X
AVISO:Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
logo abandomoviez
Jack el Destripador

Críticas de Jack el Destripador

Alien Shooter Alien Shooter

¨Alien Shooter¨ se trata del mata-mata por excelencia, y uno de los mejores de este tipo.

El juego no cuenta con un argumento que llame la atención, siendo más que nada una excusa para empezar a matar aliens, y el desarrollo de este llega a ser bastante pobre, con un texto informativo que aparece en la pantalla de mejora del personaje y que, para postre, esta situado en la esquina inferior izquierda, bajo el retrato del personaje, haciendo que sea difícil de darse cuenta de la existencia de este. Fue por casualidad que terminé dándome cuenta de la existencia de este texto, que se convertía de forma automática en la descripción de las armas y objetos a comprar cuando se pasaba el cursor sobre estos, haciendo esto que fuera aún más difícil de darse cuenta de su existencia. Dicho texto, llega a ser en ocasiones bastante importante, puesto que en algunos niveles se nos hablará de una serie de factores que deberemos tener en cuenta si queremos sobrevivir, por lo que hubiese estado del todo mal dejar este mensaje informativo en un lugar aparte de la ventana de mejoras. ¿Que tal por ejemplo pulsar F1 para que te salga dicho mensaje en vez del obvísimo tutorial, ya que el juego nos recuerda a principio de cada puto nivel que podemos ver como se juega al juego pulsando esa tecla?

La verdadera razón por la que no le doy el 10 no tiene nada que ver con el argumento. ¨Alien Shooter¨ es un juego que solo esta hecho para divertirse sin calentarse demasiado la cabeza y sin obligar al jugador a prestar completa atención al argumento, metiéndolo en seguida en la acción, por lo que ponerle a parir por esto es una idiotez. La verdadera razón es que el juego (pese a ser la rehostia) no me ha marcado o llegado a mi corazón. Esto se debe a que, quitando de lado la jugabilidad, el juego no llega a sobresalir en ningún aspecto más. Dicho de otro modo, el juego es demasiado simple como para poder darle más nota.

Dejando ya de lado la parte negativa del juego, toca hablar de la razón por la que este juego es de los grandes. Lo que el juego peca en historia se compensa con una mecánica de juego completamente adictiva y llena de adrenalina. Si bien es cierto que en el modo campaña el juego tarda en arrancar, una vez que lo hace es una auténtica pasada, con escenarios petados de aliens, y con armas que vamos consiguiendo cada cual mejor que la anterior. Lo mejor en la acción es la música metalera que ambienta la matanza, que logra darle mayor intensidad a los tiroteos. Luego también esta el hecho de que haya paredes que se pueden destrozar y ocultan dinero y demás objetos útiles, animándonos a coger la doble pipa con munición infinita y empezar a liarnos a tiros con el vacío con el fin de ver si damos con una de estas zonas secretas. El hecho de que los aliens puedan aparecer por sorpresa de las paredes hace del juego más emocionante al estar constantemente en peligro. Eso si, lo mejor de todo es el penúltimo nivel, el cual es una puta pasada que vale la pena vivir. En dicho nivel si que sabremos lo que es sentir la adrenalina correr por nuestras venas.

Si el modo campaña te ha parecido una pasada, que sepas que no es lo mejor del juego. No... el modo survival se lleva la palma. Empieza flojo, pero cuando se vuelve serio, llegará un momento en el que no sabremos porque seguimos vivos, hasta que nos demos cuenta de que mientras corremos a ciegas al no ver entre tanto alien acabamos recogiendo sin saberlo vida y demás cosas útiles.

Todo esto hace que ¨Alien Shooter¨ sea un juego que valga la pena tener instalado en el ordenador para poder pasar un buen rato en caso de aburrimiento, y es que en cuanto a rejugabilidad el juego llega a ser bastante insuperable.


Kung-Fu Master (Kung Fu) Kung-Fu Master (Kung Fu)

El principal merito de ¨Kung-Fu Master¨ es el de ser el primer beat¨em up de la historia de los videojuegos. Por lo demás, es un juego bastante simple, donde todos los enemigos, con excepción de los jefes, se derrotan de un puñetazo, pero por ser simple no significa que haya quedado del todo desfasado.

He llegado a probar dos versiones de este juego. La de recreativa, que es extremadamente difícil con los enemigos sin dejarte un respiro, y la de la NES, la cual llega a ser más fácil y por ende, más divertida. Llega a ser bastante curioso, pero en cuanto a gráficos y sonido prefiero más la versión de la NES. La simpleza de los gráficos le da un encanto que la versión de recreativas no logra alcanzar, y los gritos del personaje a la hora de atacar suenan bastante suaves y por ende menos irritantes que los de la versión de arcade. Los efectos de sonido al golpear a los enemigos también molan bastante.

Otra cosa por la que me gusta más la versión de la NES es por lo fácil que llega a ser. Es tan fácil que ni siquiera tuve que hacer uso de los Save States del emulador para lograr terminarla. Todo se basa en reflejos y tácticas que tras varios intentos fallidos lograremos descubrir. La forma de derrotar a los jefazos también es haciendo uso de tácticas, tratando de explotar las debilidades de estos, las cuales son más obvias en el grandullón y el que va armado con un boomerang.

El problema del juego es que no tiene un final propiamente dicho. Todo termina siendo un eterno bucle donde deberemos rescatar una y otra vez a la chica hasta que perdamos o quitemos el juego. Claramente el juego se va volviendo más complicado, con los enemigos normales atacándonos incluso cuando estamos luchando contra el jefazo.

Pese a esto sigue siendo un juego bastante divertido, que nos mantendrá enganchados durante un buen rato cada vez que le metamos mano, además de que el hecho de que sea extremadamente corto hace que sea más rejugable que la mayoría de los beat¨em ups.


Soul Calibur Soul Calibur

Se trata de la secuela de ¨Soul Blade¨, y la primera entrega de la saga en llevar el nombre de ¨Soul Calibur¨.

En verdad no hay mucho que contar sobre esta entrega. Es una especie de ¨Tekken 3¨, solo que ubicado en tiempos pasados y con los personajes llevando armas en vez de darse puñetazos. Lo de ¨Tekken 3¨ no va en broma... el menú de inicio, la pantalla de presentación de la próxima batalla, la cuenta atrás, la mayor parte de modos sacados de este... solo el cambio en el estilo de lucha y la banda sonora hacen que el juego tenga un aire propio.

El plantel de personajes es más grande, contando ahora con más personajes veteranos en la saga, como es el caso de Maxi, y al ser su primera aparición, el juego ya es importante jugarlo con tal de saber más de su historia. El modo arcade tira por lo mismo que en ¨Soul Blade¨, solo que esta vez hay un combate entre rivales bastante descafeinado, donde los participantes sueltan un par de frases chorras que no vienen al cuento, ya que parece que se las dicen para si mismos. Además, el final de cada personaje no es una cinemática, sino una serie de imágenes acompañadas por texto, aunque este cambio es en parte bueno, puesto que cuadra con la idea del juego de estar hablando sobre viejas leyendas, y no hay forma de quitar el arma del oponente como ocurría en el primer juego.

En cuanto al modo historia, no esta nada mal, y llega a estar más o menos a la altura del de ¨Soul Blade¨, teniendo sus propios pros y contras. Esta vez, en vez de seguir de más de cerca la historia de cada personaje, estos actúan como nuestro avatar, y deberemos superar con ellos una serie de desafíos. Estos llegan a ser más fáciles y disfrutables que los del primer juego, y para compensar el hecho de que no podamos ver desde más de cerca la historia de cada personaje, el superarlos nos da dinero que podemos usar para desbloquear contenido extra en el juego, incluyendo el que pasó al final del primer juego y algunas imágenes que dan la sensación de que el juego tiene una historia aún más profunda de la que aparenta y que hubiese sido mejor tratado en una serie. Quizás no sea tan largo como en el primer juego, pero si más rejugable debido a su escasa dificultad, aunque no llega a ser tan interesante como el de la primera entrega al no contar más a fondo la historia de cada personaje. Otra cosa a destacar de dicho modo, es que sirve bastante para mejorar nuestras habilidades en el juego y que, al contrario de la primera entrega, da consejos y buenas explicaciones de lo que hay que hacer para terminar una determinada misión.

Pese a que el modo Soul no cuente la historia de los personajes, hay un modo donde podemos leer la biografía de estos y saber más de su historia y de su papel en el juego.

Otra cosa a destacar es que algunos personajes disponen de más de dos trajes a seleccionar.

Luego tenemos el modo de exhibición, donde podemos ver como los personajes en el juego hacen gala de sus movimientos. Parece mentira, pero el ver como se mueven hace que terminemos quedando atontados delante de la pantalla del televisor, por lo que llega a ser un buen añadido para el juego.

Por lo demás, es un gran juego, donde destacan sobre todo las peleas y la cantidad de movimientos que podemos realizar con nuestros personajes, todas ellas ambientadas con una gran banda sonora y unos escenarios superiores a los de la primera entrega, la mayor parte de los cuales volverían a aparecer en otras entregas de la saga. El resto de modos hacen del juego aún más rejugable.

Eso si, sigo prefiriendo más la primera entrega.


Mamono Hunter Yohko: Dai-7 no Keishou Mamono Hunter Yohko: Dai-7 no Keishou

¨Mamono Hunter Yohko¨ se trata de un juego basado en la serie de OVAs del mismo nombre, aunque cuenta con una trama independiente de esta.

El juego en si ayuda a pasar el rato, además de tener un aspecto visual bastante curioso, pero falla a la hora de meter un tiempo bastante ajustado para terminar el nivel. Al meter este tiempo tan ajustado tendremos que ir a prisas a lo largo de los niveles, mientras lidiamos con los fastidiosos enemigos, los cuales con más calma se podrían matar con facilidad. Para postre el tiempo continua corriendo en el enfrentamiento contra el jefazo del nivel, por lo que deberemos lidiar con la frustración de tener que tratar de llegar al jefazo con tiempo de sobra para derrotarlo (y luego esperar poder derrotarlo). En el caso de que el tiempo termine perderemos una vida y deberemos empezar desde el último punto de control puesto por el juego.

Para compensar esto, y evitar que el juego se vuelva más frustrante de lo que ya es, tenemos la posibilidad de cargar nuestra arma para formar un escudo, el cual podemos lanzar para atacar a los enemigos desde más lejos (además de poder cubrirnos con él en caso de tenerlo), y hay una serie de esferas que hacen que recuperemos toda la vida. Claramente habrá que saber cuando quedarnos quietos para acabar con los enemigos desde lejos y cuando será mejor darse prisa.

Otra cosa positiva del juego es que, pese a haber sido lanzado exclusivamente en Japón, no hay texto, solo imágenes que aparecen a lo largo del juego, por lo que la simple trama se puede entender con facilidad.

Por lo demás, sirve para pasar el rato, pero a la hora de jugarlo hay que tener en cuenta que no nos vamos a encontrar con gran cosa.


Advanced Busterhawk Gleylancer Advanced Busterhawk Gleylancer

¨Gleylancer¨ básicamente se trata del típico shoot¨em up de la época de la Mega Drive, aunque cuenta con la peculiaridad de tener un argumento que se va desarrollando a lo largo de todo el juego, algo que resulta ser bastante curioso si tenemos en cuenta el género al que pertenece el juego (el cual siempre apuesta por el juego directo) y el año en el que se realizo. Aunque eso si, esto no quiere decir que el argumento sea toda una pasada... solo va de una chica tratando de salvar a su padre.

Por lo demás, llega a ser un juego tan divertido como difícil, y destaca especialmente por su banda sonora y la opción de elegir entre diversas tácticas de disparo para los satélites que orbitan nuestra nave (en caso de que los hayamos recogido), cada una con sus propias ventajas e inconvenientes, que deberemos adaptar para para hacer frente a las diversas situaciones de peligro en que nos meterán las naves enemigas.

El juego posee una dificultad progresiva, volviéndose extremadamente hardcore al final de este, hasta tal punto de que deberemos tener unos reflejos de oro para esquivar cada ataque enemigo que nos venga. La dificultad progresiva es una buena elección puesto que nos permitirá disfrutar del juego un gran rato hasta llegar por la parte final, donde se volverá un auténtico desafío.

Todo esto hace que el juego valga la pena jugarlo, pese a lo castrado que este el género, y el hecho de que haya un parche para traducirlo al inglés hace que haya menos excusas para querer jugarlo.


The Zombie Shotgun Massacre 2 The Zombie Shotgun Massacre 2

Básicamente es la misma mierda que ¨The Zombie Shotgun Massacre¨, solo que han hecho de las carreteras más amplias para que haya una mayor cantidad de zombies en pantalla. Al ocupar más sitio la carretera los desarrolladores se han visto obligados a reducir el tamaño de las cartas de ídolos. Claramente esto conlleva a un problema, y es que el único motivo por el que el contenido de las cartas se mostraba en pantalla era para distraer la atención del jugador con la ¨belleza¨ de las ídolos. Debido a esto, los creadores se han visto obligados a hacer que las cartas parpadeen. Las ídolos de las cartas siguen siendo tan feas como de costumbre, pero el constante parpadeo de estas hará que nos sea difícil evitar verlas hasta que lleguemos a adaptarnos a la situación y superarlo.

Se ha añadido un nuevo tipo de zombie, y se ha quitado otro (el que iba con una motosierra) que básicamente es una chica que no para de correr y va armada con una guadaña, y los creadores del juego, ya sea por coña o por olvido, han cambiado completamente el look de la protagonista, cosa que no tiene sentido al tener lugar justamente después del primer juego. Los niveles, otra vez 3, consisten en recoger objetos necesarios para pasar de nivel, y cuentan otra vez con la presencia del pervertido, pero esta vez simplemente nos dará una cosa completamente necesaria para completar el primer nivel del juego. Las cartas de ídolo necesarias para esto se recogen en un santiamén gracias a la enorme cantidad de zombies en pantalla. Esta vez no hay ningún jefazo, aunque a decir verdad, el jefazo del primer juego terminaba convirtiéndose en un enemigo cualquiera.

Se han añadido y quitado cosas, hasta el punto de que ni es mejor ni es peor que el primer juego. Básicamente sigue entreteniendo, pero no llega a divertir en ningún momento. La tercera parte aparenta tener mayor contenido, pero viendo el resultado de este juego, ya veremos si resulta ser más divertida e interesante o se queda en el intento.


Gun Gun

¨Gun¨ es un juego que llega a resultar ser bastante curioso, más que nada porque es un juego de acción con elementos de RPG y mundo abierto que tiene lugar en el lejano oeste, y juegos que tengan lugar en el lejano oeste los hay pocos, y aún menos de mundo abierto y con toques RPG.

