verdad queréis sumergiros en esta chapuza haceros un favor y bajad la dificultad... a menos que queráis hacer uso de chetos, lo cual sería una pena porque no sufriríais tanto como yo lo he hecho.

En conclusión, ¨La Fortaleza del Dr. Radiaki¨ es uno de los peores shooters en primera persona en el mercado, quizás el peor, por lo que avisados estáis.


Super Street Fighter II Super Street Fighter II

¨Super Street Fighter 2¨ se trata de la tercera actualización de ¨Street Fighter 2¨, y la que más cambios significativos contiene, siendo estos los nuevos personajes y escenarios, además de nuevos retratos y frases de victoria para los personajes.

Debido a su dificultad en la versión de arcade esta vez decidí jugarlo en la versión de Super Nintendo. Básicamente los viejos personajes siguen pudiéndose controlar igual de bien que en la primera versión, cosa que es de agradecer, y parece que Chun Li ha recibido un nuevo movimiento del tipo proyectil, lo que hace que pueda defenderse aún mejor. El resto me ha resultado ser bastante complicados de controlar, especialmente Fei-Long y T. Hawk, aunque esto más que nada se debe a la I.A. enemiga que en la dificultad estándar ya es bastante bestia. Igualmente los nuevos personajes tienen su propio estilo de lucha, y sus propios escenarios (los cuales son muy buenos), lo que le da mayor variedad al juego. Los retratos de los personajes tanto los normales como los que han recibido una paliza son mejores, más bestias y más detallados que los de las anteriores versiones. La versión para consolas viene con una gran variedad de modos, dándole aún más variedad y rejugabilidad al juego.

Por lo demás el juego es igual de bueno que la versión original i superior a versiones posteriores de esta, con excepción del ¨Super Street Fighter II Turbo¨. Sigue teniendo una buena banda sonora y ese encanto que hace que uno se quede enganchado durante horas. Vamos, que vale la pena.


Dead Island Riptide Dead Island Riptide

¨Dead Island Riptide¨ es más que nada una especie de expansión del ¨Dead Island¨ original, con pocos cambios con respecto al original. Estos cambios son pequeñas adiciones como las llamadas ¨zonas muertas¨ donde deberemos enfrentarnos contra un zombie especial, y partes de ¨defensa de la torre¨, donde deberemos asegurar un lugar para prepararnos para la próxima horda de zombies. Otra adición es es un australiano experto en el combate cuerpo a cuerpo que se añade al plantel de personajes a elegir, y que, por lo menos para mi, es el personaje más molón de todos. Luego esta el hecho de que podamos mejorar las armas de las que disponemos, cosa la cual no recuerdo que estubiese en el juego original.

Por lo demás sigue siendo el mismo juego, solo que continua desde donde acabó este. La historia, dentro de lo que cabe, no esta nada mal, pero el hecho de que la aborigen y el presidiario desaparezcan para no recibir luego ninguna mención de lo que les ha pasado y ese final hecho a propósito a modo de ¨continuará...¨ para la segunda parte sientan como una auténtica patada en los huevos.

Sigue teniendo misiones secundarias, armas a crear y demás, además de bastantes lugares a donde ir (aunque no tantos como el primer juego) los cuales alargan la vida al juego, el cual, si solo fuese las misiones principales, duraría 1 dia. Sigue molando matar zombies y pasas un buen rato yendo de un lugar para otro, pero la frescura del primer juego no se encuentra en ningún lado y, por lo tanto, no llega a estar a la altura de este, aunque eso si, tiene buenos momentos.

Es recomendable jugarlo en conjunto con el juego original, puesto que así parece más largo y porque se puede importar personajes si se tiene datos del juego anterior, además de que así no llega a dar esa sensación de que es más de lo mismo, y si es con amigos mejor. Por lo demás, sigue siendo un juego ideal para pasar el rato, al igual que lo fue el ¨Dead Island¨ original, por lo que siempre habrá algún día en el que apetecerá volver a jugarlo.


Blast Chamber Blast Chamber

¨Blast Chamber¨, en su tiempo, era el juego ideal para jugar con los amigos, hasta el punto de llegar a considerarse el juego multijugador party definitivo (o por lo menos eso es lo que piensan los nostálgicos de este juego). Es un juego cuyo núcleo reside en los modos multijugador, por lo que no es de extrañar que los diseñadores hayan puesto mayor esmero en en dicha parte. El problema llega cuando lo juegas ahora y te das cuenta de que los desarrolladores han puesto tanto esmero en dicha parte que han olvidado hacer que la parte para 1 solo jugador sea como mínimo jugable.

¿Que que tiene de malo la parte para 1 solo jugador? Pues muchas cosas, suficientes para que el juego solo se salve de pura chiripa. El juego trata de 4 personas encerradas en un cubo que deben abrirse camino a empujones a un lugar antes que los demás para ganar tiempo antes de que la bomba que llevan en el chaleco explote. Pero antes de ello tienen que coger algo brillante, algo el cual lo puede convertir en el blanco del grupo o en su motivo para empujar a un contrincante. Toda una locura... y aún más cuando se juega solo, puesto que independientemente de la dificultad en la que pongas el juego los bots no pararán de hacerte caer al suelo y no te dejarán hacer una mierda. Si a esto le sumas que el juego padece del ¨efecto pseudo 3D¨ similar al ¨Spot Goes to Hollywood¨ de la Sega Saturn en el que es super fácil ser engañado por la perspectiva y los controles, y que padece de unos bugs bastante gordos en buena parte de los niveles, la cosa se desmadra de sobremanera, hasta el punto de que todo el juego se convierte en un auténtico pandemonium donde no tienes ni puta idea de lo que esta pasando. Para cagarla aún más, el juego se ve feo... pero que muy, muy feo... por lo menos en la versión de la Sega Saturn, que es la que he jugado.

A parte del modo batalla para 1 solo jugador, hay una especie de Modo Historia más orientado a los puzzles que a otra cosa. Es aquí donde la cosa se pone interesante, pero solo al principio, porque pese a que la premisa de este modo sea muy buena e interesante, además de ser un auténtico alivio si pensamos en los jodido que es el Modo Batalla, no tardaremos en descubrir que presenta los mismos fallos que este, y si tenemos en cuenta que tenemos un tiempo limitado para acabar el nivel la cosa se pone demasiado chunga. Claramente, el perder este modo por culpa del 3D engañoso no sienta para nada bien y hace que un modo destinado a descansar de tanto batalla y a dar mayor variedad y vida para la parte 1 solo jugador se vaya a la mierda, y aún más teniendo el cuenta que el final tampoco es que valga mucho la pena. Pese a eso, es más disfrutable que el Modo Batalla, y si nos encantan los desafíos, no saltamos de ira con facilidad, y buscamos algo poco castrado en el género de puzzles, este modo es una buena opción. De hecho, es lo que me evita suspender a este juego.

No todo es malo en el juego, sin embargo. Tenemos una banda sonora espectacular, y una gran variedad de modos multijugador muy buenos e ideales para pasar un gran rato con los amigos, eso por no decir que hay una gran variedad de niveles (o cubos) en los que jugar, cada uno con su propio estilo, trucos y reglas, por lo que cada partida puede resultar ser diferente.

Eso si, teniendo en cuenta que lo poco positivo del juego esta en el multijugador es mejor pasar de él si no tenemos a nadie con quien jugarlo, puesto que de lo contrario nos encontraremos con el chasco que resulta ser la parte para 1 solo jugador, salvo que nos encanten los puzzles y el modo puzzle de este juego no nos saque de las casillas.

Vamos, un juego del que hay que tener mucho cuidado.


Advance Wars Advance Wars

¨Advance Wars¨ se trata de un genial juego de estrategia por turnos, lo suficientemente sencillo y adictivo como para ser ideal para empezar en el subgénero.

El juego desde un principio empieza a ofrecer una gran variedad de modos, pero en el caso de ser la primera vez que lo juguemos, lo mejor será ir al modo entrenamiento, o Campo de Batalla, como se llama ahí. Es necesario superar dicho modo si queremos jugar al Modo Campaña, además de si queremos saber jugar al juego. El modo Campo de Batalla vendría a ser la precuela del Modo Campaña, siendo nosotros un nuevo recluta al que se le entrena para ser el consejero oficial del la Armada de la Estrella Naranja. Dicho modo cuenta con una historia, lo que lo hace más ameno, y en cada nivel se trata una cierta parte del juego. Es necesario prestar mucha atención a este modo y no olvidar ni un solo detalle de lo aprendido aquí, puesto que alguna de las cosas que aprendemos serán cruciales en ciertos niveles del Modo Campaña.

Con el Modo Campaña empieza lo bueno. Personajes carismáticos, una genial banda sonora, una mecánica de juego simple pero adictiva, gráficos coloridos y unos geniales efectos de sonido, eso por no hablar de una historia que, aunque en un principio se base en completar una serie de misiones sueltas, termina por sorprendernos. Otra cosa a destacar es el hecho de que, en el caso de perder, se nos da consejos útiles para acabar con el enemigo, además de que las conversaciones del enemigo o de algunos de los personajes pueden darnos otras pistas de lo que hacer. Estas pistas, junto con otros detalles como el terreno del mapa donde se desarrolla la acción y el personaje que se tiene elegido y el personaje enemigo dan a ver lo bien cuidado en detalles que esta el juego para ser desafiante pero no exageradamente difícil, puesto que cada nivel llega a tener su truco. También tenemos una interfaz cuidada y muy intuitiva, que puede ayudarnos a recordar las habilidades de las distintas unidades, aunque falta que recordemos también como acceder a dicha información, porque una vez que dejas el juego durante unas semanas, es posible que no te acuerdes de ciertos detalles.

