Ficha Christine

7.12 - Total: 694

  • No la has puntuado
  • No has insertado crítica
  • No has insertado curiosidades
  • No has insertado ningun error


Críticas de Christine (103)




mahotsukai

  • 10 Jan 2018

8



Correcto film menor de John Carpenter, basado en la novela de Stephen King.

Arnie Cunningham es un impopular joven de 17 años que compra un destartalado vehículo clásico en un arranque de inmadurez, preocupándose obsesivamente de repararlo y dejar como nuevo. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, el muchacho se aislará de su familia y amigos, convirtiéndose en un tipo arrogante y egoísta.

Uno de los primeros ejemplos del subgénero de “vehículos asesinos” fue el TV film “Killdozer” (1974) de Jerry London (un Bulldozer Caterpillar D9), que daría pauta a posteriores films, todos de regular y franca calidad, sobre engendros mecánicos poseídos por alguna fuerza maligna o diabólica, que sólo buscaban saciar su sed de sangre humana. En la gran mayoría de los casos, estas máquinas respondían a un instinto asesino sobrenatural, siendo los más recordados títulos como “The Car” (1977) de Elliot Silverstein (un Lincoln Mark III, 1971), “The Hearse” (1980) de George Bowers (un carro fúnebre), antes de que John Carpenter rodara la que sería considerada, si no la más emblemática, una de las más referenciales del subgénero, “Christine” (1983).

Para cuando John Carpenter decide adaptar la novela “Christine” (1983) de Stephen King, ya era un director consumado y exitoso dentro del género de terror, principalmente por “Halloween” (1978), “The Fog” (1980), “Escape from New York” (1981) y “The Thing” (1982), por lo que no es de extrañar que decida explorar otras formas de hacer terror, alejadas del slasher, subgénero para que el que había aportado decididamente. A pesar de todo, Carpenter no se sentía del todo conforme con sus logros y fue así como terminaría aceptando la propuesta del productor Richard Kobritz de realizar una adaptación cinematográfica de “Christine” (1983), quien ya había trabajado obras de Stephen King como “Salem’s Lot” (1979) de Tobe Hooper y que recién había adquirido los derechos de las novelas del Plymouth Fury asesino y “Cujo” (1983) cuya adaptación sería dirigida por Lewis Teague.

Carpenter señalaría en una entrevista posterior que siempre sintió que “Christine” (1983) no era un proyecto que él había concebido, sino una propuesta que tenía que filmar en ese momento de su vida, a pesar de que no encontraría realmente aterradora la historia. Algunos críticos creen ver en estas declaraciones cierto dejo de falta de entusiasmo de parte de Carpenter para rodar una película que está entre los títulos menores del director, y que parece en realidad atípica en la filmografía del genio detrás de “The Thing” (1982) en cuanto a manejo de narrativa y control del suspenso, construida a partir de una premisa fantasiosa, ridícula y algo descafeinada si no se le sabía adaptar convenientemente.

Una de las primeras cuestiones que el guionista Bill Phillips realiza a partir de la novela de King, que por cierto aún no se terminaba de imprimir y publicar, es prescindir del elemento explicativo sobre la naturaleza malévola de “Christine” (1983). Mientras en la novela, King habla que el vehículo está poseído por el espíritu de Roland D. LeBay -un ex veterano de guerra que lo compró- en el film no se le adjudica un origen claro a la maldad del automóvil, hecho que podemos ver en la escena introductoria durante la armazón de “Christine”, suena de fondo, “Bad to the bone” (1982) de The Destroyers. A diferencia del film “The Car” (1977) de Elliot Silverstein, en donde se juega constantemente al suspenso sobre el origen del vehículo, Carpenter opta por descartar ese suspenso y partir de la base que el mal no requiere explicaciones, en especial, lógicas.