En cuanto a acción el juego mola un puñado, especialmente por el uso de la cámara lenta, que junto con la habilidad de cambiar de objetivo una vez estemos dentro de dicho modo, sirve para que podamos imitar los rápidos reflejos con la pistola por los que son tan famosos los vaqueros (especialmente los de las películas).

En cuanto a mundo abierto, puede llegar a decepcionar bastante, especialmente si no sabes bien de que va este juego cuando lo vayas jugar. En dicho aspecto es un juego muy limitado, siendo extremadamente corto, con una mapa muy pequeño, y unas misiones secundarias (o trabajos), las cuales, una vez terminado el juego, no tienen mucho sentido el realizarlas, puesto que están puestas ahí más que nada para mejorar los atributos de nuestro personaje y comprar mejoras para las armas. Dichas misiones secundarias también son escasas y se dividen en 4 partes: Carteles se Busca, Pony Express, Caza y Ayudante del Sheriff. En ellas básicamente haremos la misma mierda que estaremos haciendo a lo largo del juego... acabar con los malos y montar en caballo, y aunque no llegan a ser aburridas, tampoco llegan a ser lo suficientemente divertidas y emocionantes como para animarnos a realizarlas (las de Sheriff son las más atractivas de todas). Para postre, una vez terminadas, no las podemos volver a realizar, por lo que la vida del juego se irá al garete en muy poco tiempo. La exploración del mapa tampoco tiene mucho sentido, puesto que, además de pasar por todos los lugares por cojones a través del historia, no hay nada que valga la pena ver en las arenosas tierras del lejano oeste. Esto último no le resta puntos al juego, puesto que, seamos sinceros, en las verdaderas tierras del lejano oeste no hay nada que pueda resultar ser de interés. Otra cosa a poder realizar en el juego es liarse a tiros con los ciudadanos, pero una vez estando nuestro personaje mejorado, esto no tiene ni gracia, puesto que no nos llegarán a hacer cosquillas.

En cuanto a los toques RPG, no están nada mal, pero es una parte escasamente visible en el juego y que podía haber dado para más. Además, las mejoras en nuestro personaje se llegan a apreciar más con las nuevas armas que conseguimos a lo largo del historia que en las mejoras que conseguimos comprándolas o realizando misiones.

Esto es lo único malo que le veo al juego. Por lo demás, posee una historia muy buena y atrapante. Es corta, si, pero es que no daba para más, por lo que la duración del juego es un buen acierto, después de todo. Los paseos a caballo, con la ayuda de la banda sonora y de los paisajes, son una experiencia muy relajante que vale la pena disfrutar, al igual que el ir a saco con las espuelas cuando estamos a punto de entrar en cualquiera de las dos ciudades, y así entrar en estas ¨like a boss¨.

Se mire por donde se mire es un gran juego, y llega a dar un buen sabor de boca pese a sus defectos, por lo que no será de extrañar que pasado un tiempo uno vuelva a jugarlo. Eso si, en cuanto a mundo abierto y elementos de RPG, daba para más, de hecho, uno se siente bastante triste al ver el potencial desperdiciado que hay en el juego, por lo que lamentablemente no le puedo dar tanta nota como me hubiese gustado.

Por lo demás, merece la pena probarlo, aunque sea solo para disfrutar del modo historia y ver lo genial que se controlan aquí los caballos.


BloodRayne BloodRayne

¨BloodRayne¨ en un principio puede aparentar ser un mata mata más, pero cuenta con una serie de elementos que hace que valga la pena jugarlo.

Por una parte tenemos la genial actuación de voz española, aunque en caso de no encontrar la versión en español, las voces en ingles también son geniales. Mientras en la versión en español Rayne suena como una auténtica macarra y a veces hasta como una intelectual, la versión en inglés tiene una voz más sensual que le da al personaje un aire más despreocupado. Bastante contradictorio, si, pero independientemente del aire que se le da, BloodRayne llega a tener un enorme carisma, además de un aspecto que le hace un personaje difícil de olvidar aún habiendo visto de ella una foto.

Luego de esto, tenemos el hecho de que Rayne sea una semivampira, lo que significa que podemos chupar la sangre a nuestros agresores como una forma de recuperar vida. Mientras le chupamos sangre a alguien, podemos girar a este, y a su vez la cámara, en un intento de hacer uso de él como escudo o de disparar a los enemigos que vienen alrededor.

Eso si, lo que de verdad llega a llamar la atención es el uso de la cámara lenta en el juego. Al contrario que ¨Max Payne¨ podemos hacer uso de ella a nuestra voluntad y sin limites, hasta el punto de poder alternar entre la cámara lenta y la velocidad normal para cargarnos a nuestros enemigos. Debido a esto, la cantidad de diversión y de descarga de adrenalina que conseguiremos con el juego dependerá exclusivamente del buen uso que hagamos de ella. Mola bastante silbar mientras hacemos uso de dicha cámara lenta.

Otra cosa a destacar es la exploración en el juego. Rayne es muy ágil y puede llegar a saltar y escalar por muchos sitios, aunque esto se aprecia más en la última parte del juego, en el castillo. Mola bastante llegar a la parte más alta de las torres y apreciar la belleza de la luna.

El juego también cuenta con cinemáticas. Estas son muy pocas, pero están muy bien hechas.

En cuanto a los enemigos, es bastante curioso. Rayne cuenta con una lista de oficiales nazis a los que matar, y al matarlos veremos su muerte a cámara lenta y su foto tachada en dicha lista. Pese a que estos son enemigos bastante importantes, hay algunos de estos oficiales a los que se les podría considerar jefazos, puesto que no se les puede matar tan a la ligera y tienen su introducción. Dichos jefazos son, junto a Rayne, los personajes más carismáticos de los que dispone el juego, y es bastante curioso, puesto que solo aparecerán en ese momento y no sabemos nada de ellos. Hay uno que ni siquiera habla. Los combates con estos son lo mejor del juego, y en el caso de los gemelos, será uno de los mejores combates que viviremos en un videojuego. Es un combate muy noble, tanto que llegará a dar pena el cargárselos.

Hay una parte donde manejaremos a un mecha. Eso le da bastante variedad al juego, además de ser un momento bastante inesperado. En un principio es bastante difícil de controlar, pero una vez pillado el truco no tardaremos en controlarlo bien.

Lamentablemente, la trama del juego no llega a ser para tanto, los escenarios terminan volviéndose repetitivos, muchas veces estaremos todo el rato recorriendo los pasillos en busca del lugar a donde ir, y al final el juego en si terminará volviéndose bastante repetitivo, aunque por suerte llega a ser bastante corto. Es en todo esto donde ¨Max Payne¨ llega a triunfar sobre ¨BloodRayne¨, aunque igualmente la batalla final y el final del juego en si, llegan a dejar un buen sabor de boca, el suficiente como para que más tarde se nos pase por la cabeza el jugarlo, y aún más si recordamos la de maravillas que podíamos hacer con la cámara lenta.


Leisure Suit Larry Goes Looking for Love (In Several Wrong Places) Leisure Suit Larry Goes Looking for Love (In Several Wrong Places)

La segunda entrega de la saga de ¨Larry¨ llega a ser bastante sosa, de ahí el bajón de nota que pega por mi parte con respecto a su anterior entrega.

Una cosa a tener en cuenta a la hora de jugar el juego es que, en caso de haber jugado en un principio a la versión VGA del primer juego, vamos a encontrarnos una ausencia casi total de la música, y un estilo de juego que nos resultará raro en caso de no haber jugado a las aventuras gráficas de la época. En pocas ocasiones llegaremos a escuchar algún tipo de melodía, y las acciones dentro del juego se realizan a través del teclado. El tema de como se realizan las acciones es lo de menos, es más, llega a ser aún más práctico, rápido y cómodo, además de que en caso de quedarnos sin inspiración podemos escribir las chorradas que queramos hasta que nos venga una idea. El caso de la música si que llega a ser un tema del que será muy difícil acostumbrarnos. La ausencia de la música hace del juego bastante lento, aunque a la hora de pensar llega a ser bastante útil el que carezca de esto. Igualmente, hay que entender que el juego es de finales de los 80, y que por el tema de las limitaciones no se podía hacer nada más, por lo que esto aquí no resta nota. Hay que destacar que, respecto a la versión original del primer juego, aquí se ha añadido soporte para el ratón, que se utiliza para mover al personaje. Lamentablemente resulta ser más práctico mover al personaje con el teclado, ya que en rato, y aún más si tenemos que ponernos a escribir, por lo que llega a sobrar bastante esta opción.

La verdadera razón del bajón que sufre el juego es que no llega a ser del todo un juego de ¨Larry¨. Hay ligoteo de por medio, pero la historia se trata de una especie de película de espías a lo James Bond que sirve de excusa para meter tropecientas formas de morir en el juego, algunas de ellas por estar mucho tiempo para hacer algo, por lo que la experiencia en el juego puede también llegar a volverse bastante frustrante, teniendo que guardar y cargar una enorme cantidad de veces. Cierto, las muertes en el primer juego eran la caña y lo mejor de este, pero el problema es que en este juego casi ninguna llega a hacer gracia.

Otra razón por la que el juego no mola tanto como el primero y que deriva de lo anteriormente dicho, es el cambio de contexto. En el primer, la ambientación nocturna le quedaba bien al personaje y le daba un toque bastante relajante y nostálgico al juego. Además, la zona de exploración era pequeña, y nos dejaba ir a nuestro libre albedrío a la hora de solucionar los diversos problemas con los que nos encontrabamos. Aquí todo tiene lugar en el día, y el ir a la nuestra no es la mejor opción, puesto que hay veces que podemos morir tras un plazo de tiempo, por lo que siempre tendremos que tratar de encontrar el lugar hay que ir. Además, por motivos de la historia, iremos pasándonos de un lugar a otro, por lo que el juego termina siendo bastante lineal. El juego también es más largo, aunque igualmente se puede acabar en un día si se sigue una guía o si se sabe lo que hay que hacer.

En cuanto a la parte humorística, es lo mejor del juego, y lo que hace que no decaiga tanto como podría haberlo hecho. El juego viene cargado de humor (no hace tanta gracia como el primer juego, pero sigue teniendo algo) y de momentos bastante memorables que hacen que valga la pena jugarlo, pero estos no llegan al nivel del primer juego. Hay veces que el juego se esfuerza en mostrar imágenes a tamaño completo que llegan a resultar ser unas auténticas obras de arte.

En cuanto a rejugabilidad, pierde mucho por culpa de esos largos ratos que deberemos esperar para que Larry llegue a otra parte de la jungla, además de por algún que otro momento pesado en el juego. El hecho de que sea bastane largo no ayuda en mucho. Esto es muy al contrario del primer juego, que al ser tan corto y gracioso siempre da ganas de volver a jugarlo otro día.

Por lo demás, los chistes y momentos delirantes que el juego ofrece hacen que valga la pena jugarlo, además de que hacen que el juego sea más soportable, pero lo pesado que termina siendo de todas formas hará que no tengamos muchas ganas de volverlo a jugar tras haberlo terminado.


Saints Row Saints Row

¨Saints Row¨ se trata de una genial alternativa a los ¨GTA 3¨, además de poseer los suficientes elementos para diferenciarse de estos y tener personalidad propia.

Es un juego repleto de personajes carismáticos con los que nos terminaremos encariñando (en especial Johnny Gat), que nos ayudarán y obstaculizarán a través de las misiones de que conforman el juego, tanto primarias como secundarias. De hecho, hasta nuestro personaje principal, al que deberemos crear al comienzo del juego, se puede volver de forma bastante inesperada en un personaje bastante interesante, que pese a ser muy callado, dará lugar a los momentos más cómicos del juego.

Hay muchas cosas a destacar del juego, pero lo mejor llega a ser sin lugar a dudas las misiones que conforman la historia principal, las cuales se reparten en tres líneas argumentales, centradas cada una en una banda. Todas ellas darán lugar a buenos momentos y escenas de mucha acción, hasta llegar al climax final donde deberemos acabar con la banda. Pese a que todas las misiones se resuman en pegar tiros y realizar locas persecuciones por la ciudad de Stillwater, el contexto de cada una de ellas es diferente por lo que llegan a ser bastante variadas en su manera. La historia engancha hasta tal punto de que no nos pararemos a mirar las demás posibilidades que nos ofrece el juego, con excepción de las misiones secundarias que son necesarias para conseguir respeto, el cual, a su vez, es necesario para realizar misiones de mayor calibre. Las demás posibilidades que nos ofrece el juego son tiendas donde comprar música, ropa y joyas, además de la búsqueda de objetos ocultos, los cuales son una serie de discos y unos grafittis.

El único problema que posee el modo historia es que no ha sido traducido al español. Pese a que el juego llegó a España y tenga texto en español, por algún motivo los subtitulos en las cinemáticas están en ingles. Esto en un principio no debería suponer ningún problema, pero teniendo en cuenta que hablamos de un juego sobre gangstas, y que claramente el lenguaje barriobajero y chapucero, repleto de tacos, propios de estos será predominante, nos vamos a encontrar con conversaciones de las que resultará ser bastante difíciles de seguir, pero por suerte, hay un apartado llamado Historia entre las opciones donde se hace un resumen de las secuencias en español, además de que el texto explicando lo que debemos hacer que sale después de la secuencia nos aclarará las dudas que tengamos sobre lo que acabamos de ver. Teniendo en cuenta esto, el único problema que nos podemos encontrar por culpa de esta mala localización a nuestro idioma será que tal vez nos perdamos algún que otro chiste.

Además de las misiones principales, se encuentran las misiones secundarias, aquí llamadas ¨Actividades¨. Dichas ¨actividades¨, con excepción de dos, tienen un apartado en cada zona de la ciudad, y completar todos los niveles de cada apartado nos recompensará con una ayuda para el juego. Hay actividades muy chistosas, como el de ¨Fraude al Seguro¨, y otras bastante divertidas como la de ¨Caos¨. Todas son muy variadas y algunas se centran en un tipo de misión que nos encontramos durante la historia, por lo que pasaremos un buen rato jugandolas. Otro motivo por el que nos animaremos a jugarlas es porque cada una viene precedida por otro estrafalario residente de Stillwater, siendo los más carismáticos dos que nos encontraremos en ¨Trafico de Drogas¨.

Las tiendas, por su parte, nos ayudarán a personalizar de mejor forma a nuestro personaje y nos darán música. Esta última es un apartado muy importante y que hace que el juego llegue a destacar bastante. Tenemos una especie de reproductor de música entre las opciones del juego, y podemos crear nuestra propia lista de canciones a partir de las compradas o las que tengamos metidas en nuestra 360, y podemos escuchar dicha música durante todo el juego, independientemente de que estemos en coche o no. Hay una gran variedad de canciones y de diferentes estilos... claramente la música Hip Hop esta entre estos. Es muy probable que gracias a este juego y la importancia que le da a la música, mucha gente descubra autenticas joyas dentro de la música. Claramente, si vamos a poner música deberemos hacerlo bajo nuestra responsabilidad y en el mejor momento, puesto que ciertas canciones nos resultarán ser bastante rayantes en ciertos momentos.