Los niveles, como ya dije, son desafiantes, pero una vez se les pilla el truco ya no serán tan difíciles. En el caso de que no se siga ese truco, hay una mera posibilidad de sobrevivir, especialmente cuando se tiene la posibilidad de construir más unidades, pero esto terminará llevando a un bucle de aquí te pillo y aquí te mato que, aunque en un principio sea lo más divertido del juego se acabará convirtiendo en una experiencia angustiosa, especialmente cuando el enemigo se ha hecho con algunas unidades de ataque indirecto.

Los demás modos de juego son el típico modo multijugador con el cable de enlace de la Game Boy Advance, una tienda para comprar mapas y personajes, y el Modo Batalla ideal para pasar el rato fuera.

El juego es muy divertido y se le toma cariño, pero más nota no le puedo poner porque tampoco me ha parecido un juego de la hostia y porque ¨Advance Wars 2¨ y ¨Advance Wars: Dual Strike¨ son infinitamente superiores, cosa que resulta ser increíble teniendo en cuenta la calidad de este juego.

Por lo demás es un juego que ningún amante de la estrategia por turnos debería perderse y un juego ideal para aquellos que quieran comenzar con el subgénero, aunque ¨Dual Strike¨ (primer juego que jugué del subgénero) lo recuerdo más fácil e ideal para ellos.


Night Warriors: Darkstalkers' Revenge Night Warriors: Darkstalkers' Revenge

¨Night Warrior¨ esta considerada como la segunda entrega de la saga ¨Darkstalkers¨, y aún más después de que el siguiente juego llegase con el nombre de ¨Darkstalkers 3¨, pero no hay que dejarse engañar por esto. En realidad se trata de una versión actualizada y mejorada del primer juego, que añade nuevos personajes además de las posibilidad de seleccionar los jefes y mejora el sistema de juego... algo que Capcom ya hizo con ¨Street Fighter II¨ y continuo haciendo con ¨Street Fighter III¨ y IV como tradición y con la intención de sacar más dinero.

Esos son todos los cambios. Tanto finales, como escenarios son idénticos, aunque claramente ahora podremos fer los finales de los jefes y de los nuevos personajes, además de que dichos nuevos personajes poseen sus propios escenarios. Los dos nuevos personajes son ya iconos de la saga y poseen los mejores finales.

La razón por la que le doy un 7 en vez de un 8 como le di a la primera entrega es simple: Cuando jugué a la primera entrega me resulto ser una experiencia bastante original y divertida, con muchos gags humorísticos como el del perro que baila la macarena, pero claramente dichos gags ya no me son tan graciosos (el perro aún me sigue pareciendo el puto amo, que conste) y ya el juego no lo veo tan original como antes, y eso era lo que hizo que le subiera de 7 a 8. Claramente al quitarlo solo queda valorar la diversión de las peleas en si, y estas simplemente me parecen entretenidas. El ¨Street Fighter II: Champion Edition¨ sigue conservando el 8 porque el sistema de combate de ¨Street Fighter II¨ me encanta mucho más que el de ¨Darkstalkers¨ y lo dejaban intacto pero a la vez mejorado.

Igualmente, ya solo por los nuevos personajes seleccionables merece la pena jugarlo y es muy difícil que decepcione porque básicamente se trata de una versión mejorada de la primera parte.


Dragon Ball Z V.R. V.S. Dragon Ball Z V.R. V.S.

¨Dragon Ball Z V.R.V.S.¨ se trata de un juego bastante original, puesto que se basa en el aspecto de los combates de la serie para dar al jugador una experiencia de juego única, aunque es posible que esta originalidad no sea tan buena o no esté bien enfocada. Si bien es cierto que hacer algo original esta muy bien, hay que tener en cuenta que esa cosa original debe gustar a la gente.

La originalidad de ¨Dragon Ball Z V.R.V.S.¨ se encuentra en el hecho de que veremos la acción desde la espalda del personaje, como si de ¨Punch-Out¨ se tratase, y deberemos tratar de derrotar al rival a base de puñetazos, rafagas de energía y los ataques especiales del personaje elegido. Esto da lugar a combates frenéticos en al que al menor descuido pueden terminar en poco tiempo, y cuando digo en poco tiempo, es en segundos. Claramente podremos esquivar los ataques invocando un escudo protector o retirándonos, pero a la mínima que se baje la guardia el combate habrá terminado. Todos los combates con excepción del último son la hostia de fáciles. Claramente, la experiencia de juego es tan única y la acción tan rápida que en un principio no tendremos ni puñetera idea de como va el juego, pero cuando le cogemos el tranquilo llegaremos a abrirnos camino hasta el jefazo con suma facilidad. Este último se trata de un personaje original, pero al estar en un juego arcade donde la historia se desarrolla poco, este detalle nos importará una mierda. Más bien nos importará el descubrir como derrotarlo, puesto que es él el sacacuartos del juego. Aquí da igual lo que hagas o por donde lo mires, no hay ningún truco para derrotarlo, solo el azar y el conocimiento que tengamos de los movimientos de los personajes, puesto que la defensa no nos servirá de mucho ya que el tío es lo suficientemente fuerte como para hacernos algo de daño aún estando defendiéndonos. Si lo llegamos a derrotar veremos el final del personaje escogido, donde Shen Long le concederá su deseo.

El problema del juego, además de la subida abrupta de la dificultad, es la mecánica de juego en si. La acción es tan rápida y frenética que es imposible disfrutarla, y si nos metemos en la piel de alguien que visite a menudo los salones recreativos, lo más seguro es que pensemos que el juego nos engancharía en un principio, pero nada más lo dejemos al ver que el jefazo es casi imposible, lo más seguro es que no los volveríamos a jugar. Claramente dicha acción frenética esta hecho a postas para tratar de hacer del juego adictivo, pero la experiencia vivida por el jugador en el juego es tan pobre que no volverá a tocarlo tras dejarlo.

Ese es su único fallo, un fallo lo suficiente gordo como para que el juego solo este ahí por curiosidad. Sin embargo, si nos ponemos a analizarlo con mayor detenimiento, sacaremos cosas bastante positivas de él, especialmente en apartado técnico, puesto que el juego en realidad esta la mar de currado, con un estilo gráfico idéntico al de la serie, y por un momento llegaremos a pensar que estamos presenciando un combate de esta, por lo que el juego cumple su cometido de fidelidad y de recreación.

Igualmente el juego no es para todo el mundo, y solo es aconsejable como curiosidad, pero en mi caso, reconozco que pase un buen rato tratando de derrotar inutilmente al jefazo.


Dead Island: Ryder White Dead Island: Ryder White

La campaña de Ryder White es corta (en 2 o 3 horas se puede acabar, puede que incluso menos), pero es importante jugarla si se quiere ser consciente de ciertos detalles importantes.

El DLC se basa en que en el juego original controlabamos a los supervivientes, y lo veíamos todo a través de sus ojos, implicando claramente que nos teníamos que creer todo lo que ellos veían y oían. Al controlar y ver todo a través de los ojos de Ryder White nos topamos con unos giros de trama muy buenos e interesantes que son motivos suficientes para jugarlo, además de que ver el final uno tiene más ganas de ver lo que ocurre en ¨Riptide¨. El hecho de que sea corto, no es tan malo como puede llegar a parecer, puesto que así el juego no se hace repetitivo en ningún momento, eso por no decir que debido a su duración los giros de trama y acontecimientos interesantes son tan frecuentes que cada vez tendremos más ganas de seguir y ver como termina.

El problema es simple. Al ser un DLC y al controlar a Ryder White, ja no es solo que la mecánica de juego sea la misma... sino que esta está más simplificada por motivos de la trama. Todos los elementos propios de un juego de rol como la compra-venta, las misiones secundarias y el leveo del personaje se han ido al carajo, pero misteriosamente aún seguimos encontrándonos con dinero y otro material en este caso es inútil. Y bueno... dudo que haga falta decir que este DLC no ofrece un mundo abierto como el original. Esto significa que el DLC deja de lado lo que hacía original a ¨Dead Island¨ convirtiéndolo en un juego de acción a saco, donde hasta las balas llegan a ser bastante habituales, aunque tampoco se pasa como en otros juegos. Claramente tampoco hay multijugador.

Puede que todos estos recortes que he comentado en el anterior parágrafo le echen atrás a mucha gente, pero en mi opinión el mero hecho de que el juego sea corto hace que esto se pueda perdonar. Además, el juego me ha hecho pasar un buen rato y eso es lo que importa.


Adiboo y el Secreto de Paziral Adiboo y el Secreto de Paziral

Una cosa a tener en cuenta a la hora de jugar a ¨Adiboo y el Secreto de Paziral¨ es el hecho de que Adiboo es el protagonista de una saga de videojuegos y libros educativos, lo que deja bien claro que la dificultad en este juego va a ser completamente inexistente y que vamos a tener que meternos en la piel de un niño de entre 3 y 5 años para entender todas las paridas que conforman el juego.

Cuando iniciemos y le damos a nueva partida nos encontraremos, para nuestra sorpresa, que el juego nos da a elegir entre dos dificultades, fácil y difícil. ¿Difícil? ¿Que significado tendrá la palabra difícil en un juego dirigido a preescolares?. Para entender esto claramente deberemos jugar a las dos dificultades.

Empecé por la dificultad fácil, y para mi sorpresa, descubrí que el personaje a controlar era el mono y no Adiboo. El primer nivel vendría a ser el tutorial, y controlando al mono deberemos seguir a Adiboo que nos ayudará a manejarnos por el juego al ritmo de una música bastante relajante y agradable. En el segundo nivel controlaremos una avioneta y deberemos llegar a la meta mientras tratamos de recoger todos los objetos que podemos. A partir del nivel 3 ya veremos por donde van los tiros en cuanto a estilo de juego.