“Christine” (1983) cae también el cliché de la historia estudiantil de preparatoria, con el nerd que sufre bullying de un grupo de matones y que terminará por vengarse de sus victimarios, pero también es cierto que aborda temáticas, que aunque tibiamente desarrolladas, tienen que ver con aspectos más bien psicológicos. No es casualidad que Carpenter presente a un adolescente inseguro e impopular que sufre por los acosos de Repperton y sus secuaces, y que la compra del vehículo, pero más aún su reparación, sean una clara metáfora de la transformación de adolescente a hombre. El personaje muta, de una forma algo acelerada y precipitado claro, a partir de la capacidad de reconstruir el viejo y destartalado Plymouth Fury rojo que compró y convertirlo en una hermosa reliquia, pero más cuando el chico es capaz de enfrentar a sus padres y a los matones, y conquistar a la chica más hermosa de la preparatoria.

En cierta medida, la reparación de “Christine” (1983) no es más que un acto de puro amor, con una alusiva extensión a la búsqueda y concreción de cambiar el molesto presente, ya por una cuestión de amor propio. El problema es que este cambio vendrá de la mano de una conducta cada vez más arrogante y violenta, convirtiéndose en la némesis de lo que era (un chico ingenuo pero bondadoso), y que se deduce es producto de la influencia que el diabólico automóvil ejerce sobre Arnie. Por lo tanto, la nueva personalidad de Arnie no sólo el supuesto viaje a la madurez sino también el reflejo del empoderamiento que ciertos elementos entregan a sus propietarios, que Carpenter esboza, sin llegar a ser especialmente crítico del capitalismo.

Así, Carpenter le otorga una sugerente personalidad a la máquina asesina, un Plymouth Fury rojo armado en 1957, con un sentido inquietante de obsesión y venganza, y una actitud celópata, digna del más trastornado/a. Y además de exponer una influencia negativa en Arnie, establece de manera correcta una relación de codependencia entre el vehículo y el muchacho, en una clara alusión a las relaciones destructivas que pueden darse entre humanos. “Christine” es realmente tratada como una chica, celosa, impetuosa, vengativa y hasta histérica por momentos, y no sólo por Arnie sino por sus dueños anteriores.

Algunos críticos señalan que “Christine” (1983) es una de las obras más “impersonales” de John Carpenter también por su decisión de ser bastante poco explícito con las escenas de terror, en donde el director de “They Live” (1988) prefiere sugerir cuando el automóvil asesino entra en acción. Salvo en la escena final de Arnie, que es un tanto más explícita, el guión no tiene mayores muestras de gore, aunque sí se decanta por un aspecto que resulta a todas luces uno de sus más efectivos recursos, el de los efectos especiales en la reparación de “Christine”. Carpenter, que no lo tenía inicialmente contemplado, acierta con las escenas en que el vehículo se autorepara solo, después de haber sido destrozado, deformado y hasta quemado, demostrando en ese sentido la inmortalidad del mal intrínseco en “Christine”. Algunas de las escenas destacables que quedan en la retina son la del aplastamiento a uno de los secuaces de Repperton en un callejón, y la de la bencinera, en donde Christine se incendia y persigue a Repperton por la carretera totalmente en llamas, en donde la película ya ha tomado un sendero argumentativo claramente sobrenatural.

John Carpenter realizó un “casting” para “Christine”, colocando avisos en todo el sur de California en busca de modelos del automóvil, adquiriendo 24 vehículos en estado de deterioro, cuyas refacciones permitieron finalmente construir 17 modelos de Fury. Aunque finalmente se lograron obtener 5 Fury, Carpenter también utilizó otros modelos como el Belverede y Savoy adaptados como un Fury. Para las escenas en que el vehículo se autorepara, se recurrió a la inversión de imágenes luego que los vehículos eran aplastados por sistemas hidraúlicos. Cabe señalar que el trabajo del fotógrafo Donald M. Morgan y la montajista Marion Rothman constituye uno de los mejores utilizando está técnica, ya que en todo momento se tiene un especial cuidado de que las escenas no parezcan artificiosas. Finalmente, señalar que sólo 2 modelos Fury se “salvaron” del film, ambos se encuentran en poder de sendos coleccionistas.

Gran parte del film se rodó en Los Ángeles, California, a partir de abril de 1983, mientras que las escenas del Garage Darnell fueron filmadas en Santa Clarita.