En cuanto a la búsqueda de los grafittis y los CDs... los CDs solamente nos proporcionarán canciones hechas en exclusiva para este juego, las cuales no están mal, pero tampoco es que se pasen. La recogida de discos solamente nos motivará para conseguir el logro de turno. Los grafittis, por su otra parte, si que llegan a ser de bastante importancia, puesto que al realizar todos los grafittis de un determinado, conseguiremos que nuestro personaje no se canse con facilidad a la hora de correr, hasta el punto de que al final podrá correr sin descanso. Mientras vayamos buscando estos objetos nos daremos cuenta del motivo por el que han sido puestos. Al parecer, gracias a ellos, accedemos a los sitios más importantes de Stillwater, y conoceremos mejor a la ciudad. La pena es que estos sitios están solo como decoración, por lo que no nos daremos cuenta de su presencia hasta que vayamos a por los coleccionables.

En cuanto a la personalización del personaje, tanto a la hora de crearlo como a la hora de vestirlo, tampoco habrá que esperar mucho. Podemos elegir entre tres etnias: nigga, latino (posiblemente colombiano, teniendo en cuenta que estos cascan perfectamente con el estereotipo de delincuente) y normal. La creación del personaje llega a ser muy básica y cuesta bastante decidir que rasgos darle al personaje, puesto que hasta que no lo vistamos no sabremos que hacemos. Eso si, el nigga con rastas nunca falla. La ropa, por otra parte, tampoco llega a ser muy variada, aunque tampoco es que sea de extrañar. Hay que tener en cuenta que formamos parte de una banda de gangstas y que lo normal será vestirnos al estilo Hip Hop. Así tendremos ropa típica de los raperos y de los jugadores de basket. Lo mejor a la hora de comprar ropa es que podemos elegir el color que eramos para esta, pero el violeta, color insignia de los Santos (nuestra banda) será la que nos dará respeto dentro de esta. La ropa estandar quedaba de puta madre al nigga con rastas, razón suficiente como para no pasarme por la tienda de ropa hasta terminar el modo historia.

El juego también destaca en otros apartados, como es el sistema de disparo. En este juego se dispara de puta madre, ya sea caminando en dirección contraria a nuestro oponente o lanzándonos contra él, o caminando de lado para esquivar sus balas, por lo que podremos matar a la peña como lo haría un auténtico negro del bronx. También se puede cambiar con extrema facilidad de arma, y tendremos munición de sobra gracias a la que nuestros enemigos sueltan. También hay armas melee muy útiles en caso de quedarnos sin balas. El único problema es que el juego no tiene ninguna pizca de sangre, por lo que el juego no resulta ser tan violento como uno se esperaba y el matar no tan divertido... a menos que cojamos el cuchillo o el bate de beisbol y empezamos a aporrear a todo el mundo, la forma en que lo hace el personaje y la cara de rabia que pone si que llega a ser bastante divertida y violenta.

Otra cosa a destacar es la presencia femenina en el juego. Llega a ser bastante curioso e inaudito, incluso a día de hoy, ver como todas las bandas tienen chicas armadas en sus filas, por lo que las podemos matar en caso de pertenecer a la banda enemiga, o pedir ayuda, en caso de que pertenezcan a nuestra banda. Ese aire de igualdad hace que el caminar por la ciudad del juego siente bien... de hecho se nos hará curioso ver a una mujer tomar un trago junto con su compañero de armas mientras vigila para que no pase nada en su territorio. La pena, es que no no podemos crear a una chica. Esto es de entender, puesto que nuestro personaje se vera envuelto en situaciones a las que, de ser mujer, reaccionaría de forma diferente, y al ser el primer juego dentro de la saga los creadores no tendrían el suficiente tiempo y dinero como para crear escenas propias de una chica.

Además de lo dicho anteriormente hay otro tipo de misiones. Al parecer, mientras avanzamos en la historia, conseguiremos territorios de los enemigos, al más puro estilo ¨El Padrino¨, de hecho el juego podría considerarse un cruce entre este y ¨Crime Life: Gang Wars¨. El caso es que las bandas rivales tratarán de recuperar sus territorios y nosotros tendremos que ir a evitarlo. Son las partes más divertidas del juego, y pese a que nos corten el rollo cuando estamos divirtiéndonos por las calles, siempre nos apetecerá jugarlos.

E aquí cuando viene el verdadero problema del juego. El juego, al tomar la idea de ¨El Padrino¨ de acabar con las bandas rivales y apoderarse de su territorio comete el mismo error que este. Cuando terminemos el juego no habrá bandas rivales. Si en ¨El Padrino¨ lo divertido del juego era extorsionar a la gente y enfrentarnos a las bandas rivales y conquistar sus territorios, y tener la vendetta al máximo, en este juego es lo mismo, salvo lo de extorsionar a la gente (que el juego no dispone de dicha opción). Claramente, si en un sandbox quitas parte de la mecánica de juego principal (especialmente la que te mantenía enganchado) cuando terminas el historia, la rejugabilidad no será muy alta, y es aquí donde GTA supera a ¨Saints Row¨. Pese a eso, hay una forma de hacer que las bandas rivales vuelvan, de forma temporal, a atacarnos, lo que hace que el juego tenga su merecido 9. Esta consiste en acceder a una de las ¨Actividades¨ que involucre a dichas bandas, y cuando se consiga la vendetta al máximo, salir de la ¨actividad¨. Al hacer esto la vendetta permanecerá y las bandas seguirán atacándonos, haciendo del juego más divertido. Claramente seguirá siendo más divertido el atropellar a los miembros de las bandas rivales que caminen tranquilamente por las calles o dispararlos desde el coche mientras caminen por la calle como un buen gangsta haría que empezar ya de primeras a destrozar todos los coches de estos que vienen a por nosotros. Otra opción sería grabar la partida antes de destrozar cada banda, con casi todos los desbloqueables ya conseguidos, pero el problema sería que no dispondríamos de las casas.

Si continuamos tratando de encontrar excusas para cuestionar la rejugabilidad de ¨Saints Row¨ en frente de la que ofrece ¨GTA¨, nos encontraremos con el problema de las misiones secundarias. Las que resultaban ser graciosas como ¨Fraude al Seguro¨ dejarán de serlo, puesto que como todo chiste, terminará dejando de hacer gracia, y las otras, las tendremos muy vistas, y aún más teniendo que completar la propia de cada territorio. Una vez tengamos respeto suficiente para acabar la historia no habrá mucho interés en completarlas, salvo para conseguir logros. Las únicas actividades que se salvan de esto es la de ¨Sicario¨ y ¨Taller Ilegal¨, que al basarse más en buscar cosas por la ciudad se convierten en un buen pasatiempo que alarga considerablemente la vida del juego.

Hay otro apartado a tener en cuenta que ayudaba bastante en la rejugabilidad de los ¨GTA¨, y este era la pasma. En ¨Saints Row¨ esta presente, pero no llega a tener los mismos niveles de epicidad y de grandeza que tenía la de ¨GTA¨. Si en ¨GTA¨ hacer frente a esta era todo un reto, y aún más cada vez que se ganaba una estrella, aquí no. La regeneración de la vida, y el hecho de que el último recurso sean los SWAT (que caen como moscas), además de la posibilidad de conseguir munición infinita sin poner trucos a partir de la actividad de ¨Cáos¨, hace que el joder a la policía de Stillwater no valga la pena. Igualmente, hay que tener en cuenta que la ineptitud de la policía de esta ciudad esta justificada. La ciudad esta en elecciones y la policía no da abasto para hacer frente a las bandas locales y claramente sería muy falso y un auténtico gasto de dinero el mandar a la puta mili para cargarse a un niñato con una pistola. La ineptitud de la policía es tan grande que deberás cargarte a 7 personas seguidas para conseguir 1 estrella, y aún así, para que se den prisa deberás cargarte a unas 20 más o empezar a destruir coches. A menos que ataques a la policía directamente o armes un escandalo demasiado bestia, esta mal que vaya a por ti.

Otra cosa en que el juego fracasa es que, al ser la primera parte, se le ve bastante limitado. La ciudad es bastante grande, pero no hay ningún sitio en especial donde ir, salvo los que ofrecen ¨actividades¨. Aunque como ya he dicho, es más que nada al ser una primera parte.

El juego también dispone de modo online... o disponía. Supuestamente este le daba mayor rejugabilidad al juego, pero... bueno, la saga ya va por la expansión stand-alone de la cuarta parte y claramente no habrá ni cristo jugando al online, y cuando el soporte de XBox Live se vaya a la mierda, no se podrá jugar ni con amigos. Claramente esto es algo común en todos los juegos para consola con online, por lo que no le resta puntos.

Dejando de nuevo de lado las partes negativas del juego, solo queda por ver el tema de los chetos, trucos, o como coño queráis llamarlos. La mayor parte de los trucos son los típicos de conseguir una determinada arma, coche o bajar la presión policial o de bandas (ya podían haber puesto uno para aumentar la presión por parte de estos), pero hay varios que destacan, y estos son los que hacen que los coches se vuelvan locos y comiencen a atropellar a todo cristo.

Ah, y hablando de trucos, estos se introducen en un móvil, y en dicho móvil además de meter chetos se puede usar para llamar a ciertas compañías o personajes del juego. Puedes llamar incluso a una ambulancia para que venga alguien a curarte. Viéndolo desde este punto de vista, este juego puede llegar a ser una caja llena de sorpresas y dispone de una enorme cantidad de contenido que deberemos descubrir por nuestra propia cuenta, por lo que dependerá de si conseguimos sacar provecho o no de este nuestra valoración sobre el juego.

Pese a sus defectos, el juego llega a tener un Modo Historia memorable, unos personajes bastante carismáticos y mucha diversión, la cual aumenta a más con la ayuda de la música (no os imaginais lo delirante que llega a ser tener puesta música clásica con el truco de los coches locos activado), además de personalidad propia, motivo suficiente para darle una oportunidad.


1HEART 1HEART

¨1Heart¨ se trata de una aventura gráfica de terror que destaca sobre todo por su opresiva atmósfera, la cual se forma a partir de de un estilo gráfico bastante pintoresco dibujado a mano y de una música bastante escalofriante, además de la voz del narrador.

El juego en realidad no da miedo, simplemente llega a poner de los nervios por culpa de su atmósfera, opresiva a más no poder, y de ciertos puntos de la historia que llegan a ser bastante incomprensibles, eso por no decir del sonido de activación que se escucha a la hora de desbloquear un logro, el cual termina siendo la gota que colma el vaso.

Como aventura gráfica el juego funciona, aunque no tanto como uno podría llegar a esperar. Hay objetos a coger muy difíciles de ver debido al estilo gráfico utilizado, y no hay nada que señale cuando un objeto se puede coger o no. Esto va a peor cuando hay 3 objetos iguales y pulsamos en uno y el personaje no lo coge. En un principio pensaremos que el resto no podremos coger porque es lo mismo, pero resulta que el personaje solo accederá a coger uno de estos en especial, sin haber motivo aparente para ello. Tardaremos bastante en darnos cuenta de esto, salvo que veamos una guía.

Otra cosa que no cuadra es su protagonista. Supuéstamente es una niña, pero todas las acciones que realizamos y la forma de pensar del personaje, que se aprecia a partir de sus diálogos y observaciones, cuadra más con las de un adulto o las de una adolescente, quitando bastante seriedad al producto y credibilidad y empatía hacía el personaje. Es posible que a los creadores del juego se les olvidase tratar de ponerse en la piel de una niña a la hora de definir su personalidad.

Por último, el juego falla en su final, terminando siendo todo una moraleja que no viene al cuento sobre el tratar de cuidar bien de nuestros hijos.

Por lo demás, el desarrollo de la historia esta bastante bien, con el suspense terminado por enganchar a uno, pudiendo explorar una gran variedad de escenarios y pudiendo desplazarnos con facilidad entre estos con la ayuda de los mapas. Uno de estos escenarios, el del ordenador, ayuda a comprender mejor la historia del juego, aunque quedan por saber las motivaciones de nuestro enemigo, y si hacemos caso a varios logros podemos ver las únicas partes humorísticas de las que el juego dispone, las cuales son bastante buenas.

Por otra parte, los puzzles, tanto de inventario como de rompecabezas, son bastante desafiantes, algo que llegará a gustar bastante a los amantes de estos, y para algunos de ellos se puede encontrar su solución dentro del juego, aunque deberemos fijarnos bien en los pequeños detalles y deberemos recordar donde la vimos. Por ejemplo, el oso tiene escrito en su estomago la solución del rompecabezas que hay en una torre. Los puzzles son también muy variados, siendo cada uno de un tipo, y el único que llega a joder bastante por lo casi imposible que llega a ser es el último, que pone a prueba los reflejos del jugador. Basta con decir que tuve que hacer uso del CheatEngine para bajarle la velocidad al juego y completar el maldito ¨puzzle¨, si es que a eso se le puede considerar un puzzle.

Para darle mayor duración al juego hay una serie de corazones ocultos dispersos por todos los escenarios. Uno puede ponerse a tratar de conseguirlos todos, aunque esto solo sirve para desbloquear un logro, por lo que tras conseguirlo, o si jugamos a una copia pirata, no servirá de mucho.

Por lo demás el juego llega a ser bastante recomendable, aunque deberemos comprender que quitando la ambientación no llega a ser nada del otro mundo y llega a ser bastante corto, aunque esto último para mi es mejor porque la historia no daba para mucho más.


Gunman Clive Gunman Clive

¨Gunman Clive¨ se trata de un juego de plataformas de que en todo momento tratará de poner a prueba la habilidad del jugador en este género.

Cada nivel dentro de ¨Gunman Clive¨ se trata de una prueba que el jugador deberá sortear, y cada prueba es un distinto tipo de plataformas que ha llegado a aparecer en algún juego de este género. En un nivel tenemos una vagoneta, en el otro tendremos unas piedras que deberemos rodar estando subidas en ellas para llegar a otro sitio, luego en otro tenemos las plataformas que caen, en otro las plataformas que siguen un trayecto hasta caerse, en otro tenemos los engranajes que no paran de girar y debemos evitar, y mucho más. Lo único en que concuerdan todos esos niveles es que hay enemigos dispuestos a hacernos fallar en los saltos y a los que deberemos matar antes de arriesgarnos, además del hecho de que forman parte de etapas, constando cada etapa de 5 niveles, siendo este último el jefazo.