Resulta ser que todos los niveles en este juego (que los hay de dos tipos) son la misma mierda. Los del tipo plataformas de desplazamiento lateral consisten en correr todo el rato disparando a los pocos robots que hay (que no nos harán nada) y recogiendo todos los bonus, y los del tipo persecución que se ven en tercera persona consisten en recoger todos los bonus en pantalla y llegar a la meta. Lo único que tiene en común ambos tipos de niveles es que deberemos seguir a Adiboo, el cual no se calla ni bajo el agua y en todo momento nos dará un consejo que, seguramente, ya nos lo dio muchas veces anteriormente. Llegará un punto en que pensaremos que Adiboo nos esta tratando como unos putos retrasados. Algunos niveles terminan con un jefazo final, donde un personaje secundario tratará de distraer al jefazo mientras que nosotros debemos golpearle lanzándole algo, aunque más que distraer al jefazo, el secundarión se vuelve un auténtico estorbo que no nos deja ver una mierda. Hay pocos niveles, y muy cortos, por lo que el juego se puede acabar perfectamente en una hora.

Entonces... ¿Que sentido tiene este juego? ¿Es una burla hacía el espectador? No... Se trata de un juego educativo, al igual que muchos otros juegos de Adiboo, solo que... esta vez... se trata de un juego educativo donde los niños aprenderán como jugar juegos de plataformas. Vamos a decir que se trata de una simulación de realidad virtual que tiene lugar en un mundo de plataformas. Los niños experimentan con los controles... saltan... se caen por los agujeros... disparan enemigos... buscan pasajes secretos... y todo sin el menos peligro. Si caen en un agujero el mono que les sirve de avatar se teletransportará al punto de control, representado por un bicho o algo que resulte gracioso para el niño, mientras que Adiboo con su agradable y, a la vez, molesta voz dará ánimos para que de más de si y no se vuelva a caer, y los robots enemigos solo sirven para el tiro al blanco, puesto que no tienen ni medidas defensivas ni ofensivas. Los niveles de persecución lo mismo, con Adiboo indicándole al niño de en que momentos puede probar a acelerar sin peligro alguno.

Los bonus no sirven de mucho, solo activarán un modo cronometrado para dicho nivel para que el niño trate de terminar el nivel lo antes posible. El juego también contiene cinemáticas, todas ellas hechas por ordenador y resultan ser lo mejor del juego, puesto que están bastante curradas.

¿La dificultad difícil? Bueno... Adiboo al que en la dificultad fácil no pararemos de seguir en todos los niveles y que no parará de animarnos y darnos consejos con la ayuda de un Walkie Talkie que recogemos en el primer nivel, no estará ahí para apoyar emocionalmente al niño y hacer la puñeta a alguien con un buen sentido de la razón y la responsabilidad. Puede que al principio del nivel este ahí, pero no tardará en teletransportarse de forma misteriosa al final del nivel.

La pregunta es... ¿vale la pena hacer que el niño aprenda a jugar plataformas con este juego? No. Para ello le das un Mario o un Sonic y será cuestión de minutos para que se adapte al juego y sus controles sin que un niñato del tres al cuarto le diga cada dos por tres lo que debe hacer y lo que no, además de que mola más decir que tu primer plataformas fue un Sonic o un Mario o un Rayman o cualquier videojuego que no sea este, que decir que tu primer plataformas fue un juego de mierda llamado Adiboo. El hecho de que no haya penalización y que todo sea alegre y carente de problemas y dificultades dudo que ayude al niño a estar preparado para un plataformas en plan serio.

Pese a esto, el juego no es para suspenderlo. Es tan corto que no da tiempo para encontrarle errores, y durante el tiempo que lo juegas pasas un buen rato, por lo que el 6 se lo merece.


Donkey Kong Donkey Kong

¨Donkey Kong¨ se trata de un clásico de sobra conocido por todo aficionado a los videojuegos, puesto que cuenta con la primera aparición de dos personajes míticos de los videojuegos: Mario y Donkey Kong.

Más allá de esto el juego cuenta con poco más que pueda motivar al jugador a acercarse a este. Posee una mecánica de juego que hoy en día resulta ser bastante graciosa, con un buen uso de los efectos de sonido y de la música, de la cual hay que destacar la que se escucha al coger el martillo, además de un aspecto gráfico bastante notable que curiosamente sigue viéndose bien a día de hoy. El problema es que no engancha, ja sea porque es un juego demasiado corto formado por dos fases, las cuales tras varios intentos fallidos podremos superar y apreciar el final (el truco se encuentra en evitar el martillo en la primera fase e ir directamente hacía la chica antes de que haya muchos barriles en escena. La segunda dependerá de nuestra habilidad y reflejos y en que orden quitamos los clavos), quitándole cualquier atisbo de rejugabilidad, o ja sea porque hay juegos mejores y más adictivos en el mundo del arcade.

Lo mejor del juego, sin lugar a dudas, es la mecánica de puntaje, pudiendo pasar un buen rato saltando barriles para acumular una mayor puntuación, o recoger el martillo para coger más puntos al romper los barriles, lo que hace que tras terminar el juego (y en el caso de que tengamos ganas de volverlo a jugar) nos veamos motivados a conseguir superar los puntajes en lugar de tratar de terminar el juego lo más rápido posible. Eso si... de volverlo a jugar, lo más seguro es que no tardemos en cambiarlo por otro. Vamos, que el juego hoy en día sirve más como curiosidad que otra cosa.


Dungeons & Dragons: Dragonshard Dungeons & Dragons: Dragonshard

¨Dragonshard¨ es un juego bastante curioso. Lo más parecido que nos encontraremos a él es ¨Warcraft III¨, juego en el que parece inspirado y del que se saca algunas cosas, pero de todas formas sigue siendo un juego único en su especie.

Lo que lo hace único es la combinación entre la estrategia de ¨Warcraft III¨ y el rol de ¨Dungeon & Dragons¨. El juego trata de que si queremos derrotar al enemigo deberemos formar un gran ejercito, y para ello deberemos conseguir recursos. Deberemos por lo tanto mandar a unidades en busca de estos, evitando a los enemigos y tratando de paso de encontrar las mazmorras esparcidas por el mapa, donde encontraremos más recursos a medida que vamos acabando con los enemigos que hay dentro a lo hack¨&¨slash. Deberemos ser rápidos tratando de encontrar estos, puesto que el enemigo no tardará en atacar a nuestra base, y deberemos estar preparados para ello. Una vez que consigamos parar el ataque enemigo y hayamos recompuesto nuestras fuerzas será el momento de tomar la base enemiga.

Lo dicho anteriormente sería el esquema de cualquier misión, tanto individual como de la campaña (aunque en esta última las primeras misiones no tiran tanto por lo estratégico), lo que puede llevar a uno a pensar que esto resultará ser bastante molón en el modo Escaramuza (el modo para misiones individuales), especialmente en partidas multijugador, pero monótono en campaña, y eso es cierto, pero de todas formas el juego absorbe de una manera que hace que dicha repetitividad sea invisible e indolora, y aún más teniendo en cuenta lo largas que las misiones llegan a ser, pasándote el tiempo volando, aunque la experiencia en dicho modo llega a ser un tanto sosa, especialmente en la parte de estrategia, al jugar solo.

Pese a esto si que vale la pena jugar en campaña, puesto que es en dicho modo donde aprenderemos de verdad como manejarnos en el juego, y no en el bugueado tutorial, además de que podremos disfrutar de la sensual voz modificada de Tomás Rubio que hace de héroe forjado, y del resto del plantel de voces españolas que están muy bien acertadas, y cuenta con una historia bastante buena, aunque no tan épica o emocionante como un podría llegar a pensar. También es en dicho modo donde podremos encontrarnos con NPCs que nos encomendarán misiones, las cuales alargan aún más las partidas y nos mantendrán entretenidos un buen rato.

Los héroes, a los que conoceremos mejor en dicho modo, poseen el carisma y diferenciaciones suficientes como para poder escoger a nuestro preferido, aunque Lady Merryn es la que siempre llega a venir mejor gracias a sus habilidades de curación. El resto de unidades están genialmente diseñadas, y cada una posee habilidades diferentes siempre resultan útiles alguna vez. Por ejemplo, el Montarraz tiene un halcón que nos permite explorar la zona sin peligro y vigilar la actividad enemiga. Además tenemos a los titanes, que llegan a ser un buen añadido y hacen del destrozo de las unidades enemigas más divertido.

El tutorial, como dije anteriormente, esta bugueado. Por ejemplo, hay una parte donde una de las unidades muere sin razón alguna y de forma automática al tratar de entrar en una mazmorra, y en cuando se te enseña a curar a una unidad con una poción corres el riesgo de cometer un error irreversible al curar el Picaro en lugar de a uno de los Enanos. Igualmente, el tutorial tiene niveles que resultan ser un cachondeo total y una sátira a lo que vamos a ver en el resto del juego, especialmente en la parte de los NPCs, eso por no decir que, pese que en el modo campaña también se te dice lo básico, aquí se explican las cosas mejores, ofreciéndote buenos consejos para una mejor victoria, por lo que vale bastante la pena probarlo.

Claramente la verdadera diversión nos la encontraremos en Escaramuza, siempre y cuando tengamos a alguien con quien jugarlo, por lo que es un modo a tener en cuenta si queremos hacer una valoración correcta del juego.

Por lo demás, es un juego que vale la pena probar por lo único que llega a ser, y que será del agrado tanto de los amantes de los juegos de estrategia como de ¨Dungeon & Dragons¨.


Demolition Man Demolition Man

¨Demolition Man¨ se trata de un juego de acción de ritmo rápido. Quizás demasiado rápido.