Uno de los aspectos más flojos del film son sus actuaciones, aunque bien cabe señalar que el más regular es Keith Gordon (“Tiburón II”, 1978) quien interpreta a Arnie Cunnigham de forma algo sobreactuada, pero efectiva al final de cuentas, como el chico nerd maltrado y despreciado que decide cambiar radicalmente su forma de ser, pero confunde madurez con arrogancia. John Stockwell (“Top Gun”; 1986) interpreta a Dennis Guilder y la bella Alexandra Paul (Serie “Baywatch”, 1992-1997) a Leigh Cabot, major amigo y novia de Arnie respectivamente, que deben luchar contra “Christine” para evitar que Arnie termine mal y de paso salvar su vida, pero su performance se hace bastante estereotipada, incluso para esa época.

El reparto lo completan el veterano Robert Prosky (“Gremlins II: The New Batch”, 1990, “Mrs. Doubtfire”, 1993) como el malhumorado Will Darnell, propietario del garaje en donde Arnie repara y guarda a “Christine”; Harry Dean Stanton (“El Padrino II”, 1974; “Alien”, 1979; “La última tentación de Cristo”, 1988) como el intrascendente detective “Rudy” Junkins; y William Ostrander (“Red Heat”, 1985; “Mulholland Drive”, 2001) como el matón Budy Repperton.

El score incidental de “Christine” (1983) estuvo a cargo del propio John Carpenter y Alan Howarth, quien además escogió una interesante y clásica colección de clásicos de rock&roll, que incluyen el mencionado “Bad to the bone” de George Thorogood & The Destroyers, “Not fade away” de Buddy Holly, la versión de “Runaway” de Bonnie Raitt, “Keep a knocking” de Little Richard y “Beast of burden” de Rolling Stones, por mencionar algunos.

En definitiva, un film correcto y entretenido, aunque menor de Carpenter, cuyo mayor mérito es permitirle explorar otros tipos de hacer terror, ciertamente más enfocado en el suspenso, y uno que otro elementos narrativo psicológico enfocado a la adolescencia y sus eternas complicaciones.



Me gusta (0) Reportar

x1X

  • 1 Dec 2017

--


Siempre que hago alguna crítica sobre alguna adaptación cinematográfica de algún libro de S. King recalco lo mismo, Carrie (1976, obviamente) es mi película por excelencia. Una maravilla, sin duda alguna.

A excepción de ésta, de Misery, Cementerio de Animales e incluso del Juego de Gerald, el resto me parece una verdadera basura.

Sin duda, siempre había escuchado que Christine era una buena película, fiel al libro (no lo he leído por tanto ahí no entro) y con bastante potencial. Sin embargo, ayer decidí verla y lejos queda de ser una buena película de terror.

Para mí es súper larga y tediosa con una duración excesiva para lo que realmente muestra. No me ha generado nada de nada, tan sólo deseaba que terminara.

Lo mejor son los efectos con el coche, bien logrados pero el resto es muy pobre (trama, falta de chispa, etc.).

No me ha gustado y pienso que está sobrevalorada. Lo peor de todo es que no genera absolutamente nada de nada, ni tensión y ni mucho menos terror.



Me gusta (1) Reportar

asrock3000

  • 28 Oct 2017

7


Christine nos retorna a esos años entre la adolescencia y principios de la adultez, cuando nos sentamos al volante de un coche y ‘‘el mundo es nuestro’’. Cuidado, elevada dosis de melancolía.
A mi gusto crea un buen ambiente para la historia (aunque no he leído la novela original) pero lo que mejor valoro es como le da vida propia a un trasto de los años cincuenta. Como un inocente chico se enamora y lo da todo por el, o ella mejor dicho. En fin amor hacia un vehículo. Creo que al escribir la novela quisieron criticar, en cierto modo, el amor que algunas personas (me incluyo yo) pueden llegar a sentir por un coche, moto…



Me gusta (0) Reportar

yaxkiino

  • 8 Oct 2017

10


Esta película la encontré por casualidad en Netflix al buscar clásicos de los 80s. Tenia mis dudas sobre verla ya que por la portada me imagine que la historia giraba en torno a un auto y pensé que seria aburrido.

Pero me lleve una gran sorpresa, el protagonista convence totalmente en su actuación, plasma a la perfección esa obsesión y locura que le provoca Christine. Los demás también lo hacen muy bien, pero lo mas llamativo es el auto y ciertas escenas donde cuesta creer que es una película ochentera por lo bueno de los efectos.