Los jefazos dentro de lo que cabe llegan a ser bastante fáciles. Puede que en un principio no nos paren de matar, pero una vez descubramos sus patrones nos haremos con ellos fácilmente. También el juego cuenta con distintos power-ups que harán que nuestra arma dispare distintos tipos de balas. Podemos hacer uso de esta particularidad para poder derrotar a ciertos enemigos con mayor facilidad, ya sea porque estos vienen por el aire y hemos conseguido una pistola de triple disparo o porque es muy duro y hemos conseguido una arma que dispara grandes balas.

Claramente, a la hora de hablar de ¨Gunman Clive¨ hay que tener en cuenta su apartado gráfico y sonoro. Es una obra de arte en si. Los personajes y escenarios son bocetos hechos a manos con pinturas de distintos colores, que llegan a dar una sensación de calor propio del Lejano Oeste. La música, junto con el estilo gráfico y la forma pausada de moverse de los personajes, le da un toque onírico al juego y ayuda al jugador a relajarse. Hablando de la música... de normal siempre suele ser la misma, pero en determinados niveles se nos sorprende con una pista musical bastante molona que le da un toque más épico al juego.

Es un juego muy fácil dentro de lo que cabe, siempre y cuando seas un buen experto en el género, y al ser tan corto llega a ser bastante rejugable.

Una vez terminemos el juego con Gunman Clive podemos jugar como su novia, la cual si controlamos a Gunman debemos rescatar. Aquí la gracia es que si escogemos a la señorita deberemos rescatar al hombre. Puede que en un principio parezca que la única diferencia sea en esta anécdota, pero no lo es. Además del hecho de que sea más alta, cosa que solamente jode cuando subimos por las escaleras en el penúltimo nivel, la señorita puede flotar gracias al faldón de su elegante vestido. Aquí la verdadera gracia se encuentra en el logro que desbloqueas al terminarlo.

Luego tenemos el Modo Pato, que se desbloquea tras terminar el juego ya sea como Clive o como la señorita. El Modo Pato es lo que más variedad llega a darle al juego. Se trata de un plataformas donde en vez de disparar a los enemigos yendo más a la ofensiva, deberemos esquivarlos siendo por lo tanto un plataformas más defensivo. No dispone de un modo historia como lo tiene Clive y la señorita, y claramente no nos vamos a enfrentar a los jefazos, pero siempre podemos creer que el señor Pato quiere convertirse en el mejor pato de todos tratando de hacer el mismo recorrido que hizo Clive.

Pese a todo lo que he dicho, aún no he tocado del todo lo que llega a ser el verdadero corazón de ¨Gunman Clive¨... la razón de su existencia. Como he dicho antes es un juego que sirve para poner a prueba las habilidades plataformeras de los jugadores, pero al decir poner a prueba me refiero claramente a conseguir terminar cada nivel en tiempo record, evitar ser golpeado por los enemigos y tratar de hacerlo todo sin perder una vida. Es aquí donde los logros hacen un trabajo increible, llegando a animar al jugador a tratar de convertirse en todo un Speedrunner del juego o tratar de completar el juego sin recibir un balazo. El si el jugador esta haciendo estas cosas bien el juego lo indica perfectamente, habiendo un idicador de reinicios a la hora de cargar partida y unos bonus de No Daño y Tiempo Record que te saltan al completar un nivel y haber hecho lo requerido.

Quizás lo malo del juego, y que esta mayormente relacionado con lo que acabo de decir, es que el tiempo record ha superar esta muy ajustado, resultando ser la experiencia bastante frustrante para el jugador al tener que hacerlo todo a la perfección, y para el último nivel se requiere de un arma que se encuentra en el penúltimo nivel, el cual también llega a ser bastante jodido. Aunque la experiencia pueda llegar a ser frustrante, no llega a serlo tanto como podría haberlo sido, gracias a lo que antes comenté de la música y los gráficos.

Por lo demás, tanto el de no sufrir daño como el de no morirse se puede lograr perfectamente gracias a la disposición de los enemigos y de las plataformas. Solo hay que calcular los movimientos y listo, aunque en el Modo Pato esto llega a ser bastante chungo al no poder matar a los enemigos, pero igualmente puedo garantizar que si se puede, siendo el nivel más difícil el del tren.

Por lo demás, el juego llega a ser bastante recomendable, siendo toda una experiencia bastante disfrutable y rejugable (en la Nintendo 3DS más gracias al hecho de poderlo jugar en cualquier sitio) y con muchas cosas que incentivan a uno a superarse.


Knights of the Temple II Knights of the Temple II

¨Knights of the Temple II¨ trata de hacer algo diferente a lo visto en el primer ¨Knights of the Temple¨ pero la jugada tampoco es que les haya salido lo suficientemente bien como para superar a este.

El problema del primer ¨Knights of the Temple¨ era que, a pesar de tener su gracia, se veía excesivamente simple, siendo un mata mata de toda la vida, aunque era justamente eso la gracia del juego. Claramente, hacer una secuela con la misma formula sería algo muy arriesgado, puesto que sería ya más de lo mismo. Con el fin de darle una mayor complejidad al juego le dieron elementos de uno de los géneros más complejos en los videojuegos, el RPG.

Como bien he puesto, solamente le dieron elemento del género, pero ¨Knights of the Temple II¨ no puede considerarse un RPG como tal, sino otro mata mata, al igual que el primero. Los elementos dados son la posibilidad de hablar con la gente y realizar misiones secundarias, lo que alarga considerablemente la vida del juego, y la posibilidad de mejorar las armas y magias del personaje. Ojo, las armas y magias, no al personaje en sí. Eso significa que si mejoras un arma, pero luego encuentra otra mejor y vendes la anterior, habrás mejorado inútilmente algo. Más que no pueda considerarse, es que uno no siente que esta jugando a un RPG en el juego.

Lo verdaderamente irónico en el juego, es que en realidad es más corto que el original, que ya es decir. Se puede acabar perfectamente en 1 hora si se va directamente a hacer las misiones principales. Las misiones secundarias, por su parte, lo alargan lo suficiente para durar 3 días, 2 si uno se pone en plan serio con él. Su duración llega a ser bastante buena si se tiene en cuenta que la historia no da para mucho más y que anima a volver a jugarlo para ver el final malo o bueno, dependiendo que final nos ha tocado antes.

Lo que más destaca en el juego es la ambientación de Romulo, la ciudad romana maldita, además del diseño de los enemigos y de los jefazos, y la gran variedad de lugares a visitar. También destaca el hecho de que una de las misiones secundarias nos manda a buscar una serie de objetos a lo largo del mundo, además de la misión secreta de encontrar las piezas que conforman el logo caldero de la compañía, piezas las cuales dan lugar a un objeto bastante útil.

Las conversaciones con los personajes no están nada mal, pero hay un problema bien gordo, y es que no tienen actuación de voz completa. La voz solo se siente en la primera frase de la conversación, luego el resto es mudo, por lo menos en la versión española. Esto es un problema bien gordo puesto que era en parte gracias a la genial actuación de voz española la inmersión que producía este juego y su primera parte. Muchas conversaciones dan lugar a distintos tipos de respuestas. Dependiendo de la repuesta conseguiremos puntos negativos, positivos o neutrales (no hacen nada). Dependiendo de los puntos recolectados conseguiremos uno de los dos finales.

La ambientación de Romulo da mucho que hablar, positivamente hablando claro. Consigue transmitir una sensación de desasosiego total. Pasan mierdas muy raras en esa ciudad. Sombras que se mueven, tentáculos que salen de la nada del agua... en ocasiones un rayo cae encima de un habitante y lo mata. Ya solo por ella vale la pena probar el juego. Igualmente no es el único sitio donde podemos encontrarnos con cosas curiosas. En la ciudad mora (si mal no me acuerdo) hay un pescador al que le pasa algo bastante gracioso si pruebas a hablarle.

Sobre la ballesta, decir que en este juego esta mejor explotada. Ahora si que dispondremos de numerosas situaciones donde es necesario hacer uso de esta para solucionarlas. Claro, el problema viene si se nos acaban las flechas.

Los puzzles siguen cumpliendo con la misma función que tenían en el primer juego. Vamos, que simplemente servirán de descanso de tanta matanza, pero a su vez son fáciles de resolver, lo que es de agradecer.

La forma de atacar y usar los hechizos es más o menos la misma que el original, aunque la IA ha sido mejorada lo suficiente como para no ser un simple defiéndete y ataca, eso por no decir que sera pan de cada día el encontrarse con muchos enemigos atacándonos de cada costado. Es por esto que sigo prefiriendo el primero.

En cuanto a problemas, el juego tiene bastantes. El más destacado de todos ellos es que ninguna de sus características llega a ser completamente explotadas, dejándonos el juego con ganas de más. Dichas características son claramente los elementos de juego de rol. ¿Que creías que iba a ocurrir si pusieras los elementos básicos de un juego de rol en un juego que se puede acabar en 1 hora?. De hecho, lo más gracioso de todo es que puedes acabarte el juego perfectamente sin mejorar nada del personaje.

El otro problema es su sistema de guardado. Al ser un juego tan corto, los creadores pensaron que sería una buena idea meter otro sistema de guardado diferente al estándar. Este consiste en que deberemos completar misiones para conseguir puntos de guardado y gastarlos para guardar. La putada aquí viene cuando estamos cerca del agua o de grandes agujeros. Llega a ser algo bastante fácil el caerse al agua o a cualquier agujero por culpa de la intervención enemiga o demás, y lo peor que podría pasar es volver a pasarte otra vez gran parte de la misión por culpa de dicha idiotez. De hecho, en la Ciudad Pirata, durante su asalto, hay un suelo al que se le puede apreciar la marca de un cañón... si pasas por esta, caes al vacío. Ah, si, el juego esta petado de bugs y glitches, aunque estos solamente me han aparecido en la dificultad más alta. El más destacado de todos es ese en a los enemigos les da por tener espasmos musculares una vez muertos.

Los jefazos no están del todo mal, pero es fácil pillares el truco y no llegan a ser tan desafiantes como el jefazo final del primer juego.

Eso si, en cuanto a historia y desarrollo de esta el juego es una digna secuela de la primera parte y cuenta con un final bueno más que digno, por lo que para ver como terminan las aventuras de este templario vale bastante la pena. Eso si, puede llegar a decepcionar en cuanto a mecánica de juego a los amantes de la primera parte.

Igualmente llega a entretener.


Knights of the Temple: Infernal Crusade Knights of the Temple: Infernal Crusade

¨Knights of the Temple¨ se trata de un juego de acción hack and slash que destaca sobre todo por la actuación de voz española, muy de película, además de por su adictividad.

Como en cualquier otro juego hack and slash, nos pasaremos todo el rato masacrando a los enemigos, pero la atractiva historia y desarrollo de esta, junto con la posibilidad de encarnar a un templario, los efectivos controles y cámara, la aparición ocasional de algún que otro puzzle y la gran diversidad de escenarios y enemigos, harán que más que aburrirnos por su repetitividad, nos quedemos enganchados. A esto también ayuda el hecho de que no todo sea cuestión de atacar al enemigo, sino también de bloquear sus ataques para luego golpear, y el hacer un buen uso de las magias y movimientos especiales, además de la posibilidad de empuñar hasta 3 tipos de armas y una ballesta, aunque lamentablemente esta es necesaria, o conviene usarla, muy pocas veces, acabándola usando para acabar con los enemigos que se dirigen hacía nosotros de forma rápida disparándolos a la cabeza.

El protagonista, por su parte, pese a que encaja a la perfección en el típico papel de guerrero medieval de creencia cristiana llega a caer bastante en gracia, y el hecho de que sea templario ayuda mucho en esto.

Otra cosa a destacar del juego es que, aunque en un principio no lo llegue a parecer, hay una serie de objetos extra que nos animará a explorar más a fondo cada rincón del juego. En un principio solo hay cajas, que al romperlas como máximo nos dará vida, pero a medida que avancemos nos iremos encontrando flechas, las cuales son ideales para acabar con el enemigo a distancia con la ayuda de nuestra ballesta, o simplemente matarlo más rápidamente disparándolo a la cabeza, y más tarde empezaremos a encontrarnos con cofres que nos potenciarán nuestras magias o diferentes armas que cada vez son más fuertes que la anterior.

Otra cosa positivo del juego son los puzzles. Pese a estar enfocado a un público al que le gusta más actuar que pensar y que busca juegos dinámicos, el juego pone de vez en cuando unos puzzles que le dan mayor diversidad al juego. Dichos puzzles nos harán pensar un buen rato para resolverlos, pero ese rato, gracias a la ayuda de algunas pistas encontradas en las habitaciones, serán como máximo, unos 3 minutos. Estos puzzles ayudan a mantener el equilibrio del juego, dándole un descanso al jugador de tanta matanza, pero sin estropear el dinamismo y la acción a saco que tanto les va a molar a los amantes del hack and slash.

El problema del juego se encuentra con la IA, la cual no es muy buena en determinadas ocasiones. El problema de la IA se percibe más a la hora de hacer uso de la ballesta, con algunos enemigos quedándose parados o tratando inútilmente de llegar hacia nosotros al estar tropezando todo el rato con la misma columna o pared. Claramente, al ocurrir solo cuando se hace uso del arco, esto no afecta mucho a la hora de disfrutar del juego.

Otro problema esta allá por el final. Cuando llegamos a lo que se supone ser la parte final del juego, esta se alarga demasiado, en un intento por parte de los creadores de hacer del juego más largo de lo que debería ser. Igualmente, el climax del juego, que termina con una batalla bastante desafiante y un final digno compensa esto.

Otro problema, aunque este en menor medida, es el hecho de encontrarnos, jugando a la versión de PC del juego, con cosas como ¨Pulsa SELECT para acceder a la lista de combos¨, lo que llega a quedar bastante pedante.

Por lo demás, una auténtica joya que hay que probar y que encantará a los amantes de la acción a saco.


Desert Strike: Return to the Gulf Desert Strike: Return to the Gulf

¨Desert Strike¨ se trata de un juego de helicópteros de Electronic Arts que llegó a hacer escuela.

Desde una perspectiva isométrica deberemos controlar a un helicóptero y realizar una serie de misiones para completar el nivel donde nos encontramos. Hay pocos niveles... unos 4, si mal no recuerdo... pero el mapa de cada nivel es tan grande que compensa esto. Lo mejor del juego es sin lugar a dudas la posibilidad de explorar dichos mapas a nuestro antojo, puesto que el mover el helicóptero es de lo más relajante, y aún más teniendo en cuenta que durante los niveles no hay música que acompañe y solo se escuchan efectos de sonido.