El juego se trata de una buena adaptación de la película del mismo nombre (de hecho, la versión de Mega CD llega a hacer un genial uso de escenas traídas de la película, localizadas al final de ciertos niveles, dando un buen efecto no presente en otras versiones al finalizar dichos niveles), y sigue el estilo de los juegos de correr y disparar, con plataformas y tiros a raudales, aunque hay ciertos niveles en los que la acción se ve desde arriba, asemejándose más a ¨Chaos Engine¨. En realidad, el verdadero problema se encuentra en que el tipo de acción del que hace uso los niveles de correr y disparar de este juego tampoco es que me emocione demasiado, además de que en los niveles al estilo ¨Chaos Engine¨ aparecen tantos enemigos en pantalla que no hay momento para pensar, teniendo todo el rato pulsado el botón de disparo, lo que llega a ser infernal en el último nivel de este tipo, en el que hay unos láseres a esquivar. Con esto no quiero decir que los juegos de correr y disparar no me molen tanto (¨Abuse¨ para mi es una puta obra maestra), sino que este juego, en mi opinión, llega a carecer de bastante emoción, aunque puede que a otros les mole un puñado.

Por lo demás, el juego sirve para pasar el rato, y posee un apartado técnico excelente (música, vídeos, gráficos, efectos de sonido), y es posible que haya gente a la que si que le llegue a molar su estilo de acción, por lo que nunca estará mal probarlo.


DEcapAttack DEcapAttack

¨DeCapAttack¨ se trata de un juego de plataformas bastante entretenido que destaca sobretodo por el diseño de sus escenarios y enemigos.

El juego en si se compone de unas cuantas etapas, cada una con 3 niveles y desarrollada en un entorno distinto que representa uno de los fragmentos del continente en forma de esqueleto en el que el juego se desarrolla. El único objetivo de los dos primeros niveles de cada etapa es simplemente llegar al final del nivel, cosa que resulta ser bastante fácil debido a la habilidad del protagonista de flotar de forma casi infinita... casi infinita porque a medida que va flotando irá bajando. El único problema que puede plantear usar esta técnica es que, debido a un descuido, corremos el riesgo de ser heridos por algún enemigo cercano, aunque se puede probar a hacer uso de estos enemigos para flotar más lejos, por lo que estos niveles suelen ser bastante fáciles de completar si vamos con cuidado al hacer uso de esta técnica. Luego esta el tercer nivel. Los creadores del juego, a sabiendas de lo que podría conllevar el hacer uso de esta técnica decidieron poner algo que sirviese de incentivo al jugador en la exploración de los niveles, y ese algo es un objeto que deberemos recoger antes de salir del nivel y cuya importancia radica en el hecho de que es necesario para juntar cada uno de los trozos del continente con forma de esqueleto.

El juego es igual de divertido, tanto si exploramos, como si tratamos de terminar enseguida el juego, aunque explorar desde un primer momento los niveles es importante, puesto que se puede encontrar un sin fin de pociones que nos ayudarán a la hora de superar los niveles y derrotar los jefes, los cuales suelen aparecer al final del tercer nivel, con excepción de la segunda etapa. El caso es que, lo que en un principio podría terminar siendo un error garrafal, es arreglado al poner una serie de elementos que ayudan a terminar con mayor facilidad la aventura.

El protagonista tiene dos formas de atacar, ambas siendo bastante útiles. Por un lado tenemos un ataque cercano (bastante útil si no tenemos la calavera que necesitamos para el otro ataque a mano) y por otro un ataque lejano (el cual es bastante útil para atacar a los enemigos lejanos y a la hora de enfrentarse contra los jefes al poder causarles más daño con este) Este último ataque consiste en lanzar una calavera que recogemos en el nivel, y una vez lanzada habrá que esperar un rato para que vuelva a nosotros. Esto último se puede utilizar para causar un mayor daño a los jefazos en caso de que esta se caiga en ellos, ya que esta calavera se dedicará a mordisquearles hasta volver a nuestras manos. El caso es que es una de las mejores formas de ataque que podemos ver en un plataformas.

Además de las pociones a recoger hay también una serie de monedas que se utilizan en la fase bonus. Esta fase sirve para conseguir pociones y vidas extras, y presenta muchas similitudes con la fase bonus de ¨Psycho Fox¨, juego del cual también el juego saca algunos elementos de plataformas, como una especie de varas que se balancean cuando el personaje se agarra a estas, y que sirve para darle más impulso en el salto. Vamos, que ¨DeCapAttack¨ es un juego que se basa en forma de juego a ¨Magical Hat¨, el cual a su vez coge elementos de ¨Psycho Fox¨. El parecido a ¨Magical Hat¨ es indudable, puesto que la premisa de reunir un continente separado y el poder lanzar algo vivo contra un enemigo esta sacado de ese juego, al ser ¨DeCapAttack¨ su versión occidental.

Pese a esto último el juego se ha ganado una identidad propia, puesto que posee algunos elementos originales en la historia (los cuales están centrados más que nada en sus personajes), unos personajes bastante carismáticos y unos escenarios con unos ambientes que concuerdan con la temática de la trama, además de enemigos propios. Además, llega a molar más las desagradables formas de ataque de Chuck, el protagonista del juego, que las adorables del protagonista de ¨Magical Hat¨, y el juego posee un final bastante bueno. También posee una genial banda sonora y efectos de sonido. Se podría incluso decir que ¨DeCapAttack¨ supera al juego original, al llegar a tener más personalidad, y un mejor diseño de niveles y enemigos.

Pese a ello el juego no llega a estar a la altura de los grandes juegos de plataformas como ¨Sonic¨, pero de todas formas es lo suficientemente bueno como para llegar a ser una gran alternativa a los juegos más conocidos del género.


Death Duel Death Duel

Pese a que aparente lo contrario, ¨Death Duel¨ no es un shooter en primera persona ordinario (como muy bien lo indica la introducción del juego), sino un shooter estratégico. Como es de suponer, la mezcla entre géneros tan dispares como lo son los shooters en primera persona y los juegos de estrategia da lugar a un juego único, pero por desgracia el juego termina no siendo para tanto.

El juego, que cuenta con una introducción bastante larga e interesante que pone un contexto y un motivo para tanta destrucción, gira en torno a combates 1 contra 1 contra robots gigantes, cuyo punto estratégico reside en el hecho de que deberemos disparar a los puntos débiles del enemigo, teniendo en cuenta que poseemos una munición muy limitada, y que un tipo de munición le hará más daño a una determinada parte del enemigo. El desmembrar a los enemigos en ocasiones se debe hacer en un orden estratégico, puesto que cada parte débil del enemigo tiene una función. Por ejemplo, hay un robot al cual, si le quitamos el brazo izquierdo (que es el que lleva el arma) usará su mano derecha para recogerlo y volver a ponerselo, por lo que es importante destruir este brazo primero si no queremos malgastar balas. Claramente para destruir un punto débil del enemigo habrá que encontrarlo, y en los últimos niveles esto no será tan fácil. Otra dificultad en los combates reside en el hecho de que el enemigo claramente se mueve alrededor del escenario, y puede ocultarse detrás de bidones para evitar balas. Además, hay un tiempo limite, y una vez que dicho tiempo termine o que nuestro personaje se quede sin balas, perderemos una vida.

Tras derrotar a un enemigo deberemos hacer frente a una ronda bonus, donde deberemos destruir todos los bichejos en pantalla hasta conseguir superar una serie de puntos. Luego entraremos en una tienda, donde podremos comprar la munición que queramos a partir de los puntos conseguidos, además de reparar nuestro robot en el caso de estar dañado. Las decisiones tomadas en la tienda afectarán al desarrollo del combate por lo que es importante elegir bien.

El juego simplemente sirve para pasar el rato, y se caracteriza, además de por su planteamiento original, por su estilo gráfico y por lo bestia que llega a ser. Las partes negativas del juego se ven al instante. Hay algunos enemigos a los cuales, si les destruimos una de las piernas no pararán de moverse hacia la dirección de la pierna que les queda hasta llegar al final del escenario. La gracia viene a ser que no podemos dispararlos si están en dicho lugar, y claramente al acabar el tiempo perderemos, lo que me parece una autentica gilipollez. El ganador en ese momento debería decidirse por quien es el que más daños recibió, en vez de penalizar al jugador directamente por no haberse cargado al enemigo a tiempo, y se debería haber hecho algo para poder evitar que el enemigo se escabulla de esa forma, puesto que eso es trampa.

Otro error a mi parecer son los niveles bonus en sí. Son bonus, pero si perdemos en ellos perdemos una vida, y no hace falta decir que los últimos niveles bonus son muy chungos. Este es sin dudo el mayor fallo del juego.

El juego tiene varios finales, uno bueno y uno malo. El como conseguir cada uno de ellos no lo voy a decir porque el descubrirlo es lo mejor del juego, además de la razón por la que nos acordaremos de este. En cualquier caso, el final bueno me ha parecido una puta mierda, con los creadores del juego anunciando una secuela que jamás llegó a la luz, y constando solo de una imagen que muestra a una mujer a la que le han recortado la parte de los senos, quitando así la mayor recompensa que podría haber recibido el jugador al acabar el juego, además de lo que le daba gracia, mientras que el final malo esta muy bien hecho y consta de una serie de imágenes bastante curradas, junto con un texto similar al de la introducción que nos da a entender lo bajo que ha caído nuestro personaje.

Pero en verdad, la verdadera razón por la que no le puedo dar más nota, es porque simplemente la formula no llega a ser nada emocionante, y claramente, el hecho de que cada combate vaya siempre de lo mismo hace que el juego sea un poco monotono y carezca de rejugabilidad alguna. De todas formas, y como ya he dicho, el juego sirve para pasar el rato, lo que junto a su estilo de juego único hace que valga la pena probar, aunque solo sea por curiosidad.


Fatal Fury Fatal Fury

¨Fatal Fury¨ se trata de un juego de lucha bastante simple, con solo tres personajes a seleccionar (los tres bastante conocidos en el mundillo de los juegos de lucha y auténticos emblemas de SNK) y que apuesta más por un modo de 2 jugadores cooperativo que por un competitivo.