Logro asustarme en ciertas escenas, siii! Un auto me asustó. Se oye ridículo pero cuando hay una buena historia y esta bien dirigida y las escenas son las correctas logra su cometido.

La banda sonora perfecta. Esta película sin duda se vuelve instantaneamente en una de mis favoritas de todos los tiempos.

Recomendable!



Me gusta (0) Reportar

Onethirtyeight

  • 13 Sep 2017

7


Buena película de terror ochentera dirigida por el maestro John Carpenter. Plasma la esencia de Stephen King y lo convierte en un clásico de culto.
Stephen King es el maestro del terror pero sabemos que sus obras mas que asustar crean suspenso e intriga porque el enfoque diferente que le da al terror no es el común, sino crea nuevos personajes e ambientes a partir de entorno común y los hace terroríficos.

Así que estamos ante Christine, un ¨auto¨ maldito que obsesionará enfermizamente al que lo posea. Y caerá en manos de un adolescente nerd e inseguro que cambiará totalmente de personalidad y repercutiendo tanto en su vida personal como social.
Christine de alguna u otra manera es una máquina asesina y no tardará en buscar nuevas víctimas.

Lo mejor:
La película es presentada como una historia fresca a pesar de lo pintoresco de su trama, no se torna tan falsa al espectador.
Lo bizarro de su temática, es sorprendente.
El diseño del carro es espectacular, sus arreglos, sus daños, todo es gráficamente impecable.

Lo peor:
Quizás no es una película para todos. Ya que el terror no es su fuerte, o al menos sus sustos.

Totalmente no es una película para el público común, es altamente recomendable si te gusta el cine terror de los 80 sobretodo si eres fan de Carpenter (Halloween) y de las obras del maestro King.



Me gusta (1) Reportar

edcarpenter

  • 13 Sep 2017

6


ya un clásico del género que el tiempo ya le cobro factura y aun asi no deja de ser entretenida ,que en su momento llegó a ser una idea original por la trama del auto asesino al cual le dan un gran aspecto terrorífico que como típico monstruo hollywoodense era casi indestructible.
la otra parte resulta muy reiterativa con el clasico nerdo que se convierte en villano además de la novia y el amigo son un tridente protagonista que llegan a estar correctos en sus actuaciones y el desarrollo llega a tener sus buenos momentos con el carro eliminando de a uno por uno al grupo de abusadores además de la recta final
,de extrañarse que se haya cancelado su remake pero a la vez resulta mejor pues comúnmente solo terminan por arruinar estas curiosidades ochenteras



Me gusta (0) Reportar

Mad Warrior

  • 1 Feb 2017

6



Otra adaptación de una novela de Stephen King...“¡apaga y vámonos!”, pensaba yo (reconozcámoslo, son pocas las que sobreviven de la quema).
Sin embargo Carpenter rescata con bastante acierto y pulso el relato de aquel escalofriante Plymouth del 57.

Digamos que se pone entre nostálgico y macabro, consiguiendo una obra de culto más que nada para agradar a los fans de la serie “B” (porque no es que haya envejecido tan bien como otras del cineasta) y logrando una curiosa y entretenida mezcla entre una primera parte llena de “rock n roll”, clichés de la época y de ese cine de adolescentes (el empollón torturado, el jugador de “rugby”, el macarra abusón del instituto, los padres conservadores...en fin, lo de siempre) y una segunda llena de misterio y terror sobrenatural, muy en la onda del cine de Carpenter, pero que quizá, por su duración y desarrollo, carga un poco.
Aunque se nota que muchas veces el cine de este hombre no se toma a sí mismo en serio (no hay más que fijarse en “Starman” “1.997: Rescate en New York” o “Golpe en la Pequeña China”), y eso es de agradecer en cintas como ésta.

Lo más llamativo para mí no fueron precisamente los ataques del flamante vehículo, sino la transformación casi demoníaca que sufre el personaje de un genial Keith Gordon, Arnie, siendo testigo de cómo su alma es absorbida poco a poco por la esencia del coche y del rechazo de su propia realidad...
lo que puede hacer un coche en un joven débil de espíritu, por Dios...