Si lo vemos desde un punto gráfico, el juego llega a destacar bastante, especialmente en el tema de las animaciones, con los mapas estando llenos de edificios de diferentes tipos a los que destruir, y gente a salvar. El tema de rescatar a la gente esta bien puesto aquí, y aunque puede que a algunas personas les llegue a joder bastante los asientos limitados del helicóptero a la hora de rescatar gente, a otros les dará igual por el simple hecho de que se siente bien moviendo al helicóptero. Eso si, llega a joder bastante el quedarse sin munición, pero eso en parte hace del juego más desafiante.

En cuanto a historia, es la típica donde debemos acabar con un dictador, pero destacan mucho las cinemáticas, con las que aparece el dictador siendo interpretadas por actores reales.

Las misiones en si llegan a ser bastante variadas, y concuerdan mucho con la situación a la que debemos enfrentarnos, y dan lugar a situaciones diferentes. Para postre todas y cada una de ellas repercuten en las acciones y rendimiento del enemigo, siendo por lo tanto recomendable realizarlas en el orden que muestra el juego por defecto.

El copiloto que nos acompaña no está ahí de adorno. En muchas misiones deberá salir del helicóptero y actuar y su rendimiento dependerá de a quien hayamos elegido. Hay un copiloto a desbloquear, que se desbloquea rescatándolo en el primer nivel, cerca del avión estrellado que hay en la parte de arriba del todo.

Quitando todo eso, el juego no me ha llegado a producir ningún tipo de emoción, algo que ya me esperaba tras escuchar la música rockera de la intro. Básicamente me ha entretenido y me ha resultado ser bastante original y agradable de jugar, razón suficiente para darle el 7.


Desert Demolition Starring Road Runner and Wile E. Coyote Desert Demolition Starring Road Runner and Wile E. Coyote

¨Desert Demolition¨ se trata de uno de los muchos juegos protagonizados por los Looney Toones, pero claramente no es uno de los mejores.

El problema que padece el juego es el hecho de que es muy rápido... demasiado rápido... tanto que se hace imposible el disfrutar correctamente del juego y es fácil que el control de los personajes se nos vaya de las manos. El hecho de que el juego dure muy poco hace que nos sepa a poco.

La razón por la que se ha optado a esta exagerada velocidad se debe principalmente a que trataban de llevar al videojuego las locas persecuciones de Coyote y el Correcaminos, además de que es un juego lanzado exclusivamente para la Mega Drive y a SEGA le mola mucho los juegos de alta velocidad. Claramente, y al igual que en ¨Demolition Man¨, el hecho de que el juego sea muy rápido no significa que a todo el mundo no le vaya a gustar. Mientras a mi los juegos de acción demasiado rápida se me hacen indisfrutables, es posible que otra gente se divierta mucho por esta razón.

Quitando esto, el juego tampoco tiene muchas cosas malas, (aunque las pocas malas hacen que no lo pueda disfrutar correctamente), y destaca sobre todo por el apartado gráfico y las animaciones, que logran plasmar perfectamente un capítulo de ¨El Correcaminos¨ en un videojuego y parecen ser dibujos animados de verdad. Luego, se puede elegir entre el Correcaminos y Coyote, cada uno con sus propias habilidades y objetivos. Al invertir los roles, la mecánica de juego cambia haciendo que sean dos juegos en uno, pese a que se repitan escenarios, lo que da mayor variedad al juego. Además, el juego es muy fácil, razón por la que, pese al descontrol causado por la velocidad, podamos salir indemnes de la mayoría de situaciones y llegar al final del juego, algo que les vendrá bien a los niños.

Sobre los dos finales, no están del todo mal, aunque el del Coyote resulta ser el más entendible y el que más parezca ser canon.

Por lo demás, el juego sirve para pasar el rato.


Injustice: Gods Among Us Injustice: Gods Among Us

¨Injustice: The God Among Us¨ se trata de un divertido juego de lucha de los creadores de ¨Mortal Kombat¨.

Lo más interesante en este juego es su modo historia, que cuenta con un argumento bastante atractivo y original que se va desarrollando a medida que se derrota a los oponentes. Este cuenta con muchas escenas bastante memorables y que hacen que el juego valga la pena. El problema es que dicho modo historia es bastante corto, y deja con ganas de más. Supuestamente esto esta hecho a postas para que la gente termine por entrarle curiosidad y leer la serie de cómics que hicieron basándose en el juego, y así, de paso, hacer que gente normal termine por engancharse al mundo del cómic. Dichos cómics son de lo mejor que ha aparecido últimamente, por lo que si la historia del juego llega a gustarte es completamente recomendable leerse la serie de cómics, con cada número de esta pasando muchas cosas que valen la pena ver. En verdad, viendo la cantidad de personajes de DC que se muestran en el cómic, como John Constantine, llega a ser una pena que no estén presentes en el juego, aunque con los que se tiene disponibles hay de sobra.

Además del Modo Historia tenemos el Modo Batalla, el cual cuenta con un total de 10 submodos, cada uno con sus propias reglas y con su propia dificultad. Este modo llega a alargarle bastante la vida del juego, le da bastante variedad, y presenta una serie de desafíos que pondrán a prueba a cualquier jugador. De este modo destaca el de enfrentarse con casi todo el plantel de personajes de ¨Injustice¨, más que nada porque será el submodo al que más le daremos en el juego. El otro a destacar es el Arcade, ya que cuenta con los finales de cada personaje.

El otro modo a destacar es ¨S.T.A.R. Labs¨. Si algunos de los submodos del Modo Batalla estaban hechos con completa malicia, ¨S.T.A.R. Labs¨ en si lo es el triple. Es un modo donde tendremos que tratar de conseguir las tres estrellas en cada uno de las misiones. Para conseguir cada estrella deberemos realizar una acción determinada. Lo malo de dicho modo es que no pone a prueba las habilidades del jugador en el juego como lo hace el ¨Modo Batalla¨, en su lugar trata de putearlo añadiendo retos basados en la casualidad y en reflejos exagerados para ser superados. Llega a ser un modo bastante odioso en el caso de que queramos conseguir las tres estrellas, y ya de paso los logros, pero si se juega sin tener en cuenta dichas estrellas, podemos encontrarnos con un modo que ofrece una gran variedad de misiones, la mayoría de las cuales son minijuegos a superar o contienen minijuegos dentro de batallas. Cabe destacar sobre todo las misiones de S.T.A.R. Labs basadas en ¨Hijo Rojo¨, las cuales son un delirio total, con el Himno de la Unión Soviética ambientando las batallas y con la nieve siendo puesta en los escenarios para darle un aire más soviético o ruso. Eso si, la historia de todas las misiones es muy de Serie B y la forma de narrarlas queda bastante cutre si lo comparamos con la del Modo Historia.

También tenemos una especie de ¨Archivos¨. Aquí podemos decorar nuestra ¨tarjeta de héroe¨, que más que nada es la típica tarjeta de presentación estándar propia del modo online de los juegos de lucha. También podemos desbloquear una serie de extras, trajes y curiosidades, aunque en la ¨Ultimate Edition¨ esto nos importará muy poco puesto que ya tendremos desbloqueado todo desde el principio.

En cuanto al modo online, poca cosa hay que decir. Desde que sacaron el ¨Mortal Kombat X¨ que hay muchas pocas probabilidades de encontrarse con alguien conectado, aunque sigue siendo útil para enfrentarse con amigos. Dicho modo, al igual que el modo versus, contiene una serie de recompensas extra que se dan en el caso de que se cumpla un objetivo dado, antes que el adversario, lo que hace que el pique sea más grande.

Hay también un Modo Tutorial, muy útil para saberse manejar en el juego, y a través del cual nos daremos cuenta que hay movimientos bugueados, que solo nos saldrá tras 20 intentos. Puede que con un mando de 360 no pase esto, pero no estoy muy seguro. El Modo Práctica, por otra parte es bastante útil para aprender a moverse bien por los escenarios y, de paso, conseguir algunos logros, además de que viene con una serie de opciones que nos ayudarán a perfeccionar un técnica dada.

En cuanto al plantel de personajes, todos ellos son muy buenos y, salvo los personajes venidos a través de DLCs, todos tienen varios trajes basados en algunas de sus apariciones. Algunos de estos trajes, como el Linterna Verde nigga, son tan diferentes que parecen personajes nuevos. Los personajes tienen un buen plantel de movimientos, aunque hay que destacar sobre todo las chicas (sin contar a Wonder Woman) en especial a Bat Girl, la cual tiene una serie de combos muy alucinantes que la convierten en una guerrera terrible. Los movimientos de cada personaje son muy variados, por lo que es cuestión de probar para dar con nuestro personaje perfecto. Eso si, existen unos cuantos personajes camperos, como es el caso de Deathstroke, por lo que algo me dice que en tiempos de bullicio este personaje era el favorito para acabar con los oponentes desde las lejanías. Los movimientos y los ataques especiales, además de los ataques de consumo de medidor y choques son buenos añadidos a la mecánica de juego y dan mucho juego a la hora de enganchar al rival y hacer una pelea impresionante. Las trancisiones entre los niveles y el uso del escenario para derrotar al rival hacen de las peleas aún más divertidas y emocionantes.

El único problema que hay con el plantel de personajes, es cuando jugamos en el submodo Arcade del Modo Batalla. Hay muchos personajes que son desconocidos, y que cuando veamos su final no llegaremos a entender mucho de este. Un buen caso de esto es el final de Solomon Grundy.

Por último destacar los créditos, los cuales se podrían considerar de los mejores créditos en los juegos, con una música bastante molona acompañando a varios movimientos de los personajes en cámara lenta. Los logros por su parte, no están mal, pero hay muchos en los que hay que tirarse muchas semanas para conseguirlos.

Recomendable.


Dragon Warrior 3 (Dragon Quest 3) Dragon Warrior 3 (Dragon Quest 3)

Gracias a Dios, la tercera parte de ¨Dragon Quest¨ supera a su segunda, e incluso se podría decir que es mejor que la primera parte, aunque está última tiene un cierto encanto que hace prefiera decir que se igualan.

Tras las bajas expectativas que me trajo la segunda parte, la cual era demasiado simple para su duración, esta tercera parte me sorprendió desde el principio. Debo decir, antes que nada, que he jugado al remake de la Super Nintendo, el cual, pese haber llegado solo a Japón y estar claramente en japonés, dispone de un parche de traducción al ingles dentro de la red. Valió la pena escoger dicha versión, puesto que además de sus gráficos mejorados, contiene una intro bastante espectacular, la cual demuestra toda la potencia de la SNES, cosa que no es de extrañar teniendo en cuenta que la versión de SNES se lanzó el 1996. Si ya dicha escena era sorprendente, con un enfrentamiento bastante emblemático entre Ortega y un el Rey Hidra, lo que vino después era demasiado chocante.

Nada más empecemos nuestra aventura podemos seleccionar el sexo de nuestro personaje, el cual es un añadido bastante agradable, aunque claro, siendo el hombre el que se encuentra en todas las portadas, no es de extrañar que ese sea el cannon. Luego vendrá la otra sorpresa del juego, con una misteriosa voz haciéndonos un test de personalidad. Habiendo aparecido esto por primera vez en la versión de SNES y luego portado a la de la Game Boy Color, no esto muy seguro de que sea la primera vez que un juego haga un test de personalidad, algo que antes solamente llegué a ver en ¨Kingdom Hearts¨ y ¨Vampire: The Masquerade - Bloodlines¨, aunque puede que como primer juego de JRPG en incorporar esto si que lo sea. Lo curioso aquí, es que este test de personalidad sirve de mucho, puesto que dependiendo del carácter conseguido las habilidades de nuestro personaje tendrán un cierto impacto durante las batallas. Otra cosa curiosa a destacar de esta parte, es que la respuesta que le hagamos a una pregunta del test, llevará a otra pregunta distinta de la que hubiese salido si hubiésemos escogido otra. Dependiendo de las respuestas podremos jugar a una de las diversas pruebas disponibles, que a su vez, dependiendo de lo que hagamos en ellas, nos dará lugar a una de las distintas personalidades. De nuevo digo que no estoy seguro de si este es el primer juego en hacer uso de un test de personalidad, pero de seguro que es el primer juego en tener un test de personalidad tan desarrollado y que repercuta de forma notable la forma de juego.

Tras realizar el test seremos despertado por nuestra madre comenzando así la aventura. Esto puede resultar ser bastante típico y tópico en los JRPG, pero este juego tiene algo bastante peculiar con relación a esto... es el primer JRPG en el que sucede esta situación. Al igual que el primer ¨Dragon Quest¨ dio muchos elementos que fueron utilizados en JRPGs posteriores este juego también dispone de ciertas características que influenciaron a JRPGs posteriores.

Otra sorpresa viene cuando la madre nos acompaña a las cercanías del castillo. Ella nos dice que deberemos entrar en el castillo para hablar con el rey. Cuando hablamos con ella sin haber entrado en el castillo, esta nos preguntará si de verdad queremos ir. Claramente las posibles respuestas son un si o un no. Acostumbrado a la falta de iniciativa por parte del protagonista principal en los anteriores ¨Dragon Quest¨ hice la gracia de decir que no pensando que me obligaría a ir. Por sorpresa, tras mucho insistir en que no, la madre nos dirá que ya somos lo suficientemente responsables para elegir lo que queramos y que podremos hacer lo que queramos. Esto me dejo bastante perplejo. Este es un apartado bastante interesante a evaluar, puesto que se trata de un primer paso a la libre elección del jugador sobre como proseguir su aventura. El caso es que si le decimos que no, básicamente podremos seguir con nuestra aventura sin entrevistarnos con el rey y todo pasará como si nada hubiese pasado, por lo que la elección no repercutirá mucho, de hecho, apuesto a que si entras en el castillo tras negar a tu madre el hacerlo, podrás hablar con el rey como si no hubiese pasado nada. Igualmente, pese a su poca repercusión sigue siendo algo bastante curioso a tener en cuenta.

Además de este caso hay muchos otros, con solo uno, en donde se nos preguntará si perdonar o no a un bandido, obligándonos a perdonarlo. El más curioso de todos ellos es uno en el que deberemos elegir si ser rey de una ciudad que hemos salvado. Aquí, tras mucho negar el rey, que solo quiere descansar un poco de su cargo, nos dejará marchar, aunque siempre que vayamos a guardar nos preguntará si queremos tomar el puesto. El hacerlo resulta ser más divertido, y aún más si nos ponemos a hablar con la gente y vemos que no se nos deja salir para nuestra propia seguridad, aunque por suerte se puede hablar con el viejo rey para volver a nuestras andadas.

Otra característica bastante interesante en este juego es el hecho de poder crearnos un grupo desde cero entre varias profesiones. Esto no es algo original pero sigue siendo un buen añadido.