Pese a la escasez de personajes a elegir (cosa que no le va a gustar a mucha gente) es un auténtico juegazo, con una historia que, a diferencia de otros juegos de lucha, va desarrollándose a medida que ganamos los combates. Cada personaje tiene su propia historia, la cual va desarrollándose a través de los comentarios de Geese, el jefazo del juego. Al principio los comentarios de Geese son diferentes para cada luchador, pero cuando logremos derrotar a tres contrincantes serán los mismos, hasta que claramente nos toque enfrentarnos contra él. La batalla contra Geese me parece de lo más épica, terminando con una patada voladora que lo manda al otro barrio. De hecho es tan épica que hasta nos dará igual perder contra él, puesto que igualmente el juego compensa nuestros esfuerzos mostrando como Geese nos da a nosotros la patada, con la pantalla de la cuenta final siendo nosotros cayendo de la ventana. Solo por eso ya vale la pena jugar el juego

Es un juego bien hecho en cuanto a apartado gráfico, con gráficos muy coloridos y escenarios muy detallados, además de unos sprites de personajes bastante grandes. Además, dichos escenarios sufren cambios en cada ronda, con la primera haciendo sol, en la segunda anocheciendo y en la tercera (en caso de haberla) ya de noche. Hay un minijuego de pulso bastante chulo en el que correremos el riesgo de rompernos los dedos. Luego tenemos la música la cual es simplemente genial.

Los combates en si tiran por fijarse en la forma de atacar del contrincante, para pillarle el truco y derrotarlo, y derrotar a uno será más o menos fácil dependiendo del manejo que tengamos del personaje que hemos seleccionado y de algún que otro detalle en su forma de atacar. Gracias a esto es un juego que es posible terminar tras un buena dosis de practica. Como elemento original y definitorio del juego, los luchadores en pantalla pueden saltar a otro plano del escenario, llegando a aprovechar esto para propinarle una buena patada al adversario. Esto, sin embargo, no esta muy bien planteado, puesto que hay veces que el personaje no llega a realizar la patada, puesto que al parecer requiere de una situación especial para poder realizarla, pero igualmente pocas veces ocurre esto y cuando funciona llega a salvar vidas, aunque eso si, en los combates finales no nos arriesgaremos a realizar este movimiento.

El truco para terminar el juego vendría a ser el siguiente. Seleccionar enfrentarse a Duck Hunt el primero (puesto que si nos enfrentamos a el en el cuarto combate la cosa se vuelve bastante difícil), los demás luchadores no vendrían a suponer ningún problema hasta que llegamos al penúltimo combate, donde nos toca enfrentarnos a Billy Kane. Aquí simplemente o usamos los ataques especiales de los personajes o como Joe Higaishi no deberemos parar de pulsar abajo más el botón de patada. El truco con Geese, el rival más fuerte del juego, es haciéndole un agarre para luego evadirle y darle una patada voladora, y repetir el proceso de nuevo. En el caso de Geese ese truco puede conllevar varios intentos fallidos antes de lograr ganarle.

Puede que mucha gente considere este juego inferior debido a la escasez de personajes a seleccionar y por lo simple que resulta, pero en mi caso, es un juego que me ha enamorado y me ha recordado el porque amo tanto el género de lucha. Además, el cooperativo es una buena adición a mi parecer, y siempre va bien luchar alguna vez codo con codo con un amigo que contra este.

Recomendable.


Metal Slug 7 Metal Slug 7

¨Metal Slug 7¨ es el último juego que llegó a salir de esta saga tan estirada si no contamos los posteriores juegos de móviles y el ¨Metal Slug XX¨, que es el mismo juego que este pero con ciertas mejoras.

Básicamente tenemos lo mismo que entregas anteriores, pero las razones por las que llega al 8 es porque tiene una gran cantidad de personajes, entre ellos los veteranos de SNK Ralf y Clark (protagonistas de ¨Ikari Warriors¨, y que ya fueron introducidos en la saga ¨Metal Slug¨ en su sexta parte, además de haber aparecido como personajes seleccionables en ¨The King of Fighters¨), todos con sus propias habilidades distinguibles (algo que se vio en menor medida en la sexta parte, en parámetros como la potencia y la defensa, y que aquí se puede apreciar mejor en otros apartados), además de un modo de misiones que aumenta completamente la rejugabilidad del juego, hasta el punto de convertirse en un juego indispensable para la DS, y como no, que sea un juego de portátil, porque la única forma de disfrutar de una saga tan castrada como lo es ¨Metal Slug¨, además de en compañía, es matar el rato con ella fuera.

El verdadero núcleo del juego es el Modo Misión. Claramente hay un Modo Historia, el cual tengo que reconocer que es mejor que el de la mayoría de los juegos de la saga, con unos niveles muy atractivos y sin caer en ningún momento en la aburrición. Cierto, en un principio es imposible aburrirse con una saga como ¨Metal Slug¨, pero si mal no recuerdo en ¨Metal Slug 2¨¨ y en ¨Metal Slug 3¨ los últimos niveles eran un coñazo descomunal. El final esta también a la altura y queda bien como final de la saga.

Pero volvamos al Modo Misión. Aquí, o bien podemos tener una charla con nuestra instructora, cosa que ayuda a pasar el rato y puede lograr que nos encariñemos con ella, o bien podemos hacer las misiones. Estas misiones se desarrollan en los mismos niveles que en el Modo Historia, pero presentan diversas tareas a realizar y que pueden ayudarnos a convertirnos en unos pros en este tipo de juegos. Estas misiones van desde tratar de terminar una misión sin morir a realizar una serie de minijuegos como pasar una pelota de un sitio a otro a tiros, todo con la única finalidad de hacer que nos superemos. Pese a que lleguemos a terminar dicho modo, lo más seguro es que seguiremos jugando para lograr todas nuestras clasificaciones a S, y si ya hemos llegado a estas, da igual, seguiremos jugando por lo divertido que resulta ser. Las claves para completar estas misiones están en el personaje que elijamos, cada uno con sus propias habilidades que nos beneficiarán más o menos dependiendo de la misión, y en la memorización del nivel y el idear estrategias para evitar el fuego enemigo.

Otra cosa a destacar es que en la pantalla de selección de personajes tenemos acceso a la biografía de cada uno de estos y a una explicación de las habilidades, que de normal tiran por mejor control de vehículos, recibir un tiro de más (esta ya estaba presente en el ¨Metal Slug 6¨), o mayor capacidad de grandas o munición. Esto llega a ser bastante útil en el caso de olvidarnos de alguna de las habilidades de los personajes, además de que sirve para conocer un poco mejor a los personajes.

Para mi, es el segundo mejor juego de la saga, pese a que carezca del multijugador (el cual sería añadido en ¨Metal Slug XX¨, el cual, como ya dije antes, es una versión mejorada de este), siendo el primero el primer ¨Metal Slug¨, todo por el hecho de que es un juego que ayuda mucho al jugador a autosuperarse y a pasar el rato fuera.


Final Fantasy II Final Fantasy II

Casi un año después de haber sufrido de lo lindo con el anterior juego decidí embarcarme en una nueva dolorosa aventura en ¨Final Fantasy II¨... una aventura aún más dolorosa que la anterior que me hizo recordar el porque no tenia ni putas ganas de volver a jugar un ¨Final Fantasy¨.

¨Final Fantasy II¨ llega a resultar ser bastante curioso, más que nada por lo chocante que resulta ser ver como todas las reglas establecidas en el anterior juego han sido cambiadas en este. Ya de primeras el juego no nos deja elegir entre varios personajes. Esta vez los personajes son predeterminados y, pese a que el juego no lo diga, tienen nombre: Firion (que más tarde aparecería en ¨Dissidia¨), Maria, Guy y Leon. Claramente, el juego nos dirá que les demos un nombre, un tópico de este tipo de juegos que me parece ridículo pero entendible si se tiene cuenta que hay gente que le gusta jugar a este tipo de juegos en grupo, con cada miembro dándole su nombre a uno de los personajes. Estos personajes tienen un retrato, que aparecerá para representarlos en el inventario, algo que más tarde terminaría siendo bastante común en este tipo de juegos. Ahora, Leon, el último personaje al que le damos nombre, desaparecerá misteriosamente al principio del juego, y no lo podremos volver a manejar (lo manejamos por primera vez en la batalla del principio) hasta casi el final del juego, por lo que esa gente a la que le gusta jugar con amigos a estos juegos y darles su nombres a los personajes se van a sentir bastante decepcionados al respecto. Claramente lo que se ve en el retrato dista mucho de los sprites, siendo el sprite de Firion sacado del primer juego de la saga.

Otro detalle que llama demasiado la atención, pese a que hoy en día llega a ser bastante habitual, es el hecho de que los personajes jugadores hablan. En aquella época eso debería haber chocado a mucha gente, aunque lamentablemente esa gente solo fue los japoneses... el juego no salio de Japón... me imagino que eso se debería a esa escena tan... sensual... En fin, ya no es solo eso, sino que el juego posee una trama bien desarrollada, algo poco habitual en los juegos rol de la NES, y por último, pero no por ello menos interesante, esta la opción de memorizar palabras para formular preguntas a la peña al respecto. Esta opción parece estar más sacada de una aventura gráfica que otra cosa, pero lo cierto es que es una forma bastante ingeniosa de sacar a los NPCs la información que queremos recibir. Estas palabras se seleccionan desde un menú que sale en cuando hablamos con ciertos NPCs, siendo dichos NPCs personajes bastante importantes. Ahora, eso si, no siempre que nos salga el menú donde podemos seleccionar las preguntas podemos sacarle la información a los NPCs. A veces eso solo estará ahí por estar, y a veces del menú solo nos interesará la opción de items, puesto que, al igual que en una aventura gráfica, deberemos darles objetos a ciertos personajes o sitios para conseguir resolver un problema.