Me gusta (0) Reportar

Crazygonpop

  • 2 Apr 2016

8



Definitivamente ahora me convenzo más a la hora de criticar peliculas basadas en libros de Stephen King, y es que el autor en este libro particularmente propone diversas situaciones, analiza tan profundamente los personajes y la evolucion de ellos, que creo que es imposible plasmarlo en pantalla.

La escencia y la idea principal se plasman correctamente en un film de adolescentes ochenteros que logra su cometido. Con buenos actores, una excelente calidad de ambientacion y efectos especiales no logra ser suficiente para lo que intenta decirles la pelicula a quienes no leyeron la novela.

El error principal quizás también ha sido convocar actores ¨grandes¨ porque aparentar una cierta edad ya le quita un poco de realismo, de igual manera el protagonista lo hace muy bien y me convencio bastante.

Muchos baches, poca profundidad en las relaciones entre los personajes y baja importancia de muchos de ellos. Muy complicada decision hacer este film porque yo por lo menos que lei el original, me encariñe mucho con los personajes y en este caso los vi un poco frios, sin desarrollo de personalidad y falta de madurez en las casi dos horas del film (que aunque no lo parezca se pasa volando).

Creo también que le falto un poco de ¨Terror¨, porque en si la pelicula no dá miedo, pensé que me encontraria con algunos hechos sobrenaturales (que en el libro son pocos pero que dan miedo) y que tienen ese tipico humor negro de King que hace intachable el género.

Le doy un 8/10 porque me dio esa nostalgia de ver plasmado como ya dije el excelente libro del cual proviene, y tambien porque es original y muestra algo diferente.

Esperaria ansioso un remake donde pudieran explicar un poco mas las cosas y no omitir personajes importantes como el dueño macabro de Christine y su pasado oscuro.

Lean el libro! ;)



Me gusta (0) Reportar

Asshlay

  • 10 Jan 2016

9


Una de mis películas favoritas de Carpenter, que a pesar de los años que tiene aun, a pesar de sus fallos, ha envejecido muy bien.

Con unas actuaciones estupendas, destacando la de Keith Gordon, que para mi hace un papelón, una fotografía estupenda y quizás una de mis cosas favoritas, la banda sonora que estoy deseando que aparezca en cada vez que sale en escena Christine.

Un clasico que hay que ver al menos una vez.



Me gusta (0) Reportar

Raúl Rubio Peñas

  • 22 Aug 2015

6



Clásica película dirigida por John Carpenter basada en un relato de Stephen King. Es bastante entretenida, las actuaciones son buenas y la dirección es bastante correcta. Creo que merece la pena, si bien creo que sería interesante ver un remake a día de hoy.

Recomendable.



Me gusta (1) Reportar

gcaser@gmail.com

  • 11 Mar 2015

7


La película me gustó mucho, está bien hecha para ser tan vieja. Acá era cuando John Carpenter hacía esos productos de calidad inolvidables, y este es un ejemplo. Empieza bien pero los últimos 50 minutos se hacen un poco densos debido a que durante los otros primeros 50 minutos no pasa prácticamente nada. Las mayores muertes y la lucha contra el auto ocurre al final. Tiene muy buenos efectos, sobre todo cuando el auto se auto-arregla solo, ese efecto es sorprendente. Recomendable.



Me gusta (3) Reportar

AbomiNahuel

  • 28 Jan 2015

8


Carpenter ya había conseguido que su nombre obtuviera peso dentro del genero del terror y del suspenso, con un par de obras maestras años atras, aun seguia por buen camino, esta vez con una adaptacion de Stephen King.

Quizás esta película evidencia la versatildad de ambos, tanto de Carpenter como de King, ambos encerrados en un genero como el terror, tienen bastante originalidad para la creación de personajes. Aunque hay que decirlo, la idea de un auto asesino no causa mucho temor a primera instancia, y es cierto algo mas, la película en sí tampoco transmite miedo, pero puede catalogarsela mas bien como una comedia negra o thriller fantástico, de cualquier manera, el suspenso es bien manejado y cumple con su misión de inquietar al espectador.