Lo gracioso en este juego es que el mundo donde se desarrolla la acción no es el mundo de los anteriores ¨Dragon Quest¨, sino más bien una versión del nuestro, con algunos países como España y Japón teniendo su ciudad. En algunas de estas representaciones podremos notar algo en la forma de hablar de o de comportarse de la gente o algo en particular que dicen que los asociaremos a ciertos países. Resulta ser bastante gracioso y aún más cuando conseguimos el mapa y nos ponemos a imaginar que países del mundo real representan estos. El mundo de los primeros ¨Dragon Quest¨ sigue estando presente, pero solamente a partir de la mitad del juego.

Otra cosa a destacar es el argumento y el desarrollo de este. Si ¨Dragon Quest II¨ tenía una historia muy simple y las ciudades carecían de situaciones muy simples, este es todo lo contrario. Cada ciudad tiene una situación a resolver y a medida que avanzamos en el juego y hablamos con los ciudadanos de cada país nos iremos encontrando con referencias al padre del protagonista y de ciertos lugares a donde ir que nos intrigarán lo suficiente para seguir avanzando. Ortega, el padre del protagonista, además de la escena de la intro dispone de una segunda escena dentro del juego el cual llega a ser bastante dramática. Es un personaje carente de desarrollo y del que poco sabemos, pero pese a esto se termina viendo algo en él que nos recuerda a lo que nosotros sentimos y vivimos cuando jugamos a un JRPG, además de que las hablidurías de la gente termina por contagiar los sentimientos que estos tienen hacía el héroe a nosotros. Es dicha escena la que termina por hacer de él un personaje bastante querido, además de un personaje al que queríamos controlar.

Otra adición del juego son las medallas esparcidas por todo el mundo que deberemos recoger. Estas se encuentran en su mayoría en sitios bastante sospechosos, y se encuentran tanto en cofres como en tierra, por lo que deberemos hacer uso del odiado comando Buscar con bastante habitualidad. Estas medallas, que luego aparecieron en bastantes juegos de la saga, sirven para desbloquear armas, armaduras e items únicos que nos ayudarán tanto económicamente (en el caso de que sus estadísticas estén obsoletas) como en la batalla. Luego tenemos las mesas de Pachinko algo que apareció por primera vez en la versión de SNES y que fue portado a la Game Boy Color. Estas mesas se tratan del típico tablero de Juego de la Oca (y tiro porque me toca), pero en tamaño grande. Se pueden acceder con tickets, y por lo general si se llega a la meta nos encontraremos con objetos que nos servirán de mucho dentro de las batallas. Cada vez que avanzamos en el juego las mesas de Pachinko se volverán más grandes y endiabladas hasta tener varios pisos y varias puertas.

La música dentro del juego esta bastante bien y, por lo menos en la versión de la SNES, los combates son más fáciles que los anteriores juegos, pero igualmente desafiantes. También podemos controlar un barco que conseguiremos de Portoga (España) y más tarde un Fénix. Gracias a Dios, y al igual que en ¨Final Fantasy¨ con el Fénix no corremos riesgo alguno de sufrir un ataque enemigo, pero lamentablemente lo usaremos poco porque no tardaremos en pasar al mundo de los ¨Dragon Quest¨ originales, que es metido aquí como una especie de supramundo.

La personalidad se puede cambiar y añadir tanto al Héroe como al resto del equipo, a través del uso de libros que nos encontraremos a lo largo de la aventura. También, el juego dispone de una serie de secretos, el más destacado siendo el que nos encontramos en el castillo de la Reina Dragón haciendo del juego más interesante de explorar.

Cabe destacar que en dicha zona secreta nos enfrentaremos con el dragón Shenlong de ¨Dragon Ball¨ el cual, si lo derrotamos, nos dará a elegir entre 3 deseos: el deseo de convertirse en un Maestro Pervertido, el de tener disponible un tablero de Pachinko de tamaño infernal, y el de resucitar al padre del protagonista, supuestamente muerto al principio del juego, siendo este último el deseo más inútil de todos.

Otra cosa a destacar es que los enemigos, los cuales se notan aún más que están diseñados por Akira Toriyama, poseen animaciones de ataque bastante chulas, claramente solo en la versión de SNES.

Por último, destacar el sorprendente giro de trama final, con el juego siendo un digno final (o principio, según se vea) de la Trilogía de Erdrick.


The Zombie Shotgun Massacre The Zombie Shotgun Massacre

Lo que más llama la atención de este juego es el hecho de que forme parte de una trilogía... y el titulo, claro está. El hecho de que haya dado lugar a una trilogía da a pensar de que el juego debe ser bueno, y de hecho lo es, pero no de la forma en que llegamos a pensar.

Se trata de un juego bastante corto, que cuesta unos merecidos 95 centimos, y que cuenta con un apartado gráfico bastante vistoso, donde destacan sobre todo los escenarios, pero algo en las animaciones da a pensar que el juego fue pensado originalmente para lanzarse en móviles. Es un juego que no llega a aburrir, pero tampoco a divertir, siendo más un juego para pasar el rato donde lo único que haremos será reventar a escopetazos a los zombies, para luego recoger las cartas de ídolo que servirán para comprarle una motosierra a un pervertido que se encuentra en la zona. Las cartas de ídolo se muestran sin razón alguna en la pantalla, cosa que no tiene sentido si se tiene en cuenta que solo hay 3 o 4 imágenes para ellas. Supuestamente se nos muestran en pantalla para despistar, pero a las chicas de dichas cartas les falta una mayor intensidad en los ojos para hipnotizar al espectador con este fin. Alguien con la mente más sucia diría que bastaría con que estuviesen desnudas para ser una distracción ideal, pero viendo el estilo gráfico en el que están diseñadas, y la fealdad de su cara (ese rostro tan de anime lo destroza todo)... ni eso.

Leyendo el argumento del juego en la ficha, uno puede llegar a pensar que el juego es bastante largo y ofrece muchas cosas, pero no es así. 3 cortísimos niveles. Dos supervivientes a rescatar y una especie de jefazo final en el segundo nivel que se vuelve un enemigo normal en el tercero. Y dos simples armas: la escopeta que controlas desde el principio del juego, y una motosierra que le compras al pervertido pero que tras usarla dos veces pasarás de ella al ser mejor la escopeta. Ah, y claro... las únicas tetonas (como dice el argumento) que vamos a ver son las chicas de las cartas de ídolo... la protagonista, gracias a Dios, se ve tan plana como en la portada, y lo gracioso es que en cada secuela le reducen el tamaño de los pechos, cosa bastante irónica.

La recogida de cartas en un principio alarga la duración al juego, teniendo que pasarnos un buen rato matando zombies para conseguir todas las necesarias, pero tras ver y disfrutar el regalo del pervertido ya no tendremos más la necesidad de volver a conseguirla.

Es un juego que puede dar para algo más divertido pero se queda ahí como una mera curiosidad dentro del catálogo de XBox Live. Con cada secuela, parece que se le ha añadido más chicha a la mecánica de juego principal, por lo que no sería de extrañar que estas sean mejores y más divertidas que este juego.

Por lo demás, para pasar el rato dando escopetazos no esta nada mal, aunque dentro del catálogo de XBox Live hay juegos que merecen aún más la pena probar.


Incident of Dreamy Vale Church Incident of Dreamy Vale Church

¨The Incident of Dreamy Vale Church¨ se trata de uno de los muchos juegos indie que se encuentran para su compra en la XBox Live de XBox 360.

Hay que tener en cuenta que gran parte los juegos indie de XBox Live no son de la misma calidad que los juegos indie de Steam. Microsoft no trata de asegurar la calidad de los juegos indie que entran en su consola, de hecho te avisa en unas pocas palabras de color llamativo que no se hacen responsables de la calidad de dichos juegos y que deberemos comprarlos bajo nuestra responsabilidad, y por lo tanto dejan entrar cualquier juego. Si a eso le sumamos a que los juegos de normal no pasan de los 5 euros, pudiendo ser o 0,95, 2,48 y 4,80 euros en base a las horas de juego que estos prometen o a la cantidad de modos que disponen (también puede que por el peso del juego), cosa que, junto al no poder poner DLCs y a la falta de opción de poner logros, auyenta a las compañías que quieren recibir más dinero por sus juegos, nos encontraremos con una librería llena de juegos que, más que indies, los catalogaría como amateurs o de serie Z.

La librería esta plagada de morralla, ya sean juegos que más que juegos son aplicaciones, juegos de elige tu propia aventura, clones del ¨Flappy Bird¨ y de ¨MineCraft¨ y un montón de juegos de zombies y de contenido sexual o para adultos. Ah, claro, y la mayoría de los juegos están hechos con cinco duros, por lo que se encuentran bastante limitados.

No nos podremos guiar por la portada, puesto que la mayoría de estas son un fotograma de una mujer con exhuberantes pechos, claramente enfocando a estos últimos, o portadas muy abstractas con títulos estúpidos que tampoco aclaran mucho. Esta idiotez es una forma lamentable (pero ingeniosa) de llamar la atención a los jugadores, puesto que hay tanta mierda metida que los desarrolladores quieren que sus juegos sean vistos por la mayoría de los jugadores. Eso si, no todos los juegos que tienen como portada mujeres son malos, aunque la mayoría si que comparten en común que están hechos con el mismo motor de animación 3D que se utilizan para realizar esas películas o cómics porno de animación 3D que tanto pululan para la red.

Igualmente, entre tanta morralla, siempre nos podemos encontrarnos con algunas joyitas, como es este juego. Se trata de un beat¨em up con gran énfasis en los combos, que aprovecha muy bien el hecho de ser corto para crear una enorme adictividad. El hecho de que sea 3D, cosa bastante rara de ver una desarrolladora indie, le da bastantes puntos. Cierto que el motor es el mismo que el que mencioné anteriormente (prueba de ellos son las viñetas que narran la historia), pero esta vez se ha hecho un buen uso de él.

El juego también dispone de una música muy molona, acorde con los niveles, y aunque todos los enemigos sean esqueletos (con excepción de los gusanos que aparecen en el segundo nivel), estos llevan prendas de ropa que indican el tipo de ataque que no pararán de usar. Básicamente cada tipo de esqueleto realizará un ataque propio. Aunque esto suena a que la IA será predecible y fácil de dominar, no lo es. El escenario no tardará de llenarse de esqueletos y estos no pararán de meternos en problemas. El hecho de que repitan el mismo ataque, más que destrozar el juego, le da un toque estratégico muy bueno, teniendo que enfrentarnos a uno de los esqueletos, a la vez que vigilamos los movimientos del otro, para esquivarlo e ir a por él.

No hay jefe final, y en su lugar un ejercito de esqueletos vendrán a por nosotros, para diversión nuestra. El hecho de poder usar combos hace del juego y de estas situaciones más divertida, aunque no deberemos descuidarnos, puesto que al igual que el juego dispone de cuatro niveles, nosotros dispondremos de dos continues con 3 vidas cada uno... suficientes para acabar el juego pero también para ponernos en constantes apuros.

Las viñetas que narran la historia, aunque no cuentan mucho y no son muy importantes para comprender el juego, le da un toque bastante divertido al juego y hacen que las protagonistas nos caigan en gracia. Quizás el único problema del que dispone el juego es la poca cantidad de objetos que hay para recoger, apareciendo en raras ocasiones manzanas (que sirven para restaurar la salud), aunque esto hace del juego bastante desafiante. Las setas, y sus peculiares efectos, le dan un toque aún más desafiante al juego.

Hay modo de 2 jugadores, lo que hace del juego más divertido, y para dar un poquito de variedad podemos elegir entre dos trajes para las protagonistas: el uniforme de policía estándar y el típico traje de sirvienta hecho a medida parar resaltar el busto de esta para goce de su amo.

El juego está a 0,95 euros. ¿Se merece más, o ese precio vale para él? Si... y no... aunque si bien es cierto que es adictivo y rejugable, también es cierto que no tiene nada más que ofrecer que esos 4 niveles tan cortos que tiene.

Dentro de lo que cabe, es un juego que vale bastante la pena tener en la biblioteca para pasar los ratos muertos, y más que habrá en la sección Indie de XBox Live, aunque habrá que buscarlos bien.


Legendary Legendary

¨Legendary¨ se trata de un infravalorado shooter en primera persona... ¿la razón? Aparentemente por no haber sabido explotar de forma correcta su argumento.

Vale, hay que reconocerlo, el juego, tanto en argumento como en desarrollo de este se parece mucho a una película de la Syfy, pero a una de las buenas. Aunque en un principio el argumento suene muy interesante, no tardaremos en olvidarnos de él y simplemente tratar de pasar un buen rato con el juego. Esto último es fácil, puesto que el juego posee un gran dinamismo que hace que sea imposible aburrirse con él, y además, dura lo necesario. Un total de 6 horas.

Lo más destacable del juego es la escena inicial, con la obertura de la Caja de Pandora, y la ciudad siendo destruida por una serie de criaturas mitológicas. Dicha escena es una auténtica pasada y refleja lo caótico que sería una situación así en la vida real y esta planificada hasta el más mínimo detalle siendo una escena completamente memorable y razón de sobra para jugar al juego aunque solo sea una vez. Y esta no es la única escena espectacular del juego. El juego terminará por dejarnos las expectativas bajas debido a la forma de desarrollar su argumento que siempre nos terminará por sorprender con escenas de buen acabado artístico como lo es la del Kraken y alguna que otra escena con los grifos. El diseño de las criaturas es de lo más logrado de lo que dispone el juego.

Lo que viene tras dicha escena inicial es el típico shooter en primera persona, salvo que nuestro personaje tiene un gravado en la mano que le ha escrito el sistema de seguridad de la Caja de Pandora. Aunque en un principio este gravado da a pensar que tendremos poderes chulos como los de ¨Bioshock¨ al final terminará por ser algo muy poco explotado. Dicho gravado solo lo usaremos para recuperar salud y empujar a los enemigos en caso de que se acerquen demasiado. Igualmente, y según el argumento, el gravado no tiene aparentemente más usos, y en verdad no se necesitan de muchos poderes para cargarse a las criaturas mitológicas, por lo que se puede perdonar.

El juego, a diferencia de otros shooters en primera persona, dispone de una interfaz bastante curiosa por la que recibiremos mensajes con explicaciones de los personajes, enemigos y misiones. Esto esta claramente sacado de ¨Serious Sam¨, donde al igual que este, lo más importante son las descripciones de los enemigos, donde se nos dice sus puntos débiles. Pese a la copia, es una idea muy buena, pero poco explotada en los shooters en primera persona, siendo ¨Serious Sam¨ el único que recuerdo haberla usado, por lo que esta bien que otro juego haga buen uso de ella.