A partir de aquí todo se ve muy bonito, con esa música tan buena que tanto caracteriza la saga, y esas ciudades tan monas... pero.... nada más salir del mapa del mundo sabremos lo que es sufrir.

Si creíais que el primero ya era de por si muy difícil, preparaos para este, porque las reglas han cambiado y todo lo que aprendisteis del primer juego no os va a servir una mierda. El sistema de nivelación ha cambiado, y eso fue motivo suficiente para catalogar a este juego como la oveja negra de la saga. Cierto que lo nigga siempre mola más, pero puede que este no sea el caso. Tratar de adaptarse al sistema de nivelación de ¨Final Fantasy II¨ es como pasarse de Windows a Ubuntu. Hay que tener una enorme paciencia y fuerza de voluntad, hasta al final darse cuenta de las cosas buenas que nos ofrece este cambio tan brusco. Resulta ser que si queremos mejorar algo en este puto juego no hay que simplemente subir de nivel, sino que hay que repetirlo bastante veces. El caso más vistoso es el de las magias. Si nos fijamos dentro del inventario en nuestras magias, nos daremos cuenta de que tienen varios números al lado separados por un guión. El primer número es el nivel en el que se encuentra la mágia, mientras que los otros números sirven para hacer nos ver cuanto nos queda para llegar al siguiente nivel, cosa que ocurre cuando llegan a 100. Por cada vez usado una magia se añadirá 2 puntos. Para las armas lo mismo. Hay muchos tipos de armas y en un principio nuestros personajes están especializados en uno o 2 tipos de armas. cuanto más usemos las armas con más fuerza las usará y más veces podrá golpear, además de que tendrá más posibilidades de golpear. Si por alguna de aquellas le cambias al personaje de tipo de arma, independientemente de la fuera del arma tendrás que usarla repetidamente hasta que el personajes sepa manejarla y pueda golpear perfectamente a los enemigos. En un principio no hay ningún problema con esto... de hecho cuando nos acostumbremos al nuevo sistema de nivelación nos daremos cuenta de sus virtudes, y de lo bueno que es poder mejorar las cosas por separado y así evitar aumentar de nivel cosas que no nos sirve, pero la putada viene si jugamos al juego sin ser conscientes de como funciona dicho sistema (por suerte cuando vemos que algo falla nos daremos cuenta enseguida de lo que pasa) y si nos vemos obligados a cambiar el tipo de arma de nuestro personaje al no encontrar ningún arma más fuerte del tipo que el lleva. Además, ¿eh dicho que también hay que tratar de escapar un montón de veces para poder mejorar las probabilidades de éxito de nuestros personajes? Aunque sepamos de lo la nivelación esto nos pillará igualmente por sorpresa la primera vez que lo probamos, y dicha vez seguramente estaremos al borde de la muerte. Vamos, que independientemente de que sepamos o no del nuevo sistema de nivelación este nos va a tocar bastante las pelotas. Claramente el que guste o no dependerá del jugador, y en caso de que no llegue a gustarle y quiera acabar el juego va a tener que tratar de adaptarse a él.

Como ya dije anteriormente Leon no es usable hasta casi el final del juego. Por suerte, durante su ausencia, nos encontraremos con una serie de personajes que nos darán su ayuda. Es aquí cuando descubrimos los problemas en cuanto a desarrollo de la trama que presenta el juego. Estos compañeros tienen la mala suerte de morir de las formas más bruscas posibles. No inesperadas. Bruscas. Claramente la típica musiquilla tristona sonará después. Es aquí cuando nos enteramos que en teoría tendríamos que llorar. Pero no podemos, y eso se debe a una cosa... El juego no nos da motivos para encariñarnos de dichos compañeros. Vamos, es que ni siquiera nos llegamos a encariñar de los protagonistas. Es de entender que Square ve que el simple hecho de compartir batallas y aventuras con un personaje es motivo suficiente para cogerle cariño, pero el caso viene a ser que no sabemos nada de estos compañeros ya que su historia y carácter no están para nada desarrollados. Cuando mueren de esa forma tan brusca, diremos ¨Pues vale....¨. Luego están los giros de trama. Estos giros de trama, como es el caso de lo que le ocurrió realmente a Leon, uno ya se lo huele desde el principio. Es algo bastante irónico el pensar que el primer juego si que tenía un buen giro de trama, el cual era bastante ayudado al tener una trama demasiado típica, mientras que este juego con buena trama tiene giros de trama predecibles.

Luego pasamos a los combates en si. Estos combates al ¨azar¨, y pongo azar entre comillas porque en realidad se basan en los números de pasos que da el personaje del jugador, son ya de por si jodidos desde el principio. Este juego es más difícil que el primer juego, además de ser demasiado largo para un juego de la NES, y con razón. Los enemigos pueden meter a uno de nuestros personajes en estados infinitos. Con eso quiero decir que un personaje nuestro puede estar envenenado, petrificado, agilipollado, dormido y confuso a la vez, y si esto ya parece el colmo, allá por el final hay un tipo de enemigo que nos puede meter los 7 estados de un golpe. Para joderla más, volvemos al limite de 8 enemigos por pantalla, lo que nos asegura horas de sufrimiento, hasta el punto de empezar a odiar la música de batalla. Si el principio te parece difícil, mejor que no sepas como será la mazmorra final, la cual esta repleta de golems de tierra y toda una serie de enemigos despreciables que pondran en riesgo nuestra misión.Por suerte, esta vez, las mazmorras ya no son tan laberínticas, y enseguida nos encontraremos con el camino correcto.

El menú con el inventario y estadísticas de cada personaje es lo más logrado de este juego. La interfaz es muy cómoda y entendible, y nos permite organizar nuestro inventario de hechizos y objetos a nuestra manera para encontrar las cosas con mayor facilidad. De hecho, nos sentiremos como unos auténticos expertos organizándolo todo. Las estadísticas sirven de mucha ayuda para saber que es lo que mejor le vendría a nuestros personajes mejorar. También, como ya dije antes, las cosas se pueden mejorar por separado gracias al sistema de nivelación, por lo que siempre podemos ir a zonas ya dominadas para mejorar los hechizos como Pyro o Aero, además del ataque, algo que viene muy de perlas. Aunque eso si, eso cuesta mucho tiempo y requiere de mucha paciencia.

Este juego introduce otros elementos de propios de ¨Final Fantasy¨ como lo son los Chocobos (los cuales podremos montar si los atrampamos en un bosque) y Cid, ambos muy útiles en caso de querer viajar a otro sitio evitando los enemigos. Cuando nos subimos a la nave de Cid, especialmente cuando este nos la regala, será imposible que no encontremos sitio donde aparcar cerca de una ciudad, lo que es muy de agradecer. También tendremos un barco para navegar por agua, pero aquí claramente los monstruos si que nos atacaran. El encontrar los lugares es bastante fácil gracias a los NPCs, que al igual que en el primer juego resultan ser bastante útiles, con excepción de los de Myridian, los cuales sufren un lag de información bastante preocupante. Lo único que no me gustan son las posadas, las cuales son demasiado caras. Te sale más barato comprar un buen par de armas y que ir echarte una siesta en una de ellas. Por último cabe destacar que hay un pueblecito que, no se si debido a un glitch o algo hecho apostas por los creadores para hacer de las cosas más fáciles, aparece por todo el mapa del mundo en distintos sitios a la vez, incluido en mar. Resulta ser de bastante ayuda cuando se esta en problemas.

Sinceramente el juego me parece igualmente de bueno que el primer juego, aunque prefiero más el primero porque era más corto, se sufría menos y estaba esa evolución tan chula de los personajes. Pese a que ¨Final Fantasy II¨ tiene cosas que pueden no llegar a convencer, tiene otras cosas que lo compensan y que hacen que iguale en calidad al anterior juego, y que por lo tanto, hacen que valga la pena jugarlo.

Recomendable.


King Kong King Kong

¨King Kong¨ se trata de toda una sorpresa en cuanto a adaptaciones de películas.

En cierta crítica comenté que las adaptaciones de películas en formato videojuegos contaban con una gran cantidad de bazas, teniendo por lo tanto una enorme cantidad de posibilidades de salir algo original y divertido, pero que el hecho de llevar esos proyectos a personas que no tenían interés de lo que hacían o idea de como hacerlo mandaba todo a tomar por culo. Con esto no voy en broma y este juego lo demuestra.

Las bazas que comenté en dicha crítica eran que cada película tenía su propio universo y una serie de elementos que llevados al mundo de los videojuegos podían dar lugar a algo original y divertido en caso de saber como adaptarlo. En el caso de ¨King Kong¨ estos elementos son, además del hecho de poder controlar al propio Kong y liarse a mamporros con dinosaurios y aviones subido al Empire State, el explorar la Isla Calavera y el poder matar a los dinosaurios siendo humano con todo lo que este a mano.

Es un juego que nada más jugarlo uno sabe que los creadores sabían lo que hacían. Ya de primeras el juego presenta barras negras en las partes en las que controlamos a Jack que, a diferencia del posterior ¨The Evil Within¨, se pueden quitar en el menú opciones, en caso de que al usuario no le guste, lo que da a ver que Ubisoft quería que el juego fuese disfrutable para todos los jugadores. También, a diferencia de ¨The Evil Within¨, estas barras negras están justificadas. Debido al hecho de que el juego esta en primera persona (en las partes en las que controlamos a Jack) estas barras negras dan de verdad la sensación de que estamos viviendo una película, detalle que es ayudado por el dinamismo del juego, y no solo eso, también hacen de la Isla Calavera más bella de lo normal, y las escenas de acción más intensas. Cuando probé a ver que pasaba si quitaba las barras el juego ya no me parecía lo mismo.