Anteriormente, Carpenter dio cátedra en el terreno de los efectos especiales con The Thing, los cuales fueron demasiado explícitos y gráficos a la hora de los fluidos y la sangre: en esta ocasión, se rememora lo hecho en Halloween, donde la sangre escaseaba o ni siquiera aparecía, en Christine las muertes son contadas y totalmente carentes de violencia, el impacto pasaba mas por la insinuación. Los que se emplearon para la ¨reconstrucción del auto (ya que este mismo contaba con el poder de repararse a sí mismo) son fabulosos, el aspecto de Christine también es encantador, sobre todo por los detalles interiores y un rojo fuerte para el exterior hacen hasta desear tener ese auto.

Las actuaciones ayudan bastante a un ritmo muy entretenido. El protagonista es el típico nerd de secundaria, que siempre hace caso a los padres, hasta que decide por su cuenta adquirir el auto, el cual influye en su personalidad y posterior transformación, llegando casi a la locura: este cambio en su forma de ser esta muy bien interpretado por el actor, ya que no callo en la arrogancia o en una actuación poco creíble.

Los movimientos de cámara y varios planos muy abiertos nutren de mucho dinamismo a la película, mostrando el esplendor del auto a la hora de moverse y correr a velocidad.

La verdad es que sin ser una gran película realmente vale la pena, como dije antes, no hay que esperar escenas que nos pongan los pelos de punta, pero igual la considero una de las mejores de John Carpenter.
Un 8.



Me gusta (1) Reportar

franjadimo

  • 17 Nov 2014

7


La pelicula tiene el encanto de los años 80 eso es lo que la hace especial, pues aunque la historia es buena y maneja un suspenso bueno la película es lenta y contiene poco terror ademas las muertes no se muestran bien,pero pasa por que entretiene lo justo y sus actuaciones ayudan bastante.



Me gusta (2) Reportar

LluísS.

  • 6 Nov 2014

4


Contra corriente. Así me siento al realizar en esta crítica a tenor de la opinión más que generosa de los usuarios que puntuaron demasiado bien esta película.

Supongo que lo hicieron por tratarse de Stephen King y de Carpenter, y no tuvieron valor para recriminar a estos personajes ilustres y tan importantes dentro del cine de terror que posiblemente crearon en este título una de las historias más sobre valoradas, en mi humilde opinión.

Los efectos más que correctos pero no pude ver más allá. La razón por la cual me quedo estanco fue la incapacidad para sentirme atraído con Crhistine, muy lejos de producirme sensaciones positivas.

En todo caso mi opinión queda escrita.

Stephen King tuvo más solvencia en otras producciones y Carpenter también. Esta película es una de las más flojas de ambos.



Me gusta (0) Reportar

ragman

  • 9 Jun 2014

8


muy buena adaptacion de la obra de king, con minimos cambios pero que no lesionan el producto, john carpenter se pasa con este filme, logra darnos un verdadero vehiculo del terror.
quizas hablo un poco aferrandome al contenido nostalgico de la pelicula en aquellos momentos cuando la visualize por primera vez, cuando vi en este film un producto interesante y en el auto chistine un icono del terror ochentero. obviamente, la pelicula envejecio, el tiempo le rinde cuentas pero eso no quita que se volvio un clasico.

christine logro su cometido, agradesco que jamas hicieran secuelas o una remake ya que tuvo su momento, su epoca y eso no se cuestiona.



Me gusta (0) Reportar

churchburner

  • 11 Apr 2014

7


Adaptación ochentera de la novela de Stephen King de la mano del maestro Carpenter. No es de las mejores de este director, pero es muy entretenida. No he leido la novela, asi que no puedo hacer ninguna comparación.

Buenas actuciones, buena música y muy buenos efectos. Si se tuviera que poner un pero, es que está muy edulcorada en cuanto a violencia, pero bueno, la trama tampoco la requería en exceso. Las escenas del Plymouth, las mejores sin duda.

No me pareció ninguna maravilla, aunque si entretenida y disfrutable.



Me gusta (0) Reportar

alejambre

  • 19 Nov 2013

8


Una de mis peliculas favoritas, más si hablamos de los años 80 que trajeron grandes rodajes.La adaptación es buena, del famoso escritor Stephen King, mezcla varios elementos, hacen sentir ese suspenso caracteristico de los filmes de aquella época, con excelentes actuaciones, guion, fotografia, etc... un ejemplo claro es donde un Plymouth Fury (christine) arde, su reconstrucción de ella misma,la explosión de la gasolinera entre otras, es genial, ya que este tipo de peliculas hay que observarlas desde el contexto en que fueron producidas sin olvidar los elementos contemporaneos.