Hay una enorme variedad de enemigos, cada uno con su propio punto débil, pero lamentablemente la distribución de estos resulta ser bastante desigual y los hombres lobos son los que mayor presencia tienen. Si se hubiesen mezclado los enemigos más a menudo y no se centrará en que a cada lugar haya un tipo en especial de enemigo, y no hubiesen dado más importancia a los hombres lobos, el juego hubiese sido mejor, pero al igual que el tema del sello, esto se explica durante el juego y a través de algunos de los textos que recibimos. Las criaturas mitológicas son neutrales respecto a sí, y algunas son presas de otras criaturas (cosa bastante lógica), y ciertas criaturas solo pueden aparecer en determinadas condiciones, por lo que teniendo en cuenta esto los creadores han hecho un buen trabajo tratando de crear su propia mitología y ser fieles con ella.

Sin embargo, lo peor del juego son los escenarios. Mientras los de las ciudades son geniales, el juego no parará de mandarnos a almacenes y sitios subterráneos, lo que es una pena, puesto que los escenarios que tienen lugar en exteriores son bastante hermosos. Cierto que una mayor variedad de escenarios siempre viene bien, pero el caso es que el juego nos obliga a ir más de 3 veces al metro, y este no mola mucho porque tiene muy poco que mostrar.

Otro problema, pero esta vez en menor medida, son los bugs, que consisten en su mayoría de los lobos atravesando paredes cuando se les lanza a tierra.

Como ya dije anteriormente el juego no dura más de 6 horas, menos tras otra jugada, y no hay mucha rejugabilidad en él, y aún más después de que los servidores multijugador de GameSpy cayeran, aunque supuéstamente se podría jugar en LAN con el Hamachi. Igualmente siempre habrá un día en el que apetezca volver a jugarlo, y en esta parte, su escasa duración le beneficia más que le perjudica.


300: March to Glory 300: March to Glory

¨300: March to the Glory¨ es un juego que cuadra con la idea de que en las adaptaciones de películas al formato videojuego se puede hacer algo original si se lleva al gameplay los elementos pintorescos de dichas películas.

El juego posee elementos bastante originales e interesantes traídos de la película, que enriquecen a la mecánica de juego, como las escenas del muro de escudos, los cuatro tipos de movimientos especiales y los ataques de ira. Mientras que los muros de escudos son puestos de forma estratégica para darle mayor variedad al juego y dar un respiro a las constantes escenas de acción, los distintos tipos de ataques, junto con los distintos tipos de armas a escoger, le dan al juego un toque estratégico y de habilidad a la hora de tratar de acabar con los enemigos que hace de las batallas un poco más interesantes. Todo en el juego llega a ser bastante útil y necesario para avanzar en él, y por lo tanto nada sobra. Además el juego dura lo máximo que alguien podría aguantar antes de aburrirse, por lo que para ser la adaptación de un película en plena época donde las adaptaciones de películas no valen mucho, esta bien.

Para darle mayor rejugabilidad, el juego trae una serie de desbloqueables que se desbloquean tras coger unos símbolos en cada nivel. La pena es que estos desbloqueables no son nada interesantes. Se tratan de las ilustraciones, artes conceptuales y entrevistas típicas que salen en este tipo de juegos desde que se saco el juego de ¨Las Dos Torres¨. Además, posee un modo Plus, que se desbloquea tras acabar el juego. Aunque es cierto que una vez terminado el juego, este no te incentiva mucho para continuar jugándolo, teniendo en cuenta que es un juego de portátil y que nuestro personaje estará tan mejorado que podremos derrotar a los enemigos sin muchos problemas, siempre vendrá bien para pasar el rato cuando estemos fuera, aunque siempre habrá algún juego que valga más la pena en cuanto a esto se refiere.

El juego cuenta con secuencias con un estilo gráfico similar al de la novela gráfica en el que se basa la película, y posee una buena actuación de voz. Además, como incentivo para los amantes de la película, viene con un capítulo extra que no se llego a ver del todo en la película. Me refiero claro esta a la batalla de Platea. El nivel en si tampoco es que mole mucho, y para postre nos enfrentaremos con el mismo jefazo del último nivel, pero igualmente se pasa bien matando a los enemigos.

El principal problema del juego está en el tema de los controles. No es que estos fallen, es que hay demasiados movimientos a hacer, y si se deja de jugar al juego durante una semana y se vuelve, uno se olvida de como hacer las cosas y el juego no tiene ningún sitio donde te diga como se hacía tal movimiento. Si a eso le sumamos que, como ya dije anteriormente, todos los movimientos son útiles y necesarios para avanzar en la trama, no tendremos más remedio que empezar una nueva partida y tratar de acabárnoslo enseguida.

Hay niveles de sigilo que están puestos para dar aún más variedad al juego, pero hay dos problemas. El primero es que somo espartanos, y no unos malditos espías. Por lo que te pillen o no te pillen siempre acabaras venciendo. Eso se puede ver como algo bueno, o como algo malo. Hay que recordar que los juegos de sigilo no son para todo el mundo y poner escenas de sigilo extremo en un juego que da a entender acción a saco puede volverse algo perjudicial. El segundo es que los seguratas a los que hay que matar por la espalda da igual que corras o no, nunca les alertarás, salvo que te vean. Además, es mejor correr hacía ellos para matarlos que ir despacio, porque si vas despacio acabarán por girarse cuando completen su ruta de patrullaje y te pillarán. Por lo que este juego falla al completo en las partes de sigilo.

Otro problema en el juego es el tema de la repetitividad, monotonía, o como queráis llamarlo. Antes de criticar este tema, tenemos que tener en cuenta cuna cosa. Muchos buenos juegos son repetitivos, como los clásicos beat¨em ups y hack and slash. ¨300¨ es un hack and slash. Mientras que dichos juegos no se notan repetitivos y nos divertiremos haciéndo lo mismo una y otra vez, este juego, que por lo menos añade algo de variedad en los movimientos termina pareciéndonos repetitivo, algo que en un principio no parece tener lógica.

La razón por la que este juego termina pareciéndole a casi todo el mundo repetitivo, es porque carece de alma. Seamos sinceros, pese a los elementos sacados de la película, ¨300: March to the Glory¨ es otro ¨God of War¨, de hecho, hasta el personaje y la época en que transcurre tienen muchas similtúdes con las de mencionado juego.

¿Y ¨Dinasty Warriors¨ y ¨Devil¨s Kings¨? Son hack¨and slash más largos que este juego y no es que tengan mucha variedad. ¿Porque este juego se nota repetitivo y ellos no? Pues porque ¨300¨, tanto película como juego, no tiene personajes a los que cogerles cariño o que, por lo menos, tengan algo de carisma, ni tampoco tiene una banda sonora magistral, ni un argumento que intrigue y te anime a jugar para ver como termina, y los escenarios no es que sean muy bellos y además parece que repetimos lugares, cosa que en parte esta bien por el tema que trata, pero en el tema de repetitividad le cuesta factura. El caso es que durante todo el juego tendremos cara de ¨meh¨.

El juego podría ser peor, pero gracias a todos esos elementos que se van introduciendo a lo largo de este juego, se vuelve un buen juego para pasar el rato y recordar la película. Curiosamente, es cuando se deja de introducir nuevos elementos en el juego, cuando el juego empieza a volverse cansino. Prueba de ello es cuando se introduce la doble espada. Nos divertiremos como niños masacrando a los persas con ellas hasta que nos volvemos a dar cuenta de que estamos haciendo lo mismo una y otra vez.

Ah, claro, como no olvidarnos de las cinemáticas dentro del juego. Mientras las animadas con el estilo gráfico del cómic le da epicidad al juego y llegan a captar el interés sobre el argumento del juego (y de la película), las cinemáticas dentro del juego carecen de cualquier atisbo de intensidad y terminan pareciendo ridículas (entre ellas la escena de la lanza que se lanza contra Xerxes, valga la redundancia). Vamos, que el juego no hace justicia a los efectos visuales vistos en la película y la violencia de sus escenas, que era lo que en verdad la hacía digna de ver.

Viendo todo esto, si este juego hubiese sido lanzado para PS2 o PS3 y en condiciones (lo que implica el hacer justicia a la potencia de la consola, claramente) hubiese sido una buena alternativa a ¨God of War¨ o a los juegos de ¨El Señor de los Anillos¨ y un juego más atractivo.

Por lo demás, el juego se puede resumir como ¨meh¨.


Fable: The Lost Chapters Fable: The Lost Chapters

¨Fable: The Lost Chapters¨ se trata sin lugar a dudas de uno de los mejores juegos de rol de todos los tiempos, pese a que todo su potencial no se ha explotado completamente.

Aunque al principio, durante la juventud y época de entrenamiento del héroe, el juego no parezca la gran cosa, pronto se hará más grande hasta el punto de ser toda una caja llena de sorpresas que nos llegará a maravillar.

Hay muchas cosas que destacar del juego y que vale la pena hablar de ellas, puesto que juntas terminan haciendo que el juego se convierta en una memorable aventura que viviremos como jugador. Las puertas que hablan, que nos ofrecen enigmas a resolver si queremos descubrir las maravillas que se esconden detrás de ellas, los juegos de las tabernas que, aunque en un principio no sirvan para nada, terminan siendo el lugar donde podremos conseguir unos muñecos con tal de cumplir una misión secundaria, las armas legendarias, los cofres de llaves de plata, los libros que nos encontramos a lo largo de nuestra aventura que sirven para dárselos a una escuela, las piezas del mapa del tesoro y algunos enigmas a resolver como el de la estatua que hay cerca del gremio. Todo esto alarga la rejugabilidad, y resulta ser lo suficientemente atractivo y misterioso como para que intentemos resolverlo aún habiendo terminado el juego.

La historia, aunque en un principio no parezca la gran cosa, termina siendo buena, ofreciéndonos un villano a la altura como es Jack of Blades. Cuenta con un montón de misiones secundarias a resolver, muchas de ellas con una historia propia que llega a estar a la altura de la historia principal, y esta llena de humor y mucha ironía lo que hace de su desarrollo más llevadero. Con ¨The Lost of Chapters¨ la historia se expande aún más dando lugar a una digna conclusión de la historia y dando mayor protagonismo a personajes que en el ¨Fable¨ original eran meros secundarios. Eso si, la misión de los trolls de hielo del principio no es jugable en ¨The Lost of Chapters¨, seguramente que para darle algo único y de valor al juego original. También hay nuevos lugares a visitar como ¨El Burdel¨ que ofrece una de las misiones secundarias más memorables de los videojuegos.

Ahora, si hay algo que hace de este juego grandioso, es su ambientación. La música, junto con la belleza de los escenarios, conforman un hechizó que hará que nos sumerjamos por completo en el mundo de Albion, hasta el punto de que, para cuando nos demos cuenta, ya han pasado 10 horas... y no bromeo... el juego vicia un montón.

Otros de los muchos apartados del juego son las pintas de nuestro personaje. Podemos vestirle y peinarle como nos dé la gana, aunque hay que tener en cuenta que el look que le demos puede infundir miedo o seguridad a los ciudadanos. Esto último es lo que más destaca del apartado, puesto que los lugareños, a los que les gusta expresar sus emociones, nos darán su opinión de como les hemos vestido. Hay que destacar también que las propias misiones del juego nos animan a probar nuevas cosas en él, algo que esta muy bien.

Otra cosa ha destacar es la posibilidad de tanto ser bueno, como actuar vilmente. Lamentablemente aquí ya se nos viene lo malo del juego. Aunque en un principio el personaje evolucionará en base a nuestras acciones, siempre nos veremos obligados a realizar el bien cuando tratamos de avanzar en la historia principal, puesto que matamos a los malos. Es en la etapa final del juego, propia de ¨The Lost of Chapters¨; donde podremos realizar acciones que definitivamente nos marcarán como malvados. Por suerte, esta el Templo de Avo y el Templo de Skrom que nos ayudarán a hacernos malos o buenos en un instante, todo teniendo su coste y su recompensa. Eso no significa que nuestras acciones no repercuten en el juego. Si que lo hacen, y son irreversibles. Por lo que si cometemos un acto malvado del que nos arrepentimos, deberemos vivir con ello.

Otra cosa que no me acaba de convencer mucho es el matrimonio. En este juego esto no nos recompensa en nada, salvo si nos casamos con Lady Grey, lo que nos dará acceso a una puerta parlante, a una llave de plata y un arma legendaria en su dormitorio y, si tenemos suerte, la espada más poderosa del juego gratis. Esto último lleva a otro error en el juego, que es la falta de libertad en el juego. Si, podemos ir a donde queramos y hacer lo que queramos, pero esa libertad se ve abruptamente violada cuando vemos que es necesario casarse con Lady Grey (una auténtica arpía) para abrir la puerta (lo demás se puede conseguir de otras formas) y, por lo tanto, conseguir completar el juego al 100%. Lamentablemente, tras casarnos con Lady Grey, no la podemos matar, y aunque lleguemos a divorciarnos de ella (después de haberla golpeado tropecientas veces delante de todo el pueblo), el daño esta hecho y, si tratamos de quitarle el puesto como alcaldesa el juego tratará como si aun estubiesemos casados con ella, impidiendo su derrocamiento. También, si queremos completar el juego al 100% deberemos dejar vivo a Twinblade para que nos mande sus sicarios y así conseguir partes de las pistas para llegar al tesoro, el cual es una de las mejores gracias del juego.

Hay muchas más limitaciones en el juego, como el tema de las alineaciones, y ciertas características que dejan mucho que desear al no ser tan bien explotadas, como llega a ser el tema de los trofeos, del que no tardaremos en olvidarnos, o las interacciones con los ciudadanos a base de gestos que solo están ahí para ligar o para hacer la gracia.

Por lo demás, el juego es genial y único. Podemos casarnos y tener relaciones sexuales con hombres aunque nuestro personaje es de hecho un hombre, algo que llega a resultar ser bastante gracioso, y la posibilidad de hacer uso tanto de magia como de armas cuerpo a cuerpo y arcos dan lugar a un montón de posibilidades de acabar con nuestros enemigos. De hecho mola un montón matarlos, puesto que podemos llegar a decapitarles incluso con el arco, y tenemos un montón de magias a nuestra disposición para probar sobre ellos. A medida que avancemos en el juego y mejoramos a nuestro personaje el ambiente cambiará, con los enemigos manteniéndose a nuestro nivel, desafiándonos constantemente por muy mejorados que estemos, lo que es muy de agradecer.