Las escenas de acción en la parte de Jack son intensas y emocionantes. Esto se debe al hecho de que claramente vamos siempre escasos de munición, y muchas veces deberemos hacer uso de cosas puntiagudas que deberemos lanzar a modo de lanza. El lanzar estas cosas a los dinosaurios y bichos del juego mientras traatmos de que no nos hagan mucho daño es una experiencia única y bastante difícil de describir, que como ya he dicho antes, se ve ayudado por las barras negras. También podemos quemar esas lanzas para causa mayor daño a los enemigos y en algunos momentos de resolución de rompecabezas. Estos rompecabezas son fáciles pero sirven de respiro de tanta acción frenética.

Lo malo del juego son las partes de Kong, las cuales resultan ser bastante decepcionantes si las comparamos con lo vivido con las partes de Jack. Ya no es solo por el simple hecho de que damos mamporros en vez de matar dinosaurios ¨like a boss¨ (de hecho eso, junto a la forma de moverse de Kong por el escenario le da mayor variedad al juego, además de que la forma en que remata a los dinosaurios es una pasada, pero no tiene tanta fuerza como las escenas de Jack), sino que la cámara es una puta mierda y arruina el disfrute de estas etapas. La parte de Nueva York es el mayor representante de este caso, hasta el punto de que las cosas se nos irán de las manos en esa parte. Una pena, porque si esas partes estubiesen mejor enfocadas (en los dos sentidos), el juego podría haber llegado a ser algo más que una simple joya.

El juego es muy corto, pero lo compensa con una serie de extras y la posibilidad de rejugar nuestros capítulos preferidos para volver a vivir la experiencia. Entre los extras cabe destacar un final alternativo bastante interesante que se juega a modo de capitulo, y que incluye una batalla de aviones, pero también hay otros bastante interesantes como filtros de colores que dan un cambio estético al juego.

Por lo demás se trata de un juego a tener en cuenta y que merece la pena ser probado. Eso si, si lo vais a instalar para Windows 7 o en un sistema operativo superior mejor que busquéis el parche para solucionar los problemas que pueda causar la vejez del programa antipirateria que utilizó Ubisoft para este juego, porque por lo menos en mi caso tube que formatear el ordenador por su culpa. Igualmente como podéis ver valió la pena jugar al juego pese a los problemas en la instalación.


Advanced V.G. 2 Advanced V.G. 2

¨Advanced Variable Geo 2¨ se trata de la secuela de ¨Advanced Variable Geo¨, actuando a su vez como la tercera parte oficial de la saga ¨Variable Geo¨. ¨Variable Geo 2¨ es considerada por sus propios creadores como una secuela no oficial, por lo que esta incoherencia esta más que justificada.

Pese a que a primera vista no haya cambiado mucho respecto a su anterior entrega, si que lo ha hecho, y mucho. Esta vez hay 12 personajes frente a los 9 de la anterior entrega... 14 si contamos a los personajes que desbloqueamos para el Modo Versus y Time Attack, este último nuevo en la saga. De estos 14 personajes solo 3 son nuevos en la saga y 5 aparecen por primera vez como controlables. También se ha cambiado los movimientos de las veteranas de la saga, con los combates molando aún más debido a la cantidad de cosas que podemos llegar a realizar. La música es todo una pasada, pero la canción de Soto, el restaurante discotequero de Ayako Yuuki, sigue siendo la mejor de todas. Luego, como algo positivo para todos aquellos que odian el Eichii y el Hentai, este juego carece de imágenes eróticas o pornográficas, algo que es típico en la saga (llegando incluso a ser su principal elemento distintivo) y que servía como ¨recompensa¨ para el jugador en caso de ganar el combate. Eso si, ¨Variable Geo¨ sigue siendo ¨Variable Geo¨, y pese a que a los autores se les prohibió poner imágenes eróticas debido a lo perturbadoras que resultaban en la primera parte y debido a la concepción de las consolas como algo más para niños, se las arreglaron para poner un poco de fanservice... las chicas a las que derrotamos aparecerán durante nuestro comentario de victoria con la ropa rota, dejando asomar sus senos para disfrute del jugador. Esta es la mejor elección que han hecho a la hora de realizar el juego, puesto que ahora los jugadores pueden jugar tranquilamente al juego sin necesidad de cerrar las puertas en caso de que se les pille con las manos en la masa. Además, el no poder centrarse en las imágenes eróticas hace que los creadores se pongan más las pilas en lo que es el juego en si... por eso de que esta vez se juega mejor. Estos son los cambios más visibles y positivos del juego, pero luego están los negativos, que hacen del juego inferior a su anterior parte.

El fallo más importante esta en el Modo Historia. No es por la historia en si, sino por la forma en la que esta desarrollada. El Modo Historia de este juego tiene una trama más pesada y más buena que la de la anterior entrega, logrando que no haya ningún cabo suelto. El problema es que la forma en la que se desarrolla es monótona visualmente. En el primer juego la historia era acompañada por imágenes de lo más variadas, y pocas veces salían los retratos de los personajes participantes hablando entre si, dándole a la historia un mayor dinamismo. Aquí esta variedad se va al carajo y te ponen directamente lo de los retratos, con pocas veces poniéndote una escena que se salga de eso. Esto hace del Modo Historia un muermo total, pero solo por la escena final (la cual está completamente animada, y la animación es excelente) vale la pena jugarlo.

Luego tenemos los escenarios. Estos carecen de vida, y no cuadran con el colorido de los personajes. Además, se les notan muy vacíos pese a la cantidad de personajes que pululan por ahí, y pocos llegan a salvarse. Solo hay que ver el escenario de Ayako para darse cuenta de la cagada que han hecho. A destacar el escenario de Yuka, con el barman pajero.

No hay más errores, pero los citados anteriormente son motivo suficiente para poner al juego en un nivel inferior a su anterior entrega.

Por último hay que mencionar el Modo Arcade. Cada personaje seleccionable en este modo tiene su propio final, que involucra a otra luchadora de la plantilla. Incluso la protagonista del Modo Historia tiene un final distinto, ya que en este modo no nos enfrentamos contra la jefaza del Modo Historia. Este modo, junto al modo Time Attack darán un juego una mayor rejugabilidad, mayor que lo que daba el primer ¨Advanced Variable Geo¨.

En verdad es una pena lo de los cutres escenarios y el muermo que es el Modo Historia, puesto que si estos se hubiesen hecho bien este juego superaría perfectamente a la primera entrega. Igualmente el juego vale la pena jugar, y aún más teniendo en cuenta que jugablemente es más disfrutable que la primera entrega. Quien sabe... puede que con el tiempo le termine perdonando lo de los escenarios.


3D World Boxing 3D World Boxing

¨3D World Boxing¨ se trata de un juego de boxeo que peca de repetitividad.

Cierto, se trata de un juego de boxeo y, como tal, solo damos puñetazos, pero en el boxeo hay muchos tipos de puñetazos, y este juego solo reconoce el lateral y el de estomago, además del estúpido movimiento de bloqueo de cabeza, el cual la IA usará bastante con tal de ganar tiempo/hacernos perder tiempo. La excusa de que esto se debe a que este juego es viejo no sirve, puesto que en aquella época ya habían juegos de boxeo mejores y con una mayor variedad de puñetazos. La escasa variedad de puñetazos es mortal para este juego, puesto que los combates terminan siendo un puro intercambio de puñetazos a lo retrasado que hace que el jugador pierda interés debido a la falta de intensidad y emoción en estos.

Puede que para una combate al día esto sea soportable, especialmente si se juega con amigos, pero jugar más de un combate, o jugar un Torneo, es un muermo total, y aún más sabiendo que el juego no cuenta con música que ambiente las peleas. La música en el juego solo se escucha en los menús de selección y en las pantallas de carga y, todo hay que decirlo, es bastante buena (como es de esperar de un juego de Amiga), por lo que es una auténtica pena que no haya una música de pelea.

En el modo Torneo no podemos escoger un personaje, sino que el juego directamente nos escogerá el más mierda, al cual tendremos que ir mejorando para hacer frente a adversarios cada vez más fuertes. Si tenemos la suficiente paciencia y los cojones para continuar en este modo el final de este nos dará un buen infarto: resulta que nuestro personaje, ya un auténtico ricachón, decide retirarse. Vamos, que en vez de decirnos que somos el nº 1 y que hemos ganado el premio al mejor boxeador, el juego nos dice que nos retiramos porque si, lo cual en nuestro idioma vendría a ser que hemos perdido el tiempo inútilmente. Tras esto no es de extrañar que dejemos de lado ese modo. Y si dejamos de lado el modo principal del juego pasa que este se va al carajo.

El modo para un jugador nos permite escoger entre una serie de luchadores, la cantidad de estos siendo bastante grande, pero estos se distinguen entre si a duras penas, puesto que parece que hayan cogido el mismo sprite y simplemente lo hayan cambiado de color en el caso de ser negro y le hayan quitado o puesto un poco de vello facial, siendo por lo demás la silueta y la altura idénticas. Esto se nota aún más en la pantalla en la que se decide el ganador. El bloqueo de cabeza, usado exageradamente por la I.A. como ya dije anteriormente, no hace más que romper el dinamismo del juego, haciéndolo aún más aburrido. Es posible que el modo versus sea soportable el primer combate, aún más con amigos, pero tras este nos veremos obligados a dejarlo debido a los aburridos combates escasos de emoción. Puede que al día siguiente podamos soportar otro combate, pero sabiendo que hay juegos mejores de boxeo será raro que prefiramos volver a jugar a este juego tan cutre.

Vamos, que mejor hacer como si no existiera, y aún más teniendo en cuenta que hay auténticos clásicos en cuanto a juegos de boxeo se refiera.


Dungeon Siege III Dungeon Siege III

Puede que ¨Dungeon Siege III¨ se aleje en cuanto a modo de juego de las anteriores entregas, dejando de ser, por lo tanto, un juego tipo ¨Diablo¨, pero no por ello tiene que ser malo.