Me gusta (2) Reportar

maxter88

  • 25 Mar 2013

10



Adaptación al cine del libro de Stephen King, Christine. La cual está dirigida por un maestro Carpenter siendo esta una buenísima película de terror en cuanto a guion,fx y música.Las actuaciones son buenas en general pero digamos que aquí el protagonismo lo tiene Christine un Plymouth Fury de color rojo el cual esta poseído/encantado y tiene hechizado al pobre Arnie Cunninghan, teniendo que sus amigos al final de la película ayudarlo y destrozar el coche…La película queda con un final abierto.Y para mi la moraleja(me recuerda a la de otra pelicula:Asesino Invisible,esta vez de finales de los 70 también protagonizada por un coche infernal/asesino) es que el mal no puede ser destruido jamás.
Le doy un 10



Me gusta (2) Reportar

The_Mastered

  • 16 Mar 2013

7


Situémonos en esos anhelados y únicos años 80, los cuales nos trajeron cantidad de buenas películas, que marcaron un antes y un después en nuestras vidas, la mayoría de ellas consideradas clásicos del cine de terror, otras se volvieron obras de culto, arrastrando a una considerable cantidad de fans, hoy hablaremos un poco sobre esa película que trata sobre un malévolo auto rojo venido del infierno, llamado… o mejor dicho llamada, Christine.

La película es genial en todos los aspectos, te mantiene en constante tensión, generado por la aparición del Plymouth Fury de color rojo llamada Christine, no aburre en ningún momento, tiene ciertas decaídas en cuanto a guion pero son cosas casi invisibles que pasan desapercibido gracias a las correctas actuaciones y a la buena música muy propia de la época, puro Rock’n Roll del bueno.

Tenemos una simple historia, un poco fantasiosa, pero que en la época fue de gran agrado para todos esos amantes del terror, además de salirse de lo coloquial, para mostrarnos otra clase de asesino, un carro, y no solo eso, sino cómo influye en la personalidad de un joven tímido e introvertido, todo esto no podía venir de otro lado que de la retorcida pero impresionante mente del maestro de la narrativa de terror, Stephen King.

La historia trata sobre un joven, Arnie, que de repente se ve sentimentalmente atraído hacia un Plymouth Fury bastante desgastado, al cual el mismo dueño llama “Christine”, la atracción de Arnie por el auto es tan grande que lo arregla en poco tiempo, su personalidad empieza a cambiar, deja de ver a su mejor amigo, Dennis, mas tarde unos sujetos abusadores de su misma institución, destrozan el carro, cuando Arnie se entera, el diabólico carro cobra vida y se arregla solo.

Debo recomendársela, es una película que deben ver si son amantes del género, todo un clásico, si buscan buen terror ochentero pues no duden en echarle un vistazo a Christine.

La película entretiene en toda su duración, y tiene unos efectos excelentes.

Mi puntuación 7/10



Me gusta (1) Reportar

SICOKILLER

  • 12 Mar 2013

8


Vuelve el nostalgico aroma de los 80 , hoy tengo ganas de hablar de clasicos , este es uno de ellos , christine.

una pelicula sin duda alguna para ver un buen par de veces , una trama que se desarrolla facil y con situaciones llenas de suspenso , con un auto que es una belleza por donde se le mire y que parece indestructible , con jovenes adolecentes de por medio y sus protagonista que lo hace muy bien.

una joya de carpenter , la cual personalmente me gusta verla en ese doblaje de antaño que me transporta ala epoca.

entretenida peli de suspenso puro que se desarrolla bien , con un final tipico del genero , bien por carpenter !.

conclusion : entrañable filme de suspenso y ficcion , altamente recomendable.



Me gusta (1) Reportar

Críticas: 103

Páginas de resultados:


Escribir crítica

Tendencia de puntuaciones

0
0%
1
0%
2
0%
3
2%
4
2%
5
9%
6
19%
7
23%
8
21%
9
9%
10
10%