Hay algunos minijuegos, o competiciones, que llegan a ser bastante divertidos. De minijuegos tenemos los de la taberna, los cuales más o menos tienen su truco para completarse y conseguir el muñeco, con excepción del golf de moneda el cual esta mal orquestado haciendo que el jugador termine por enojarse, y con razón, puesto que solo hay tres velocidades de lanzamiento de la moneda: Treméndamente baja, muy baja, baja, y a toda pastilla. Además, en dicho minijuego, nos agobiarán los gritos de jubilo de las mojabragas y de los gilipuertas que no paran de alabar al héroe. Y aquí tenemos la razón por la que es más divertido ser un auténtico grandísimo hijo de puta que un héroe. Aunque es cierto que todos soñamos con ser un héroe venerado y que el juego trata de darnos la oportunidad de vivir esto, esto último en el juego esta tratado con completa exageración, con las mujeres no parando de decir que quieren follarnos y los hombres aplaudiendo y gritando como unos imbéciles. Tarde o temprano terminaremos por estallar y cargarnos a todo cristo, convirtiéndose el juego en un survival donde deberemos sobrevivir a hordas de guardias civiles que harán todo lo posible para noquearnos y obligarnos a cobrar los destrozos. Aquí lo divertido esta en poner a la venta todas las casas de cada ciudad acabando con todos sus lugareños, menos de Bowerstone Norte y Sud, que por la maldita gilipollez de que hay niños, no nos permiten llevar armas. Puede que este exagerando un poco en esto. Soy una persona a la que le gusta estar sola, por lo que la presión social en la que vive el héroe me resulta agobiante, aunque igualmente creo que los gritos de jubilo de los lugareños terminarán por acabar con los nervios de cualquiera.

Las competiciones son minijuegos de disparar a todos los muñecos con el arco, patear pollos o traer el pescado más grande, que sirven para desbloquear cosas, conseguir dinero y pasar el rato. El patear pollos en el juego es bastante divertido porque estos no tratarán de hacernos nada como método de venganza, además de que la formula de ¨velocidad * masa = fuerza¨ es completamente aplicable aquí, pudiendo calcular perfectamente la fuerza de nuestro héroe. Esto va en serio, al principio los pollos no se moverán mucho cuando les golpeemos, pero cuando vamos mejorando irán más lejos. Eso si, la mejor competición, es la de la arena. Una pena que esta sea una misión principal y no se pueda volver a entrar en ella para combatir a todas las bestias de Albión.

El personaje también envejece, y es aquí cuando el juego llega de verdad al corazón del jugador. En la parte de ¨The Lost Chapters¨, cuando salimos del barco, nuestro personaje habrá envejecido por completo. Es cuestión de que le pongamos la armadura de oro y nos maravillemos al ver como de verdad hemos logrado construir un héroe. Todas las mejoras que le hemos aplicado, el camino que hemos querido escoger y demás se verán reflejados en el héroe, y eso hace que cualquiera se sienta orgulloso de sus elecciones en el juego.

Lamentablemente, por muchos secretos que tenga Albión, estos tarde o temprano acabarán por ser resueltos y deberemos decirle adiós al juego. Ese es un momento bastante triste porque de verdad no queremos abandonar Albion. Claramente podemos empezar a cargarnos a todo cristo, pero si hemos seguido la senda del bien es posible que no queramos estropear la reputación del héroe, y si hemos seguido la senda del mal esto nos sabrá a poco y queremos hacer más misiones, cosa que ya es imposible. Claramente, después de un buen tiempo seguramente queremos volver a entrar en Albión, por lo que el juego si que da ganas de jugarlo de nuevo.

Sobre ¨The Lost Chapters Aniversary¨ hay que destacar la mejora en los escenarios y la música, los logros que nos animan a descubrir los misterios del juego, la genial implantación del SmartGlass (el cual es obligatorio gastar para conseguir uno de los logros) y algunos trajes que vienen en forma de DLC (algunos de ellos son gratuitos). Lamentablemente esta versión se congela sin previo aviso, obligándonos a apagar y volver a encender la 360 para continuar jugándolo (suerte que hay guardado rápido y no pasa tan a menudo), y el careto de nuestro héroe es horrible, al marcarle tanto las arrugas aún siendo joven, dando la sensación de que estamos controlando a un drogadicto, por lo que lo positivo del envejecimiento del héroe se va a la mierda. También hay alguna que otra bajada de frames. Es por eso que es más recomendable jugar al juego original antes que el Anniversary.

Sea como sea la experiencia única que ofrece ¨Fable: The Lost Chapters¨ es ya motivo suficiente para recomendarlo y para considerarlo uno de esos juegos que hay que jugar antes de morir, pese a sus limitaciones. Recomendable.


The House of the Dead 2 The House of the Dead 2

¨The House of the Dead 2¨ se trata, sin lugar a dudas, del mejor shooter sobre raíles que existe.

Su increíble música, los efectos de sonido, el estilo gráfico, los escenarios, los memorables enfrentamientos contra los jefes, la historia y esa actuación de voz en inglés tan cutre que termina siendo épica hacen de esta afirmación difícil de discutir, y aún más teniendo en cuenta que todos estos detalles llegan a compaginar tan bien que hacen del juego muy dinámico y, gracias a ellos, una experiencia inolvidable por la que cualquier aficionado a los videojuegos debería pasar. El juego esta tan genialmente hecho que muchas veces llega a dar la impresión de que ha sido pensado hasta el más mínimo detalle.

He llegado a jugar este juego en todas sus versiones, incluida la versión arcade y todas y cada una de ellas son geniales, aunque la versión de arcade es insuperable. Cierto que la versión de Dreamcast adapta a la perfección la versión de arcade, pero el hecho de que las pistolas para la consola, tanto oficiales como no oficiales solo funcionen en pantallas de tubo hace que termine siendo mejor jugarlo en arcade con la pantalla tan grande que tiene y con las pistolas, que es lo que le da la gracia al juego. Eso si, una cosa que tiene tanto la versión de PC como la de Dreamcast que hacen que dichas versiones estén a la altura de la versión para arcade, es el Modo Original. A diferencia del Modo Original de ¨The House of The Dead¨, no podemos seleccionar entre varios skins para nuestro personaje, pero si que podemos seleccionar entre varios power-ups, la mayoría de los cuales conseguimos en dicho modo. Esto alarga bastante las horas de juego, y aún más si tenemos en cuenta que algunos de los power-ups a encontrar están bastante bien escondidos y resultan graciosos a la hora de usarlos o simplemente hacen de la experiencia de juego más divertida.

El problema viene cuando lo comparamos con ¨The Typing of the Dead¨, una obra maestra que resulta ser el spin-off de esta obra maestra. Dicho juego, es más gracioso, tiene su gracia al jugar con teclado (¨The House of the Dead 2¨ carece de ella si no juegas con las pistolas, cosa chunga si no tienes pantalla de tubo) y tiene una mayor variedad de modos. Casi podíamos decir que ¨The Typing¨ lo supera, puesto que aparentemente tiene todo lo que ¨The House of the Dead 2¨ tiene pero mejor, pero no... solo está a su altura. Hay muchas cosas únicas en ¨The House of the Dead 2¨ que hacen que termine valiendo la pena probar ambos juegos, y la más clara de ellas es su final, dividido a su vez en 3 subfinales dependiendo de nuestro rendimiento en el juego.

En ¨The Typing of the Dead¨ solo había tres finales, nada de subfinales, y todos ellos eran cómicos. En cambio, en ¨The House of the Dead¨ tanto el final como sus tres subfinales son melancólicos a más no poder, tanto que hasta nuestro corazón se llenará de tristeza. La cosa llega a ser tan exagerada que por un momento pensaremos que a los actores de voz del protagonista y del villano deberían darles un Oscar, por mucho que antes nos descojonaramos con la cutre actuación de voz de todos y cada uno de los personajes, hasta el punto de citar las memorables frases que abundan en el juego (El ¨I Don¨t Wanna Die¨ es una de las frases más memorables de la historia de los videojuegos). Todo este efecto que produce el final es, en parte, gracias a la magnifica banda sonora del juego.

El otro detalle que hace que ¨The House of the Dead 2¨ continúe valiendo la pena aún teniendo el ¨Typing¨ es que, de alguna forma, se vive una experiencia diferente al ¨Typing¨. Esto se debe a que ¨The Typing of the Dead¨ es un juego cómico, tan cómico que no nos paramos mucho a fijar en los detalles que hicieron de ¨The House of the Dead 2¨ un juego magnifico, mientras que en dicho juego claramente se ve eso.

En realidad no hay ningún pero a ¨The House of the Dead 2¨. Como ya he dicho, es un juego que esta pensado hasta el más mínimo detalle, hasta el punto de llegar a sorprendernos, puesto que es difícil de creer que el juego llegue a ser tan bueno como para hacer que sus fallos (la sensual actuación de voz) se conviertan en virtudes. La única razón por la que no le doy el 10 es porque, a diferencia de otros juegos a los que les he dado dicha nota, no tiene un nivel de rejugabilidad tan alto. Lo jugaremos entre 2 o 5 veces, hasta 10 si nos paramos a buscar algunos power-ups en el Modo Original, pero al final terminaremos por aburrirnos y tendrán que pasar unos cuantos meses o 1 año antes de que nos dé nuestra venada nostálgica y queramos volver a jugarlo y maravillarnos con él.

Por lo demás, completamente recomendable.


Super Street Fighter II Turbo Super Street Fighter II Turbo

¨Super Street Fighter II Turbo¨ se trata de la versión definitiva del clásico juego de peleas ¨Street Fighter II¨, y con razón, puesto que la adición de los Supers supone la guinda para el pastel para la subfranquicia y el hecho de que se hayan reequilibrado los personajes hace del juego aún más disfrutable. Si a esto añadimos que tenemos a Akuma Matata como jefe final secreto y, por lo tanto, motivo suficiente para tratar de superarnos en el juego con tal de vencerle, tenemos a un juego con el que tendremos vicio para rato

A la hora de hablar del juego, sin embargo, debemos tener en cuenta su versión para Game Boy Advance y su versión para PlayStation 3 y XBox 360, los cuales llegan a superar a la versión original por multiples factores. La versión de Game Boy Advance, titulada ¨Super Street Fighter II: Turbo Revival¨, además de permitirnos llevar los combates allá donde queramos, posee una interfaz bastante molona e incluye los minijuegos y nuevos escenarios. Cierto, los minijuegos aparecen en todas las versiones de ¨Street Fighter II¨, pero cuando hablamos de ¨Super Street Fighter II Turbo¨, solo la versión de Game Boy Advance los llevaba... anteriores y posteriores versiones a otras consolas no los incluyen, por lo que siempre tendremos la sensación de que le falta algo al juego. Es la versión más nostálgica de todas.

La versión de PS3 y XBox 360, titulada ¨Super Street Fighter II Turbo HD Remix¨ es la mejor versión de todas las que ha tenido ¨Super Street Fighter II Turbo¨. Posee gráficos mejorados (cierto, a mi los gráficos no es que me importen mucho, pero hay que admitir que aquí han hecho un buen uso de estos, hasta el punto de que, combinando con la música remixeada, el juego transmite nuevas sensaciones. Eso si, el escenario de Daslhim para mi ha empeorado. El resto de escenarios son simplemente bellos), música remixeada (la música se escucha que da gusto. Cualquiera terminará cayendo en la tentación de poner el juego con tal de poder escucharla), finales modificados (el final de Ryu es distinto. No llega a ser tan lacrimógeno y memorable como el original, pero esta a la altura. Eso si, sigue teniendo el mismo aire melancólico. Los demás personajes tienen finales que llevan a la misma conclusión que en el original, pero que están narrados y representados de forma diferente. El final de Chun-Li es de doble elección), personajes superrequetemegaequilibrados (joder, da igual cuantas veces lo intenten, siempre habrá algo que termina por dejar ese apartado imperfecto, en este caso Blanka y su exagerado uso de los ataques rodantes) y online (bastante desértico desde que salió el ¨Street Fighter IV¨, pero aún sigue habiendo gente dispuesta a follar vivo a todo ¨principiante¨. Lo gracioso aqui es que nos vamos a encontrar siempre con los mismos usuarios). Ah, también tenemos la posibilidad de reducir la velocidad al juego para jugar como en el ¨Street Fighter II¨ original. Lo único malo de esta versión es que se te obliga a comprar el Arcade Stick para realizar perfectamente los Supers de los personajes, luego, al tener como base la versión de Arcade y no la de Game Boy Advance, seguirán faltando los minijuegos, los cuales hubiese sido interesante ver remixeados. El detallito de poder jugar con los sprites originales es ridículo y estúpido a más no poder, puesto que solo podremos cambiar los sprites pero no los escenarios, dando una sensación de cutrez tremenda. Otra cosa negativa son los créditos, que simplemente son 6 paginas llenas de nombres. Ninguna imagen graciosa como en la versión original. Por suerte se pasan rápidos.

De todas formas cada uno tendrá su idea de que ¨Super Street Fighter II¨ es mejor, pero lo cierto es que el equilibramiento en los personajes hace del juego más disfrutable, y con razón. En ¨Super Street Fighter II¨ la cosa se fue al garete con la adición de los nuevos personajes, especialmente con el indio y Fei Long. Uno era muy rápido pero con movimientos que no hacían una mierda, el otro, en cambio, era lento de cojones y no tenía suficientes movimientos para defenderse. Aquí las cosas por suerte han cambiado y Fei Long puede causar mayores daños sin exagerar en ningún momento, y el indio se ha vuelto un auténtico matón y alguien al que temer cuando se le enfrenta.

Pero sin duda, algo que el juego ha heredado de anteriores versiones para bien, es su capacidad de inmersión. La música, los efectos sonoros, la pantalla de continuar, los créditos.... todo esta bien orquestado, hasta el punto de que este juego hará que se nos pase la tarde volando. Si todo eso lo sumamos a las mejoras de esta versión tenemos una auténtica obra maestra en los juegos de lucha. Ni ¨DarkStalkers¨, ni ¨Tekken¨, ni ¨Toshinden¨ ni hostias, ningún juego de lucha nos hará quedar pegados a la pantalla tanto rato como este.

Este es el ¨Street Fighter II¨ que conozco.


Total de críticas: 638

Páginas de resultados:



Buscar juego:

Volver a juegos

Volver a abandomoviez


¿Quiénes somos? | Contacto | Anúnciate en aBaNDoMoVieZ | Últimas actualizaciones | Política de Privacidad / Cookies

home

Visita nuestras secciones:

Películas de Terror | Mejores Películas de Terror | Mejores Películas | Estrenos 2015 | Estrenos DVD | Estrenos BLU RAY | Bandas Sonoras

Películas en televisión | Circuitos de Puntuaciones | Trailers | Clips | Series | Cortos | Asesinos | Libros | Juegos | Festivales

Taquilla España, USA, México, Argentina | Quiz Abandomoviez | Concursos | Fanter Film Festival | Horror Movies

El copyright de los posters, imágenes, trailers y clips que se incluyen en este portal pertenece a los respectivos
autores, productoras, distribuidoras y sites enlazados. Todos los derechos reservados. 2002-2019
aBaNDoMoVieZ ® CIF/NIF: 76026608Q