Posee un estilo de combate bastante intuitivo y fácil de manejar, además de una historia muy buena, llena de de referencias a las anteriores entregas de la saga, aunque de ¨Dungeon Siege II¨ solo se menciona a Azunai y al primer cataclismo. Puede que el juego no tenga mucha relación con los anteriores en cuanto a jugabilidad se refiera, pero si que guarda un enorme vinculo con estos en cuanto a la historia, por lo que sigue siendo merecedor de llamarse ¨Dungeon Siege¨.

El juego da a elegir entre cuatro personajes, todos ellos bastante carismáticos y con su propio conjunto de habilidades, lo que da bastante rejugabilidad al juego. Si bien es cierto que cada personaje sigue la misma historia que los demás, hay un par de detalles que cambian que, aunque insignificantes, serán motivo suficiente para despertarnos la curiosidad y jugar con el resto de personajes. A decir verdad, vale la pena, jugar con cada uno de ellos, puesto que es posible que nos encontremos con un personaje que nos parezca toda una auténtica gozada de manejar. En mi caso fue la pistolera.

Para aumentar aún más la rejugabilidad el juego presenta una ramificación de diálogos que puede cambiar el transcurso de la historia. La forma de funcionar de esta es bastante curiosa, puesto que, aunque en un principio solamente una o dos de las opciones nos parezcan buenas y las demás nos parezcan propias de una persona malvada, en realidad, independientemente de lo que elijamos, los personajes buscarán la parte positiva de nuestra idea y nos la tratará como buena. En ningún momento seremos villanos, siempre héroes. En un principio esto puede resultar ser bastante negativo, puesto que nos parecerá estúpido como los personajes nos perdonen y comprendan el asesinato de alguien que se ve a leguas que no es tan malvado como aparenta, pero si nos fijamos en nuestros compañeros nos daremos cuenta de que es lo que esta pasando.

Resulta ser que durante todo el juego estaremos acompañados por un compañero, de los tres que podemos encontrar. Dichos compañeros son el resto de personajes jugables, y nos ayudarán a enfrentarnos contra los enemigos, pero curiosamente también entran a formar parte de las conversaciones. En esos momentos en los cuales se nos plantea un dilema que debemos responder, es posible que dicho personaje apoye la decisión que tomemos, aumentando nuestra influencia en ellos. El caso es que cada personaje tiene su carácter y su forma de ver la justicia. Lo de Anjali es lo más exagerado en el juego, puesto que siempre nos apoyará las decisiones que a primera vista parecen más perversas. El caso es que a la hora de apoyarnos nuestro compañero dará una explicación de porque esta de acuerdo con nosotros, y entonces nos daremos cuenta. Estamos haciendo frente a uno de esos ejercicios psicológicos, donde cada cosa tiene varias formas de solucionarse y la que elijamos dirá mucho de quien somos, o lo que es lo mismo, el que respuesta veamos como buena y el que como mala dependerá de nuestro carácter. En mi caso, yo tendría un carácter similar a Lucas, debido a que siempre busco lo más beneficioso para todos, pero el que siempre quiera justicia con sangre encontrará su parecido en Anjali. Hay que reconocer que la historia del juego y el desarrollo de esta esta a la altura de lo que cabría esperar de de Square y Obsidian.

Esto es si nos paramos a ver la historia, que es lo mejor del juego, pero en cuanto al juego en si resulta ser entretenido y nada más. Es muy corto, y como máximo llega a entretener. En cuanto a su DLC, ¨Treasures of the Sun¨, decir que si que vale la pena comprárselo, puesto que añade muchas horas de juego y el nuevo escenario es bastante interesante, con una historia aún más atractiva que la campaña original y con algunos nuevos añadidos a la jugabilidad, aunque estos tampoco es que sean imprescindibles. La edición ilimitada viene con unos mini-DLCs, pero estos son una idiotez que vienen en forma de varios anillos y colgantes que tendremos desde el principio.

El juego cuenta con tres modos de dificultad, cada uno adaptada para un tipo de jugador, siendo el más disfrutable el fácil. El modo difícil te dice que te hará romper el mando o el teclado por lo difícil que es, pero tampoco es para tanto. Más que difícil se podría decir que es lento, pesado y aburrido, puesto que los enemigos cuestan mucho de matar y para postre habrá que pasarse todo el rato esquivando y atacando desde la distancia, puesto que ir a saco se podría considerar suicidio.

El juego también ofrece modo cooperativo, tanto offline como online, lo que añade más rejugabilidad al juego, además de hacerlo más divertido, aunque eso si, esta bastante chungo encontrar gente en el online y para el offline se necesita dos mandos de XBox 360. Lo único malo que le veo al juego es la excelente habilidad de los personajes para quedarse atascados en cualquier sitio, aunque por suerte, con la ayuda del movimiento evasivo se pueden desatascar.

Por lo demás llega a entretener, y hay que darle una oportunidad pese a las malas críticas que recibió por parte de los fans de la saga al desviarse de lo que era en cuanto a jugabilidad las anteriores entregas de ¨Dungeon Siege¨. Es pura idiotez criticar a un juego por lo que no es.


Fading Shadows Fading Shadows

¨Fading Shadows¨ se trata de un juego de puzzles para la PSP que gira en torno a una especie de bola. Los puzzles que presenta el juego son basados en el equilibrio y la reacción, puesto que en todo el juego deberemos tratar de que la bola no se nos salga de las manos, y aunque en un principio parece que dentro de un nivel se nos presenta varios puzzles que hay que resolver para resolver el puzzle principal, estos siguen tirando por la reacción. Lo más parecido a estrujarse el cerebro que tiene este juego es el saber que tipo de bola usar y a cuanto deberemos ajustar el haz para evitar que esta se nos salga de las manos. Igualmente hay veces que el juego tratará de trollearnos, tratando de mandarnos por el camino equivocado, cuando en realidad hay una mejor y más sencilla forma de resolver el puzzle, por lo que hay que estar atento.

Dentro de lo que cabe es un juego entretenido, con buenas ilustraciones que ilustran la historia principal, y unos puzzles bastante ingeniosos, por no hablar de la música, que es genial, pero bastante corto y con ningún modo que alargue la rejugabilidad. Lo único que puede hacernos volver a jugar el juego son las piezas de puzzle, en caso de que alguna se nos haya escapado, pero estas por lo general son muy fáciles de encontrar y lo único para lo que sirven es para completar un rompecabezas, nada más.

Por lo demás, sirve para pasar el rato.


No Gravity: The Plague of Mind No Gravity: The Plague of Mind

¨No Gravity¨ se trata de un juego indie que salió en para la PlayStation Store, por lo que claramente no se puede esperar mucho de este, aunque hay que reconocer que visualmente es un juego muy bien logrado.

El juego cuenta con un problema, y pese a ser solo un problema, me vale como para darle esta nota, puesto que este problema afecta la parte a la que le doy mayor merito en el mundo de los videojuegos y, como tal, a la que atribuyo la mayor parte de las nota que doy en mis criticas: la diversión. El juego, por lo menos para mi, no me divierte, y he estado apunto de quedarme dormido mientras lo jugaba. Quizás sea por la voz de la narradora, tan suave que es casi imposible no bostezar. También es posible que sea por la sensación de cámara lenta, o ese ambiente pausado que tiene el juego durante sus niveles. O quizás sea por que todos los niveles son repetitivos, ubicándose casi siempre en el mismo escenario (el espacio), y con las misiones consistiendo siempre en lo mismo, salvo en varias ocasiones. El caso es que me ha sido imposible encontrarle algo de diversión al juego, y aunque en un principio servía para pasar el rato, a medida que iba avanzando se volvía cada vez más cansino, hasta el punto de que no puedo aprobarlo.

Como ya he dicho antes, este es el único fallo que le veo al juego. Todo lo demás esta bien, dando la posibilidad de alternar entre 1º y 3º persona con fines estratégicos, y con la posiblidad de elegir entre tres personajes, cada uno con su propio parámetro, que dan un toque más estratégico al juego, puesto que, por ejemplo, hay un nivel que tiene lugar en un túnel donde debemos destruir minas, y aquí es mejor escoger la nave más lenta, porque de coger la más rápida se nos hará más fácil el ahostiárnosla. También hay veces que se escucha una especie de cancioncita bastante agradable, algo similar a algunos de los juegos de ¨Ace Combat¨, principal influencia de este juego, que durante algunas escenas ponían música de acompañamiento.

En cualquier caso, el juego me ha parecido un auténtico coñazo, y resalto el ¨me ha parecido¨, puesto que he visto bastantes rewievs positivos del juego y es posible que a los amantes de este tipo de juegos les sea más disfrutables. En cualquier caso podéis probarlo y sacar vuestras conclusiones.


Total de críticas: 638

Páginas de resultados:



Buscar juego:

Volver a juegos

Volver a abandomoviez


¿Quiénes somos? | Contacto | Anúnciate en aBaNDoMoVieZ | Últimas actualizaciones | Política de Privacidad / Cookies

home

Visita nuestras secciones:

Películas de Terror | Mejores Películas de Terror | Mejores Películas | Estrenos 2015 | Estrenos DVD | Estrenos BLU RAY | Bandas Sonoras

Películas en televisión | Circuitos de Puntuaciones | Trailers | Clips | Series | Cortos | Asesinos | Libros | Juegos | Festivales

Taquilla España, USA, México, Argentina | Quiz Abandomoviez | Concursos | Fanter Film Festival | Horror Movies

El copyright de los posters, imágenes, trailers y clips que se incluyen en este portal pertenece a los respectivos
autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados. Todos los derechos reservados. 2002-2019
aBaNDoMoVieZ ® CIF/NIF: 76026608Q